Posts Tagged ‘La’

Cine Toma 49: El bolígrafo audiovisual

noviembre 5, 2016

La educación de y en lo cinematográfico

cine-toma-49

Anuncios

Candidatos a la tercera edición del Premio Iberoamericano de Cine Fénix

septiembre 27, 2016

nuevo-trailer-clan-pablo-trapero_clavid20150603_0029_1

La tercera edición del Premio iberoamericano de cine Fénix se efectuará el  7 de diciembre de 2016 en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, en la Ciudad de México, por lo que el miércoles 26 de septiembre, en el Museo de Memoria y Tolerancia, se realizó el anuncio de la lista de candidatos en las trece categorías competitivas (Largometraje de ficción, Dirección, Actuación masculina, Actuación femenina, Guion, Fotografía, Edición,Diseño de arte, Sonido, Música, Vestuario y Largometraje documental y Fotografía documental), que fueron dados a conocer por la actriz mexicana Ilse Salas; el actor y productor colombiano Manolo Cardona; el director de Cinema23, Ricardo Giraldo, y el presidente de los Premios Fénix, Rodrigo Peñafiel.
De la preselección que incluyó 58 largometrajes de ficción y 25 documentales por el Comité de selección y nominación, un Comité técnico, conformado por directores, guionistas, actores, fotógrafos, diseñadores de arte, sonidistas, editores y músicos, seleccionó 18 ficciones y ocho documentales en las distintas categorías.

Esta es la lista completa:

Largometraje de ficción

Aquarius (Dir. Kleber Mendoça. Brasil – Francia, 2016 – Cinemascópio Produções, SBS Productions)

Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015 – Desvia Filmes, Malbicho Cine, Viking Film.

El Clan (Argentina-España, 2015), de Pablo Trapero. Kramer & Sigman Films, Matanza Cine, El Deseo)

Desde allá  (México-Venezuela. 2015), deLorenzo Vigas.  Factor RH Producciones, Lucía Films, Malandro Films.

Neruda (Chile-Francia-España-Argentina, 2016), dePablo Larraín. Fábula, AZ Films, Funny Balloons, Setembro Cine.

La muerte de Luis XIV (Francia-España-Portugal, 2016), de Albert Serra. Capricci Production, Andergraun Films, Rosa Filmes, Bobi Lux.

Te prometo anarquía (México-Alemania, 2015), de Julio Hernández Cordón. Interior XIII, FOPROCINE, World Cinema Fund, Rohfilm GMBH.

Dirección

Kleber Mendoça por Aquarius (Brasil-Francia, 2016).

Gabriel Mascaro por Boi Neon (Brasil-Uruguay-Países Bajos, 2015).

Pablo Trapero por El clan (Argentina-España, 2015).

Albert Serra por La muerte de Luis XIV (Francia-España-Portugal, 2016).

Pablo Larraín por Neruda (Chile-Francia-España-Argentina, 2016).

Actuación femenina

Sonia Braga por Aquarius  (Dir. Kleber Mendoça. Brasil – Francia, 2016)

Juana Acosta por Anna (Dir. Jacques Toulemonde. Colombia – Francia, 2015)ç

Érica Rivas por La luz incidente (Dir. Ariel Rotter. Argentina – Francia – Uruguay, 2015)

Magaly Solier por Magallanes (Dir. Salvador del Solar. Argentina – Colombia – Perú – España, 2015)

Jana Raluy por Un monstruo de mil cabezas (Dir. Rodrigo Plá. México, 2015)

Actuación masculina

Guillermo Francella por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Alfredo Castro por Desde allá  (Dir. Lorenzo Vigas. México – Venezuela. 2015)

Gael García Bernal por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Luis Gnecco por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Ricardo Darín por Truman (Dir. Ces Gay. Argentina – España, 2015)

Guión

José Luis Guerín por La academia de las musas (Dir. José Luis Guerín. España, 2015)

Gabriel Mascaro por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Julián Loyola, Esteban Student y Pablo Trapero por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Lorenzo Vigas por Desde allá  (Dir. Lorenzo Vigas. México – Venezuela. 2015)

Laura Santullo por Un monstruo de mil cabezas (Dir. Rodrigo Plá. México, 2015)

Fotografía de ficción

Diego García por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

João Ribeiro por Cartas da guerra (Dir. Ivo Ferreira. Portugal, 2016)

Iván Gierasinchuk por Eva no duerme (Dir. Pablo Agüero. Francia – Argentina – España, 2015)

Sergio Armstrong por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Fernando Lockett por Oscuro animal  (Dir. Felipe Guerrero. Colombia – Argentina – Países Bajos – Alemania – Grecia, 2016)

Diseño de arte

Maira Mesquita por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Sebastián Orgambide por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Aili Chen por La luz incidente (Dir. Ariel Rotter. Argentina – Francia – Uruguay, 2015)

Sebastián Vogler por La muerte de Luis XIV (Dir. Albert Serra. Francia – España – Portugal, 2016)

Estefanía Larraín por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Vestuario

Flora Rabello por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Julio Suárez por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Mónica Toschi por La luz incidente (Dir. Ariel Rotter. Argentina – Francia – Uruguay, 2015)

Nina Avramovic por La muerte de Luis XIV (Dir. Albert Serra. Francia – España – Portugal, 2016)

Muriel Parra por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Sonido

Ricardo Cutz y Nicolas Hallet por Aquarius  (Dir. Kleber Mendoça. Brasil – Francia, 2016)

Vicente D’Elia y Leandro de Loredo por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Sergio Díaz, Raúl Locatelli, Vincent Arnardi por Desierto (Dir. Jonás Cuarón. México – Francia, 2015)

Miguel Hormazábal, Roberto Zúñiga, Ivo Moraga y Rubén Piputto por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

César Salazar y Roberta Ainstein por Oscuro animal  (Dir. Felipe Guerrero. Colombia – Argentina – Países Bajos – Alemania – Grecia, 2016)

Edición

José Luis Guerín por La academia de las musas  (Dir. José Luis Guerín. España, 2015)

Fernando Epstein y Eduardo Serrano por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Alejandro Carrillo Penovi y Pablo Trapero por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Isabela Monteiro de Castro por Desde allá  (Dir. Lorenzo Vigas. México – Venezuela. 2015)

Hervé Schneid por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Música original

Otávio Santos, Cláudio N. y Carlos Montenegro por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Sebastián Escofet por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

João Lobo por John From  (Dir. João Nicolau, Portugal – Francia, 2015)

Oleg Karavaichuk por Oleg y las raras artes  (Dir. Andrés Duque. España, 2016)

Leonardo Heiblum y Jacobo Lieberman por Tempestad (Dir. Tatiana Huezo. México, 2015)

Fotografía documental

Luis Armando Arteaga por Eldorado XXI (Dir. Salomé Lamas. Portugal – Francia, 2016)

Carmen Torres por Oleg y las raras artes  (Dir. Andrés Duque. España, 2016)

Ernesto Pardo por Tempestad (Dir. Tatiana Huezo. México, 2015)

João Ribeiro por Treblinka  (Dir. Sérgio Tréfaut. Portugal, 2016)

Cristian Soto por El viento sabe que vuelvo a casa (Dir. José Luis Torres Leiva. Chile, 2016)

Largometraje documental

327 cuadernos (Dir. Andrés di Tella. Argentina – Chile, 2016 – Gema Films, Lupe Films)

