Posts Tagged ‘los’

Cine Toma 48: Monstruos, criaturas y otros engendros

septiembre 5, 2016

Exotismo y rarezas en los entes cinematográficosportada-toma-48-ch

A 31 años del fatídico 19 de septiembre de 1985, en el que un terremoto causó enormes destrozos en aquel Distrito Federal, absolutamente transformado tanto política como socialmente en la actualidad, es que se estrenará la cinta 7:19 (México, 2016), de Jorge Michel Grau, protagonizada por Damián Alcázar, quien en una imagen de la producción de esta cinta ocupa la portada del número 48 de la revista bimestral Cine Toma, publicación que alcanza ocho años en circulación, en un número que circulará durante septiembre y octubre de 2016 en locales cerrados de todo el país, así como en la tienda digital Sanborns.

El ejemplar se titula Monstruos, criaturas y otros engendros. Exotismo y rarezas en los entes cinematográficos y presenta un dossier principal que abre con un ensayo del doctor Eduardo de la Vega Alfaro en torno a sus dos clásicos de terror: El ladrón de cadáveres Drácula; en seguida, Pedro Paunero explora la estética del Gran Guiñol en el cine mexicano; José Luis Ortega indaga la construcción de modelos,  autóctonos en los clásicos del género, además de fragmentos del libro Mostrología del cine mexicano; desde Argentina, la doctora Carina Rodríguez aborda las experiencias de guerrilla audiovisual en el cine de terror y ofrece adelantos del libro Manual de cine de género; Fabián de la Cruz entrevista al productor Arturo Tay y la producción de Desde el más allá, cinta de género realizada en el centro educativo INDIe;  el muy humanista concepto del monstruo en Guillermo del Toro es relatado por Octavio Maya; en seguida, Fernando Llanos aborda los curiosos líderes charros que combatirían a las fuerzas nazis y pueblan su documental, Matria; en tanto que Edna Campos, aborda los quince años de Macabro, Festival Internacional de Cine de Terror de la Ciudad de México.

En otros contenidos, Entrecruces ofrece algunas ficcionesbreves del escritor morelense Roberto Abad, en torno a una Orquesta primitiva. En Industria, se presenta una entrevista con Francisco Eguren, director de programación de Cinemex, y adelante, Tonatiuh Lay penetra en el conflicto que esta cadena mantuvo con Warnel y Universal que los llevaron a cancelar la proyección de Escuadrón suicida. En Desde la Filmoteca de la UNAM, Iván Trujillo nos relata la exposición El futuro más acá: cine mexicano de ciencia ficción.

En Festivales, se ofrecen adelantos de la decimocuarta edición del de Cine de Morelia; del undécimo DocsDF, por Pau Montagud; de la primera Fiesta del Cine en San Luis Potosí, por Carlos Sosa, así como del undécimo Shorts México, por Jorge Magaña. Además, se ofrece información sobre el vigésimo Tour de Cine Francés en México y una crónica de la tercera entrega de los Premios Platino, realizados en Punta del Este, Uruguay, por Gonzalo Hurtado. En estrenos, una entrevista con Jorge Michel Grau nos acerca a su  reinterpretación del terremoto del 85, mediante la constreñida y claustrofóbica perspectiva de un importante funcionario atrapado en el edificio que alberga a su dependencia, al lado del portero del mismo, en charla con Irving Torres Yllán, y el coguionista del largometraje, el escritor mexicano Alberto Chimal, comparte su experiencia en la encomienda; además que Rubén Ímaz abunda sobre la película Epitafio, que codirigió con Yulene Olaizola, en torno a un trío de españoles que han de escalar el volcán Popocatépetl en los días previos a la Conquista. Finalmente, en Entrevista, el doctor Lauro Zavala nos comparte la charla que sostuvo con el investigador peruano José Carlos Cabrejo, experto en semiótica, cine y El Quijote.

El número 48 de Cine Toma circulará durante septiembre y octubre de 2016 por todo el país en locales cerrados como Sanborns y Educal y, en su versión electrónica, en la tienda virtual Sanborns.

Anuncios

Convocatoria abierta al quinto Festival Internacional de Cine de Los Cabos

mayo 14, 2016

Rightside-Banners-SO

La quinta edición del Festival Internacional de Cine de Los Cabos se realizará del 9 al 13 de noviembre de 2016, por lo que lanzó su convocatoria para realizadores y productores de largometrajes de ficción y documental para inscribir sus trabajos en las secciones Competencia Los Cabos –producidos o coproducidos en México, Estados Unidos o Canadá en 2016–y México Primero –para producciones mexicanas realizadas en 2016– con duración mayor a 60 minutos.

En cada sección la película ganadora obtendrá un premio de 250 mil pesos y un sólo incentivo a la distribución para ambas secciones de 15 mil dólares.

También se abre la convocatoria para el Gabriel Figueroa Film Fund en sus modalidades de Work in Progress para proyectos en postproducción tanto de cine como de televisión en desarrollo.

La convocatoria cierra el 19 de agosto de 2016.

Convocatorias-2016-esp-717x1024

Ganadores del cuarto Festival Internacional de Cine de Los Cabos

noviembre 16, 2015

Ganadores IV Cabos

El Festival de Cine de Los Cabos celebra su ceremonia de premiación, otorga el Premio Protagonista por Excelencia en Actuación a Ewan McGregor y presenta la premier en México de Steve Jobs como Gala de Clausura
El Festival Internacional de Cine de Los Cabos celebra su ceremonia de clausura, durante la cual se llevó a cabo la premiación de la Selección Oficial en competencia, México Primero y Competencia Los Cabos, y de las plataformas de Industria, Cabos in Progress y Cabos Discovery, con la entrega especial delPremio Protagonista por Excelencia en Actuación para el actor escocés Ewan McGregor y la premier en México de Steve Jobs como Gala de Clausura.

