Posts Tagged ‘Oscar’

“Tempestad”, de Tatiana Huezo, representará a México en el XC Oscar y el XXXII Goya

septiembre 14, 2017

_PGC3222.jpg

De izquierda a derecha: Nico Celis, Dolores Heredia, 
Tatiana Huezo y Arcelia Ramírez.

Foto: Pedro González Castillo.

El largometraje documental Tempestad (México, 2016), de la realizadora salvadoreño-mexicana Tatiana Huezo, fue la película elegida por los miembros de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), para representar a México en la nonagésima edición de los premios Oscar, que entregará la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos (AMPAS, por sus siglas en inglés), el 3 de marzo de 2018 en el Teatro Dolby de Los Ángeles, así como a la trigésima segunda ceremonia de entrega de los premios Goya, de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, cuyo acto de entrega ocurrirá en un día por definirse del mes de febrero de 2018 .

El anuncio fue realizado en la Cineteca Nacional de México por la presidenta saliente de la AMACC, la actriz paceña Dolores Heredia, quien fue acompañada por otros dos miembros del organismo,  la actriz Arcelia Ramírez y el productor Roberto Fiesco. Acudieron también la directora del filme, Tatiana Huezo, así como los productores Nicolás y Sebastián Celis.

Se trata del primer largometraje documental que es considerado para optar tanto a la nominación como al premio en la Academia estadounidense en la historia en que la AMACC ha sido el órgano par reconocido para emitir la recomendación, y en los premios Oscar lo ha hecho desde 1961 a 1963, en 1963 y de 1991 a la fecha, recibiendo la nominación sólo ocho películas sin que ninguna se haya alzado con el premio de la Academia:

Macario (1961), de Roberto Gavaldón;

Ánimas Trujano (1962), de Ismael Rodríguez;

Tlayucan (1963), de Luis Alcoriza;

Actas de Marusia (1976), de Miguel Littin;

Amores perros (2001), de Alejandro González Iñárritu;

El crimen del padre Amaro (2000), de Carlos Carrera;

El Laberinto del Fauno (2007), de Guillermo del Toro;

Biútiful (2011), de Alejandro González Iñárritu.

Respecto al Goya, desde 1987 que la AMACC elige la representación mexicana, dos documentales han sido seleccionados para esta representación –En el hoyo (2007) y Del olvido al no me acuerdo (2000)ambos de Juan Carlos Rulfo, y sólo esta segunda fue nominada 16 cintas han sido nominadas y sólo dos han ganado el Goya.

Lo que importa es vivir (1987), de Luis Alcoriza y

El callejón de los milagros (1996), de Jorge Fons.

Tempestad se estrenó en la sexagésima sexta Berlinale, donde obtuvo Mención Especial del Jurado del Premio Caligari, también formó parte de la undécima Gira de Documentales Ambulante, ganó el Premio del Jurado Joven en el quinto Riviera Maya Film Festival; el Premio Fénix a Música Original, Fotografía Documental y Largometraje Documental; además de Mejor Sonido, Mejor Fotografía, Mejor Dirección –la primera mujer en conseguirlo– y Mejor Largometraje Documental en la quincuagésima novena entrega de los premios Ariel y la vigesimocuarta edición del festival polaco Cameraimage para documental.

La cineasta salvadoreña-mexicana Tatiana Huezo es egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), cuenta con una maestría en Documental de Creación por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

_PGC3269.jpg

De izquierda a derecha: Nico Celis, Tatiana Huezo y Salvador Celis.

Foto: Pedro González Castillo.

20399529_10212787131129036_330281981_o.jpg
Nico Celis y Tatiana Huezo. Foto: Pedro González Castillo.

Cartel-Tempestad

 

Anuncios

“Los Caifanes”, a cincuenta años de su estreno

junio 23, 2017

Julissa, Óscar Chávez, Ernesto Gómez Cruz y Fernando Pérez Gavilán charlarán en el Foro Rodolfo Usigli

Convesatorio-Caifanes-portada fb

• La película, estrenada el 17 de agosto de 1967, se convirtió en un éxito de taquilla, además de un emblema del Nuevo Cine Mexicano.

• Con guión de Carlos Fuentes y de su director, Juan Ibáñez, significó la apertura de los sindicatos y de la industria para la nueva generación de cineastas mexicanos.

• La revista Cine Toma dedicó su dossier principal a repasar y repensar esta cinta de culto a medio siglo de distancia.

• La cita es el martes 27 de junio, en punto de las 19:00 horas en cerrada de Eleuterio Méndez 11, colonia Churubusco-Coyoacán de la Ciudad de México.

Hace 50 años del estreno de Los caifanes (México, 1966), la ópera prima del director escénico y operístico Juan Ibáñez, ocurrido el 17 de agosto de 1967 en los cines Roble, Mariscala y Estrella de la Ciudad de México, en los que permaneció siete semanas en cartelera, por lo que se convirtió en un éxito rotundo de taquilla al mismo tiempo de representar el cine de aliento, es decir, de autor, y de abrir los infranqueables sindicatos fílmicos a los jóvenes de las nuevas generaciones, de lo que se conocería, una década más tarde, como el Nuevo Cine Mexicano –esta fue la primera película que se haya anunciado como tal– por lo que se convertiría en un hito.

Por esas y otras razones bien vale la conmemorar el cincuentenario de este filme de culto, que desde su rodaje hubo de enfrentar diversas adversidades –como tener que devolver el dinero tras ganar el Concurso Nacional de Argumentos y Guiones Cinematográficos, hasta ver detenida varias veces la filmación en diciembre de 1969 o no recibir la clasificación para estrenarla–, impulsada además por una nueva compañía productora, Cinematográfica Marte, que sería sinónimo de ese recambio de temas, directores y formas en el cine mexicano.

Tres de sus protagonistas, Julissa (Paloma la niña bien) y dos de la pandilla, Ernesto Gómez Cruz (el Azteca) y Óscar Chávez (el Estilos), junto con uno de los productores, Fernando Pérez Gavilán, rememorarán anécdotas, recuerdos y convivirán con el público el martes 27 de junio en el Foro Rodolfo Usigli del Centro Cultural José María Fernández Unsaín (cerrada de Eleuterio Méndez 11, colonia Churubusco-Coyoacán), en una velada que comenzará a las 19:00 horas.