Cinema Novo (Dir. Eryk Rocha. Brasil, 2016 – Coqueirão Pictures, Aruac Filmes Production)

Tempestad (Dir. Tatiana Huezo. México, 2015 – Pimienta Films, Cactus Films, Terminal)

Todo comenzó por el fin (Dir. Luis Ospina. Colombia, 2016 – Luis Ospina)

El viento sabe que vuelvo a casa (Dir. José Luis Torres Leiva. Chile, 2016 – Globo Rojo Producciones Limitada)

img-rtve

ctqeauvwyaes_yt

El infierno de dos hombres atrapados en “7:19. La Hora del Temblor”, de Jorge Michel Grau

septiembre 27, 2016

El verdadero horror de estar enterrados

Por Irving Torres Yllán

Pese a que los terremotos que destruyeron extensas porciones de la Ciudad de México en 1985 fueron, indudablemente, la gran tragedia del siglo xx en la capital del país, la cinematografía mexicana se ha ocupado muy poco de retratar el horror y la destrucción que provocaron. Ahora, treinta y un años luego de los sismos, el realizador Jorge Michel Grau, afecto al género de terror, narra el claustrofóbico encierro de dos sobrevivientes atrapados por los escombros en 7:19. La Hora del Temblor.

bichir_pelicula_terremoto

La fecha del 19 de septiembre de 1985 difícilmente se olvidará en el Distrito Federal. Ese día, la urbe se vio sacudida por uno de los fenómenos naturales más intensos que la hayan asolado: un sismo de tipo trepidatorio, a la vez que oscilatorio, que sacudió al país, alcanzando su punto de mayor destrucción en la capital de México, con una duración de casi dos minutos y una magnitud de 8.1 grados en escala de Richter. La cantidad de muertos aun es desconocida así como la de desaparecidos, aunque oficialmente se habla de 10 mil.

El tema ha sido tocado en diversas ocasiones por el cine mexicano, aunque el único largometraje de ficción dedicado enteramente a ello ha sido Trágico terremoto en México (México, 1987), de Francisco Guerrero y guión de Reyes Bercini, que aprovechaba los estragos que aún se veían en la ciudad unos meses después. Fuera de ello se le ha aludido en diversas películas como Mariana, Mariana (México, 1987, de Alberto Isaac), El día de los albañiles 3 (Y dónde te agarró el temblor) (México, 1987, de Gilberto Martínez Solares) o en Ciudad de ciegos (México, 1989, de Alberto Cortés).

Ahora, en 2016, se produjo una película que se adentra completamente en la situación al instalarnos al interior de un edificio que se derrumba durante el sismo, 7:19. La Hora del Temblor (México, 2016), dirigida por Jorge Michel Grau, quien en el 2010 sorprendiera con su debut cinematográfico Somos lo que hay (México, 2010) y ahora muestra un gran crecimiento y madurez como realizador.

Luego de estudiar Comunicación en la unam y realización por el Centro de Capacitación Cinematográfica (ccc), Grau se graduó en España, en la Escola Superior de Cinema I Audivisuals de Cataluya (escad) en la especialización de dirección cinematográfica. De regreso a México estudió en la escuela de teatro de la Universidad Nacional (cut), con Raúl Quintanilla, y dirección de arte en el ccc, con Alejandro Luna.

Destaca, en la cinta un extraordinario plano secuencia inicial que nos permite seguir a los personajes no sólo para presentarlos sino para que, de alguna forma, podamos ubicarles en el espacio físico y saber dónde están cuando la oscuridad les cubra. Luego de que ocurre el sismo y se desploma el edificio, es una genialidad la forma en que el director nos va abriendo el mundo, sacándonos de lo claustrofóbico del momento para dejarnos respirar cada vez un poco más. Pocas veces los directores mexicanos se atreven a jugar con los diferentes formatos en pantalla para crear sensaciones y, en esta ocasión, el resultado es impactante.

Producida por Alameda Films, Alebrije Cine y Video y Velarium Arts, 7:19 fue la película inaugural del xix Festival Internacional de Cine Guanajuato (giff). Rodada en los Estudios Churubusco y protagonizada por Damián Bichir y Héctor Bonilla, estrenará en la cartelera nacional el 23 de septiembre, con 250 copias de Cinépolis Distribución.

Por este motivo, les presentamos una entrevista con Jorge Michel Grau.

Podría parecer una película atípica respecto del cine de género que venías haciendo, pero que en realidad se inscribe muy bien dentro en tu trabajo, al abordar un tema social que roza el horror de muchas formas y que es sumamente actual, con ecos que nos alcanzan hasta este 2016.

Justo la urgencia de escribir un guión así fue lo que me movió a buscar un tema que pudiera, de alguna manera, mostrarnos lo que está sucediendo hoy en día en México. De lo que 7:19 va, a grosso modo, es sobre dos personas atrapadas en un edificio que se colapsa en el terremoto. Haciendo el símil con lo que está pasando ahora, un poco es esta tragedia que nos está aplastando, en este desorden de país que tenemos ahora, en este tiradero, es una tragedia que tiene a todos los mexicanos atrapados. Un poco por ahí fue por donde comenzamos a escribir esta historia. La primera motivación era recuperar este hecho de 1985 que tiene un largo aliento con lo que está pasando hoy en día y creo que funciona muy bien porque tiene unos símiles muy exactos con lo que estamos viviendo.

La cinta empieza con un largo travelling que muestra la interacción de todos los personajes y acabamos con dos protagonistas sin sentir nunca que sea teatral, ¿cómo llegaste a esto?

La apuesta era tratar de explorar lo que sucedía debajo de los escombros. Se ha visto mucho documental sobre el terremoto de 1985, hay muchos expertos –tanto cronistas, como historiadores, como gente que participó directamente en el rescate o en la posterior planificación de la ciudad–, pero todo eso sucedía afuera, en todo lo visible, y yo quería irme a este espacio invisible del que casi nadie habla, del que casi nadie sabe, el que era adentro de los escombros, el universo de las víctimas. ¿Qué pasaba con las personas adentro de los edificios mientras esperaba el rescate? En buena medida la gente podía creer que el gobierno estaba increíblemente movilizado para rescatarlos y conforme fue avanzando el tiempo nos dimos cuenta de que no era así, lo que sucedió fue que la sociedad civil tuvo que responder y reaccionar ante la tragedia, organizarse y rescatar a la gente. La apuesta era partir de las preguntas: ¿Qué pasa adentro de la tragedia? ¿Cómo la vive la gente?

Otro de los pretextos que buscábamos era esta exploración de las clases sociales: ¿qué pasa si uno de ellos es un político de alta alcurnia, que está en un puesto muy importante, del cual se beneficia, y el otro es un velador, una persona a pie, del pueblo, un trabajador que necesita largas jornadas de trabajo para poder sobrevivir? ¿Qué pasa cuando estos dos universos se enfrentan en un mismo espacio?

El reto, como lo planteamos desde el inicio, era hacer que estos dos personajes nos guíen por esta exploración. Ver esta situación a través de estos dos personajes completamente inmóviles, que no tienen espacio porque el edificio que los aplasta no sólo los confina a un sitio reducido, sino que los atrapa. Era simplemente ver una interpretación actoral que a través de los ojos, de una intimidad de ese tamaño, nos pudiera transportar a estos dos universos. El riesgo se tomó pensando en dos grandes actores que pudieran hacernos viajar a través de su interpretación y, la puesta en cámara trataba de romper con los planos convencionales, tratar de hacer una puesta en cámara que satisficiera al público y que no se aburriera, y que al final estuviera viendo una puesta en escena con dos personajes hablando toda la película.

