Posts Tagged ‘mayo’

Ganadores de la LVIII entrega de premios Ariel

mayo 29, 2016

Ganadores58

La noche del sábado 28 de mayo, se realizó la quincuagésima octava ceremonia de entrega de los premios Ariel, que anualmente otorga la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) teniendo como sede al Auditorio Nacional –y ya no al Palacio de Bellas Artes como fue el lustro reciente y solía ser la costumbre en años pasados–, en la que dos discursos signaron la noche, el de la presidenta de la AMACC, la actriz Dolores Heredia, que propuso la cohesión del gremio cinematográfico y la justa exhibición de las películas nacionales, así como el del ganador del Ariel de Oro por trayectoria, el realizador Paul Leduc, quien exigió que la Secretaría de Cultura dé a conocer su proyecto cinematográfico, comparó las triunfalistas cifras de las marcas de producción fílmica en el 2015 con las de 1945, cuando era una industria cuyas películas sí se veían, alertó sobre la debilidad del gobierno para regular los grandes estrenos y a las empresas hollywoodenses en la cartelera y denunció que el Imcine ya no dicta los criterios para la producción subsidiada, sino la iniciativa privada.

En un ambiente reconciliatorio –la industria de la animación y ciertas producciones de corte más comercial fueron premiadas–, con una apabullante cantidad de actores, directores y demás miembros del gremio cinematográfico, la lluviosa noche sabatina fue una gran fiesta. Un festejo por partida doble, no sólo para los ganadores de la noche, la cinta Las elegidas, de David Pablos, en cinco categorías –Mejor Película y Mejor Director, entre ellas–; Gloria, de Christian Keller, con cuatro –logrando las de Mejor Actriz y Actor–; otros cuatro para La leyenda del Charro Misterioso, de José Manuel Cravioto –todas ellas técnicas–, así como un par para 600 millas, de Gabriel Ripstein –Ópera Prima y Coactuación Masculina–, para conformar un cuadro variopinto y sin una tendencia estética marcada.

Justo al premiar la diversidad, es que la Academia Mexicana de Cine reaccionó a la profusa y numerosa producción cinematográfica realizada en México durante el 2015, que ascendió a 140 películas, en el que se superó la marca de 138 filmes que había perdurado y permanecido intocada desde 1958, lo que junto con la cifra de 115 premios obtenidos en festivales fílmicos y la de 17.5 millones de espectadores para el cine nacional en cartelera, reflejan una cierta estabilidad en el sector, sin que ello signifique que la distribución y el público sean aún un reto muy serio que enfrentar.

El Ariel fue, además, la gran fiesta conmemorativa de las siete décadas del establecimiento de la asociación civil llamada Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, a la cual concurrieron 3 mil 200 convidados, que tal fue el aforo del Auditorio Nacional, además de las transmisiones de la ceremonia por la televisión cultural, señales de cable e incluso por Internet.

Sofíaesp

Mejor Película

Las elegidas. Producida por Canana y Manny Films. Director: David Pablos.

Ariel de Plata a

Mejor Dirección

David Pablos por Las elegidas.

Mejor Actriz

Sofía Espinosa por Gloria.

Mejor Actor

Marco Pérez por Gloria.

Mejor Largometraje Documental

El hombre que vio demasiado, de Trisha Ziff.

Mejor Largometraje de Animación

La increíble historia del niño de piedra, de Miguel Ángel Uriegas, Miguel Bonilla, Jaime Romandía y Pablo Aldrete.

Mejor Revelación Femenina

Nancy Talamantes por Las elegidas.

Mejor Revelación Masculina

Martín Castro por El Jeremías.

Mejor Película Iberoamericana

El abrazo de la serpiente (Colombia), de Ciro Guerra.

Mejor Fotografía

Carolina Costa por Las elegidas.

Mejor Ópera Prima

600 millas, de Gabriel Ripstein.

Mejor Edición

Adriana Martínez y Patricia Rommel por Gloria.

Mejores Efectos Visuales

Charlie Iturriaga y Natalia de la Garza por Mexican Gangster. La leyenda del charro misterioso.

Mejores Efectos Especiales

Alejandro Vázquez por Mexican Gangster. La leyenda del charro misterioso.

Mejor Guión Original

David Pablos por Las elegidas.

Mejor Guión Adaptado

Laura Santullo por Un monstruo de mil cabezas.

Mejor Diseño de Arte

Bárbara Enríquez y Alejandro García por Mexican Gangster. La leyenda del charro misterioso.

Mejor Maquillaje

David Gameros por Gloria.

Mejor Vestuario

Gilda Navarro por Mexican Gangster. La leyenda del charro misterioso.

Mejor Cortometraje de Animación

Zimbo, de Juan José Medina y Rita Basulto.

Mejor Cortometraje de Ficción

Trémulo, de Roberto Fresco.

Mejor Cortometraje Documental

Ausencias, de Tatiana Huezo.

Mejor Sonido

Matías Barberis, Jaime Baksht y Michelle Couttolenc por Gloria.

Mejor Música Original

Jacobo Lieberman por El hombre que vio demasiado.

Mejor Coactuación Femenina

Adriana Paz por Hilda.

Mejor Coactuación Masculina

Noé Hernández por 600 millas.

 AdriPaz

FiescoTrem
LeducOro

Elegidaspresis

Anuncios

VIII Festival de Cine Mexicano de Durango

mayo 18, 2016

Un proyecto más que consolidado

Por Iván Delhumeau

Ocho ediciones luego de haber sido fundado por el cineasta Juan Antonio de la Riva, el Festival de Cine Mexicano de Durango ha consolidado una manera peculiar de programarse y realizarse, al hacer competir largometrajes nacionales de ficción con los de documental, lo mismo en su competencia tanto nacional como local de cortometrajes. Erigiéndose como una ventana para que el público de la entidad pueda ver la producción de cine nacional que, de otra manera, difícilmente llega a los tres grandes complejos cinematográficos instalados en la ciudad capital.

Durango 2

Fundado en 2009 por el realizador Juan Antonio de la Riva, cuando fungía como Director del Instituto de Cultura de la entidad, el Festival de Cine Mexicano de Durango es hoy, en vísperas de su octava edición, es un proyecto más que consolidado. La inclusión de nuevas convocatorias lo han refrescado y el interés del público duranguense ha ido en aumento.

El estado de Durango tiene, desde hace 62 años, una innegable vocación cinematográfica, antaño en la producción, al facilitar sus sets y sus escenarios naturales a las compañías productoras tanto nacionales como extranjeras y, hoy en día, al albergar un festival exclusivo para el cine mexicano. En cada edición se han agotado las localidades para presenciar las sección de Largometraje Mexicano en competencia y, en especial, la Competencia de Cortometrajes Hecho en Durango, que ha despertado el interés de muchísimos jóvenes.

Estudiantes, principalmente de dos universidades privadas y que cursan la carrera de comunicación –que dentro de su matrícula incluyen alguna materia relacionada con el cine–, participan con sus cortos, en los cuales, si bien se evidencian carencias tanto técnicas como de estructura narrativa, también demuestran el entusiasmo por hacer cine.

Herederos, creo que inconscientemente, de una brillante generación de jóvenes que, en la década de los setenta hicieron cine en el desaparecido formato de Súper 8, pretenden tomar la estafeta en la actualidad y encuentran en el festival la ventana más importante para ser vistos, pues su trabajo puede ser observado y juzgado por los miembros del jurado, siempre personajes de reconocido prestigio.

