Posts Tagged ‘Guanajuato’

Celebración por los veinte años de cine en Guanajuato

julio 21, 2017

_PGC5801

La vigésima edición del Guanajuato International Film Festival/Festival Internacional de Cine Guanajuato (giff) se realizará del 21 al 30 de Julio en San Miguel de Allende y Guanajuato. Para celebrar sus dos décadas de vida tendrá dos homenajes internacionales al director emblemático de la nueva ola australiana Peter Weir (La sociedad de los poetas muertos, The Truman Show, Capitán de Mar y Guerra) y al director alemán, de ascendencia turca Fatih Akin (Duro y rápidoContra la pared, A la orilla del cielo, En julio), recientemente galardonado con la Palma de Oro en Cannes por The Fade, que será la cinta inaugural. El homenaje nacional reconocerá a la primera actriz Isela Vega, reconocida con el Ariel de Oro 2017, y a la diseñadora de producción mexicana Brigitte Broch , ganadora del Oscar.

El País Invitado de Honor será Canadá que presentará 150 películas en conmemoración de sus 150 años como Confederación –presentadas por Telefilm, Toronto International Film Festival y National Film Board–, presentando dentro lo más sobresaliente de su industria cinematográfica, con títulos de David Cronenberg, Xavier Dolan y Ashley Mackenzie, entre otros. Durante sus diez días de duración, el giff presentará 402 películas de más de 50 países, 144 en Competencia Oficial, además de muestras especiales que incluyen los programas Niños en Acción, Cine entre Muertos y Locura de Medianoche. También se realizará el estreno mundial de Me gusta pero me asusta (México, 2017), de Beto Gómez.

La Asociación de Mujeres en el Cine y la Televisión celebra 15 años de su fundación y realizará homenajes a la cineasta y productora en línea Anna Roth y a la vestuarista Mariestela Fernández.

También presentará el estreno de tres cortometrajes de cineastas mexicanos realizados con técnicas de realidad virtual: Roberto Fiesco, Carlos Hagerman y Juan Carlos Rulfo. Se efectuará una conferencia con dichos cineastas: Tres directores fuera de cuadro, además de otras con Oniria: del Coding al cine, Proyect Beyond: Samsung, Encore Sound en audio en 360 y Panel VR México- Canadá. Se instalarán salas de Realidad Virtual, con 20 butacas equipadas que presentarán seis programas de películas.

Se ha incluido una gran cantidad de actividades musicales, comenzando por la celebración de los 20 años de Zoé, que acudirán a San Miguel de Allende a celebrar los 20 años del giff. La banda indie canadiense The Dears, se presentará en Guanajuato capital. La cantante estadounidense Milck, estará en la Ceremonia Inaugural en San Miguel de Allende. El programa Música+Cine se integrará por Bostisch+Fussible, Porter, Rey Pila, Little Jesus, Costa Felina , Johnny Nasty Boots, Leoncase, Apolo, Arial, Quiero Club, Ruido Rosa, Silver Rose, Daniel Dennis, Juan Cirerol, Lng/Sht, André VII, Borchi y su Doble Redoble, Candy y Daniela Spalla.

Por la vigésima edición se organizaron más de 20 conferencias. Jaime Labastida y José Sarukhan, ofrecerán la conferencia Humboldt en México: La Mirada del Explorador, sobre el documental de Ana Cruz, en la Casa Conde Rul, recinto que habitó el científico alemán. Margary Simkin (Avatar, 12 Monos, Titanes del Pacífico), imparte un taller especializado en casting. Se presentará el libro Pedro Infante. Se sufre, pero se aprende, del investigador español Javier Millán, en el centenario natalicio del más popular de los actores mexicanos.

El Project Glamour del giff trabaja con 30 diseñadores de moda, accesorios y joyería de toda la República Mexicana, inspirados de la plástica, el buen gusto y la rúbrica artística de la directora de arte Brigitte Broch, para engalanar las Alfombras Rojas de esta vigésima edición.

xx-giff-conferencia-int1

https://www.youtube.com/watch?v=QZ-xu4NR6hE

Guanajuato, rumbo a su vigésima edición

enero 20, 2017

sarah-hoch-2017

Sarah Hoch, directora fundadora del GIFF. Foto: Sergio Raúl López.

La vigésima edición del Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF), se celebrará del 21 al 25 de julio en San Miguel de Allende y del 26 al 30 de julio, en Guanajuato capital, por lo  que abrió su Convocatoria para su Competencia Oficial de Largometraje y Cortometraje en las categorías de  Largometraje Ficción, Largometraje Documental, Cortometraje Ficción, Cortometraje Animación, Cortometraje Documental y Cortometraje Experimental, en las plataformas Withoutabox.com y FestHome.com, y en la página electrónica del festival (giff.mx), siendo gratuita para los filmes mexicanos

La convocatoria estará abierta hasta el primero de abril .