En las tomas del edificio colapsado sorprendes con algo inusual en el cine mexicano: jugar con diferentes formatos de la cámara y la vas abriendo poco a poco conforme los personajes van descubriendo más de su entorno. ¿Por qué llegaste a esta decisión técnica?

Decidimos que esa era la mejor manera de hacer entrar al público al espacio. Primero, yo no quería mostrar todo de un jalón, quería mostrar este choque sorpresivo para todos, porque en 1985 nadie le tenía miedo a los temblores, por lo menos no a que se derrumbara la ciudad. La gente no salía de los edificios, se quedaba en el marco de la puerta, esperando a que pasara y ya. Toda la gente que se queda atrapada en este edificio en el filme es sorprendida por el terremoto. Ese era nuestro punto de partida, ¿cómo vamos a hacer que el público se sienta también encerrado y vaya conociendo el espacio? Jugamos con la imagen del iris del ojo, el cual, conforme se va acostumbrando a la oscuridad, tiene una mejor percepción del espacio, puede ver un poco más. Al principio cuando abres el ojo en la obscuridad absoluta no ves nada y conforme pasa el tiempo puedes ver un poco más y más hasta que tu ojo se acostumbra a la obscuridad y tienes una clara visión de lo que está sucediendo en el espacio en el que estas encerrado y por ahí nos fuimos, en generar esta claustrofobia, esta sensación de angustia de que al abrir el ojo no ves absolutamente nada y, conforme avanza el tiempo, vas descubriendo más cosas.

El segundo arranque era ir introduciendo ciertos elementos dentro de la narración que a lo largo de la película van a ir cobrando mucha importancia. No sólo el descubrimiento de Martín Soriano (Héctor Bonilla), el velador, que está a un lado del licenciado Fernando Pellicer (Demián Bichir), sino de los otros personajes que hablan durante la película y otros elementos como la radio, que son los que provocan que el aspecto de la película se abra, dándole al espectador la posibilidad de ver más allá de lo que está sucediendo, aunque estén en ese espacio tan confinado y tan pequeño. La percepción se va ampliando porque van entrando elementos narrativos importantes.

Creí esa era la mejor manera de plantearle al público la apertura de percepción.

En el cine mexicano no se le da tanta importancia al diseño sonoro pero en tu película es muy interesante y nos lleva a distintas profundidades, a diferentes capas del edificio.

Es un punto muy importante. Nosotros estábamos haciendo la apuesta del diseño sonoro, pues era el 50 por ciento de la narración. Nosotros estamos viendo a dos personas encerradas pero no sabemos lo que está sucediendo afuera. El camino que seguimos fue que al momento que Alberto Chimal y yo escribimos el guión, hicimos la línea de tiempo de la ficción que sucedía dentro de los escombros, pero estaba sujeta a la línea de tiempo del suceso real, a lo que estaba sucediendo afuera del cuadro, entonces el diseño sonoro atendía a esa necesidad. ¿Cómo vamos a hacer para que el hecho de ficción se ligue al hecho histórico? A través del diseño sonoro. Las cosas que van sucediendo en sonido, como la llegada de los primeros voluntarios, la llegada de los rescatistas, los perros que ladran justo antes del temblor, nos iban marcando esta veracidad de la historia y todo eso sucede en el diseño sonoro.

Por otro lado tenemos al otro gran personaje que es el edificio. El edificio tiene sometidos a estos personajes y está activo en la película, todo el tiempo se sigue comprimiendo y reacomodando, y conforme los personajes hablan o están dialogando ciertos temas, el edificio contesta, hay acentos dramáticos que da el mismo edificio. La película no tiene nada de música, nada de score, la apuesta era que fueran los sonidos del edificio: los rechinidos, el reacomodo, las piedras cayendo. El edificio está vivo junto con ellos. Christian Giraud, el diseñador sonoro, se fue a meter a cuevas para poder grabar esos silencios que tienen una característica muy especial… dejaba caer piedras para poder repetir esos sonidos en el edificio y tratar de inventar que pasa adentro porque hay poca documentación de momentos dentro de los edificios, hay mucha del exterior pero poca de adentro, nosotros sólo pudimos ver dos videos y son muy cortos, entonces tuvimos que inventar todos estos sonidos dentro de los escombros.

La gente podría pensar que 7:19 es uno de estos grandes dramas del cine mexicano, pero es una película con un humor negro demasiado fino, por momentos, una apuesta muy arriesgada. ¿Cómo fue la creación de este guión con Alberto Chimal, para llegar a los puntos dramáticos bien estructurados y, a la vez, tener humor para que el espectador se relaje y siga viendo el horror en pantalla?

Yo creo que es sintomático, está en nuestro gen, por eso Alberto y yo lo platicamos tanto. ¿Qué pasaría si una persona está en esa situación después de tantas horas? Y los dos llegamos a la conclusión de que seguramente haría un chiste sobre su propia situación. Los mexicanos nos reímos de la muerte, de nuestra situación, cuando no entendemos algo que está cerca de nosotros le inventamos un chiste, somos los reyes del meme, entonces era como adentrarnos en este universo real del mexicano. Estas contestaciones que salen del alma, que salen de la piel, cuando hay una situación incómoda y la única manera de relajarnos o perder un poco la ansiedad o el estrés es contando un pequeño chiste.

Era un riesgo. Recuerdo perfectamente las primeras lecturas con Demián Bichir, él me decía que le preocupaba un poco estos como cierres de comedia, esta comicidad negra, ácida, dolorosa, de esos chistes dolorosos de los que te ríes y luego dices “¡ouch!”. Buscamos estos momentos adecuados para que la gente se enganchara con esta sensación de la necesidad de contar un chiste, porque estas en una situación extrema que te está lastimando y jugar luego un poco con eso, dejarlos reír e ir por un área más ligera donde están sucediendo un par de chistes muy oscuros y después viene un cachetadón que te hace abrir los ojos y recibir esa realidad de una manera mucho más profunda y dolorosa. Era jugar un poco con ambas situaciones.

El riesgo siempre está en cualquier película cuando uno toma una decisión dramática, siempre se corre el riesgo de que se desbalague un poco el discurso o la puesta en escena, pero aquí se asumió y creo hay momentos donde esta comicidad negra funciona muy bien.

Uno de los grandes méritos de la película es la escenografía, afortunadamente no es el cachirulazo al que estamos acostumbrados a ver en este tipo de cine mexicano, pues es muy real. ¿Cuáles fueron los riesgos de tener siempre la misma escenografía en los Estudios Churubusco?

El riesgo era altísimo, hasta cierto punto pecamos en el reto, era poner muy elevado el listón, no conformarnos con lo fácil. Para ejemplificar, estuvimos viendo una película española, Enterrado (Buried, España-Estados Unidos-Francia, 2010), de Rodrigo Cortés, que cuenta la historia de un secuestrado que está dentro de un ataúd. La puesta en cámara era muy pegadita al personaje pero de pronto rompía la pared del ataúd y veíamos planos muy abiertos, donde quedaba en el centro y había un limbo oscuro alrededor y yo sentía que eso rompía mucho con la película.