Los llamados Superocheros, en la década de los setenta, encabezados en Durango por el mismo Juan Antonio de la Riva y Alberto Tejada Andrade (qued), trataban simplemente de expresarse y mostraban sus cortometrajes de forma silente –debido a que el formato carecía de sonido–, principalmente ante el público universitario. Hacían cine-debates para tratar de explicar lo que quisieron expresar en la película y lograron incluso hacer cortometrajes con contenido social y crítica política.

Los jóvenes que hoy participan en la sección Hecho en Durango tienen otra manera de expresarse, por un lado muy apegada al tipo de cine que consumen, pero también a la sociedad contemporánea, cada día menos crítica y reflexiva, en la que viven. Pero el entusiasmo por participar va en ascenso, cada año se inscriben más cortometrajes y, lo más importante, hay directores que participan cada año aunque no siempre resulten seleccionados. A ellos se les agradece su constancia y persistencia.

Uno de los aciertos del festival ha sido el evitar hacer distingos entre el género documental y el de ficción, pues de esta manera el público que asiste a las funciones ha aprendido a valorar el cine, independientemente de las historias que se cuentan en la pantalla. Eso, sin duda, sembrará la semilla en espectadores que están aprendiendo a ver documentales, para que en un futuro no muy lejano demanden un boleto en la taquilla de complejos cinematográficos comerciales, para entrar a ver una película de éste género tan poco valorado antaño por las masas.

Incluso, el público de Durango ha aprendido a ver películas de ficción muy diferentes a las que normalmente veía. Una prueba de ello fue la aceptación que tuvo la película Me quedo contigo (México, 2015), de Artemio Narro, en la anterior edición del festival. En un recinto abarrotado, nadie abandonó su butaca, pese a lo denso de la trama y lo conservadora que algunos consideran todavía a la sociedad duranguense. Finalmente, dicha cinta fue la ganadora de la sección de Largometraje en Competencia –aunque eso fue cosa de los miembros del jurado, que son los expertos–, pero también fue la ganadora del Premio de la Crítica, que en un ejercicio de deliberación pública ̶ otra de las novedades del festival ̶ , los críticos Fernanda Solórzano, Ernesto Diezmartinez Guzmán y Erick Estrada, después de un largo debate y no de manera unánime, eligieron como ganadora de esa categoría.

En fin, los festivales de cine fueron creados para ser una plataforma de exhibición previa al estreno comercial de las películas. En ese caso el Festival de Cine Mexicano de Durango ha cumplido porque, edición tras edición, ha dejado al público con ganas de ir a ver las películas que en él concursan, a una sala de cine comercial. En el caso concreto de Durango, la mayoría de las películas mexicanas no llegan a los tres grandes complejos cinematográficos que existen en la ciudad, sin embargo, cuando las películas que han participado en el festival se exhiben en la Cineteca Municipal –también fundada por Juan Antonio de la Riva en 1996, por cierto–, el público acude con gusto y vuelve a verlas, además de convencer a nuevos espectadores a través de la vox populi.

Este tipo de festivales, sobre todo los de cine mexicano, resultan fundamentales para crear en el público una cultura de ver la producción nacional. De las 23 películas que se beneficiaron con el estímulo fiscal Eficine-distribución en el 2014 y que se han ido estrenando entre ese año y el actual, sólo ocho lograron superar el importe otorgado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el contribuyente aportante. Es decir, se les dio cierta cantidad de dinero para que tuvieran mayor promoción y difusión, y lograron exhibirse comercialmente, algo que sin ese apoyo nunca hubieran logrado, y el público, en términos generales, fue incapaz de demandar un boleto en taquilla para verlas. Todas esas películas tienen un público cautivo en los festivales y el siguiente paso que deberán dar todos los involucrados, es seguir haciendo sinergia con la finalidad de que en el país se vea más cine mexicano.

Durango 4.jpg

La edición 2016

La octava edición del Festival de Cine Mexicano de Durango se realizará entre el 18 y el 22 de mayo de 2016, teniendo como sede principal el Teatro Victoria de la ciudad de Durango, bajo la coordinación adjunta de Christian Sida Valenzuela –director ejecutivo del Festival de Cine Latinoamericano de Vancouver, y de Víctor Hugo Galván. Este año, el realizador Rodrigo Plá impartirá el taller Del guión al trazo escénico y la asociación cultural Voces Culturales En Breve impartirá el taller Cine Infantil En Breve. También se continuará con la tradición de tener un Jurado Joven, así como una deliberación pública del Jurado de la Crítica. También se convocó al concurso de cineminutos con tabletas electrónicas y teléfonos inteligentes ¡Durango en Minuto!

El concurso de Cortometraje Nacional se integrará por los trabajos El ocaso de Juan, de Omar Deneb Juárez; Los aeronautas, de León Fernández; La hija prometida, de Fernando Rangel; Los gatos, de Alejandro Ríos; Mila, de Óscar Enríquez; El buzo, de Esteban Arrangoiz, y Aurelia y pedro, de Omar Robles y José Permar. En tanto, los cortometrajes de la sección Hecho en Durango que competirán son: Di algo, Ana, de Lluvia Angélica Herrera Argandoña;

Appamor, de Jorge Sandoval Ruiz; Elefantes de papel, de Juan José Hinojosa Trancoso; Clemencia, de Jesús Emmanuel Vázquez Amador; El principe charro, de Johnatan Juárez Sariñana; Entre líneas, de Iván Valentín Santillán Torres, y Olvidadas, de Pamela Velázquez.

Durango 1

ChigNHYUkAA1LxN

VI Festival Internacional de Cine en el Desierto

mayo 11, 2016

Una ventana hacia adentro

Por Oliver Rendón y Fernando Álvarez Rebeil

El aislamiento geográfico, convertido a menudo en uno de índole cultural, ha convertido a Sonora, en un territorio lejano de las principales urbes y de los principales rasgos de identidad del resto del país. Y el asunto se agrava en materia cinematográfica, por lo que el Festival Internacional de Cine en el Desierto se erige como una opción para conocer, en la primera quincena de mayo, películas y realizadores que difícilmente llegarían a la ciudad de Hermosillo de otra manera. Y sin glamour ni alfombras rojas.

foto_paulina

Sonora ha sido, siempre, una región aislada del resto de la República Mexicana. Durante mucho tiempo, el acceso a sus poblaciones fue complicado y la relación con los principales centros urbanos del país era casi imposible. La geografía jugó un papel preponderante para que lo sonorenses dirigieran su mirada hacia el norte y forjaran una identidad cultural muy aparte de la del resto de México y, más aún, de la de otros países al sur del territorio nacional. Sin embargo, esta región comparte muchos rasgos –políticos, económicos, sociales, lingüísticos– con el resto de America Latina. Y prácticamente nada de eso se ve reflejado en las películas que se ofrecen en las salas de cine del estado.

Fue por estas razones que hace seis años, un grupo de cinéfilos y cineastas sonorenses tuvo la inquietud de organizar una serie de actividades que contrarrestaran esta situación y que condensaran los intentos por llenar distintas carencias, principalmente con la conformación de una cartelera –libre de Hollywood y sus imitaciones– en la que nuestra realidad se viera reflejada, junto con la organización de espacios de formación cinematográfica y otros foros en los que se pudieran entablar discusiones con cineastas de otras partes. Estando en la última frontera latinoamericana se decidió abrir una ventana hacia el sur, pero también hacia adentro, hacia uno mismo, hacia el cine que se quería hacer en casa. Por ello la metáfora no fue accidental: había      que titularlo Festival Internacional de Cine en el Desierto (FICD). Pues en esta zona, la del desierto sonorense, resultaba urgente saciar su sed de ver, de conocer y de sentir diferente, al menos en términos fílmicos.