Además, se anunció que Canadá es el País Invitado de Honor 2017, sumándose a su celebración del 150 aniversario de la Confederación canadiense y al vigésimo del propio festival, que en alianza con la Embajada de Canadá y la Delegación General de Quebec en México y otras 15 instituciones de la industria fílmica de aquel país –Telefilm Canada, el Toronto International Film Festival, Hot Docs, Vancouver Film School, Festival du Cinema de la Ville de Quebec, el Inside Out LGBT Film Festival, entre otras– buscarán establecer relaciones entre ambos mercados. También se realizará el Foro Bilateral México–Canadá, en conjunto con el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), en el que se analizará el impacto del Tratado de Libre Comercio para América del Norte en la industria cinematográfica.

Junto con el Festival Internacional de Cine Rotterdam, el GIFF seleccionó a dos cineastas mexicanos como participantes del  Rotterdam Lab, del 25 de enero al 5 febrero de 2017: la productora Rosa Galguera (Lucifer, Arma Blanca) y el realizador Joshua Gil (La Maldad).

La imagen para esta edición del GIFF es un iceberg, representando todo eso que puede estar oculto, pero que fortalece y edifica lo que cada verano se presenta ante el mundo y representa, para sus organizadores: “la sólida estructura que permite ofrecer cada año un festival íntegro y vital.”

paisinvitado

izq

Cine en el XLIV Festival Internacional Cervantino

octubre 2, 2016

Incluye el estreno en México de La región salvaje, de Amat Escalante

53-lrs-mf-photo-cred-manuel-claro-and-martin-escalante

La cuadragésima cuarta edición del Festival Internacional Cervantino (FIC) se realizará entre el 2 y el 23 de octubre en en Guanajuato capital y como parte de sus actividades presenta algunos ciclos cinematográficos: Cervantes en pantalla gigante (todos los días a partir de las 18:00 horas en el Antiguo Patio de Relaciones Industriales) así como un Panorama de cine español (del 3 al 21 de octubre, a la 20:00 horas, en la Escalinata de la Universidad de Guanajuato), en homenaje al maestro Jorge Rogelio Pantoja Merino, quien fuera coordinador del Cine Club de la Universidad de Guanajuato y que falleciera el pasado 21 de abril.

El homenaje incluye la proyección del video-homenaje El cine es mejor que la vida, dirigido por Miguel Morán, el miércoles 19 de octubre a las 12:00 horas, en el Auditorio Euquerio Guerrero de la Universidad de Guanajuato. Posteriormente se efectuará una Mesa de Amigos de Jorge Pantoja con participación de Guadalupe Ferrer, directora de la Filmoteca de la UNAM; Mauricio Maillé, director de Artes Visuales de Fundación Televisa; Busi Cortés, directora de cine oriunda de Guanajuato; Alejandro Pelayo, director de la Cineteca Nacional; Moisés Jiménez, coordinador de Linterna Mágica A.C., con moderación del periodista Sergio Raúl López.

PANORAMA DEL CINE ESPAÑOLNo habrá paz para los malvados (España, 2011), de Enrique Urbizu.

Lunes 3 de octubre

El viaje de Carol (España, 2011), de Imanol Uribe.

Martes 4 de octubre

 

El lince perdido (España, 2011), de Raúl García y Manuel Sicilia.Miércoles 5 de octubre

Una pistola en cada mano (España, 2012), de Cesc Gay.Jueves 6 de octubre

Vivir es fácil con los ojos cerrados (España, 2013), de David Trueba.

Viernes 7 de octubre

Elisa, vida mía (España, 1977), de Carlos Saura.

Sábado 8 de octubre 

Carmina y revienta (España, 2012), de  Paco León.Domingo 9 de octubre

O Apóstolo (España, 2012), de Fernando Cortizo.

Lunes 10 de octubre
El milagro de P.Tinto (España, 1998), de Javier Fesser.Martes 11 de octubre 

El bola (España, 2000), de Achero Mañas.Miércoles 12 de octubre

Plácido (España, 1961), de Luis García Berlanga.

Jueves 13 de octubre

La caja 507 (España, 2002), de Enrique Urbizu.

Viernes 14 de octubre

El secreto de sus ojos (Argentina, 2009), de Juan José Campanella.Sábado 15 de octubre

Arrugas (España, 2011), de Ignacio Ferreras.

Domingo 16 de octubre

Todo lo que tú quieras (España, 2011), de Achero Mañas.

Lunes 17 de octubre

Loreak (España, 2011), de José Mari Goenaga.