Los caifanes, que retrata las correrías de una pandilla de mecánicos automotrices, el Capitán Gato (Sergio Jiménez), el Mazacote (Eduardo López Rojas), el Estilos y el Azteca, que laboran en Querétaro y vuelven el fin de semana a la Ciudad de México a divertirse en una larga juerga nocturna para hallar refugiados de la lluvia, en su jeep blanco, a una pareja de jóvenes de clase alta, el arquitecto Jaime de Landa (Enrique Álvarez Félix) y su atractiva novia Paloma. A partir de ese momento, el juvenil sexteto acudirá a un cabaret insólito, el Géminis, desde el cual partirán para una intensa aventura plena de ocurrencias y de atrevimientos que van desde visitar una funeraria o dejar una carroza fúnebre en plena plancha del Zócalo, hasta vestir con sostén y calzas a la Diana Cazadora, con una constante atracción y rechazo entre clases sociales y sexos.

El filme prefiguró muchas de las características que tendría el Nuevo Cine Mexicano una década más tarde, como incorporar escritores del boom latinoamericano, en este caso Carlos Fuentes, quien coescribió el guión con Ibáñez. Además, incorporó actores tanto del Teatro Universitario como Óscar Chávez y Sergio Jiménez, y del inba, como Ernesto Gómez Cruz y Eduardo López Rojas. Y no sólo innovó en las temáticas y el lenguaje, sino que ahí trabajaron gente de gran experiencia como el prolífico actor Tito Novaro en la asistencia de dirección además de aparecer como anfitrión de la fiesta; el cinefotógrafo Alejandro Colín –con más de 200 títulos en su haber– y el editor José Juan Munguía –responsable de un centenar de filmes–. Pero también jóvenes como Jorge Fons, con el crédito de coordinador artístico, y la aparición en pantalla de Tamara Garina, Martha Zavaleta, Julián de Meriche, Norma Lazareno e incluso el director Arturo Ripstein, el ensayista Carlos Monsiváis, el crítico Alberto Dallal y el escritor y cineasta Toni Sbert.

Para conmemorar este cincuentenario, es que la revista especializada Cine Toma, en su número 50, aparecido en abril pasado, dedicó las páginas de su dossier central a esta importante cinta que nos hace repensar la actualidad del cine mexicano al tiempo que recordar con nostalgia las correrías de estos ñeros caifanes –¿los que te caen fine o cainfain, para chicanos y pochos?– durante su vagancia por la que fuera la majestuosa y en ese entonces mucho menos problemática Ciudad de los Palacios.

Los contenidos incluyen entrevistas con Juan Ibáñez, Julissa, Óscar Chávez, Ernesto Gómez Cruz, Mauricio Walerstein, Fernando Pérez Gavilán y Luis Fragoso, además de la recuperación de las críticas realizadas en su estreno por Jorge Ayala Blanco y Emilio García Riera; ensayos de José Luis Tercero y por Andrés Barradas, y un amplio acervo fotográfico de Fundación Televisa.

Julia Isabel de Llano Macedo, es el nombre completo de la productora, actriz y cantante Julissa. Hija del productor pionero de la televisión mexicana, Luis de Llano Palmer, así como de la actriz de la Época de Oro, Rita Macedo, se insertó muy naturalmente en el medio artístico nacional de la segunda mitad del siglo xx, primero como cantante del grupo The Spitfires y luego como cantante solista para el sello cbs, con éxitos como “La consentida de mi profesor”, “En un lugar de verano”, “Nostalgia” o “Tonterías”. Su prolífica carrera abarca medio centenar de filmes, entre ellos La edad de la violencia (México, 1964, de Juián Soler) o Nacidos para cantar (México-Argentina, 1965, de Emilio Gómez Muriel), Los caifanes (México, 1966, de Juan Ibáñez), Pedro Páramo (México, 1967, de Carlos Velo), Santa (México, 1969, de Emilio Gómez Muriel); La cámara del terror (Fear Chamber, México, 1968, de Jack Hill y Juan Ibáñez, protagonizada por Boris Karloff), Verano ardiente (México, 1970, de Alejandro Galindo); Victoria (México, 1972, de José Luis Ibáñez); Las cautivas (México, 1973, de José Luis Ibáñez), Amor libre (México, 1979, de Jaime Humberto Hermosillo), Días de combate (México, 1980, de Alfredo Gurrola) y El mago (México, 2004, de ). Ganadora del Ariel en la categoría de Coactuación Femenina por Distrito Federal (México, 1981, de Rogelio A. González).

Ha actuado en una veintena de telenovelas como La intrusa, Corazón salvaje, Colorina, Agujetas de color de rosa y La fea más bella, además de producido otras cuatro, entre ellas Indomable y La sombra del otro.

Nacido en el Puerto de Veracruz, en 1933, Ernesto Gómez Cruz estudió Arte Dramático en la Escuela de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes (inba), en 1963, pero muy pronto sería uno de los actores más representativos del Nuevo Cine Mexicano, pues tras su debut en Los caifanes, protagonizó películas como Auandar Anapu (México, 1974), de Rafael Corkidi; Tívoli (México, 1974), de Alberto Isaac; Canoa (México, 1975), de Alberto Isaac; Actas de Marusia (México, 1975), de Miguel Littín; La víspera (México, 1982), de Alejandro Pelayo; El imperio de la fortuna (México, 1985), de Arturo Ripstein; Los confines (México, 1987), de Mitl Valdés; El callejón de los milagros (México, 1994), de Jorge Fons; La Ley de Herodes (México, 1999), de Luis Estrada; El crimen del padre Amaro (México, 2002), de Carlos Carrera, El infierno (México, 2010), de Luis Estrada, entre que le han valido siete premios Ariel así como el Ariel de Oro por trayectoria.