SELECCIÓN OFICIAL
México Primero

Te prometo anarquía, Julio Hernández Cordón.

Premio a la Mejor Película Mexicana otorgado por FIPRESCI

Te prometo anarquía, de Julio Hernández Cordón.

Premio Cinemex Competencia Los Cabos

Room, de Lenny Abrahamson.

Premio de la Audiencia Cinemex

Room, de Lenny Abrahamson.

Premio Art Kingdom México Primero

Jack Zagha por Almacenados.
Premio FOX+ México Primero

Alejandra Márquez por Semana Santa.

 

PREMIOS DE INDUSTRIA
Premio Cabos Discovery

Picking Cotton, de Jessica Sanders.

Premio Cabos in Progress

El fracaso, de Ricardo Silva.

PREMIOS PARALELOS

Premio CTT Cabos Discovery

Paulina del Paso por A flor de piel.
Premio Chemistry Cabos in Progress

Sebastián Hiriart, director de Carroña.
Premio FOX+ Cabos in Progress

La habitación, de Carlos Carrera, Daniel Giménez Cacho, Carlos Bolado, Ernesto Contreras, Alfonso Pineda Ulloa, Alejandro Valle, Iván Ávila Dueñas yNatalia Beristáin.
Premio Producers Network Badge

Mayra Espinosa, productora de Calla, en la plataforma Cabos Discovery.

Ewan McGregor en Cabos

cabos-cartel-español_800

IV Festival Internacional de Cine de Los Cabos

noviembre 11, 2015

Una plataforma para que los vecinos colaboren

Por Alonso Aguilar-Castillo

La identidad del Festival Internacional de Cine de Los Cabos se ha consolidado en el panorama mexicano al ser el único entre su centenar de pares mexicanos, en estar especializados en la producción fílmica del área norteamericana, pero no sólo al mostrar estrenos e invitar figuras relevantes, sino al convocar al más importante grupo de delegados de industria del concierto internacional en el país, así como al otorgar la más importante cantidad monetaria de premios, especialmente para la producción nacional.

demolition-jake-naomi-watts_f_improf_737x590

El mercado audiovisual entre México, Estados Unidos y Canadá se está abriendo gracias a varios factores. Primero, porque los cineastas mexicanos y canadienses están conquistando destacados espacios, al ser admirados por la crítica y la audiencia: Dallas Buyers Club: El Club de los Desahuciados (Dallas Buyers Club, Estados Unidos, 2013), de Jean-Marc Vallée, Intriga (Prisoners, Estados Unidos, 2013), de Denis Villeneuve; Gravedad (Gravity, Estados Unidos-Reino Unido, 2013), de Alfonso Cuarón y Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) (Birdman Or (The Unespected Virtue of Ignorance), Estados Unidos, 2014) de Alejandro G. Iñárritu, han acaparado las nominaciones de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (ampas) de los Estados Unidos en los últimos tres años.

Por otro lado, el Festival Internacional de Cine de Los Cabos ha pavimentado el camino para que varios directores mexicanos como José Manuel Cravioto, Isaac Ezban o Jorge Michel Grau se unan a las cada vez más robustas filas de mexicanos que dan el salto al mercado estadounidense: Eugenio Derbez, Karla Souza, Salma Hayek, Emmanuel “El Chivo” Lubezki. Y, en tercer lugar, el nuevo paradigma de plataformas digitales ha desdibujado las fronteras de producción y consumo de entretenimiento en la región de Norteamérica. Es por eso que lanzamos Cabos tv, un espacio de industria que busca enmarcar los nuevos retos y oportunidades que se están abriendo regionalmente gracias a series de televisión como Club de Cuervos, de Netflix, o Cromo, de Lucía Puenzo.

Las conquistas del Festival de Cine de Los Cabos, tanto en invitados –el año pasado acudieron, entre otros, Reese Whiterspoon, Rosario Dawson, Atom Egoyan, Xavier Dolan, Diego Luna, Guillermo Arriaga− como en películas –en esa misma tercera edición se presentaron Boyhood: Momentos de una vida (Boyhood, Estados Unidos, 2014), de Richard Linklater; Alma salvaje(Wild, Estados Unidos, 2014), de Jean-Marc Vallée; Mommy (Canadá, 2014), de Xavier Dolan; Palabras con dioses (Words with Gods, México, 2014), tándem de Guillermo Arriaga, Héctor Babenco, Álex de la Iglesia, Bahman Ghobadi, Amos Gitai, Emir Kusturica, Mira Nair, Hideo Nakata y Warwick Thornton−, se deben, en gran medida, a que hemos procurado mantenernos en un tamaño y objetivo firme que nos permite cuidar la calidad y utilidad de cada decisión artística. Desde su nacimiento, el festival ha apuntalado todas sus estrategias a destacar lo mejor del cine de México, Estados Unidos y Canadá, y a construir una plataforma para que los vecinos de Norteamérica colaboren. Por eso nuestra programación es concreta y contundente ya que, sencillamente, reúne las joyas cinematográficas que recogemos de los festivales más importantes del año −Sundance, Berlinale, Cannes, Locarno, Telluride, Toronto, San Sebastián, Venecia−. Nuestro programa de industria sigue rindiendo frutos porque, año con año, reunimos cuidadosamente a un grupo selecto de ejecutivos que llevan las riendas de la industria fílmica mundial. Y con tal materia prima fílmica y humana, las celebridades sólo vienen a aderezar un programa que de por sí es rico y resulta orgánicamente en un banquete cinematográfico del que todos quedamos satisfechos.