Entonces, cuando hablaba con el diseñador de producción, Alejandro García, yo le hacía mucho hincapié en eso: nunca vamos a romper la pared del set. La cámara siempre va a estar en el mismo espacio donde ellos estén, no quiero que las paredes se muevan para poder poner cámara. Quiero que se muevan para seguridad de los actores, que estén protegidos y que no haya ningún atentado contra el actor, someterlos a una tortura física con tal de llegar a un resultado me parecía totalmente absurdo teniendo dos grandes intérpretes. Mi apuesta era protegerlos, pero la cámara tiene que estar en un espacio donde nos sintamos enterrados.

Además, yo sufro un poco de claustrofobia. No me subo a elevadores, Metro o Metrobús, y quería sentir miedo del encierro, por lo que era un trabajo constante con Alex y su equipo de estar metiéndome en ese espacio y decirles que necesitaba más opresión, más gris, más estilos. Quería que los fierros retorcidos me hicieran sentir vulnerable y con riesgo de picarme, de cortarme. Yo no quería una escenografía de una película de Capulina, sino que la gente se sintiera aterrada con el verdadero horror de estar encerrados, aunque nunca lo hubieran estado y la única manera era conseguir algo increíblemente verídico que te hiciera aceptar la convención y decir que así se ven los escombros, aunque nunca hayas estado adentro.

Fue un trabajo muy minucioso de cuatro semanas de construcción, primero hicimos pequeñas maquetas, definimos las posiciones de los personajes y, a partir de ahí, se empezaron a hacer maquetas tamaño natural. Luego el equipo de Alex entró a la construcción y los carpinteros medio se volvían locos porque están acostumbrados a hacer escenografías rectas, con ángulos, con piezas de madera bien cortadas y aquí era todo lo contrario, había que meter desastre, caos, nada podía ser geométrico, tenía que ser muy espontáneo y espantoso. Fue un reto que fueron resolviendo conforme avanzábamos.

Al final, pocos días antes de filmar, le pedimos asesoría a un topo que estuvo involucrado en los rescates del 85 y lo metimos al espacio y dijo: “¡Así, así es como se ve!” y eso nos dio la garantía de empezar a rodar.

Otro elemento del que se ha hablado poco es la iluminación, el ejercicio que hace Juan Pablo Ramírez (director de fotografía) con la luz ahí adentro, también ayuda y aporta mucho para dar la sensación de claustrofobia extrema.

¿Qué tal fue trabajar con Héctor Bonilla, nos regresas al gran actor que hacía mucho no veíamos así en cine?

Estoy muy contento con lo que pudimos hacer juntos. Yo tenía una lista de opciones para ese personaje y él estaba ahí pero yo tenía cierta inclinación por otro actor. Pero cuando Demián se suma al proyecto y empezamos a dialogar, puso el dedo y me dijo que volviera a pensar en Héctor, que los viera juntos. Hice el ejercicio de ver a la pareja, tratar de imaginar que pasaría con Héctor como el velador bonachón que se lleva bien con la gente y al repasar un poco su trabajo actoral encontré grandes momentos actorales y eso era lo que me gustaría ver. Le mande el guión y, al día siguiente, el señor viene con una cantidad de propuestas, sugerencias, alternativas en diálogos, que hace que el trabajo se comience a construir desde la primer lectura. Es un tipo con una experiencia increíble y además es amable, elegante, es un tipo que nunca se quejó a pesar de estar en una posición terrible, muy incómoda. Mi madre, Mayra Grau, que es terapeuta, estuvo todo el rodaje en el set para la recuperación muscular y ante cualquier tipo de presión ella de inmediato los atendía porque las condiciones eran complicadas. Héctor Bonilla tenía 76 años y salió mejor librado que todos. Era impresionante verlo trabajar, además, es un tipo tan amable, tan cortés, que hace que el trabajo sea fácil en esas condiciones terribles: teníamos obscuridad absoluta en el foro, trabajamos nada más con la lámpara de mano. Y llegaba un momento tras dos semanas, que la gente se sentía agobiada y Héctor hacía que la vibra, la energía, cambiara. En el ámbito de la interpretación era llegar de inmediato al personaje y a tocar las fibras y la piel como lo habíamos estado platicando, dio muy bien el personaje y por donde había que llevarlo.

r01_16x9_0003098

Este artículo forma parte de los contenidos del número 48 de la revista cine TOMA, de julio-agosto de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.7_19-695458593-large

XXI Festival Internacional de Cine para Niños (…y no tan Niños)

agosto 8, 2016

Es una Alma Mater

Desde 1995, la asociación civil La Matatena organiza Festival Internacional de Cine para Niños (…y no tan Niños), siempre durante el verano, en el que oponen una serie de títulos internacionales –siempre con doblaje en vivo– y nacionales, además de talleres infantiles, conferencias y una gran cantidad de actividades formativas de una noción crítica para los asistentes, sean adultos o infantes, en oposición a la cascada de estrenos comerciales que, principalmente Hollywood, prácticamente monopoliza la totalidad de las pantallas instaladas en el país. Para ejemplificar la labor en la construcción de un aparato crítico, de enseñanza y de pluralidad cultural que ha implicado, reunimos testimonios de cineastas que alguna vez, cuando niños, asistieron tanto al Festival como a los talleres.

Labyrinthus_1

Por Liset Cotera

A 21 años de existencia, hoy por hoy nos toca escuchar las experiencias de los espectadores, de los usuarios que han asistido al Festival Internacional de Cine para Niños (…y no tan Niños), a lo largo de este par de décadas y cachito que nos permitan conocer las experiencias, emociones encontradas, sorpresas otorgadas por el cine, viajes a otras latitudes, además de reconocernos en pantalla con las historias que nos narran otros niños en otros países. También se ha realizado una gran labor en materia de formación de públicos, de inculcar una cultura cinematográfica desde la temprana edad, de generar procesos y espacios de creación que nos permiten constatar y compartir los discursos que los infantes quieren expresar a través de las imágenes en movimiento de una manera muy creativa, lúdica, espontánea y con mensajes muy directos y de gran calidad a través de la animación.

Este es el festival de cine más longevo en México después de Guadalajara que atiende a una población muy importante la niñez de México, promueve la participación de niñas y niños, y es el foro por excelencia del reencuentro entre los niños y el cine cada año en la ciudad.

En este artículo la voz es la de sus espectadores, la de sus hacedores que comparten experiencia de vida y las experiencias que les ha otorgado el festival y, por ende, La Matatena, Asociación de Cine para Niñas y Niños, A.C. Nos toca escuchar a los más importantes de todos: espectadores y realizadores que han dejado un acervo muy valioso que expresan el sentir de varias generaciones de niñas y niños en nuestro país.

Este proyecto ha otorgado muchos insumos para las nuevas generaciones, a lo largo de estos años, por eso estamos convencidos de que la importancia que encierra un proyecto de esta magnitud tendría que estar considerado en la agenda cultural, en las políticas públicas diseñadas en materia de cine para niños en nuestro país, dadas las bondades que encierra y los beneficios que otorga.

TIGER-Still_01

El XXI Festival en cifras

En la vigésima primera edición del Festival Internacional de Cine para Niños (…y no tan Niños), se ofrecerán 90 materiales de 25 países en 54 funciones a lo largo de seis días, del 9 al 14 de agosto, en sedes como la Cineteca Nacional, la Filmoteca de unam, los Faro de Oriente y Aragón, y Universidad Autónoma Chapingo, además de la Sala Carlos Monsiváis del Centro Cultural Tijuana (Cecut).