Nacido en la Ciudad de México, en 1935, Óscar Chávez Fernández es un compositor, cantante, actor y activista social. Durante más de medio siglo ha mantenido una prolífica y muy activa carrera como compositor e intérprete de música tradicional tanto mexicana como iberoamericana, lo mismo que de canciones militantes, de sones regionales, de canto de protesta y también de parodias políticas, cuya discografía es imposible de reunir pero que rebasa con creces el medio centenar de títulos. Convertido en una figura ya mítica, , es su menos amplia pero igualmente destacada figura cinematográfica de la que su afortunado debut ocurrió en la emblemática y aún vigente cinta Los caifanes, de Juan Ibáñez. Estudió en la Escuela Teatral del inba y en el Centro Universitario de Teatro (cut) de la unam y ha participado en cintas como Santa, Las cautivas, María de mi corazón y Rompe el alba (Break the Dawn, México-Estados Unidos, 1989), de Isaac Artenstein. Ha participado en la grabación de radio-dramas para Radio Universidad y narrado documentales de la historia de México. Su producción discográfica se compone de más de 50 títulos.

Productor, director y escritor de cine, Fernando Pérezm Gavilán nació el 14 de febrero de 1937 en la Ciudad de México. Estudió Administración de Empresas en el Instituto Tecnológico de México (ITAM) y Dirección Cinematográfica en la Universidad de California (UCLA).

Proviene de una familia ligada a la industria cinematográfica mexicana. En 1963, inició su carrera en el cine, como supervisor de materiales en los Estudios América, empresa en la que posteriormente fungió como gerente administrativo y gerente general (1964-1970). En 1966 formó, junto con Mauricio Walerstein, la productora Cinematográfica Marte, con la que ese mismo año produjo la cinta Los Caifanes (Dir. Juan Ibáñez, 1966). Así como Paraíso (Dir. Luis Alcoriza, 1969) y Las Puertas del Paraíso (Dir. Salomón Laiter, 1971), la cual obtuvo la Diosa de Plata, como mejor película en 1971 y el Ariel de Oro, como mejor película en 1972.

Además, fue Subdirector general de CONACINE (1976) y Director general de CONACITE II (1976-1978), en las que se produjeron películas como: El lugar sin límites (Dir. Arturo Ripstein, 1977) y Llámenme Mike (Dir. Alfredo Gurrola, 1979).

A la par de su carrera como productor desempeñó diversos cargos dentro de instituciones de cine. Fue asesor de Rodolfo Echeverría, director del Banco Nacional Cinematográfico, Jefe de filiales de PELMEX y CIMEX, Subdirector General de CONACINE (1976-1977); Director general de CONACITE II (1977-1978); Presidente de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (CANACINE) y Presidente de la Asociación de Productores de Películas Nacionales.

Al cierre de la productora Marte, adquirió la productora FILMEX con la que continuó su labor como productor. En 1984 se estableció en Estados Unidos para estudiar Dirección Cinematográfica en la Universidad de California (UCLA).

De regreso a México realizó su Ópera Prima Intriga contra México / Nos traicionará el presidente. Ha dirigido aproximadamente 23 películas, entre las que se encuentran: Violencia a domicilio (1989), El extensionista (1990), Octagón y Atlantis, la revancha (1991), Mecánica mexicana / El mexicano universal (1994) y Jóvenes amantes (1997). También ha participado en la elaboración de los guiones y argumentos de la mayoría de sus filmes.

Conversatorio-Caifanes-masivo

“Desierto”, de Jonás Cuarón, representante mexicana al Oscar

septiembre 14, 2016

Las elegidas, de David Pablos, película seleccionada por la AMACC para el Goya

jonas-cuaron-oscar

Jonás Cuarón. Foto: Sergio Raúl López.

La mañana del miércoles 14 de septiembre, en la Cineteca Nacional, la actriz Dolores Heredia, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), realizó el anuncio de que el largometraje Desierto (México-Francia, 2015), de Jonás Cuarón, fue seleccionadas por el organismo para representar a México en la categoría a Mejor Película en Lengua no Inglesa, en la octogésima novena entrega de los Premios Oscar, que entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los estados Unidos (AMPAS, por sus siglas en inglés), a realizarse el domingo 26 de febrero de 2017.

También informó que el filme Las elegidas (México-Francia, 2015), de David Pablos, fue designada para representar a México en la categoría Mejor Película Iberoamericana para la trigésima primera ceremonia de los premios Goya de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España, que será efectuada en febrero de 2017.

El proceso de elección, realizó del 3 de agosto al 13 de septiembre de 2016, luego que 16 películas se inscribieron para competir por la selección al Oscar y otras 14 por el Goya. El Comité de Elección estuvo integrado por 149 representantes de la comunidad cinematográfica.

La AMACC notificará a sus academias pares sobre esta decisión.

david-pablos-goya

David Pablos. Foto: Sergio Raúl López.

oscar

goya

desierto-poster

cxvgtvxu0aaqj8y

 

 

“600 millas” y “La tirisia”, representantes de México al OScar y al Goya

septiembre 17, 2015

Chrystian-Ripstein-Oscar 2016

Gabriel Ripstein y Krystian Ferrer, director y protagonista 
de 600 millas. Foto: Pedro González.

Este día se dio a conocer que tras el proceso de selección, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), eligió a 600 millas (México-Estados Unidos, 2015), de Gabriel Ripstein para representar a México en la octogésima octava entrega de los premios Oscar de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos, en la categoría de Mejor Película en Lengua no Inglesa, a realizarse el 28 de febrero de 2016.

Además, será La tirisia (México, 2014), de Jorge Pérez Solano, el filme mexicano que representará al pais en la trigésima gala de los premios Goya, realizada por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, que se efectuará en febrero de 2016.

Tirisia-Goya

César Gutiérrez, Jorge Pérez Solano y Adriana Paz, productor, 
director y protagonista de La tirisia. Foto: Pedro González.

Anuncio Goya-Ariel-2016

El anuncio de los seleccionados por la AMACC se realizó 
en la Cineteca Nacional. Foto: Pedro González.

600 Millas (México-Estados Unidos, 2015), de Gabriel Ripstein. Con: Tim Roth, Kristyan Ferrer, Harrison Thomas, Noé Hernández, Mónica del Carmen y Armando Hernández. Guión: Gabriel Ripstein, Issa López. Fotógrafo: Alain Marcoen, S.B.C.Edición: Gabriel Ripstein y Santiago Pérez Rocha. Dirección de Producción: Carlos Jacques. Diseño de vestuario: Claudia Sandoval. Sonido: Alejandro de Icaza. Producción: Michel Franco, Gabriel Ripstein y Moisés Zonana. Compañía: Lucía Films. 85 min.