Industria y ejecutivos

La industria cinematográfica es una pirámide, en ocasiones inaccesible, repleta de porteros que bloquean el camino. El Festival de Cine de Los Cabos reúne, en el destino preferido de Hollywood, a la crema y nata de la industria fílmica de Norteamérica y Europa, en un ambiente amigable y con la excelencia turística que caracteriza a Los Cabos. El resultado es un Festival que vuelve horizontal la experiencia de negocios, permitiendo que ejecutivos otrora inalcanzables se quiten la corbata, dejen a sus asistentes en la oficina y comiencen a abrir sus puertas en beneficio del cine independiente regional.

Ningún festival mexicano de cine logra reunir el calibre de delgados de industria que cada año visita el Festival Internacional de Cine de Los Cabos. Más allá del glamour de las alfombras rojas, las celebridades y las películas mismas, el festival es un organismo vivo que se nutre de todos los eslabones de la cadena productiva del cine. Nos visitan las agencias de ventas más importantes de Europa, compradores líderes en Estados Unidos, directores de estudios internacionales, distribuidores locales, fondos fílmicos, programadores de los festivales más importantes del mundo, agencias de financiamiento y, por primera vez este año, la primera línea del nuevo mundo digital y televisivo −HBO, Amazon, Netflix, Sundancetv, amc, etc.). El programa Meet Your Neighbors, con sus mesas de discusión abiertas libremente a todos los productores invitados, es el espacio ideal donde poder acceder a estos peces gordos de la industria.

Abundantes y generosos premios

La gran cantidad de premios que otorgamos, así como los patrocinadores que nos permiten entregarlos son, sencillamente, el resultado de la relevancia que el festival va adquiriendo a nivel internacional. Año con año, muchas empresas se nos acercan para ofrecernos premios y, de hecho, hemos procurado sólo aceptar aquellos que tengan un impacto tangible y útil para los productores y realizadores. Nos llena de orgullo que en tan sólo tres años hemos logrado alianzas y premios con el Festival de Cannes; el Independent Filmmaker Proyect (ifp), en Nueva York; el TriBeCa Film Institute, y tantos otros patrocinadores que generosamente apuestan con nosotros por apoyar a cineastas, en su mayoría mexicanos.

Este año se otorgarán 189 mil dólares en premios para películas en la sección Cabos In Progress, además de abrirles la posibilidad de ser uno de los cuatro seleccionados que llevamos a la Meca del cine en Los Cabos Goes To Cannes. A su vez, las películas en desarrollo que vayan a Cabos Discovery competirán por una bolsa de 43 mil dólares en premios. El premio fipresci destaca al festival a nivel internacional, pues la prensa extranjera premia a la mejor película mexicana y, entre los nuevos premios de Cinemex destaca el Premio de la Audiencia que otorgaremos por primera vez a la película más popular de Los Cabos. No existe una plataforma en México que apoye de manera más consistente a los proyectos fílmicos en todas sus etapas de producción, y prueba de los frutos de esta cantera son las tres películas que este año estrenan en nuestra sección México Primero y que provienen nuestras plataformas de industria de años pasados.

Objetivos y retos

En el festival tenemos objetivos muy claros, sumado a la fortuna de trabajar con autoridades de gobierno que creen en nosotros y una comunidad empresarial en Los Cabos que sabe que el Festival nos beneficia a todos. Sabemos que año con año debemos mantenernos firmes en la convicción de que el festival sea útil y su curaduría impecable. Ésta es apenas la primera etapa de un plan a largo plazo en el que esperamos consolidar un mercado de alcance global.

Como todo proyecto cultural en México, hemos enfrentado retos presupuestales año con año. Afortunadamente, Los Cabos se sigue manteniendo con una ocupación promedio de más del 80% en lo que va del año, demostrando que la apuesta cultural y turística está dando resultados tangibles para la comunidad empresarial y para el gobierno local que tanto nos apoyan. El año pasado nos sobrepusimos a un huracán que pasó dos meses antes del festival y aún así celebramos una edición sin precedentes. Este año, ya con Los Cabos restaurado, la apuesta es aún mayor y les garantizo que las sorpresas que hemos preparado para la cuarta edición, que ocurrirá del 11 al 15 de noviembre lograrán todo menos dejarlos indiferentes.

Sección Oficial en Competencia

Competencia Los Cabos

Desde allá (México-Venezuela, 2015), de Lorenzo Vigas. Ganadora del León de Oro en el Festival de Venecia.

Tangerine (Estados Unidos, 2015), de Sean Baker. Estrenada en Sundance y con premios en Londres y Palm Springs.

Room (Canadá-Irlanda, 2015), de Lenny Abrahamson. People’s Choice Award en el Festival de Telluride.

Chronic (México, 2015), de Michel Franco. Premio a Mejor Guión en el Festival de Cannes.

James White (Estados Unidos, 2015), de Josh Mond. Premio de la Audiencia en Sundance.

Les Êtres Chers (Canadá, 2015), de Anne Émond. Nominada al Leopardo de Oro en el Festival de Locarno.

Un monstruo de mil cabezas (México-Francia, 2015), de Rodrigo Plá. Nominada al Premio Orizzonti en el Festival de Venecia.

Nasty Baby (Estados Unidos-Chile, 2015), de Sebastián Silva. Premio Teddy en la Berlinale.

Sleeping Giant (Canadá, 2015), de Andrew Cividino. Mejor Película Canadiense en el Festival de Toronto.