Nuestra programación se conforma por alrededor de 20 largometrajes, divididos en cuatro secciones: Muestra Mexicana, Muestra Latinoamericana, Muestra del País Invitado y Muestra para Niños y Jóvenes. Además, tenemos cuatro secciones en competencia: Cortometraje Latinoamericano de Ficción, Cortometraje Latinoamericano Documental, Cortometraje Sonorense y Guión de Cortometraje. Todas las proyecciones son gratuitas y se ofrecen en espacios públicos.

Para nuestra sexta edición, a realizarse del 11 al 15 de mayo, contaremos nuevamente con cineastas de México y de otras latitudes que vienen a dialogar sobre sus películas con los sonorenses y a formar parte de foros y talleres en los que se reflexiona acerca del cine latinoamericano contemporáneo, se discuta sobre un cine sin fórmulas y se planteen propuestas para realizar un cine cuya posibilidad de materialización se adecue más a nuestra realidad.

El FICD no contempla al cine desde una perspectiva industrial. Nos interesa enfocarnos en el cine como manifestación artística a escala humana, en obras autorales y producciones independientes. Nuestro contexto no nos presiona a conseguir estrenos mundiales ni nacionales. Tampoco nos hemos propuesto organizar desfiles sobre alfombras rojas. No consideramos que un festival de cine deba tener una correlación directa con el glamour, pues estamos en desacuerdo en que esos gestos puedan acercar el cine a la gente y viceversa. No creemos que esas costumbres sean acordes a nuestra realidad. Al menos no en Sonora.

Gracias a esta apertura, estudiantes de distintos rincones del país y de Latinoamérica se han acercado a nuestros espacios de formación. También ha provocado que, el año pasado, en respuesta a nuestras convocatorias se recibieran más de 280 cortometrajes de diez diferentes países de la región para nuestra área de competencia. Y lo más importante es que cada año crece exponencialmente el número de personas que se sienten convocadas a formar parte de este evento, tomándolo como un motivo para el encuentro corpóreo y rompiendo la lógica de fragmentación social que tanto se vive actualmente en muchas entidades de este país.

Con cada edición del festival se confirma la avidez de los sonorenses por ver más un tipo de cine –tanto mexicano como latinoamericano– cuyas formas y contenidos cuestionan el estado de las cosas y demuestra la necesidad que ese tipo de cine tiene por exhibirse en nuevos rincones geográficos, diferentes a los habituales. De tal manera, hemos hecho posible el encuentro entre el público de este estado y los filmes de directores como Alejo Moguillansky, Camila José Donoso, Alejandro Fernández Almendras, Matías Piñeiro, Gustavo Gamou, Matías Piñeiro, Everardo González, Tatiana Huezo, Fernando Guzzoni, Paula Markovitch, Ricardo Silva y Nicolás Pereda, entre otros.

Esta sexta edición tendremos como país invitado a Argentina. Además de poseer una cinematografía rica, plural y de relevancia mundial, este año se cumple el cuarenta aniversario del exilio argentino ante el cual México abrió sus puertas a miles de personas originarias de ese país que huían de la dictadura y mucho aportaron a nuestra sociedad. Aprovechando la conmemoración de este suceso, pensamos que era importante vincularnos como pueblo con esta memoria que tiene tanto eco en el presente nacional. La programación de esta edición versa sobre el exilio, el desplazamiento y la marginación. De la patria, de la casa, de lo que es de uno. De periodistas, de mujeres, de hombres, de jóvenes, de niñas y niños, de ancianos, de familias enteras, de pueblos enteros. Con historias de Sonora, de la Ciudad de México, de Tijuana, de Chiapas, de Ciudad Juárez, de Sinaloa y de Michoacán. También de Argentina, Perú, Cuba, Chile y Venezuela.

Recibiremos estudiantes de distintos lugares de América Latina que se han inscrito en el ii Laboratorio para un Cine Posible que impartirán conjuntamente, a manera de asesorías para proyectos en etapa de desarrollo, el guatemalteco Julio Hernández Cordón y el argentino Martín Rejtman –la primera edición de este Laboratorio se realizó el año pasado bajo el mismo esquema y fue dirigido por el mexicano Nicolás Pereda y por el argentino Matías Piñeiro. Tendremos cinco foros de discusión –titulados Conversaciones en el desierto– en varios recintos académicos en los que se vinculará al cine con profesionales de otras disciplinas y áreas de estudio. A su vez, el Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para Adolescentes (ITAMA), nos abrirá sus puertas para que uno de nuestros cineastas invitados presente su película ante los internos. Por primera vez, en Sonora, proyectaremos en pantalla grande el largometraje ganador del primer Concurso de Cine Experimental del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica, La fórmula secreta (México, 1965), de Rubén Gámez (Cananea, 1928), oriundo de este estado.

Nos gusta pensar que preparamos, durante todo el año, un festival con películas excepcionales que encontrarán funciones llenas de espectadores dispuestos a verse confrontados e identificados. Que sentirán la confianza de compartir sus impresiones y cuestionamientos. Estamos trabajando con universidades, embajadas, instituciones públicas y privadas, así como con organizaciones ciudadanas, para que nos ayuden a formar una comunidad cada vez más grande y más sólida. Hasta ahora, este festival no ha tenido una etiqueta presupuestal ni ha dependido de un fondo destinado para el mismo. Por lo tanto, nuestro trabajo implica, cada año, dar pruebas a nuestros colaboradores del valor que tiene este evento cultural. El comité organizador es verdaderamente reducido y no cabe duda de que falta mucho por mejorar, pero el crecimiento obtenido nos alienta a seguir trabajando con mucho ánimo.

Los invitamos a que nos acompañen en el sexto Festival Internacional de Cine en el Desierto, que se llevará a cabo del 11 al 15 de mayo de 2016 en Hermosillo, Sonora, un lugar para encontrar miradas frescas del cine latinoamericano contemporáneo. Un lugar para encontrar a otros con una insaciable sed de cine. Como dijo un querido artista argentino, Luis Alberto Spinetta: “Esto es un desierto, asociémonos”.

get

Este artículo forma parte de los contenidos del número 46 de la revista cine TOMAde julio-agosto de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

Poster FICD

 

Ganadores de los premios Luminus, decimosegunda de la Canacine

mayo 7, 2016

premios Luminus

La noche del miércoles 25 de mayo, en el Centro Cultural Roberto Cantoral de la SACM, se realizó la decimosegunda ceremonia de entrega de los ahora llamados Premios Luminus –anteriormente llamados Premios Canacine–, que otorga la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine), en una ceremonia conducida por la actriz Mariana Treviño y por el conductor Mauricio Barrientos “El Diablito”, en la que el actual presidente de la organización, José Leonardo Martí, habló de cuatro acciones urgentes para los industriales fílmicos nacionales:

Aquí las categorías que son votadas:

Mejor Película

El gran pequeño, de Alejandro Gómez Monteverde.

 

Mejor director

Alejandro Gómez Monteverde por El gran pequeño.

Mejor cinta de animación

Un gallo con muchos huevos, de Gabriel y Rodolfo Riva Palacio Alatriste .

Actor del año

Kristyan Ferrer por 600 millas.

Actriz del año

Sofía Espinosa por Gloria.

Mejor cortometraje

Bosnian Dream, de Sergio Flores Thorija.

Mejor canción de una película mexicana

“Suavecito”, de Julieta Venegas para Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando.
Promesa femenina del año

Andrea Ortega-Lee por  Ella es Ramona.

Promesa masculina del año

Jakob Salvati por El gran pequeño.
Mejor Documental

Carriére, 250 metros, de Juan Carlos Rulfo.