La tirisia (México, 2014), de Jorge Pérez Solano.Con: Gustavo Sánchez Parra, Adriana Paz, Noé Hernández, Gabriela Cartol, Mercedes Hernández, Alfredo Herrera. Fotografía: César Gutiérrez Miranda. Edición: Francisco X. Rivera. Sonido: Galileo Galaz. Productores: César Gutiérrez Miranda y Jorge Pérez Solano. Compañía: Tirisia Cine. 111 min.

Convocatorias de la AMACC para los premios Oscar, Goya y Ariel

agosto 3, 2015

Blanca Guerra convocatoria Ariel 2016

Blanca Guerra, presidenta de la AMACC. Foto: Sergio Raúl López.

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), ha abierto la convocatoria para inscribir películas que compitan en la elección de las películas que representarán a México en la octogésima octava edición de los premios Oscar, en la categoría de Mejor Película en Lengua no inglesa, que anualmente entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos, para las cintas nacionales estrenadas en la cartelera mexicana entre el 1 de octubre de 2014 y el 30 de septiembre de 2015; así como en la trigésima edición de los premios Goya, que cada año entrega la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, en la categoría de Mejor Película Iberoamericana, ambos correspondientes a 2016, para los largometrajes mexicanos estrenados y exhibidos comercialmente durante al menos siete días, entre el 1 de noviembre de 2014 y el 31 de octubre de 2015.

La convocatoria cierra el 18 de agosto de 2015.

Además, la AMACC anuncia que la convocatoria para competir por la quincuagésima octava entrega de los premios Ariel se abrirán dos periodos de inscripción, uno el 30 de octubre de 2015 −para las estrenadas entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2015− y otro hasta el 15 de enero de 2016 −para las estrenadas entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2015−, que deberá ser mínimo de siete días en los largometrajes de ficción y animación, y de al menos tres en el caso del documental. En el caso de la categoría a Mejor Película Iberoamericana, la convocatoria cierra el 15 de enero de 2016.

unnamed

Cuatro discursos mexicanos de aceptación del Oscar

febrero 24, 2015

87th Academy Awards, Oscars, Telecast

 

Alejandro G. Iñárritu y su equipo, al recibir el 
Oscar por Mejor Película. Foto: AMPAS.

 

En la octagésima séptima ceremonia de entrega de los premios Oscar, por parte de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos (AMPAS, por sus siglas en inglés), realizada la noche del domingo 22 de febrero de 2015 en el Teatro Dolby de Los Ángeles, California, la película Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) (Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance), Estados Unidos, 2014), del mexicano Alejandro González Iñárritu, se alzó con el trofeo en cuatro categorías: Mejor Guión Original, Mejor Fotografía, Mejor Dirección y la principal a Mejor Película. Por segundo año consecutivo, un realizador mexicano fue el Mejor Director -luego que Alfonso Cuarón lo ganara en 2014 por Gravity (Gravedad, Reino Unido-Estados Unidos, 2013)- y un director de fotografía mexicano obtuvo la Mejor Fotografía -ambas correspondieron a Emmanuel Lubeski, justo por las cintas mencionadas. Y si bien las palabras de González Iñárritu en torno a las políticas de inmigración y al gobierno tanto en México como en Estados Unidos fueron profusamente reproducidas en los medios de comunicación, nosotros les ofrecemos la traducción de todos los discursos de aceptación del Oscar referidos a estos dos compatriotas, con las transcripciones proporcionadas por el servicio de prensa de la propia AMPAS.

Discurso de agradecimiento de Alejandro G. Iñárritu, tras ganar el Oscar por Mejor Guión Original

Alejandro G. Iñárritu: “¡Guau! El viaje de Birdman comenzó tres años atrás, cuando les pedí a Nico (Nicolás Giacobone), Armando (Bo) y Alexander (Dinelaris) seguirme en una idea loca. Y porque ellos están locos, lo hicieron y escribimos juntos Birdman. Y por ello estoy agradecido de por vida, por compartir esta experiencia con ellos. “Queremos agradecer a nuestro increíble reparto: Emma (Thompson), Naomi (Watts), Andrea (Riseborough), Amy (Ryan), Lindsay (Duncan), el señor (Edward) Norton, Zach (Galifianakis) y el “maestro of maestros” (esto en español), el señor Michael Keaton, lobo, por hacer volar este filme. Sin ustedes no estaríamos aquí. Los productores James Skotchdopole y John Lesher. Y también quiero agradecer, obviamente, al gran apoyo de Arnon Milchan, Brad Weston de New Regency y a todo el equipo de Fox Searchlight, Nancy Utley—¡dios!, mh, mh, mh—, Claudia Lewis y Steve Gilula y a toda la gente que nos ayudó. Realmente le agradezco profundamente a todo el público por ver esta película loca. A mis hijo Eliseo, María Eladia, a mi esposa María Eladia. Gracias. ¡Esperen, esperen, es la hora de la familia!”

Alexander Dinelaris, Jr.: ·”Nyla, Amalia y Aleyna, mis hijas, que son mi razón.”

Nicolás Giacobone: “Claudine, Marianna y nuestro perro Larry.”

 

Discurso de Emmanuel “Chivo” Lubezki, luego de ganar el premio Oscar a Mejor Fotografía:

 

Emmanuel “Chivo” Lubezki: “¡Guau! Esto es extraordinario. Muchísimas gracias. Quiero agradecer a la Academia (de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos) por este fantástico honor y me gustaría compartirlo con el elenco y el equipo de la película y con todos los nominados. Quiero compartirlo, especialmente, con mi amigo, Alejandro González Iñarritu (que pronunció como Iñarritu), un director extraordinario, por tu curiosidad, por tu pasión y por tu amistad. También quiero compartirlo con mi esposa, Lauren, y con Ale y Dani, con mis padres y mi familia. Y muchas gracias.”