México Primero

Semana Santa (México, 2015), de Alejandra Márquez. Premio Gabriel Figueroa Film Fund- Proyecto en Desarrollo 2013 y de Película en Postproducción en 2014, además del Premio fox+Cabos in Progress.

La caridad (México, 2015), de Marcelino Islas. Cabos in Progress, 2014.

Las elegidas (México, 2015), de David Pablos. Estrenó en la sección Un Certain Regard de Cannes.

Te prometo anarquía (México, 2015), de Julio Hernández Cordón. Mención especial en la sección Horizontes Latinos en San Sebastián.

Almacenados (México, 2015), de Jack Zagha.

get--2--jpeg

cabos-cartel-español_800

Jornadas de periodismo cinematográfico: Los octubres fílmicos en Morelia

octubre 26, 2015

CARTEL CINE MORELIALa revista Cine Toma, la Red Mexicana de Periodistas Cinematográficos y el Instituto Mexicano de Investigaciones Cinematográficas y Humanísticas (IMICH), invitan a estudiantes de comunicación, periodismo y estudios relacionados con la cinematografía, así como al público interesado, a participar en las

Jornadas de periodismo cinematográfico

Los octubres fílmicos en Morelia

 

 

De la pantalla grande a la de plasma. El periodismo televisivo en torno al cine

Participan:

Salvador Franco Reyes. Loft Cinema, de Excélsior tv.

Julio López. Marquesina 22 y Noticias 22, de Canal 22.

Jesús Chavarría. Marquesina 22, de Canal 22 y Cine con Kristoff, de Telehit.

Martes 27 de octubre a las 16:00 horas.

Imágenes en movimiento en las ondas hertzianas. La radiodifusión y la cultura fílmica

Participan:

Amelia Rojas. La feria, carrusel cultural, del Instituto Mexicano de la Radio.

Luis Carrasco. Cinergis, de la Radio UAA.

Gerardo Gil Ballesteros. abc Radio y Marquesina 22.

Miércoles 28 de octubre a las 16:00 horas.

Suturas, elipsis y fueras de campo escritos. El periodismo fílmico en los medios impresos.

Participan:

Luis Tovar. Crítico cinematográfico y jefe de redacción del suplemento La Jornada semanal del diario La Jornada.

Columba Vértiz de la Fuente. Periodista de cine del semanario Proceso.

Sergio Raúl López. Editor de Cine Toma.

Jueves 29 de octubre a las 16:00 horas.

Moderadora: Liliana David.

Todas las actividades se realizarán en las instalaciones del imich, sitas en Aldama 180, colonia Centro, en Morelia. (55) 443 2 75 13 35. http://www.imichmexico.com

Ganadores del Premio José Rovirosa 2015

octubre 22, 2015

silencioprincesa-3

El jueves 22 de octubre de 2015, se dieron a conocer los ganadores del Premio José Rovirosa  2015 convocado por la Filmoteca, el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos y la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM.

Mejor Documental Mexicano

El silencio de la princesa (México, 2014), de Manuel Cañibe, por “el equilibrio en el empleo de sus recursos narrativos para revalorar en todas sus facetas, aún en las más conflictivas, aun personaje marginado de la cultura mexicana. Y por la honestidad amorosa que tiene el director al acercamiento a su personaje.”

Mejor Documental Estudiantil

Por los caminos del sur (México, 2015), de Jorge Luis Linares Martínez, “por abordar un tema interesante para la sociedad en forma paralela a un acercamiento íntimo con los personajes, en el cual el equipo de trabajo deja ver una relación de confianza y respeto hacia los mismos, aspecto fundamental de la labor del documentalista”.


Premio_Rovirosa

rovirosa2015

En su número 42, la revista Cine Toma alcanza siete años de vida, con una imagen de Carmín tropical, de Rigoberto Perezcano, en portada

septiembre 5, 2015

IMITACIÓN Y PRESTIDIGITACIÓN

Los efectos especiales y otros malabares audiovisuales

• Los artífices de los oficios cinematográficos, tanto visuales como sonoros, desde efectistas como Miguel Vázquez, Jorge Farfán y Manuel Roberto García; los sonidistas Martín Hernández y Fernando Cámara, el director Ismael Rodríguez, el escenógrafo Gunter Gerzso, el escultor Rubén Rivera.

• Industria: El apagón digital en televisión y la transición satelital en cines; la plataforma en red FilminLatino. Académicas: El México de la Mecánica nacional, de Luis Alcoriza; aspirantes mexicanos al Goya y al Oscar. Desde la Filmoteca de la UNAM: La semana del nitrato. Curso de actuación para cine: Las audiciones. Libros: Medio cine, de Alberto Blanco.

• Festivales: 13º Festival de Morelia; 10º DocsDF; 10º Shorts México; 5º EcoFilm Festival; 19º Tour de Cine Francés, y 8º Mórbido. Estrenos: Carmín tropical, de Rigoberto Perezcano; Eddie Reynolds y los Ángeles de Acero, de Gustavo Moheno; Dólares de Arena, de Israel Cárdenas y Laura Amelia Guzmán; Alicia en el país de María, de Jesús Magaña, y Ella es Ramona, de Hugo Rodríguez.

• Cine-Toma. Revista Mexicana de Cinematografía alcanza siete años de existencia como una publicación especializada en la reflexión, el análisis, la crítica, la información y, en general, en la cultura fílmica. Circula bimestralmente por toda la República Mexicana, tanto impresa como electrónica.