El Jurado Infantil otorgará los siguientes premios: Mejor Largometraje, Mejor Cortometraje de Ficción, Mejor Cortometraje de Animación, Mejor Documental y Mejor Producción Nacional.

Habrá doblaje en sala en cada una de las proyecciones. Durante el Festival se montará una exposición de las siluetas con las que hacía películas de animación la alemana Lotte Reiniger (1899-1988). Habrá presencia de realizadoras y talleres de cine para niños.

Ninnoc_01

XXI La Matatena.jpg

“El abrazo de la serpiente”, de Ciro Guerra, ganadora de los III Premios Platino

julio 25, 2016

unspecified-1

El domingo 24 de julio, en el Centro de Convenciones de Punta del Este, Uruguay, se efectuó la tercera gala de entrega de los Premios Platino del Cine Iberoamericano, bajo la conducción del mexicano Adal Ramones, la uruguaya Natalia Oreiro y el español Santiago Segura, misma que contó con la participación de Adriana Barraza, Andrea del Boca, Angie Cepeda, Antonio de la Torre, César Troncoso, Diego Boneta,  Eduardo Noriega, Edward James Olmos, Eugenia Suárez, Hugo Silva, Jencarlos Canela, Joaquín Furriel, Jorge Perugorría; Natalia de Molina, Nashla Bogaert, Patricia Riggen, Paulina García, Reynaldo Pacheco, Roberta Sa, Vanessa Saba y Yordanka Ariosa. Los números musicales estuvieron a cargo de Álvaro Soler, Cali y el Dandee, Jesse & Joy,  Paulina Rubio y Rubén Rada.

Ahí se anunció que la cuarta entrega de los Premios Platino se realizará en Madrid, España, en 2017. La primera edición ocurrió en Panamá; la segunda en Marbella, España, y esta tercera en el balneario de Punta del Este.

El Premio Platino de Honor del Cine Iberoamericano fue entregado al actor argentino Ricardo Darín. A continuación, la lista completa de ganadores:

Mejor Película Iberoamericana de Ficción
El abrazo de la serpiente (Colombia-Venezuela-Argentina, 2015).
Mejor Dirección
Ciro Guerra porEl abrazo de la serpiente (Colombia-Venezuela-Argentina, 2015).
Mejor Interpretación Masculina
Guillermo Francella por El Clan (Argentina-España, 2015, de Pablo Trapero).
Mejor Interpretación Femenina
Dolores Fonzi por Paulina (Argentina-Brasil-Francia, 2015, de Pablo Trapero).
Mejor Música Original
Nascuy Linares por El abrazo de la serpiente (Colombia-Venezuela-Argentina, 2015).
Mejor Película de Animación
Atrapa la bandera (España, 2015, de Enrique Gato).
Mejor Película Documental
El botón de nácar (Chile-Francia-España Año: 2015), de Patricio Guzmán.
Mejor Guión
Pablo Larraín, Guillermo Calderón y Daniel Villalobos por El Club (Chile, 2015, de Pablo Larraín).
Premio Platino “Camilo Vives” a la Mejor Ópera Prima de Ficción Iberoamericana
Ixcanul (Guatemala-Francia, 2015), de Jayro Bustamante.
Mejor Dirección de Fotografía
David Gallego por El abrazo de la serpiente (Colombia-Venezuela-Argentina, 2015).
Mejor Dirección de Sonido
Carlos García y Marco Salavarria por El abrazo de la serpiente (Colombia-Venezuela-Argentina, 2015).
Mejor Dirección de Montaje
Etienne Boussac y Cristina Gallego por El abrazo de la serpiente (Colombia-Venezuela-Argentina, 2015).
Mejor Dirección de Arte
Angélica Perea por El abrazo de la serpiente (Colombia-Venezuela-Argentina, 2015).
Premio PLATINO al Cine y la Educación en Valores
Que Horas Ela Volta? (Brasil, 2015), de Anna Muylaert.

unspecified

569646

El imperio nos ataca

julio 4, 2016

La apabullante industria audiovisual estadounidense

Portada Toma 47-Ch

Danny Glover, en el papel de Eubanks, un conservador criador porcino que busca vender en México a su semental más querido en la cinta Sr. Pig (Mr. Pig, México, 2016), dirigida por Diego Luna, ocupa la portada del número 47 de la revista especializada Cine Toma, misma que circulará en locales cerrados de todo el país durante julio y agosto de 2016.

Con un dossier central titulado El imperio nos ataca. La apabullante industria audiovisual estadounidense, se abordan, desde varias perspectivas, las razones por las cuales las grandes productoras asentadas en Hollywood dominan el mercado mundial desde hace casi un siglo, merced a las súper producciones de millonarias inversiones tanto en su producción como en sus modelos de difusión y ardides publicitarios, así como en la creación de estrellas, rodeadas de glamour y de la reafirmación de un estado de confort o de triunfalismo, además de fábulas escapistas que han atrapado a las audiencias internacionales.

El número abre con un texto recuperado del escritor coahuilense Francisco Sánchez, en el que aborda la predilección histórica por el belicismo en las cintas estadounidenses, incluyendo algunas de abierta autocrítica; en seguida, el crítico José Antonio Valdés Peña analiza las características del cine hollywoodense desde sus inicios, a partir del primer western, El gran asalto del tren ( The Great Train Robbery, Estados Unidos, 1903), de Edwin S. Porter; más adelante, el periodista y productor Octavio Maya Rocha analiza la relación de amor y odio que existe entre las industrias mexicana y estadounidense, pese a su cercanía y relación; las nuevas formas de mercadotecnia a través de las altas cifras de asistentes, regularmente sesgadas y parciales, entre otras triunfalistas perspectivas publicitarias con las cintas más taquilleras, son expuestas por el periodista Irving Torres Yllán.

Páginas adelante, a diferencia de México, que cuenta con una Ley de Cinematografía, el académico Tonatiuh Lay analiza las regulaciones fílmicas de los Estados Unidos, que se reducen básicamente a la clasificación de películas y a garantizar el derecho de autor; en seguida, el historiador Antonio Avitia relata la llegada y el esplendor del cine de Hollywood, especialmente de westerns, en Durango, para finalizar con un ensayo del periodista peruano Gonzalo Hurtado en torno a las figuras latinoamericanas que han logrado destacar en la industria cinematográfica estadounidense.

La sección Ensayo da continuidad al dossier, al presentar las ideas filosóficas del esloveno Slavoj Žižek en torno al cine hollywoodense en una guía de cine para pervertidos, del filósofo Carlos Herrera de la Fuente. La sección Académicas presenta una profusa fotogalería junto con una crónica y la lista completa de ganadores, además del discurso completo del cineasta Paul Leduc, en torno a la quincuagésima octava ceremonia de entrega de los premios Ariel de la Academia Mexicana de Cine. Desde la Filmoteca de la unam reporta el recorrido internacional del Ciclo de Cine Negro Mexicano.

Para celebrar la decimoquinta edición de la Semana de Cine Alemán en México, presentamos un ensayo del académico Rodrigo Chávez en torno a la figura de Rainer Werner Fassbinder, de quien se presentarán filmes poco vistos en el país, además de un adelanto a la programación que prepara el Goethe Institut Mexiko.