Discurso de Alejandro G. Iñárritu tras ganar el Oscar en la categoría de Mejor Dirección:

“Los amuletos para la buena suerte funcionaron, porque en el premio de la Asociación de Directores de América (Directors Guild of America), yo usaba una camisa de Raymond Carver y una corbata de Billy Wilder, y gané. Pero hoy, esta noche, traigo los verdaderos calzones blancos de Michael Keaton. Muchas gracias. Están apretados y huelen como testículos, pero funcionaron. Aquí estoy. Muchas gracias, Michael. Lo digo con honestidad, esto es muy loco de cierta manera, hablando acerca de ese cabroncito llamado ego. El ego ama la competencia, ¿cierto? Y así como alguien va a ganar, alguien tiene que perder. Pero la paradoja es esa, ustedes saben, que el arte verdadero, la verdadera expresión individual como lo es el trabajo de todos estos colegas realizadores, no puede ser comparado, no puede ser etitquetado, no puede ser derrotado, simplemente porque existen y nuestro trabajo será juzgado, como siempre, por el tiempo. Así que estoy muy agradecido, humildemente honrado, por la Academia, a la que agradezco este increíble reconocimiento. Y lo he recibido (el Oscar), debido al trabajo de todos los actores, todos los productores, al C”Chivo” Lubezki, a quien no mencioné. “Chivo”, te amo. Tú eres el genio. Tú eres el artista de nuestra generación. Martín Hernández, Antonio Sánchez, tanta gente que trabajó en esta película y, obviamente, de nuevo, todos los que saben que los olvidé. Olvidé a tanta gente. Esto es una especie de momento en mi vida, así que olviden si olvidé a alguno. Los amo a todos.

Discurso de aceptación del Oscar a Mejor Película para Alejandro G. Iñárritu, John Lesher and James W. Skotchdopole

Alejandro G. Iñárritu:

No quiero hablar. ¡Oh, dios! Quieren que hable prque soy el tipo que peor habla el inglés por aquí. Quizás el año próximo el gobierno (de los Estados Unidos), imponga algunas reglas de inmigración para la Academia (de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos). Dos mexicanos en fila (en referencia a Alfonso Cuarón), supongo que eso es sospechoso. Quiero agradecer a algunas personas que olvidé: Arnon, Brad Weston, de nuevo. Les agradezco mucho por creer en esta idea loca. Toda la gente que estuvo detrás de esta película son verdaderos héroes porque la idea realmente era muy loca. Un guión que empezaba con un hombre de edad mediana en el interior de un camerino, cruzado de piernas, flotando, podía ir hacia cualquier lado y aquí estamos. Ignoro lo que ocurrió, pero ocurrió. Y, de cualquier forma, yo sólo quiero, en verdad, agradecer a todos.

John Lesher: Y yo quiero agradecer a Christina, a mis hijos, Emma y Joe. Quiero agradecer a nuestros agentes, Brian, Roeg, Beth, a todos los que ayudaron a que esta película se hiciera. !Es increible!

Alejandro G. Iñárritu: (luego que Emmanuel Lubezki le susurra al oído) Me está recordando a mi esposa, María, te amo. Y lo sabes, ¿ok? Lo decimos cada mañana, cuando despertamos. Y también a mis hijos, honestamente. Pero de cualquier manera hay tanta gente a la cual agradecer. Quiero agradecer a Tess Gallagher, la viuda de Raymond Carver, quien nos permitió utilizar su historia, que es increíble. Quiero agradecer a Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón, como lo dije antes, porque también han sido parte de esto, durante toda mi vida y toda mi carrera. Y no sé si tengan algo más que decir, sólo quiero aprovechar la oportunidad, Michael. Quiero decir que Michael y todo el elenco, pero Michael fue el tipo que realmente, realmente… Michael, ven.

Michael Keaton: Esta ha sido una experiencia tremenda. Este tipo fue tan audaz como es posible serlo. Y simplemente fue un tremendo honor para mí… Mirén, es fantástico estar aquí. ¿A quién quiero engañar? Esto ha sido muy divertido. Muchas gracias.

Alejandro G. Iñárritu: “Para cerrar quiero quitarles un segundo. Sólo quiero dedicar este reconocimiento a mis compatriotas. A los que viven en México, yo rezo porque podamos encontrar y construir el gobierno que nos merecemos. Y para aquellos que viven en este país (Estados Unidos) y forman parte de la generación más reciente de inmigrantes, simplemente rezo para que puedan ser tratados con la misma dignidad y respecto que aquellos que llegaron antes y que construyeron esta increíble nación de inmigrantes. Muchas gracias”.

87th Academy Awards, Oscars, Telecast

 

Alejandro González Iñárritu durante el discurso de 
aceptación del Oscar a Mejor Película. Foto: AMPAS.

“La Parka”, de Gabriel Serra, alumno del CCC, nominado al Oscar

enero 15, 2015

472092796_1280x720

El cortometraje documental La Parka (México, 2013), del nicaragüense Gabriel Serra Argüello, alumno del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), ha sido nominada en la categoría de Mejor Cortometraje Documental por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Estados Unidos (AMACC) para competir en la octogésima séptima entrega de los premios Oscar. El trabajo estudiantil fue elegido entre un total de 58 producciones y ya en octubre de 2014 apareció en la lista de preselección de ocho trabajos. El filme relata la historia de Efraín, el trabajador de un rastro frigorífico desde hace más de 25 años y nos descubre su vínculo con la muerte y su lucha por vivir.

La lista de filmes que compiten en la categoría Documentary Short Subject (en el original inglés), son:

Crisis Hotline: Veterans Press 1, de Ellen Goosenberg Kent y Dana Perry,

Joanna, de Aneta Kopacz,

Our Course, de Tomasz Śliwiński y Maciej Ślesicki,

The Reaper (La Parka), de Gabriel Serra Argüello y

White Earth, de J. Christian Jensen.

Previo a su selección al Oscar, La Parka ha sido seleccionada en una treintena de festivales cinematográficos nacionales e internacionales, y ganado una decena de premios y menciones incluyendo una Mención Especial en el Premio José Rovirosa de la UNAM; Mejor Cortometraje Documental en el Short Shorts Film Festival México; “Llave de Oro” a Mejor Documental en Kasseler Dokfest de Alemania; Mención Especial del Jurado en dei Popoli de Italia; Mención Especial de Jurado en Documenta Madrid; el Premio a Mejor Cortometraje Documental Estudiantil en Biobiocine de Chile;  Mejor Cortometraje en Parnü International Documentary and Anthropology Film Festival en Estonia; Premio al Mejor Cortometraje Documental del Festival Internacional de Cine Universitario en Chiapas; Mejor Cortometraje Documental en el Festival de Cine Universitario de Puebla; Mejor Cortometraje Documental en el Irvine Film Festival en Estados Unidos. Además, fue seleccionado al New Directors/New Films del Museo de Arte Moderno y el Film Society of Lincoln Center de Nueva York y al Camerimage en Polonia.