Portada CINE TOMA 42-1ChLa revista bimestral Cine Toma se ha mantenido circulando con regularidad durante siete años —desde su lanzamiento, en octubre de 2008—, y arriba a su número 42, Imitación y prestidigitación. Los efectos especiales y otros malabares audiovisuales, que circulará por la República Mexicana durante septiembre y octubre de 2015. En este tomo se reproduce en portada una imagen de la película ganadora del xii Festival Internacional de Cine de Morelia, Carmín tropical (México, 2014), segundo largometraje de ficción de Rigoberto Perezcano; con su protagonista, el actor José Pescina, caracterizado como “Mabel”, un muxe que retorna a su natal Juchitán para indagar un crimen de homofobia contra un amigo del pasado.

La principal prueba de la realidad del cine es, justamente, la existencia de los efectos especiales. Suena paradójico, es cierto, pero ocurre, justamente, que la propia proyección de imágenes en movimiento no puede considerarse la copia o el reflejo exacto de la realidad, sino meramente una imitación de la misma, conseguida mediante un artilugio mecánico o electrónico.

En este número de aniversario, nos adentramos en los trucajes y en las representaciones que han de realizarse en el ámbito cinematográfico con tal de que las películas sigan pareciéndonos reales. Es un homenaje a los técnicos, especialistas, artistas, creadores y a todos los trabajadores de la industria fílmica, tradicionalmente invisibilizados, cuyo trabajo debe ser callado pero de gran calidad, de gran oficio, de gran arte. Con un dossier concentrado en explorar los efectos especiales físicos, mecánicos y pirotécnicos en la industria mexicana, pero también el sonido, la escenografía y la escultura en el ámbito de la creación cinematográfica. Sus páginas inician con un repaso por la historia primigenia de los primeros prestidigitadores visuales, a partir de los hermanos Lumière y Georges Méliès, en un ensayo de Pedro Paunero. En seguida, se ofrece el testimonio del efectista Miguel Vázquez, cuya larga trayectoria y desarrollos técnicos, le merecieron el Ariel de Oro en este 2015, en una entrevista realizada por Luis Carrasco; después aparece otra entrevista, ahora con Jorge Farfán, miembro de una muy prominente familia especializada en efectos especiales con 40 años de experiencia, de Fabián de la Cruz Polanco, y finalmente Manuel Roberto García aborda la transición digital en los efectos especiales y cómo se instauró la categoría de Mejores Efectos Visuales en los premios Ariel, en charla con Octavio Maya Rocha. Dos especialistas en sonido aparecen posteriormente, ambos nominados al Oscar en la categoría Mezcla de Sonido: Martín Hernández, por su trabajo en Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia) (Birdman (or The Unespected Virtue of Ignorance), Estados Unidos, 2014, de Alejandro González Iñárritu), en un texto de Luis Carrasco, además de Fernando Cámara, por su trabajo en Apocalypto (Estados Unidos, 2006, de Mel Gibson), quien habla de su renuncia a Titanic (Estados Unidos, 1997), con Salvador Perches. Reproducimos los fragmentos de las Memorias (dgp-Conaculta, 2014), de Ismael Rodríguez, respecto a los efectos que logró en Los tres huastecos (México, 1948), así como en Pepe el Toro (México, 1952); luego se revisa la labor del espléndido pintor de origen alemán, Gunter Gerzso, en sus fructíferos años como escenógrafo del cine mexicano en plena Época de Oro, en un ensayo de Perla Schwartz; también ofrecemos las remembranzas del escultor Rubén Rivera, orfebre de la pieza del Cronos, el objeto clave en torno al cual gira el relato de la cinta debut de Guillermo del Toro de 1993, y se ofrece un recuento de las cinco cintas más destacadas en cuanto a efectos especiales, realizada por Irving Torres Yllán.

En otros contenidos, en la sección Industria, el académico Tonatiuh Lay ofrece un ensayo sobre el inminente apagón digital en la televisión mexicana, así como ejemplos de la próxima convergencia digital y vía satélite en las salas cinematográficas; en tanto que Paola Stefani explica las bases sobre las que se construyó el proyecto de la plataforma digital FilminLatino, impulsada por el Instituto Mexicano de Cinematografía, que comenzó a funcionar a mediados de julio. Académicas contiene un ensayo de José Xavier Návar sobre Mecánica nacional (México, 1972), de Luis Alcoriza, incluida en la colección Ganadores del Ariel, editada por Alfhaville y la amacc; así como la lista de películas inscritas que aspiran a representar a México en los premios Oscar y Goya. Desde la Filmoteca de la unam, anuncia el irrepetible ciclo La semana del nitrato, con filmes proyectados en la vieja cinta de nitrocelulosa. En su undécima entrega, el Curso de actuación para cine, de José Sefami, aborda las audiciones, ese mal necesario. Libros presenta una selección de poemas de Alberto Blanco de su más reciente publicación, Medio cine (Ediciones Sin Nombre, 2014).

En Festivales, en un artículo colectivo de Daniela Alatorre, Cristina Alemán, Paula Amor, Pablo Baksht y Andrea Stavenhagen, se aborda el XIII Festival Internacional de Cine de Morelia; los directores ejecutivo y artístico del Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México (DocsDF), Inti Muñoz y Pau Montagud, hacen un ejercicio crítico y memorioso en torno a su  primera década de existencia; la primer década del Shorts México se presenta desde la perspectiva de su director fundador, Jorge Magaña; además, se habla del VIII Festival Internacional de Cine Fantástico y de de Terror Mórbido, en testimonio de su director fundador, Pablo Guisa; del V Festival de Cortometrajes Ambientales EcoFilm, en artículo de su coordinadora, Sandra Peregrina, y se da un vistazo al XIX Tour de Cine Francés, por parte del crítico Jean-Christophe Berjon. En Estrenos se incluyen entrevistas con Rigoberto Perezcano, por Carmín tropical; con Israel Cárdenas, codirector con Laura Amelia Guzmán, de Dólares de arena, de Salvador Perches; con Gustavo Moheno por Eddie Reynolds y los Ángeles de Acero, y con el director Jesús Magaña y la protagonista y productora Bárbara Mori, por Alicia en el país de María.