Mejor campaña publicitaria

Un Gallo con muchos huevos (Videocine).

unspecified-1

POSTER_LUMINUS_ESTATUILLA

El Ariel, máximo galardón anual de la Academia Mexicana de Cine, ocupa la portada del número 46 de la revista Cine Toma, para conmemorar las siete décadas de la institución

mayo 3, 2016

VENERO DE LETRAS

El empleo de guionistas en el cine mexicano

• La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas A.C. alcanza 70 años de existencia y para conmemorarlo incluimos una entrevista con su presidenta, Dolores Heredia; la lista completa de nominados y homenajeados al lviii Ariel; sus actividades paralelas; sus objetivos estratégicos, y una breve historia del organismo.

• Sobre la escritura de guión ofrecen sus reflexiones y análisis Patricio Saiz; Nadia González Dávila; Diana Cardozo; Lucía Carreras: Gabriel Reyes; Octavio Maya Rocha; Leo Eduardo Mendoza. Además, extractos de Club Sandwich, de Fernando Eimbcke, y La jaula de oro, de Diego Quemada-Díez.

• Ensayo: Guión para la imaginación, de José Carlos Avellar. Libros: El renacido, de Michael Punke. Desde la Filmoteca de la unam: Exterior: Ciudad Universitaria. Toma uno… se filma. Entrecruces: Omar Yñigo, del teatro al cine y viceversa.

• Festivales: 20º Mix México; 8º Cine Mexicano de Durango; 6º de Cine en el Desierto, de Sonora; 7º Rodando Film Festival, de San Luis. Estrenos: Yo, de Matías Meyer; La delgada línea amarilla, de Celso García; ¿Qué culpa tiene el niño?, de Gustavo Loza. Entrevista: Joselyn Meneses, Mejor Actriz en Guadalajara por Oscuro animal.

Portada Toma 46-ChLos plateados trofeos que replican en miniatura –aunque nunca son idénticos– el Ariel, la escultura que el artista durangueño-chihuahuense Ignacio Asúnsolo creó, inspirado en el ensayo homónimo del uruguayo José Enrique Rodó y en el personaje de La Tempestad, de William Shakespeare, ocupan la portada del número 46 de la revista bimestral Cine Toma, que de este modo conmemora el septuagésimo aniversario de la conformación de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas A.C. (amacc), en vísperas de la quincuagésima octava gala de entrega a lo mejor del cine mexicano, a realizarse el 28 de mayo en el Auditorio Nacional. La publicación circulará por todo el país durante mayo y junio de 2016, en locales cerrados y en la tienda digital Sanborns.

Titulado Venero de letras. El empleo de guionistas en el cine mexicano, el dossier central de la revista se concentra en la especialidad de la escritura de guión, un oficio frecuentemente invisibilizado y poco socorrido en el medio mexicano. Para hacero hemos congregado las reflexiones, experiencias y  testimonios de una serie de profesionales del medio, quienes responden a distintas interrogantes en torno a esta actividad. Entre ellas si es normal que en el medio internacional la mayoría de las producciones se hagan con un guión del propio director, como ocurre en México, o sólo se trata de un fenómeno atípico dada la peculiaridad de la educación especializada y el apoyo institucional local. O las razones por las que no existe una más influyente presencia de guionistas en festivales, programas periodísticos especializados, cursos y talleres. ¿No debiera haber tantos o más guionistas como tenemos destacados directores de cine o de fotografía, y no sólo los más destacados, que contamos con los dedos de las manos? ¿Si más guionistas se incorporaran a este sistema habría películas que atrajeran más al público y no sólo fenómenos taquilleros aislados –lo que modificaría a una industria como la local, que el año anterior produjo 140 títulos pero que sólo tuvo 5.6% del market share para sus 79 estrenos? Y, es más, ¿cómo romper con la separación creativa entre realizadores audiovisuales y escritores profesionales?

Las páginas de este especial abren con un texto sobre el choque entre el escritor y la página en blanco, en esta complicada profesión, de acuerdo a la experiencia de Patricio Saiz; en seguida, se repasan las ideas y los paradigmas propuestos por el script doctor Christopher Vogler –responsable, lo mismo, de El Rey León que de El club de la pelea–, en un ensayo de Nadia González Dávila; más adelante, Diana Cardozo aborda las razones por las cuales este trabajo solitario y titánico importa mucho a la hora de aportar historias más articuladas y personajes más vivos; Lucía Carreras, por su parte, aborda la vertiente del guión que forma parte de la creación artística y resalta la importancia de trabajar los textos en talleres; Gabriel Reyes lanza la idea de que en esta época de tecnología al alcance de las masas, toda la gente debiera escribir sus propios guiones pues ahí comienza la dirección de un filme; el azaroso y maratónico camino de la escritura de cine es abordado por Octavio Maya, que lo describe como uno lleno de escollos, finalmente Leo Mendoza alerta sobre la invisibilización del guionista, un eslabón que no es respetado en  una realización colectiva como es el cine. Además, se reproducen fragmentos de los guiones de dos cintas recientes y reflexiones de sus autores: Club Sándwich, de Fernando Eimbcke, y La jaula de oro, de Diego Quemada-Díez, publicados originalmente por Cinema23.

En el resto de contenidos que conforman el tomo 46, se rinde homenaje al recientemente fallecido crítico brasileño José Carlos Avellar, al reproducir su ensayo Guión para la imaginación, también originalmente editado por Cinema23. Se reproduce, además, un fragmento de la novela El renacido, de Michael Punke, publicado por Editorial Planeta, que inspiró la película homónima de Alejandro G. Iñárritu. En la sección Desde la Filmoteca de la UNAM se reproduce el texto de presentación del libro Exterior: Ciudad Universitaria. Toma uno… se filma, de Rafael Aviña, leído en el Festival de Guadalajara por Rosario Vidal Bonifaz.

En Académicas se presenta un segundo dossier, éste conmemorativo de los setenta años de la fundación de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (amacc), constituida el 3 de julio de 1946, en la Notaría 55 de la Ciudad de México. Por ello se incluye una entrevista con la nueva presidenta del organismo, la actriz paceña Dolores Heredia, quien define la ceremonia de entrega de los premios Ariel como un abrazo que busca convertir en la gran plataforma de difusión del cine mexicano además que espera que su periodo de dos años en el cargo sea propicio para abrir las puertas y airear la institución para que entre el viento nuevo, preservando las raíces. Se anexa la lista completa de candidatos en las 26 categorías que se entregan, además de los honoríficos Ariel de Oro por trayectoria para Rosita Quintana y Paul Leduc; una breve historia de la Academia; las actividades paralelas a la entrega, y sus objetivos estratégicos, todo ello junto a una fotogalería de los siete años recientes, en que Cine Toma ha realizado la memoria fotográfica de la ceremonia de gala.

En Festivales se adelanta la vigésima edición del Mix México, en palabras de su fundador y director, Arturo Castelán, que guarda, intacta, el ansia por el escándalo; la octava edición del de Cine Mexicano de Durango, por el investigador Iván Delhumeau; el sexto de Cine en el Desierto, en voz de sus organizadores, Oliver Rendón y Fernando Álvarez Rebell, así como el séptimo Rodando Film, de San Luis Potosí, por su director, Zaire Alejandro García. En Estrenos, Matías Meyer habla del estreno de su segundo largometraje, Yo, en entrevista con Salvador Perches; el elenco de La delgada línea amarilla, Silverio Palacios, Joaquín Cosío y Sánchez Parra, relatan su experiencia en la cinta de Celso García, en una charla colectiva con Clara Sánchez, y Gustavo Loza aborda su comedia ¿Qué culpa tiene el niño?, en charla con José Juan Reyes. Finalmente, en Entrevista, se presenta la ganadora del premio a Mejor Actriz en el pasado Festival de Guadalajara, la colombiana Joselyn Meneses, por su actuación en Oscuro animal, en un texto de Gonzalo Hurtado.