Ficha técnica:

La Parka (México, 2013). Dirección: Gabriel Serra Argüello. Producción: Henner Hofmann y Karla Bukantz. Producción Ejecutiva: Argentina Moreno Decanis. Guión: Gabriel Serra Argüello. Fotografía: Carlos Correa. Edición: Koki Ortega. Diseño de sonido: Nicolás Aguilar. Sonido: Nicolás Aguilar. Compañía Productora: Centro de Capacitación Cinematográfica, A.C.

1

 

Ariel-401

 

Una cinta venezolana y una argentina, entre las nueve precandidatas al Oscar a Película en Lengua Extranjera

diciembre 20, 2014

relatos-salvajes-zoomnews

Este día fueron dados a conocer las nueve películas de ficción que han sido seleccionadas para la última ronda de votaciones entre los 83 títulos enviados originalmente en la categoría de Mejor Película en Lengua Extranjera, por el comité de Fase I, compuesto por varios cientos de miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los Estados Unidos (AMPAS, por sus siglas en inglés). Esta lista aún será reducida a las cinco nominadas finales, mismas que serán anunciadas el martes 15 de enero en el Teatro Samuel Goldwyn de la Academia. La octogésima séptima ceremonia de entrega de los premios Oscar, se realizará el domingo 22 de febrero de 2015 en el Teatro Dolby y será televisada por la cadena ABC y retransmitida a más de 225 países.

Esta es la lista de nueve películas en la carrera por el Oscar:

Relatos salvajes (Argentina), de Damián Szifrón.

Tangerines (Estonia), de Zaza Urushadze.
Corn Island (Georgia), de George Ovashvili.
Timbuktu (Mauritania), de Abderrahmane Sissako.
Accused (Países Bajos), de Paula van der Oest.
Ida (Polonia), de Paweł Pawlikowski.
Leviathan (Rusia), Andrey Zvyagintsev.
Force Majeure (Suecia), de Ruben Östlund.
El Libertador (Venezuela), de Alberto Arvelo.

blog_foreign-language-film_1430x804

 

Sebastián del Amo y la biografía laudatoria de “Cantinflas”

septiembre 20, 2014

Un homenaje desde el cariño y desde el respeto

Por Sergio Raúl López

El cine y las figuras de la Época de Oro del cine mexicano persisten no sólo en la memoria, sino que se mantienen en el gusto del público contemporáneo. Prueba de ello es la figura de Mario Moreno Reyes, “Cantinflas”, el popular cómico surgido de las carpas, protagonista de medio centenar de exitosos títulos de innegable vigencia, y del cual, luego de varios intentos inconclusos, se estrenará una cinta triunfalista y épica, que celebra sus triunfos y buscará consolidarse como un hito de taquilla, tal y como ocurre con las producciones en que intervino.

IMG_4560.JPG

El primer sueldo que Fortino Mario Alfonso Moreno Reyes recibió del teatro Follies Bergere, propiedad del empresario Pepe Fustemberg –tras su paso por las carpas como La Valentina, El Salón Rojo o El Mayab −, ya con su personaje de “Cantinflas” totalmente desarrollado, consistió en una pila de tostones de plata que el propio cómico había solicitado. Acto seguido, salió a la calle y los repartió personalmente entre los boleros y los voceadores de la zona, en la glorieta de Santa María la Redonda, en un acto que recuerda la parte central del mural ejecutado por Diego Rivera en el Teatro de los Insurgentes.

Ahí, en el justo medio de la composición, Cantinflas toma el dinero de la oligarquía, de los militares y del clero, para repartirlo entre los menesterosos y los desvalidos, si bien es una obra inaugurada en abril de 1953, una época ya muy lejana del año 1935 en que su popular figura debutara en el teatro de la zona de Garibaldi, sobre el actual Eje Central “Lázaro Cárdenas”, en la zona donde nació y creció el histrión. Acaso se referirá a las fundaciones filantrópicas que Mario Moreno Reyes dirigía, una vez encumbrado como una de las principales figuras del cine mexicano y y asociado con el productor y coleccionista de arte, de origen ruso, Jacques Gelman.

La anécdota, empero, resulta un claro ejemplo del proceso por el cual Mario Moreno Reyes se fue alejando a sí mismo, lo mismo que al personaje de Cantinflas, de los entornos barriales, de las zonas periféricas y del habla y las costumbres populares, para insertarse poco a poco en un discurso oficialista, plagado de moralejas y de códigos de buena conducta, muy a tono con los controles sociales del Estado, para acabar convertido, él mismo, en una institución respetable, lejos ya de la picaresca del peladito, del doble sentido de las clases bajas y de la sobrevivencia del día a día muy lejana de la legalidad.

Una transformación que no se retrata en Cantinflas (México, 2014), el laudatorio largometraje biográfico dirigido por Sebastián del Amo (El fantástico mundo de Juan Orol, México, 2012), sobre un guión de Edui Tijerina y de él mismo, pues hay más preocupación por relatar el imparable ascenso del cómico de orígenes humildes y habla enrevesada, que tras frustrados intentos de convertirse en boxeador y torero, acabaría protagonizando, junto a David Niven, La vuelta al mundo en 80 días (Around the World in 80 Days, Estados Unidos, 1957, de Michael Anderson), gracias a la ambición y a la tremenda bocaza del productor Mike Todd, pero sin mover un ápice a Mario Moreno del pedestal broncíneo en que acabó trepado.