En su séptimo aniversario, Cine-Toma circulará durante septiembre y octubre por todo el país en locales cerrados y, en su versión electrónica, en la tienda virtual Sanborns.

El cuadragésimo segundo número de Cine-Toma. Revista Mexicana de Cinematografía, publicación bimestral editada por PasodeGato, Ediciones y Producciones Escénicas, circulará durante septiembre y octubre de 2015 por todo el país, en locales cerrados como Sanborns, Caffé Caffé, Cineteca Nacional y Filmoteca de la unam; así como en las librerías Educal, Sótano, FCE, Gandhi, Julio Torri de la UNAM, El Foco, Ceuvoz y Foro Shakespeare. Su edición electrónica está disponible en Revistas Digitales Sanborns.

Para entrevistas o mayor información, comuníquese a los teléfonos 56 88 92 32 y 56 88 87 56; al correo electrónico cinetoma@gmail.com, o acuda a las oficinas, ubicadas en el callejón Eleuterio Méndez 11, colonia Churubusco-Coyoacán, C.P. 04120, en la Ciudad de México.

Los invitamos a visitar nuestra bitácora en línea (revistatoma.wordpress.com),

el sitio en Facebook (www.facebook.com/revista.toma)

en Twitter (twitter.com/cinetoma),

y la página en Internet (www.pasodegato.com/sitio/cine-toma).

Gustavo Moheno y los sueños roqueros extraviados de “Eddie Reynolds y los Ángeles de Acero”

septiembre 2, 2015

Era hacer una película con personajes reales, creíbles

Sergio Raúl López

Relato surgido de la melancolía, por una época de prohibición en que la imposibilidad de tener ya no digamos una industria de la música rock en México, sino que sus principales figuras emergieran de la marginalidad y el encapsulamiento, la segunda cinta de ficción de Gustavo Moheno, rememora a personajes de un momento de país que ya no existe frente a la posibilidad de alcanzar el éxito que consideraron cancelado por tres largas y deprimentes décadas.

1280x720--E-

La aspiración de encarnar la figura del rockstar que domina a buena parte de los adolescentes –e incluso de algunos vejetes– en buena parte del globo occidentalizado, no pasa, ni por distracción, por el anhelo de los virtuosismos en la guitarra eléctrica ni por trabajar una voz que hipnotice a las masas de fans, sino en la vida obsequiosa y regalada, plagada de lujos y riqueza, de excentricidades y caprichos cumplidos, y de voluntariado sexual de seguidores y besos públicos entre pares. Un sueño absolutamente lejano del que tenían los viejos roqueros mexicanos, esos que sabían que únicamente podían envidiar de lejos y en lo privado, la industria musical anglosajona, aspiración vedada para los electrificados rapsodas en castellano.

Las horas de práctica junto a discos larga duración de acetato rayados de tanto repetirse, las cervezas compartidas con otros especímenes extraños de cabellos alargados y jeans de mezclilla ajada y los cuadernos repletos de estrofas y líneas alimentadas de rebeldías, rabia y la urgencia de ser escuchado, se diluyeron casi por completo en varias generaciones de músicos que sufrieron la prohibición –ejecutada en forma de razzias y cancelación de permisos– de realizar conciertos públicos de rock, tras la campaña negra promovida tras el festival Rock y Ruedas en Avándaro, en abril de 1971 –extendida hasta inicios de la década del noventa–, provocó que infinidad de jóvenes ilusionados se dieran de cara contra la realidad mexicana, en permanente crisis, para acabar por dejar guitarras y chamarras de cuero a un lado, para buscarse un trabajo cualquiera, que les provea lo suficiente para sobrevivir.

Así sea para convertirse, en este caso, en aburrido farmacéutico dominado por la esposa, en un cantante versátil para bodas, en un huesero –músico de sesión a la renta– o en un alcohólico que no lo abandonó todo, como lo propone la comedia nostálgica y de segundas oportunidades, quizás ya tardías, sobre el rock mexicano perdido de aquellas épocas que es Eddie Reynolds y los Ángeles de Acero (México, 2014), segundo largometraje del crítico fílmico devenido en realizador Gustavo Moheno, en la que los derechos del único éxito de un oscuro cuarteto de heavy metal de mediados de los ochenta inopinadamente intenta ser adquirido por Bono (Pavel Sfera), el cantante de la banda irlandesa U2.

La serie de enredos que seguirá a la anécdota inicial, provocará un reencuentro del cantante Eduardo Reynoso (Damián Alcázar), de nombre artístico Eddie Reynolds, con el bajista y huesero Fernando (Jorge Zárate); el baterista-farmacéutico Ulises (Álvaro Guerrero), y el autodestructivo y destroyer guitarrista de virtuosismo escasamente reconocido, Santos (Arturo Ríos en caracterización igualmente virtuosa); pero un re-encontronazo con las rencillas, envidias, competencias e infidelidades que los hicieron separarse.

Esta nostálgica reconstrucción de la no escena y de la no industria del rock en el censor país priísta que fuimos tres décadas atrás –y que, en realidad, nunca abandonamos–, se presta para una casi fábula eufórica sobre el onanista e inalcanzable éxito roqueril –dinero, mujeres y alcohol– en la que unos viejos –ruqueros, en buen argot local– descubren que alguien, alguna vez, los apreció –cual Sugar Man a medias–, y van reencontrándose con los extintos sueños de juventud que han de adaptar a actualidad tanto tecnológica como de sus provectas edades –cual satánicas majestades sin reino ni disco ni condición física–, de Abracadabra Producciones, estrenó en cartelera el viernes 28 de agosto, con distribución de Nueva Era Films, en 220 salas.