En Festivales, Nina Rodríguez y Misha MacLaird, del departamento de programación del Festival Internacional de Cine Guanajuato (giff), ofrecen un vistazo a la decimonovena edición, en la que Japón será el país invitado. Respecto a la vigesimoprimera edición del Festival Internacional de Cine para Niños (…y no tan Niños) de La Matatena, su directora, Liset Cotera, reunió testimonios de algunos de sus participantes que ahora son cineastas. En seguida, Adán Salinas, director de la Muestra Internacional de Cine con Perspectiva de Género (micgénero), adelanta parte de su quinta edición, en la que el artista inglés Banksy cedió algunas imágenes.

Estrenos ofrece una entrevista con el productor, director, guionista y actor mexicano Diego Luna, respecto a su cuarto largometraje, Sr. Pig (México-Estados Unidos, 2015), protagonizada por Danny Glover y que estrenará en agosto, realizada por José Juan Reyes. En seguida, Roberto Sneider charla sobre su tercer largometraje, Me estás matando, Susana (México, 2016), adaptación de la novela Ciudades desiertas, de José Agustín y protagonizada por Gael García Bernal, en un texto del periodista Luis Carrasco. Y Sonia Riquer entrevista a la cineasta y curadora de arte Trisha Ziff, directora del documental El hombre que vio demasiado (México, 2015), en torno a la figura del fotógrafo decano de la nota roja Enrique Metinides. En Entrevista, Luis Carrasco nos comparte las declaraciones del exitoso realizador mexicano Alfonso Arau, en torno a su prolífica carrera que le mereció el Homenaje Nacional en el pasado trigésimo primer Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

El número 47 de la revista Cine Toma circulará durante julio y agosto de 2016 por todo el país en locales cerrados como Sanborns y Educal y, en su versión electrónica, en la tienda virtual Sanborns.

Cine Toma 45: El roce público

marzo 3, 2016

 

Problemas y soluciones a la distribución de cine nacional

Portada Toma 45-Ch.jpg

El actor mexicano Gael García Bernal, en el papel de Moisés, un migrante ilegal que quiere volver a los Estados Unidos tras ser deportado, en la película Desierto (México-Francia, 2015), de Jonás Cuarón, ocupa la portada de la revista bimestral Cine Toma, que en su numero 45 ofrece el tema: El roce público.  Problemas y soluciones a la distribución de cine nacional, que circulará durante marzo y abril de 2016 en locales cerrados así como en la tienda digital de Sanborns.

El estreno de una película que aborda el tema migratorio, como la de Cuarón, pero con un tratamiento realizado desde distintos géneros cinematográficos populares como el thriller, el suspense o el terror, le permitirá salir con 400 copias y distribución directa de la cadena Cinépolis, es decir, un lanzamiento grande para una cinta mexicana. Y justamente, esta es la principal problemáticas que enfrenta el cine mexicano. El 2015 se produjeron más películas que nunca antes en la historia, 140, –rompiendo la marca de 135 establecida en 1958–, pero sólo se estrenaron 79 y fueron vistas por 17 millones de espectadores, apenas el 5.7% de los 296 millones de mexicanos que acudieron al cine durante 2015.

¿De qué sirve producir tanto si esas películas no son vistas por la gente? A contestar esa pregunta y otras más, se dedica el dossier central de la revista, congregando la opinión de investigadores y expertos en la materia. Primero con un texto del escritor y guionista José Revueltas, quien a mediados del siglo XX lanzó una campaña de denuncia contra el monopolio de William O. Jenkins en la exhibición y el resto de las partes de la cadena industrial. En seguida, Octavio Maya relata la distribución artesanal que realizó para el estreno de En el hoyo (México, 2006), de Juan Carlos Rulfo. En un reportaje regional, Cynthia García Calvo, de Latam Cinema, aborda la escasa circulación regional del cine latinoamericano. El investigador poblano Juan Carlos Reyes Vázquez aborda en un ensayo la distribución vía satélite, el siguiente paso tecnológico en la exhibición. Y otro especialista, Tonatiuh Lay, explica las mínimas reformas que se hicieron a la Ley Federal de Cinematografía a propósito de la creación de la Secretaría de Cultura.

Adelante, Mauricio Durán, vicepresidente para Latinoamérica de Universal Pictures repasa su trayectoria de 30 años y habla de la actual concentración del mercado como un fenómeno natural, en entrevista con Luis Carrasco, quien también charló con Juan Carlos Lazo, director de la 20th Century Fox México, advierte que el cine que habrá en el futuro ya existe hoy en día. En tanto, Mineko Mori, CEO de Latam Pictures, indica que, pese a los cambios tecnológicos, el contenido sigue siendo el rey. Adelante, Geminiano Pineda fundador de Cine Caníbal, opina que el Estado mexicano debería regular los rangos de los estrenos y los porcentajes de pantallas. Cierra el dossier una entrevista con Efe Cakarel, fundador y director de MUBI, la cineteca virtual de recomendaciones en línea.

En otros contenidos, Académicas presenta un ensayo del crítico Carlos Bonfil sobre El rebozo de Soledad, de Roberto Gavaldón, de la colección Ganadoras del Ariel. Desde la Filmoteca de la UNAM advierte de su inscripción en Memoria de la Humanidad de la UNESCO. Tonatiuh Lay entrega un ensayo sobre el espectro autista retratado por el cine.

En Festivales, Gerardo Salcedo Romero, reflexiona en torno a la dificultad de distribuir películas  que llegan a festivales, como el de Guadalajara, que celebra su trigésimo primera edición y del que es director de Programación; Elena Fortes, directora de la Gira de Documentales Ambulante, explica los cambios y mutaciones del festival en su décimo primera edición;  Fernanda Sarabia entrevista a Paula Chaurand, directora y fundadora del Riviera Maya Film Festival, que en abril celebra su quinta edición, y Cristian Calónico anuncia el noveno Encuentro “Contra el Silencio Todas las Voces”. En Estrenos, se incluye una entrevista con Jonás Cuarón en torno al tamaño inasible de las fronteras en su segundo largometraje, Desierto, y Max Zunino y Sofía Espinosa tocan el tema de la solidaridad de Los bañistas. Finalmente, en entrevistas, Luis Carrasco nos comparte una con el retratista social francés Laurent Cantet y Gonzálo Hurtado, desde Perú, otra con el documentalista colombiano Luis Ospina.

Cine Toma 45 circulará durante marzo y abril de 2016 por todo el país en locales cerrados como Sanborns y Educal, y en su versión electrónica, en la tienda virtual Sanborns.

Presentación del libro “Serguéi M. Eisenstein”, en el Palacio de Bellas Artes

enero 29, 2016

unnamed

El libro Serguéi M. Eisenstein, compilado por el doctor Eduardo de la Vega para la colección Grandes Autores de Cuadernos de la Cineteca, en el que se reúnen once ensayos sobre las películas, así como la obra teórica y el paso por el teatro del gran genio del cine soviético, será presentado este martes 2 de febrero, en el Área de Murales del Museo del Palacio de Bellas Artes (Avenida Juárez s/n esquina Eje Central, en la Ciudad de México), a las 17:00 horas. Además del compilador, presentarán el volumen Nelson Carro, director de Difusión y Programación de la Cineteca Nacional; el escritor Arturo Garmendia y el periodista Sergio Raúl López, subdirector editorial de la revista Cine Toma. Además de la entrada libre, los asistentes podrán realizar dos recorridos guiados especiales por la exposición Vanguardia rusa. El vértigo del futuro, a las 15:30 hrs. y 15:45 hrs.