Interpretado de manera convincente por el actor catalán Óscar Jaenada, aparecen una larga lista de personajes que incluye al estadounidense Michael Imperioli (Mike Todd); Luis Gerardo Méndez (Estanislao Shilinsky); Ilse Salas (Valentina Ivanova); Ana Layevska (Miroslava Stern); Ximena González-Rubio (María Félix); Julio Bracho (Jorge Negrete); Barbara Mori (Elizabeth Taylor); Roberto Cobo (Agustín Lara); José Sefami (Diego Rivera), y Adal Ramones (Fernando Soto “Mantequilla”), entre muchas otras breves apariciones de figuras mediáticas intentando cubrir los zapatos de estos mitos del cine clásico.

Si bien esta visión acrítica se cuida de no abordar los aspectos más controversiales de Mario Moreno, como su corporativismo al pelear por la dirigencia de la Asociación  Nacional de Actores (anda) o que su cine fuera distribuido por la Columbia Pictures –y no por Películas Nacionales− un importante engrane para la vuelta de Hollywood en Latinoamérica, entre otros puntos críticos, resulta una colorida fábula triunfalista que, más que intentar convertirse en una biografía épica, retrata con nostalgia el sabor de aquella época en la que el cine mexicano conectaba de manera natural con su público.

Producida sin fondos cinematográficos ni subsidios estatales por Kenio Films –con una meritoria inversión de riesgo de capitales privados–, Cantinflas estrenó el 29 de agosto en Estados Unidos y el 18 de septiembre lo hará en la cartelera mexicana con distribución de Videocine, en mil 250 pantallas.

En un lapso relativamente breve, has estrenado dos películas al hilo no sólo biográficas sino sobre el cine de la Época de Oro y en torno a dos de sus figuras emblemáticas, primero Orol y luego Cantinflas.

Fue un poco una coincidencia. La verdad es que el proyecto de Cantinflas llegó a mis manos de una manera un tanto azarosa: yo me encontraba promocionando El fantástico mundo de Juan Orol, y me entrevistaron de un portal de Internet, luego resultó que los productores de Kenio Films la leyeron, algo habré dicho que les hizo algún sentido y me llamaron para ofrecerme el proyecto. Ya tenía noticia de los dos intentos previos que hubo para llevar al cine la vida de Cantinflas y que se habían caído por diferentes razones, pero cuando pregunté, me dijeron que este era un proyecto nuevo, que ya tenían un guión de Edui Tijerina. Es de Monterrey y fue quien llevó el peso de la investigación, no sé cuánto tiempo se habrá demorado en hacerlo, porque el guión era más largo, iba desde la niñez de Mario Moreno hasta su muerte, implicaba una película de cuatro horas. Al final, por criterios de producción, decidieron condensarlo a este periodo y a esta anécdota completa. Lo leí y me pareció muy atinada toda la curva dramática, la manera en que se hilaban las dos historias, al final les hice algunas sugerencias, algunos cambios y adaptaciones ligeras, pero fue un proceso realmente bastante rápido. Habrá pasado apenas un año de que el proyecto llegó a mis manos a que ya lo estábamos preproduciendo e incluso presentando. Haber tropezado con Cantinflas fue un gran regalo por parte de Orol, estábamos colados en la fiesta y la verdad ahora estoy ansioso del estreno y de ver qué posibles regalos nos puede traer.

Es que Cantinflas es una de las figuras mediáticas más importantes de la América Latina. ¿Qué era para ti antes de la película?

Desde luego, era un personaje entrañable. Yo soy muy fan del cine de esta época, crecí viendo Cine Permanencia Voluntaria y uno de mis canales, de cajón, es De película. De niño todavía me tocó ir a las salas de cine de cotsa a ver El patrullero 777  (México, 1978) y El barrendero (México, 1981) −ambas de Miguel M. Delgado−, que no son películas muy afortunadas, pero alcancé a vivir parte del fenómeno al final y eran películas realmente muy vistas. El mérito histórico que tuvo Cantinflas es que fue el actor mexicano más conocido, que traspasó fronteras y logró imponerse al paso del tiempo, porque sigue vigente en toda América Latina y en España y Portugal. Nada más por darse una idea, si Cantinflas logró hacer dinero, su productor, Jack Gelman, logró ser uno de los principales coleccionistas de arte, tiene un ala completa en el Museo Metropolitano de Nueva York, con su colección personal. Nada más para darse una idea, porque de pronto perdemos la perspectiva de quienes llegaron a ser Cantinflas, María Félix o Agustín Lara en el mundo.

La verdad, revisar este periodo y este personaje fue una cosa muy gozosa. Es un honor tener la oportunidad de hacer la película, meterse un poco con el icono. La intención, desde antes que yo llegara, fue hacerle un homenaje desde el cariño y desde el respeto. En esos términos, y al ser una película de encargo, con capital cien por ciento de riesgo y sin ningún fondo público, ni incentivo fiscal, ni ninguno de los mecanismos de subsidio con los cuales se está produciendo la gran mayoría del cine mexicano, es una película que implicaba retos en muchos niveles. El primero, desde luego, es técnico, el tema del actor, de la época. Luego un tema logístico para llevar toda esta gran producción y hacer lucir este presupuesto en cuadro, el reto de presentar la película ante el público, y ahora viene la corrida comercial, estamos esperanzados de que la película funcione en medida de la respuesta que tuvimos en los festivales de Guadalajara y de Guanajuato, ojalá sea un estímulo para los empresarios de este país, para realmente empezar a invertir en el cine mexicano, para que esta industria no sea tan dependiente de los fondos públicos y de los estímulos fiscales.

Además de homenaje a Cantinflas, la cinta es un acercamiento a La vuelta al mundo en 80 días, con la que ganó el Globo de Oro.

Exacto, se utiliza como anécdota la preproducción de esa película de la United Artists, en la que Mike Todd, que era este productor enloquecido, blofea con los productores del estudio que ya consiguió al actorcito mexicano realmente sin saber quién es, y la usamos como excusa para contar toda la historia de Mario, hasta que luego se vuelven a cruzar los caminos de ambos. En su día fue un proyecto un tanto descabellado, en el que el productor quería meter a 45 actores de primer nivel haciendo extras y bits, un poco siguiendo este espíritu la intención de esta película.