El número cuadragésimo sexto de Cine-Toma. Revista Mexicana de Cinematografía, publicación bimestral editada por PasodeGato, Ediciones y Producciones Escénicas, circulará durante mayo y junio de 2016 por todo el país, en locales cerrados como Sanborns, Caffé Caffé, Cineteca Nacional y Filmoteca de la unam; así como en las librerías Educal, Sótano, fce, Gandhi, Julio Torri de la unam, El Foco, Ceuvoz y Foro Shakespeare. Su edición electrónica está disponible en Revistas Digitales Sanborns.

Para entrevistas o mayor información, comuníquese a los teléfonos 56 88 92 32 y 56 88 87 56; al correo electrónico cinetoma@gmail.com, o acuda a las oficinas, ubicadas en el callejón Eleuterio Méndez 11, colonia Churubusco-Coyoacán, C.P. 04120, en la Ciudad de México.

Los invitamos a visitar nuestra bitácora en línea(revistatoma.wordpress.com),

el sitio en Facebook (www.facebook.com/revista.toma)

en Twitter (twitter.com/cinetoma),

y la página en Internet (www.pasodegato.com/sitio/cine-toma).

 

Cine Toma 46: Venero de letras

mayo 1, 2016

El empleo de guionistas en el cine mexicano

Portada Toma 46-Ch

Los plateados trofeos que replican, en miniatura, la escultura del durangueño-chihuahuense Ignacio Asúnsolo, el Ariel –inspirado en el ensayo homónimo del uruguayo José Enrique Rodó y en el personaje de La Tempestad, de William Shakespeare–, ocupan la portada del número 46 de la revista bimestral Cine Toma, que de este modo conmemora el septuagésimo aniversario de la conformación de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas A.C. (AMACC), en vísperas de la quincuagésima octava gala de entrega a lo mejor del cine mexicano, el 28 de mayo en el Auditorio Nacional.

La publicación circulará por todo el país, durante mayo y junio de 2016, en locales cerrados y en la tienda digital Sanborns.

Titulado Venero de letras. El empleo de guionistas en el cine mexicano, el dossier central de la revista se concentra en la especialidad de la escritura de guión congregando las reflexiones, experiencias y  reflexiones de una serie de profesionales del medio responden a distintas interrogantes en torno a esta actividad. Entre ellas si es normal que en el medio internacional la mayoría de las producciones se hagan con un guión del propio director del proyecto como ocurre en México o sólo se trata de un fenómeno atípico dada la peculiaridad de la educación especializada local. O las razones por las que no existe una más influyente presencia de guionistas en festivales, programas periodísticos especializados, cursos y talleres. ¿No debiera haber tantos o más guionistas como tenemos destacados directores de cine o de fotografía y no sólo los más destacados, que contamos con los dedos de las manos? ¿Si más guionistas se incorporaran a este sistema habría películas que atrajeran más al público y no sólo fenómenos taquilleros aislados, lo que modificaría a una industria como la local, que el año anterior produjo 140 títulos pero que sólo tuvo 5.6% del market share para sus 79 estrenos? Y es más, ¿cómo romper con la separación entre realizadores audiovisuales y escritores profesionales?

Las páginas de este especial abren con el choque entre el escritor y la página en blanco, en esta complicada profesión, de acuerdo a la experiencia de Patricio Saiz; en seguida, se repasan las ideas y los paradigmas propuestos por el script doctor Christopher Vogler, en un ensayo de Nadia González Dávila; más adelante, Diana Cardozo aborda las razones por las cuales este trabajo solitario y titánico importa mucho en el medio mexicano; Lucía Carreras, por su parte, aborda la vertiente del guión que forma parte de la creación artística y resalta la importancia de tallerear los textos; Gabriel Reyes lanza la idea de que en esta época tecnológica, toda la gente debiera escribir sus propios guiones y cómo ahí comienza la dirección de un filme; el azaroso y maratónico camino de la escritura de cine es abordado por Octavio Maya, que lo describe como un camino lleno de escollos, y Leo Mendoza alerta sobre la invisibilización del guionista, un eslabón que no es respetada en  una realización colectiva. Además, se reproducen fragmentos de los guiones de dos cintas recientes: Club Sándwich, de Fernando Eimbcke, y La jaula de oro, de Diego Quemada-Díez, publicados originalmente por Cinema23.

En el resto de contenidos que conforman el tomo 46, se rinde homenaje al recientemente fallecido crítico brasileño José Carlos Avellar, al reproducir su ensayo Guión para la imaginación. Se reproduce, además, un fragmento de la novela El renacido, de Michael Punke, que inspiró la película homónima de Alejandro G. Iñárritu. En la sección Desde la Filmoteca de la UNAM se reproduce el texto de presentación del libro Exterior: Ciudad Universitaria. Toma uno… se filma, de Rafael Aviña, de la autoría de Rosario Vidal Bonifaz.

En Académicas se presenta un segundo dossier, conmemorativo de los setenta años de la fundación de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), constituida el 3 de julio de 1946, en la Notaría 55 de la Ciudad de México. Por ello se incluye una entrevista con la nueva presidente del organismo, la actriz paceña Dolores Heredia, quien define la ceremonia de entrega de los premios Ariel como un abrazo que se convierta en la gran plataforma de difusión del cine mexicano y define su periodo como uno propicio para abrir las puertas y airear la institución para que entre el viento nuevo, preservando las raíces. Se anexa la lista completa de candidatos en las 26 categorías que se entregan, además del Ariel de Oro por trayectoria para Rosita Quintana y Paul Leduc; una breve historia de la AMACC; las actividades paralelas a la entrega, y sus objetivos estratégicos, todo ello junto a una fotogalería de los últimos siete años en que Cine Toma ha realizado la memoria fotográfica de la ceremonia de gala.

En Festivales, se adelanta la vigésima edición del Mix México, en palabras de su fundador y director, Arturo Castelán, que guarda, intacta, el ansia del escándalo; la octava edición de Cine Mexicano de Durango, por el investigador Iván Delhumeau; el sexto de Cine enel Desierto, por sus organizadores, Oliver Rendón y Fernando Álvarez Rebell, así como el séptimo Rodando Film, de San Luis, por su director, Zaire Alejandro García. En Estrenos, Matías Meyer habla del estreno de su segundo largometraje, Yo, de Matías Meyer, en entrevista con Salvador Perches; el elenco de La delgada línea amarilla, Silverio Palacios, Joaquín Cosío y Sánchez Parra, hablan sobre su experiencia en entrevista con Clara Sánchez, y Gustavo Loza habla de su comedia ¿Qué culpa tiene el niño?, en charla con José Juan Reyes. Finalmente, la ganadora del premio a Mejor Actriz en el pasado Festival de Guadalajara, la colombiana Joselyn Meneses, por su actuación en Oscuro animal, en entrevista de Gonzalo Hurtado.

El número 46 de Cine Toma circulará durante mayo y junio de 2016 por todo el país en locales cerrados como Sanborns y Educal y, en su versión electrónica, en la tienda virtual Sanborns.