En el prólogo del libro, titulado “A la vanguardia de la vanguardia”, de la Vega afirma lo siguiente:

Si bien la anterior lista no es exhaustiva, sí ofrece una clara idea del amplio abanico de los temas que en diversos momentos y en determinadas circunstancias fueron del interés de quien fuera considerado como “El mejor director del mundo”, cuya vida y obra ha sido objeto de una vasta cantidad de libros, ensayos, artículos y películas tanto documentales como de ficción (en este último rubro destaca la cinta que, basada en algunos aspectos de la estancia de Eisenstein en México, filmó a principios de 2014 el afamado y neo vanguardista realizador galés Peter Greenaway). Y si en una colección como a la que este cuaderno pertenece no puede faltar uno dedicado al que sin duda se ubicó a la vanguardia de la vanguardia soviética, valga el juego de palabras, hemos creído que lo mejor es que en la presente edición prive un criterio antológico en función de todas y cada una de las películas que Eisenstein concibió y pudo filmar pese a que, como ya de advirtió, una buena parte de ellas no pudieran ser editadas según su plan original. Integrado por breves ensayos escritos por diversos autores y momentos pero en buena medida complementarios y bastante sólidos en cuanto a la información y datos que se manejan en ellos, este libro incluye también, en primer término, una interesante reflexión en torno a la amplia y muy compleja obra teóricaeisensteiniana, misma que hoy en día sigue siendo, al menos, objeto de debate en las escuelas de cine. De esta forma, se pretende ofrecer al lector un acercamiento, al mismo  tiempo útil, sencillo y accesible, a una de las trayectorias más significativas e influyentes en la historia de la cultura fílmica de la primera parte del siglo XX pero que todavía sigue dando mucho de qué hablar, discutir… y filmar.

Eisenstein_forros

Elmer Bäck, protagonista de Eisenstein en Guanajuato, de Peter Greenaway, aparece en la portada del número 44 de la revista Cine Toma, en el inicio de 2016

enero 5, 2016

EROS Y TÁNATOS EN MÉXICO

La visita de Eisenstein y, décadas más tarde, la de Greenaway

• El estreno en México de Eisenstein en Guanajuato, de Peter Greenaway, da pie para profundizar en el viaje al país que el genio soviético del cine hizo hace más de ocho décadas: sus dibujos eróticos; las verdades fílmicas que descubrió durante su periplo; los paralelismos homoeróticos entre su obra y la de Murnau; La huelga, su primer largometraje. Además, Greenaway explica su acercamiento artístico al letón y Luis Alberti la interpretación de Jorge Palomino, además de un ensayo sobre la estética Windows e internáutica del galés.

Industria: Concentración y exclusión en el apagón analógico; cuatro años de F.I.L.M.E.; las cifras del 2015 de la Canacine. Académicas: La otra virginidad, de Juan Manuel Torres, en la colección Ganadoras del Ariel. Entrecruces: Omar Yñigo, del teatro al cine y viceversa.

Festivales: 6º Distrital Festival; 6º ficunam; 13º de Cine Judío en México; 63º de San Sebastián. Estrenos: Las elegidas, de David Pablos; Made in Bangkok, de Flavio Florencio; Chronic, de Michel Franco. Entrevista: Lorenzo Vigas, León de Oro en Venecia por Desde allá.



Portada Toma 44-ChEl actor finlandés Elmer Bäck, miembro de la compañía de teatro experimental Teater Nya Rampen, y protagonista de Eisenstein en Guanajuato (Bélgica-Finlandia-Países Bajos-México, 2015), el largometraje más reciente del realizador y artista galés Peter Greenaway, ocupa la portada de Cine Toma en su número 44: Eros y Tánatos en México. El arribo de Eisenstein y, décadas más tarde, el de Greenaway. La revista bimestral de cultura cinematográfica circulará durante enero y febrero de 2016 en locales cerrados, así como en versión electrónica.

Si bien Sergei Mihailovich Eisenstein nunca pisó tierra guanajuatense, sí tuvo una productiva a la vez que frustrante aventura en México, a inicios de la década de los años treinta del siglo anterior, que no sólo le enamoraron del país sobre el que debía hacer un dinámico retrato para un inquisitivo y receloso productor, el escritor estadounidense Upton Sinclair, quien fue su patrono pero también resultó ser el empresario que cortó abruptamente sus días paradisiacos y libérrimos, además que se apropiaría del metraje registrado por el genio soviético.

Por su parte, el galés Peter Greenaway se enamoró de Guanajuato desde que llegó al Festival Cervantino para montar su ópera de utilería 100 objetos para representar al mundo y, luego, regresó a la ciudad para su Festival de Cine a ofrecer sus ideas en torno a la “muerte del cine”. De manera que tomó la decisión de rendir homenaje al cineasta que más le influyó desde sus épocas de estudiante y durante su prolífica carrera artística, al tiempo que utilizaba como locaciones la ciudad mexicana que más le agrada, pues más que faltar a una verdad histórica o a una reconstrucción fidedigna, su versión −o proyección sicológica− es una creación personalísima de los metafóricos diez días que conmovieron al genio letón en su controversial al mismo tiempo confesional nuevo filme.

El estreno significa, además, un pretexto propiciatorio para abordar el asunto de la visita a México de uno de los escasos renovadores reales y legítimos de la gramática cinematográfica mundial, para abordar tópicos diversos, en un dossier concentrado en estudiar algunos aspectos de su figura. Las páginas se inauguran con el profuso ensayo del doctor Eduardo de la Vega Alfaro en torno a los dibujos eróticos y de vanguardias –tanto soviética como mexicana−, de temas demenciales, que el cineasta realizó durante su viaje por el país; en seguida recuperamos una conferencia dictada por el emblemático cinefotógrafo mexicano, Gabriel Figueroa, en la que ofreció una semblanza sobre el director de El acorazado Potemkin, en 1981, para conmemorar medio siglo del arribo del cineasta al país; más adelante, la investigadora Beatriz A. Mendoza Hernández, ofrece un interesante comparativo entre el metraje homoerótico realizado por dos genios del cine europeos: Friedrich Wilhelm Murnau y Eisenstein, en su visita a dos sitios exóticos: Tahití y México, respectivamente, y se ofrece un segundo texto recuperado, la crítica de Emilio García Riera a La huelga, primer largometraje, frecuentemente desdeñado, de Eisenstein.

En seguida, se ofrece una entrevista con el propio Greenaway en torno a las ideas, a la creación y la ejecución de Eisenstein en México, realizada por Luis Carrasco; una segunda entrevista, ahora con el coprotagonista del filme, el mexicano Luis Alberti, sobre sus hallazgos e inquisiciones alrededor del personaje de Jorge Palomino y Cañedo –hombre sofisticado y de abolengo, que fuera amante del cineasta−, efectuada por la doctora Rosario Vidal Bonifaz y de la Vega Alfaro, y para cerrar, Pedro Paunero nos adentra en el universo erótico de Greenaway, al que califica como una estética “Windows e internáutica”.

En otros contenidos, el apagón digital es abordado, en una segunda entrega, por Tonatiuh Lay, para hablar de la concentración mediática y de la exclusión de audiencias que implica la nueva tecnología; Julio César Durán ofrece un testimonio en torno a los cuatro años de la revista electrónica f.i.l.m.e., y Luis Carrasco nos ofrece un concentrado de las cifras preliminares de industria, durante 2015, ofrecidas por la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine). En Académicas, se entrega el ensayo de Nelson Carro a La otra virginidad, de Juan Manuel Torres, película que forma parte de la colección Ganadoras del Ariel, editada por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (amacc) y Alfhaville Cinema. Entrecruces contiene una entrevista con el tijuanense Omar Yñigo, en la que aborda sus nuevos proyectos, uno fílmico y otro teatral, de la autoría de Fabián de la Cruz Polanco.