Y un poco siguiendo el espíritu de esa película, y en la medida que estamos haciendo un homenaje a un icono del cine mexicano, la idea es que los papeles de todas las grandes estrellas que se codeaban con Mario lo hagan personajes icónicos o grandes actores del cine nacional. Era un poco un juego de espejos para intentar que entrara a esta convención, luego, cuando surgieron críticas a la nacionalidad de Óscar Jaenada, también hubo críticas a la elección de algunos actores para ciertos personajes, pero creo que era parte del juego, de esta convención, porque se trata un poco no sólo de un homenaje a Mario sino a todo el momento y al entorno del cine mexicano.

 

México ha estado y está plagado de imitadores de Cantinflas, lo mismo niños que cómicos albureros, pero eso no significan que sean intérpretes capaces para un filme. ¿Cómo te planteaste este problema?

Cuando el proyecto cayó en mis manos nos dimos a la tarea, nada fácil, de encontrar al actor protagónico. Empezamos a hacerle casting a varios actores mexicanos e incluso hubo amagos de acercarnos a actores muy conocidos y estuvimos a punto de decidirnos por uno no muy conocido y justo estábamos en ese proceso cuando apareció Óscar Jaenada, y lo encomiable del caso es que realmente se ganó el papel. Primero nos mando unas fotos, caracterizado de Cantinflas, porque había estado asociado a los dos proyectos anteriores que se cayeron, y realmente el parecido físico es realmente asombroso. Ya tenía esta inquietud muy grande y se agarró un avión, vino a México y la verdad hizo el mejor casting de todos, la verdad se ganó el papel a pulso por sus dotes actorales. Evidentemente todos tuvimos la preocupación del acento, pero cuando vimos lo que nos podía entregar y el momento que vive en su carrera, que sin duda es el actor español con más proyección internacional y estoy seguro que se va a consolidar. Entonces la decisión fue muy fácil, porque lo hizo muy bien y nos enamoró. Entonces, el tema de su nacionalidad realmente pasó a un segundo plano, asumimos la controversia como algo muy natural, pero nos sorprendieron tantas protestas y desplegados, que no las hubo ni cuando Antonio Banderas hizo a Pancho Villa ni cuando Marlon Brando hizo a Emiliano Zapata o Alfred Molina a Diego Rivera. Pero muchos detractores se van a terminar convenciendo porque hizo un trabajo espectacular.

Otra complicación, me imagino, fue ir sumando esa numerosa cantidad de personajes de la época que aparecen reatados en el filme.

El resto de la gente se fue sumando de una manera generosa, los actores entendieron muy bien este juego y muchos querían estar simplemente por estar, por el hecho de cruzar cuadro y yo estoy infinitamente agradecido con todos los que estuvieron. Tuvimos muchas complicaciones de logística como el día de la manifestación de las estrellas en la explanada del Palacio de Bellas Artes que sólo teníamos permiso para esa locación tal día y nada más, muchos no pudieron estar porque se nos cayeron de último momento y al final se nos sumaron otros, pero creo que fue uno de los momentos más entrañables de la película, sin duda, y tuvimos la suerte de tener 25 actores en 20 segundos de película, lo que es también increíble.

La escena del Teatro de los Insurgentes también fue complicada porque teníamos que esperar a que terminara de funcionar el Metrobús porque un emplazamiento era justo en el camellón de Insurgentes y el otro lado, lo hicimos un lunes en la madrugada, cuando pudiéramos controlar y limpiar un poco el cuadro de la modernidad que lo ensucia. Parte de la historia es que la Ciudad de México es otro personaje, aparece la Santa María La Redonda, que es donde nació; sale el Teatro de los Insurgentes que él inauguró –con la obra Yo Colón, de Alfredo Robledo y Carlos León–; sale Bellas Artes; recreamos los estudios de la United Artists en la Universidad Autónoma de Chapingo; recreamos Veracruz en el centro de la Ciudad de México, en fin, por temas ya de producción.

Es una producción abundante de actores, de vestuario, de locaciones. ¿Qué tantos lujos se permitieron con un proyecto tan grande?

A pesar de que contábamos con una producción importante, tomando en cuenta el promedio que lo se gasta en una película mexicana, que fue de 44 millones de pesos, la intención era intentar mantener un balance, no gastarse mucho pero hacerlo lucir, siempre tuvimos muchas limitaciones para el tipo de historia que estábamos queriendo contar, porque es multitudinaria, Mario siempre estaba rodeado de multitudes. Por ejemplo, la Plaza México la llenamos con 50 extras nada más, clonándolos y clonándonos. O la escena en el teatro con su discurso de “Si yo fuera diputado”, se veía la silueta de Óscar en los asientos del teatro Coyoacán de lo que no habíamos podido llenar de extras.

Fue un rodaje muy acotado, sólo tuvimos seis semanas y media para hacerlo, lo que fue una complicación añadida, por eso estoy muy contento con el resultado y con la manera como mi equipo de trabajo reaccionó. Fue una súper producción guerrillera, por decirlo de alguna manera.

IMG_6805.CR2

Este artículo forma parte de los contenidos del número 36 de la revista cine TOMAde septiembre-octubre de 2014. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

cantinflas70x100_baja

“Cantinflas” representará a México en los Oscar y “La dictadura perfecta” en los Goya

septiembre 19, 2014
_PGC0330El productor Vidal Cantú y el director Sebastián del Amo, de Cantinflas, 
junto con los miembros de la AMACC, Inna Payán, Everardo González 
y Adriana Castillo. Fotografía: Pedro González.

Tras realizar el proceso de elección de las películas que representarán a México ante sus organismos pares en Estados Unidos y en España, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas  dio a conocer que el Comité de Selección, integrado por 128 de sus miembros, eligió a Cantinflas (México, 2014), de Sebastián del Amo, como el filme que enviará a consideración de la Academy of Motion Pictures Arts and Sciences en la categoría de Mejor Película de Habla no Inglesa, para la octagésima séptima entrega de los premios Oscar, a realizarse el 22 de febrero de 2015. En tanto que La dictadura perfecta (México, 2014), de Luis Estrada, fue elegida, entre las 19 películas inscritas, a competir en la categoría de Mejor Película Iberoamericana en la vigésimo novena edición de los premios Goya, que entrega la Academia de las Artes y  las Ciencias Cinematográficas de España y que será celebrada en febrero de 2015.

cantinflas70x100_baja

 

BwD3RU8IUAA1SRF