Ganadores del octavo Foro de Animación Contemporánea Animasivo

junio 1, 2015

ThePrideOfStrathmoor_666_375_80

La noche del 30 de mayo se efectuó la ceremonia de premiación y la clausura de la octava edición del Festival de Animación Contemporánea de la Ciudad de México Animasivo en el Centro Cultural Digital donde hubo dos instalaciones digitales Biosfera digital, en pantallas de LED y Áperion, mapping digital inspirado en los mandalas hindús. Ahí se dieron a conocer los ganadores elegidos por un jurado conformado el español Pere Ginard, co-fundador del estudio multidisciplinario Laboratorium, el argentino Patricio Plaza, animador, ilustrador e historietista, la mexicana Daniella Gallegos, directora de contenidos del CutOut Fest de Querétaro.

Estos son los ganadores:

Sección Internacional

The Pride of Straathmoor (Estados Unidos, 2014), de Einar Baldvin.

Mención honorífica

On the other side of the Woods (Estonia,2014), de Anu-Laura Tuttelberg.

Sección Nacional

Liber (México, 2014), de Simon Gerbaud.

empate con

Sweet Talk (México, 2015), de Esteban Azuela.

Competencia Universitaria Internacional

Mrs. Kabagodzilla (Japón, 2014), de Moe Koyano.

Mención especial

Something Important (Estados Unidos, 2014), de Nai Wei Liu.

Competencia Universitaria Nacional

I. (México, 2014), de Adrián Regnier Chávez.

Mención honorífica

28 días (México, 2015), de Melba Natalia.

LIBER-1

c8b301_209139d92445433fa0e231a187af51c4.png_srb_p_263_146_75_22_0.50_1.20_0

VIII Foro de Animación Contemporánea Animasivo

mayo 26, 2015

Emancipar la animación

Por Lucía Cavalchini

Consolidado como uno de los más importantes espacios para la creación y difusión de la animación, especialmente aquella que mantiene lazos de comunicación con el arte actual o que busca la experimentación, el Foro de Animación Contemporánea Animasivo alcanza su octava edición, con una mayor autonomía, con una revista en línea y un poder de convocatoria cada vez más amplio y abierto.

magic-cube-and-ping-pong-still1

Aunque el Foro de Animación Contemporánea Animasivo nació como uno más de los proyectos que se gestaban como parte del Festival del Centro Histórico de México (FCHM), se tomó la decisión de realizarlo fuera del mismo e independizarlo. Por un lado, debido a cuestiones de gestión del mismo FCHM, cuya organización decidió dejar de apoyar los proyectos mas arriesgados, alternativos y jóvenes y, por otro, porque nos dimos cuenta que era momento de buscarnos solos el camino, construir una identidad independiente y redefinir de forma autónoma las líneas del festival. Creo que es sano que haya empezado una nueva etapa, lo que permite plantear nuevos objetivos y hacer un balance de lo explorado y de lo que queda por explorar a nivel de contenidos, modelos de gestión, perfil del festival, etcétera.

Investigar y difundir

Desde su comienzo, Animasivo ha apostado por investigar y difundir una animación experimental y artística, en el sentido que nos interesaba ver la imagen animada en su combinación con otros campos de la creación −la relación con el arte contemporáneo, el videoarte, el performance, el cuerpo, los interactivos, etcétera−; pero también mostrar sus cruces con el documental, la investigación política o social. En fin, a todo lo que se le da el nombre de animación independiente o de autor, para diferenciarla de la comercial que está producida por los grandes monopolios del entretenimiento audiovisual.

También nos interesa mostrar contenidos adultos y liberar la animación de ciertas asociaciones automáticas que tienen los espectadores, como su relación con el público infantily sus historias de encanto y de fácil digestión. Esto no significa que no prestemos atención a trabajos fílmicos más tradicionales o a formatos más clásicos. Además, el cortometraje sigue siendo el centro del festival como formato privilegiado para la experimentación, la narrativa breve y donde la animación alcanza sus mejores resultados.

Definición de experimental

Siempre estamos repensando el proyecto de Animasivo, mejorándolo o transformándolo según lo que observamos que ocurre en México en el ámbito de la animación. Por ello congregamos todos los proyectos que engloba el festival como una Plataforma en la que se estimula desde la producción hasta la formación y la difusión. Trabajamos en México y en el contexto ocal. La construcción de público tiene que ir de la mano con la educación y el  estímulo a la producción. El festival es un gran espacio y formato pero, a nuestra forma de ver, sólo adquiere sentido en la medida en que es un momento de una serie de acciones constantes y de largo plazo que procuren abarcar todos los niveles de la educación audiovisual.

Trabajamos descentralizados, en provincia, con niños, con profesionales y construimos programas que ayuden a respaldar y legitimar el trabajo de los animadores.

La frase “¿Crees que estás viendo lo mismo que yo?”, que da título a la convocatoria y al concurso, nació hace unos años de una serie de conversaciones, en las que buscábamos la forma de definir el término experimental en el mundo de la animación. Es un término que puede ser ambiguo y muy amplio, por esto quisimos traducir la capacidad de la imagen animada para sorprender y transformar los sentidos en una frase. También apunta a la capacidad del público por ofrecer posibles lecturas de la imagen que tiene adelante. Y, finalmente, apunta a la línea guía del festival: abrir las posibilidades de ver y hacer animación. En una palabra, emanciparla.

Diversidad y apertura

El panorama de los trabajos que recibimos es diversísimo, pues en la convocatoria no existen límites respeto a la técnica en que se producen las animaciones, hay de todo: técnicas mixtas, dibujo, stop motion, rotoscopía, cutout digital y tradicional. Precisamente nos gusta remarcar esta libertad en la técnica. Y más cuando vemos una técnica nueva o difícil de etiquetar o que es una combinación de distintas técnicas.

Premiamos cortometrajes en categoría nacional e internacional, tanto de manera abierta como para universitarios porque nos parece importante estimular la producción. Tener premios permite dar incentivos, por modestos que sean, a la producción. Las categorías sirven porque no es lo mismo el panorama de la animación aquí que en Polonia, o Rusia o Canadá. Si bien los festivales funcionan como plataformas para la exhibición y difusión de películas, también adquieren, a través de los premios otorgados, un papel que puede ayudar a legitimar los trabajos premiados.

Aunque el festival se realiza en la Ciudad de México, tiene un programa de itinerancias, Nómada, pensado para crear públicos y tener experiencia educativas y de contacto con contextos descentralizados, sobre todo. Trabajamos en diferentes estados del país −ahora concretamente estamos organizando un programa en Zamora, Morelia y Oaxaca. Este programa también nos ha permitido viajar con festival al extranjero y mostrar así la animación nacional hacia fuera de nuestras fronteras. Hemos proyectado en Paris, Madrid, Polonia, Colombia, Francia. Son formas de intercambiar material con otras geografías.

El documental animado

Cada trabajo fílmico que se decida por la animación y por un formato largo es difícil de producir y de lenta realización. El laboratorio Animæntary nació en respuesta a la necesidad de crear puentes, explorar formatos para el documental animado. Pensar en la producción actual y provocar nuevas formas de hacer narrativa con imágenes. El documental se ha transformado, la animación también lo hace. Quisimos explorar este formato híbrido en México y la verdad es que ha permitido generar una serie de propuestas muy interesantes. De hecho, los proyectos generados en el programa de Animæntary, han participado en otros festivales nacionales con los que hemos colaborado como el Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México (DocsDF), la Gira de Documentales Ambulante o el Festival Internacional de Animación y Arte Digital CutOutFest, de Querétaro.