En Festivales, Paula Astorga nos ofrece adelantos a la sexta edición de Distrital Festival, que se realizará en enero en una decena de sedes de la Ciudad de México y en cuatro plataformas en línea; en seguida, Israel Rodríguez rememora la efímera pero importante carrera de Leobardo López Aretche, quien será objeto de una retrospectiva en el sexto Festival Internacional de Cine unam (ficunam), cuya directora, Eva Sangiorgi, reflexiona sobre la osadía y el sentido del humor de la institución; en tanto que Gina Bardavid Szclar, coordinadora de Comités de Programación, nos adelanta títulos y sedes del decimotercer Festival Internacional de Cine Judío en México, y Gonzalo Hurtado nos comparte una relatoría sobre el sexagésimo tercer Festival de Cine de San Sebastián. Estrenos inicia con Las elegidas, de David Pablos, en charla de Gonzalo Hurtado, y luego aparece otra sobre el documental Made in Bangkok, de Flavio Florencio, en entrevista con Salvador Perches. Finalmente, en Entrevista, el venezolano Lorenzo Vigas habla sobre su ópera prima Desde allá, ganadora del León de Oro en el pasado Festival Internacional de Cine de Venecia.

El número cuadragésimo cuarto de Cine-Toma. Revista Mexicana de Cinematografía, publicación bimestral editada por PasodeGato, Ediciones y Producciones Escénicas, circulará durante enero y febrero de 2016 por todo el país, en locales cerrados como Sanborns, Caffé Caffé, Cineteca Nacional y Filmoteca de la unam; así como en las librerías Educal, Sótano, fce, Gandhi, Julio Torri de la unam, El Foco, Ceuvoz y Foro Shakespeare. Su edición electrónica está disponible en Revistas Digitales Sanborns.

Para entrevistas o mayor información, comuníquese a los teléfonos 56 88 92 32 y 56 88 87 56; al correo electrónico cinetoma@gmail.com, o acuda a las oficinas, ubicadas en el callejón Eleuterio Méndez 11, colonia Churubusco-Coyoacán, C.P. 04120, en la Ciudad de México.

Los invitamos a visitar nuestra bitácora en línea (revistatoma.wordpress.com),

el sitio en Facebook (www.facebook.com/revista.toma)

en Twitter (twitter.com/cinetoma),

y la página en Internet (www.pasodegato.com/sitio/cine-toma).

Ganadores del 37 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana

diciembre 15, 2015

El_Club_Still

El domingo 13 de diciembre de 2015, en el Teatro Charles Chaplin de La Habana, Cuba, a partir de las 19:00 horas, ocurrió la ceremonia de entrega de los premios Coral, en la clausura de la trigésimo séptima edición del  Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. El palmarés resultante, entregó distintos galardones para producciones mexicanas, entre ellas el largometraje de ficción Te prometo anarquía, de Julio Hernández Cordón, que recibió el Coral de Guión y de Actuación Masculina, para su dueto protagonista, Diego Calva y Eduardo Eliseo Martínez. Otro Coral, el de Actuación Femenina, para Jana Raluy, protagonista de Un monstruo de mil cabezas, de Rodrigo Plá, y otro más, el Coral de Sonido, para Raúl Locatelli por su trabajo en Yo, de Matías Meyer. Además, el Coral a Ópera Prima fue para la coproducción venezuela-méxico Desde allá, de Lorenzo Vigas, ganadora de Venecia y producida por Lucía Films; el Coral a Documental de Largometraje fue para la producción cubano-mexicano-polonesa Casa Blanca, de Aleksandra Maciuszek, y el premio a Mejor Cortometraje de Animación fue para la Los ases del corral, de Irving Sevilla García y Manuel Alejandro Báez Téllez.

Esta es la lista completa de ganadores:

LARGOMETRAJE DE FICCIÓN

Premio Coral
El Club (Chile), de Pablo Larraín.

Premio Coral Especial del Jurado
Toro de Neón (Brasil-Uruguay-Holanda), de Gabriel Mascaro.

Mención del Jurado
La obra del siglo (Cuba-Argentina-Alemania-Suiza), de Carlos Enrique Machado Quintela.

 

CORTOMETRAJE DE FICCIÓN

Premio Coral
La nube (Cuba), de Marcel Beltrán Fernández.

Mención del Jurado
Camino del agua (Colombia), de Carlos Felipe Montoya.

 

ESPECIALIDADES

Premio Coral de Dirección
Sandra Kogut por Campo Grande (Brasil, Francia).

Premio Coral de Edición
Etienne Boussac por El abrazo de la serpiente (Colombia-Venezuela-Argentina).

Premio Coral de Música Original 
Nascuy Linares por El abrazo de la serpiente (Colombia-Venezuela-Argentina).

Premio Coral de Sonido
Alejandro de Icaza y Raúl Locatelli por Yo (México-Canadá-Suiza-República Dominicana).

Premio Coral de Guión
Julio Hernández Cordón por Te prometo anarquía (México-Alemania).

Premio Coral de Fotografía
Guillermo Nieto por La luz incidente (Argentina-Francia-Uruguay).

Premio Coral de Actuación Femenina en papel protagónico
Jana Raluy por Un monstruo de mil cabezas (México).

Premio Coral de Actuación Masculina en papel protagónico 
Diego Calva y Eduardo Eliseo Martínez por Te prometo anarquía (México-Alemania).

Premio Coral de Dirección Artística 
Ailí Chen por La luz incidente (Argentina-Francia-Uruguay).

 

OPERA PRIMA

Premio Coral Mejor Ópera Prima 
Desde allá (Venezuela-México), de Lorenzo Vigas.

Premio Coral Especial del Jurado 
Magallanes (Perú-Argentina-Colombia-España), de Salvador del Solar.

Premio Coral a la Contribución Artística 
Manos sucias (Colombia), de Josef Wladyka.

 

PREMIO DE LA POPULARIDAD

El Clan (Argentina-España), de Pablo Trapero.

 

DOCUMENTAL

Premio Coral de Documental de Largometraje
Casa Blanca (Cuba-México-Polonia), de Aleksandra Maciuszek.

Premio Coral de Cortometraje 
Tripido (Colombia), de Mónica Moya.

Premio Coral Especial del Jurado 
La pasión de JL (Brasil), de Carlos Nader.

Mención de Documental 
Los impunes (Francia), de Agnès Gattegno.

 

ANIMACIÓN

Premio a Mejor Mediometraje
Las aventuras de Juan Quin Quin (Cuba), de Alexander Rodríguez González.

Premio al Mejor Cortometraje
Los ases del corral (México), de Irving Sevilla García y Manuel Alejandro Báez Téllez.

Premio Especial del Jurado:
Guida (Brasil), de Rosana Urbes.

 

GUIÓN INÉDITO

El hilo rojo (Cuba), de Arturo Infante.

 

CARTEL

José Alberto”Pepe” Menéndez por Cuba Libre (Cuba).

 

FIPRESCI

Paulina (Argentina-Brasil-Francia), de Santiago Mitre.

cartel