Con 17 años de edad y sin haber estudiado una carrera, a inicios de los años noventa, Gustavo Moheno fue reportero de espectáculos, entre 1990 y 1993, tras cruzarse, por una feliz coincidencia, con Mario Riaño, entonces editor de espectáculos de El Sol de México, y muy pronto se encontró realizando coberturas lo mismo de telenovelas y festivales de Acapulco organizados por Televisa, que presentaciones de discos y conciertos masivos de rock, que reiniciaron en el Palacio de los Deportes justo en esa época.

Ahí, conoció y escuchó a muchos de sus ídolos: “era andar en la peda y en el Rock and Roll, eres joven y crees que la muerte no te va a llegar nunca y vives todo a tope y todo a full. La recuerdo, en verdad, como algunos de los días más felices de mi vida”. Una época que ya acabó y un mundo que ya no existe. El periodismo de espectáculos ya es el mismo y la industria musical ya no existe como tal, por lo que la historia que le propuso el guionista Carlos Enderle le llamó muchísimo la atención y se identificó plenamente, aunque los personajes sean mucho mayores que él. Con el guionista Ángel Pulido retrabajó la historia y aportaron elementos nuevos, frescos. Siempre con una sensación: “Años después te estás volviendo viejo, ya no cumpliste con tus sueños, tienes deudas con tus amigos del pasado, con los que compartiste alguna vez la vida”.

Luego de Avándaro y a la prohibición, muchos roqueros se adaptaron al género tropical y le adaptaron la dotación básica del rock. En el inicio de la película se ejemplifica y se muestra la vida de la sobrevivencia del músico.

Me acuerdo haber ido, de niño, a un concierto de Rigo Tovar y, para mí, era una experiencia similar a la de ver un rockstar: el cabello, los lentes y el trato de la gente, aunque no tocara rock, en 1981 o 1982. Debido a la represión, estas figuras encontraron una manera de sobrevivir y su nicho en otros géneros musicales, concretamente en la onda tropical. Es algo que me gusta de la historia, pues al igual que los directores de cine, al no haber una industria de la que uno viva, tienen que hacer muchas otras cosas para vivir y me identificaba laboralmente con alguien que pudo ser un rockstar pero que finalmente tiene que chambearle de cantante de bodas. El cantante que dobla a Damián en las rolas de rock es un cuate de Monterrey, Chester Draven, tuvo un grupo de rock en los noventa llamado Crazy Lazy y hoy en día es un cantante de bodas como Eddie, de hecho él es el verdadero Eddie Reynolds, un roquero de los ochenta que hoy en día es cantante de bodas. Fue un detalle, pero que nos hace ver que la historia no estaba tan errada, la realidad copiando a la ficción, ¿no?

Y los cruces con el sueño guajiro de todo roquero mexicano: que una figura internacional, como Bono, descubra a su banda y le gusten sus rolas.

En la idea primigenia de Carlos Enderle estaba esta apertura de Bono descubriendo a un oscuro grupo mexicano de los ochenta con corte a el cantante, treinta años después, que está cantando “El venado” en una boda.

Tus protagonistas tienen una gran línea de constancia y calidad en el cine y el teatro mexicano, pero a lo largo de la película aparecen muchos buenos actores en papeles incidentales. Hay mucho cuidado en el elenco y presencias concuerden.

El concepto era hacer una película con personajes reales, creíbles. Lo que yo quería con Eddie Reynolds no era hacer una película de festival, pero tampoco una de Videocine, de caras bonitas en la Condesa o en Santa Fe. Por eso era muy importante el reparto, siempre tuve en la mira a Damián para Eddie y me clavé en que si no era él, no haría la película porque realmente no veía a otro actor que pudiera interpretarlo sin convertirlo en una caricatura. Una vez teniéndolo, los demás que quería fueron cayendo muy fácil, reunirlos fue relativamente sencillo, pero también reunimos a los actores indicados para los bits –hay como 35–, y esa es una bronca, luego veo que las películas mexicanas descuidan a los bits. Puedes tener un muy buen reparto de tus tres o cuatro principales pero si descuidas los bits , esos detallitos le dan en la madre. Ahí tuvo mucho que ver Natalia Beristain que fue una gran directora de casting y trajo a mucho de los actores que eran los adecuados para cada personajito y eso añade realismo a la trama.

¿Qué tan cara resulta una película como esta porque eso se nota en el vestuario, en las locaciones, en la producción musical, en la fotografía?