El proyecto de editar una revista en línea, Animasiva, nació con la inquietud de escribir sobre animación. Hay mucha bibliografía sobre cine, y la crítica de cine es abundante, pero en castellano no hay mucha. La animación igualmente se merece su investigación, su crítica y su revisión histórica. Hablar con sus palabras digamos. Mandamos una convocatoria abierta para recibir textos. Tenemos que ajustar el diseño editorial de la revista on line y lo haremos pronto. Hay muchos más estudiantes de animación ahora que hace unos seis años y piensan y escriben de animación. Asimismo, hemos recibido textos de España, Colombia o Argentina, donde también se está empezando a construir esta bibliografía.

La octava edición

La edición 2015 del Foro de Animación Contemporánea Animasivo tiene como motivo de fondo el dibujo y la ilustración, y su relación con el movimiento. Esa es la razón de que la imagen de este año sea la de las manos multiplicándose, pues apunta a esta manualidad que permite a la línea fija adquirir vida. Todos nuestros invitados guardan relación con el dibujo, el trazo, la ilustración: Lei Lei, de China; pes, de Estados Unidos, nuestra estrella este año; Pere Ginard, de España; Patricio Plaza, de Argentina, y Amy Lockhart, de Canadá. También estrenaremos en México dos largometrajes de animación: Rocks in My Pockets (Estados Unidos-Letonia, 2014), de la directora Signe Baumane y Hasta que sbornia nos separe (Até que a Sbornia nos Separe, Brasil, 2013), de Otto Guerra y Ennio Torresan, entre muchas otras cosas, que pronto se anunciarán en nuestra página electrónica (www.animasivo.net).

La octava edición de Animasivo se efectuará del 27 al 31 de mayo de 2015, en el Centro Cultural de España en México (CCEMX, República de Guatemala 18, Centro Histórico) y el Centro de Cultura Digital (CCD, Paseo de la Reforma s/n esquina Lieja, colonia Cuauhtémoc).

Western-Spaghetti-by-Pes

Este artículo forma parte de los contenidos del número 40 de la revista cine TOMAde mayo-junio de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.Animasivo-2014-poster

Séptimo Festival de Cine en Fresnillo

mayo 19, 2015

Cálida cercanía con el público

Por Gabriela Marcial Reyes

Al llegar a su séptima edición, la Muestra Nacional de Cine en Fresnillo cambia de nombre y se convierte en el Festival de Cine en Fresnillo, y aunque mantiene su competencia y sus premios para la producción mexicana reciente, ahora incluirá en su programación realizaciones internacionales, ya con un público atento y formado, que demuestra que las actividades culturales del estado no tienen por qué concentrarse en la capital.

El gallo de oro-Fresnillo

La Muestra Nacional en Cine de Fresnillo (Munacifre), llegará a su séptima edición llamándose Festival de Cine en Fresnillo, algo que ya habíamos contemplando desde ediciones pasadas. El crecimiento de la Muestra, así como su permanencia fue lo que nos impulsó a cambiarle el nombre. Este año será la séptima edición, lo cual no es cosa fácil. Perdurar es complicado. Pero cuando existe el interés del público, el equipo y los patrocinadores, se hace posible.

Precisamente el cambio se debió porque la Munacifre ya otorgaba premios y tenía competencia, y no era sólo una exhibición de películas. Tenemos dos competencias: Premio del Jurado y Premio del Público. Además, tenemos presencia de cineastas, actores y otros especialistas de cada una de las películas. Además organizamos talleres, conferencias, presentaciones de revistas, convocatorias, entre otras actividades, que llegan a complementar las actividades del Festival.

Como Muestra Nacional de Cine en Fresnillo nos enfocábamos al cine mexicano. Ahora que es el Festival de Cine en Fresnillo, aunque seguiremos dándole prioridad al cine mexicano, también queremos incluir cine internacional, lo que haremos gradualmente, sin restarle importancia al cine mexicano.

Ya teníamos, desde ediciones pasadas, la inquietud de incluir cine internacional a nuestra programación. El año pasado que lo hicimos, al incluir el largometraje La danza de la realidad (Chile-Francia, 2013), de Alejandro Jodorowsky, y el corto El ladrón de voces (The Voice Thief, Estados Unidos-Francia-Chile, 2013), de Adán Jodorowsky, superaron las expectativas y quedamos muy contentos con los resultados y la respuesta del público. La gente se entregó a los invitados y a las películas.

Este año camos a invitar películas de todas partes del mundo. Nos interesa que el público fresnillense y zacatecano conozca lo que se realiza en otros países, que a veces resultan ser temas muy cercanos.

Este cambio ha sido favorable, la gente de la localidad está muy entusiasmada y ven la mutación a fcf como algo más llamativo. Para la mayor parte del público que ya hemos formado, la palabra festival les resulta es más ostentosa que la de muestra. La asistencia de la sexta Munacifre superó las 5 mil personas, en solamente cinco días de cine. Este año esperamos sobrepasar la cantidad de asistentes, conservando la misma cantidad de días.

Premios nacionales y locales

Por el momento, vamos conservamos la dinámica en la competencia, preservaremos el Premio del Jurado y el Premio del Público para las producciones mexicanas. Nuestros criterios para armar la selección es invitar a películas mexicanas de reciente producción. No hay un tema en específico. Y el hecho de que compitan juntas las películas de ficción y documental es para dar cierta equidad a las producciones.

Pero además de ser un escaparate de la producción reciente del cine mexicano, el FCF busca impulsar las inquietudes cinematográficas de los jóvenes del estado, como cada año, tendremos una sección de cortometrajes zacatecanos. Es importante promover el trabajo de los realizadores locales. Estaremos exhibiendo cortometrajes de reciente producción, dirigidos por cineastas de la entidad.

Además, en este 2015 lanzamos una convocatoria para los estudiantes de secundaria y preparatoria. Para nosotros es fundamental fomentar el cine en los adolescentes y jóvenes. Gracias a convocatorias pasadas, que también han sido dirigidas a este público, han resultado jóvenes que buscan estudiar cine y que se interesan en tomar talleres y cursos.

Este año todos estamos pasando una época muy difícil en el país, cada vez son menos los apoyos al sector cultural y se incrementan más los recortes a los presupuestos en los tres niveles de gobierno. Ha sido un año muy complicado. Por fortuna, el respaldo de gobierno municipal se ha mantenido y junto con otros apoyos más como el del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), así como otras instituciones participantes y voluntarios, esta es la manera como sigue realizándose y logra permanencia el VII FCF.

Lo que diferencia al fcf de otros festivales cinematográficos –cada año se realizan más de cien en todo México– es la cercanía del público con los realizadores y la presencia de más miembros del equipo y no sólo las estrellas. El contacto directo que se da entre el talento y el público, así como la calidez del equipo de trabajo del festival, eso hace que se diferencie.

El de Fresnillo es el festival de cine con mayor antigüedad y permanencia en la historia de Zacatecas. Sentimos el compromiso de que cada edición supere a la pasada. El hecho de que sea en Fresnillo, significa que hay una necesidad de que las actividades culturales no se concentren solamente en la ciudad de Zacatecas, y además es una muestra de que en los municipios también hay público que conoce y que está interesado en nutrirse por medio del cine.

Fresnifest 2014

Películas en competencia

El silencio de la princesa (México, 2014), de Manuel Cañibe.

La tirisia (México, 2014), de Jorge Pérez Solano.

Estrellas solitarias (México, 2015), de Fernando Urdapilleta.

Las oscuras primaveras (México, 2014), de Ernesto Contreras.

Un día en Ayotzinapa 43 (México, 2015), de Rafael Rangel.

Homenaje a Juan Manuel Bernal

Hasta morir (México, 1994), de Fernando Sariñana.

Tlatelolco, verano del 68 (México, 2012), de Carlos Bolado.

Obediencia perfecta (México, 2013), de Luis Urquiza.

Homenaje: Pedro Valtierra, cuatro décadas de fotoperiodista.

Selección internacional

Sombra Blanca (White Shadow, Tanzania-Alemania-Italia, 2013), de Noaz Deshe.

Mommy (Canadá, 2014), de Xavier Dolan.

Xenia (Grecia-Francia-Bélgica, 2014), de Panos H. Koutras.

Para niños

La increíble historia del niño de piedra (México, 2014), de Pablo Aldrete, Jaime Romandía, Miguel Bonilla y Miguel Ángel Uriegas.

Cortometrajes

La Parka (México, 2013), de Gabriel Serra Argüello.

La teta de Botero (México, 2014), de Humberto Busto.

Cortometrajes zacatecanos

Sueño defeño (México, 2014), de Alberto Amador Salas.

La pequeña Colette (México, 2015), de Edín Alain Martínez.

El barbero, un relato de autodefensas (México, 2014), de Abraham Escobedo Salas.

P*TO (México, 2014), de Martín Bautista.

Taller

¿Cómo hacer cine de bajo presupuesto?, impartido por Julio Hernández Cordón.

Este artículo forma parte de los contenidos del número 40 de la revista cine TOMAde mayo-junio de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

7FCF

La fantasía en plena guerra de “El gran pequeño”, de Alejandro Gómez

mayo 17, 2015

El conformismo se ha apoderado de nuestras vidas

Por José Juan Reyes

Edificante y esperanzadora, tal es la intención de la producción histórica ambientada en la Costa Oeste de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial –aunque filmada en Los Cabos y los Baja Studios–, El gran pequeño, en el que un infante con un padecimiento que le impide desarrollarse físicamente, empeña todo su esfuerzo y voluntad para intentar detener la conflagración para recuperar a su padre, su mejor amigo, enlistado en el frente de batalla.

El gran pequeño

El gran pequeño (Little Boy, Estados Unidos-México, 2015) es una historia que se desarrolla en un pequeño pueblo de la costa del Pacífico en los Estados Unidos durante los últimos días de la ii Guerra Mundial. En ella, el realizador Alejandro Gómez Monteverde (Tampico, 1977) desarrolla una historia en la que los personajes demuestran tanto el sinsentido de los conflictos bélicos como la importancia de conservar los sueños y las aspiraciones personales a pesar de lo adverso que sean las circunstancias. Esta es la segunda película del director mexicano, luego de la premiada Bella (Estados Unidos-México, 2006), que obtuvo el People’s Choice Award del Festival de Toronto.

El actor Jakob Salvati da vida a un niño de ocho años, “Pepper Flynt Busbee”, quien tiene problemas de crecimiento –de ahí el porqué del “Little Boy” del título−, por lo cual sufre del constante abuso y burla de sus compañeros de escuela, incluso de su hermano mayor “London Busbee” (David Henrie). Ante esta situación, su padre “Ben Busbee” (Ben Chaplin) acostumbra tenerlo dentro de un mundo idealizado, en el cual se mezclan la realidad y la fantasía… pero todo se derrumba cuando debe marchar a combatir a la gran guerra.

Siendo su progenitor prácticamente el único amigo que tiene y quien le ayuda a comprender la vida a través de los personajes fantásticos que el niño admira, para así poder enfrentar la crueldad de sus compañeros de clase y demás habitantes de la población.

Las férreas convicciones de Litle Boy afloran frente a la adversidad y, entonces, comienza a hacer todo lo posible para lograr que su padre regrese a casa. Su hermano mayor, su madre, el sacerdote de la iglesia local y un japonés que habita en la localidad, se convierten en sus maestros y guías en todos los aspectos que ahora debe enfrentar, provocados por la conflagración que ocurre al otro lado del mundo, así como las batallas que enfrenta cada persona del lugar donde vive, las cuales van desde la intolerancia hasta el racismo, de la segregación al maltrato, así como del contraste de la fe con el escepticismo. Por coincidencia y de forma casi milagrosa, el infante conseguirá todo lo que se propone.

Little Boy es resultado de una alianza como productores entre Leo Severino, Alejandro Gómez Monteverde y Eduardo Verástegui, quien sorprende al regresar al cine con esta película, rodada en locaciones de Cabo San Lucas y en los Baja Film Studios, que llegará a la cartelera mexicana el 15 de mayo, con distribución de Videocine.

Al respecto, es que Vertástegui charla sobre el filme:

¿Cómo fue que calibraste esta historia? Es decir, la anécdota es una manera muy original de abordar el tema de la Segunda Guerra Mundial.

La historia llegó a mis manos hace unos cuatro años. La escribieron Severino y Gómez Monteverde y fue en el momento justo en que iniciaba el proyecto de una nueva casa productora, en la cual nos interesa impulsar proyectos que generen un beneficio a la sociedad; que sean entretenidos, claro, pero con cierta profundidad. Así que esta anécdota se perfiló como lo ideal para ser nuestra primera producción, pues acabamos como socios los tres.

Trabajamos el guión durante tres años para lograr el equilibrio necesario, en el sentido de conservar, todo el tiempo, la perspectiva con la que el niño ve el mundo que le rodea, que se mueve entre la realidad y la fantasía, para así tener ese tipo de convivencia y de tolerancia que nos interesaba retratar, aspectos que hoy como nunca son necesarios en las sociedades de nuestro tiempo.

Durante la ii Guerra Mundial el gobierno estadounidense recluyó en campos de concentración a todos los ciudadanos japoneses, en prevención de algún ataque en su propio territorio, luego del bombardeo a Pearl Harbor. Tras algunos meses los liberaron, pero con ciertas restricciones. El resultado de esa nueva convivencia entre los estadounidenses y los nipos excarcelados es uno de los aspectos abordados en Little Boy, para cuestionar el verdadero sentido del racismo y de la amistad.

En México, independientemente de cómo le vaya en cartelera, la proyectaremos en reclusorios y hospitales, para que los internos de reclusorios o los enfermos conozcan esta historia, que está llena de esperanza. Sobre todo, en el caso de los primeros, nos interesa conocer su opinión, pues su situación es resultado de una serie de problemas muy parecidos a los de un conflicto bélico.

De hecho, Little Boy es el nombre de la bomba atómica que Estados Unidos arrojó en Hiroshima el 6 de agosto de 1945 y con la cual terminaron la guerra. Es por eso que la película, sin ser pro-bélica, pro-yanqui, ni resaltar ningún tipo de ideología política o religiosa, ofrece momentos agudamente emotivos, conmovedores o divertidos, para provocar cierta reconciliación con la humanidad.

La promoción de Little boy nos ha llevado a varias partes del mundo –añade Verástegui–, por ejemplo, en Japón, en el Festival de Tokio ganó el premio de la audiencia, que hizo comentarios muy emotivos sobre la historia, la agradecieron porque el personaje nipón queda como un héroe. En México esperamos algo similar, pues a pesar de ser una historia ubicada en un país y en un conflicto ajeno a nosotros, lo que ocurre en la pantalla son asuntos y problemas universales, que se resuelven gracias a la convicción de un niño que no se detiene ante nada… un mensaje necesario en este momento para cambiar las cosas en el mundo, donde el conformismo se ha apoderado de nuestras vidas y hemos dejado de soñar, de intentar alcanzar nuestras aspiraciones”.

El gran pequeño 1

Littleboy_Poster

Este artículo forma parte de los contenidos del número 40 de la revista cine TOMAde mayo-junio de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.