Se hizo con 20 millones de pesos, que era lo que teníamos del estímulo fiscal, no teníamos el combo usual que es combinarlo con el apoyo del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), para volverla una película de 30 millones, más o menos. Y era una película muy ambiciosa, con alrededor de 25 locaciones, demasiados bits, escenas de conciertos con muchos extras, fue una locura que nos la aventáramos con esa lana, pero la importante fue la productora, Sandrine Molto, aunque es su primera película en México, venía con una gran experiencia como contadora en Francia, hizo Adiós a los niños (Francia-Alemania Occidental, 1987), de Louis Malle y muchas otras. Tiene dos cualidades: es francesa y como europea es muy derecha y muy cuadrada, si a eso le añades que es contadora, es una persona que cuida hasta el último centavo y verdaderamente todo el dinero se fue a la película y se ve en pantalla. Le doy el crédito porque fue la que administró y logró que los 20 millones alcanzaran para todo, hasta para la postproducción. En las películas mexicanas se acaban el dinero en el rodaje y luego andan buscando para la post y se vuelve un relajo. Ella tuvo muy bien medidas las tres etapas de la película y tuvimos desencuentros porque había cosas que yo quería y ella no me podía dar, pero al final hicimos buena mancuerna porque ajustarte al presupuesto significa sacrificar ciertas cositas y trabajar con determinado ritmo, adquirí muchísima disciplina y me sorprendí de todo lo que puedes hacer en un buen día de rodaje si no pierdes el tiempo, tiene que ver mucho que llegues bien preparado y tener actores que no son divas y lo hacen bien a la primera toma, es trabajar con verdaderos profesionales y eso ayuda mucho a que un rodaje fluya bien. Fueron una serie de elementos afortunados que se conjuntaron para que la película saliera con el presupuesto que tenía.

¿Qué tan complejo fue crear el ambiente musical de la película?

Era parte del toque de la película. Al momento de planearla reflexioné y dije: “¡En la madre! ¡En qué pedote me metí! ¿Cómo encuentro una rola que te la creas que es pegajosa?”. Aunque tenía mis ideas, el santo remedio fue Annette Fradera, que conoce a medio mundo y sabe muchísimo de música, y buscó el tipo de rola que iba a ser. Hizo un mini concurso entre sus amigos músicos, algunos de ellos muy famosos, para que compusieran la rola y de ahí surgió “Chela en la fiesta”, que no la hizo nadie famoso, sino Sara Herrera Maldonado, una compositora muy joven de Monterrey que ella descubrió.

Muy temprano en el proceso, una directora de casting cuyo nombre no diré, insistía en que usara músicos de verdad y no actores, porque jamás lograría que pareciera que están tocando. Pero trabajar con músicos me parece como trabajar con niños, está de la chingada (risas), a mí me vale madre si no parece que están tocando, yo necesito que expresen las emociones de mis personajes. Y teniendo a Damián, Álvaro, Arturo y Jorge, que son muy clavados.

Al tener ya la canción y una segunda, “Larga vida al rock”, necesitábamos muy buenos músicos, que aparte de que tocaran y grabaran la música, enseñaran a los actores a tocar estas dos rolas que se hicieron para la película. Annette creó a los Ángeles de Acero que están detrás de los actores, Chester Draven en la voz; el baterista de Paté de Fuá, Rodrigo Barbosa, que coucheó a Álvaro Guerrero; el bajista Carlos Maldonado, y el guitarrista que también es muy fregón, Gino Galán, que fue el que coucheó a Arturo Ríos. La verdad es que hicieron un gran trabajo porque grabaron las rolas y trabajaron casi dos meses con los actores, no a enseñarles a tocar, sino sólo estas dos canciones, porque no les puedes enseñar realmente a ser virtuosos en ocho semanas, sino a que parezca que tocan la rola y dónde deben ir los dedos, más o menos. Fue una gran disciplina de los actores al ponerse a chingarle todo los días para que pareciera que estaban tocando estas canciones y el efecto se logra. Por ahí si eres muy clavado en la música verás que le faltó un platillazo a Álvaro o que esta mano no está a la altura del bajo en que debería estar, pero parece que realmente están tocando, por eso a Álvaro Guerrero lo nominaron al Ariel, porque parece que sí le está pegando a la batería con la rola que estás poniendo.

Este artículo forma parte de los contenidos del número 42 de la revista cine TOMAde julio-agosto de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

968full-eddie-reynolds-y-los-ángeles-de-acero-screenshot

Eddie-Reynolds-y-Los-Ángeles-de-Acero_poster_goldposter_com_1

Convocatoria al III Encuentro Iberoamericano de Escritores Cinematográficos

mayo 20, 2015

slide11

El tercer Encuentro Iberoamericano de Escritores Cinematográficos, organizado por El Garfio, se llevará a cabo del 25 al 28 de agosto en la Ciudad de México con el tema “Los géneros cinematográficos” por lo que se convoca al concurso de guión de largometraje de ficción que seleccionará ocho guiones en último tratamiento para participar en un pitching ante destacados productores de la industria cinematográfica iberoamericana y un jurado elegirá uno que recibirá un premio de 30 mil pesos.

La convocatoria permanecerá abierta hasta el 11 de julio.

p_garfio

Convocatorias al IV Festival Internacional de Cine de Los Cabos

mayo 4, 2015

BANNER_1_ESP

BANNER_2_ESP

BANNER_3_ESP

La cuarta edición del Festival Internacional de Cine de Los Cabos (Los Cabos International Film Festival) se realizará del 4 al 11 de noviembre de 2015, por lo que se dio a conocer su convocatoria para directores y productores a inscribir sus películas y proyectos en sus distintas secciones competitivas: Selección Oficial conformada por Competencia Los Cabos (para películas originarias o coproducidas por México, Estados Unidos o Canadá.) y México Primero (para primeras o segundas películas de producción mexicana). Además, en la Sección de Industria del Festival se abre Cabos Discovery (proyectos en desarrollo, originarios o coproducidos por México, Estados Unidos o Canadá) del que se eligirán los participantes de Cabos Discovery Meetings (12 proyectos mantendrán reuniones uno a uno con miembros de la industria y uno será apoyado con 8 mil dólares) y el Gabriel Figueroa Film Fund (siete proyectos mexicanos apoyados con 5 mil dólares). Cabos in Progress seleccionará seis películas en post-producción, originarias o coproducidas en México, y Chemistry dará a una servicios de postproducción.

La fecha límite es el 21 de agosto.

cabos 2015