Martes 18 de octubre

Hermosa Juventud (España, 2011), de Jaime Rosales.

Miércoles 19 de octubre
La región salvaje (México, 2016), de Amat Escalante.Jueves 20 de octubre

Pa negre (España, 2010), de Agustí Villaronga.

Viernes 21 de octubre

 

cultura-fic

Murió Jorge Pantoja, ex coordinador del Cine Club de Guanajuato

abril 21, 2016

El maestro Jorge Rogelio Pantoja Merino murió el jueves 21 de abril, en la ciudad de Guanajuato Capital, donde se encontraba hospitalizado. Dueño de una amplia cultura fílmica y general, además de promotor y programador cinematográfico, ejerció la crítica –la recensión, solía precisar–, además de funcionario y escritor.

Sus restos serán velados en el Parque Funerario Guanajuato –velatorios del ISSEG–a partir de las 20:30 horas y se le realizará  una misa en la Basílica de Guanajuato mañana, viernes 22 de abril, a las 13:00 horas.

El maestro Pantoja Merino fue coordinador de Radio Universidad y del Cine Club de la Universidad de Guanajuato, así como del Área de Cine y de Relaciones Internacionales de Canal Once del Instituto Politécnico Nacional. Fue director general de TV-4 (2001-2006) y consultor de programación de Muestras y Foros de la Cineteca Nacional de México, así como coordinador del área de cine del Festival Internacional Cervantino (FIC). Además, fue asesor de programación de TV-UNAM, productor de la serie “La Música en el Cine”, en Radio Universidad de Guanajuato, y jurado del Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF). Fue autor, entre otros libros, de Hojas de cine a vuelapluma, Alfaguara del cine silente y Trasuntos de cine.

Jorge Pantoja Merino 3

Para rendirle un modesto homenaje, reproducimos el texto que publicó en el número 32 (enero-febrero de 2014) de la revista Cine Toma: Los otros ojos. Historias en torno a los cineclubes y las salas alternativas.  

Tributo a don Eugenio Trueba Olivares en el 55 aniversario del Cine Club de la Universidad de Guanajuato

El Cine Club es Guanajuatense

Por Jorge Pantoja Merino

Durante largos años, el Cine Club de la Universidad de Guanajuato no sólo fue el único que poseía un proyector de 35mm en su sala emblemática, el Teatro Principal, sino que se constituyó como paradigma de la libertad, en su programación, y de la vanguardia, respecto a los filmes que presentaba. Con motivo de su quincuagésimo quinto aniversario, uno de sus directores emblemáticos, Jorge Pantoja Merino, aborda los orígenes del cineclubismo y su influencia en México.

Con celo y vigor, Eugenio Trueba Olivares —sinónimo de la cultura universitaria de Guanajuato—, en la década de los años cincuenta, se dio a la tarea de contemporizar nuestra casa de estudios con el siglo XX. Por poco sensato que parezca, se interesó en transfundir, es decir, inyectar sangre cosmopolita a una provincia somnolienta y acorchada, aun con el riesgo de sacudir sus rígidos estamentos.

Lo que para algunos —cuando fugazmente se planteaban la cuestión— era una entelequia, él la cristalizó rápidamente en aciertos: instituyó el Cine Club Universitario, como antes se erigió en fundador de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) y de Radio Universidad de Guanajuato, e insufló la continuidad de la compañía de Teatro Universitario de Guanajuato. Lo suyo se tradujo en ruidos pasmados que llenaron y llenan los corros y corralitos universitarios de plumas y revuelo.

Cada periodo histórico produce una forma artística nacida de la tecnología del momento; el cinematógrafo es el icono del siglo XX, no obstante, no se hizo de la escena apenas aparecido. A través de halagos y engaños empezó a camelar el gusto y la voluntad popular; al tiempo que, con desdén, fue puesto a un lado, cual material de derribo o infecto, por los intelectuales y los letrados, a quienes en principio sólo propinó palos de ciego, aunque finalmente les echó el guante.

En México, no es ocioso señalar que el nombre de cine club no casa del todo bien con su verdadero origen. Para traer memoria únicamente de la producción silente, esta estructura, conformada por salas especiales, se expandió en Europa a partir de 1934, año en que este tipo de filmes dejó de proyectarse comercialmente. El año de 1929 marcó el advenimiento del cine sonoro, con Luces de Nueva York (Lights of New York, Estados Unidos, 1928), de Bryan Foy, hoy una reliquia arqueológica.

Por qué razón abandonó la Universidad de Guanajuato e, igualmente, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) la ascendencia original del cine club, es cosa clara: en el país no había acervo disponible de cine mudo, ya sea nacional o extranjero. El poquísimo, en manos de particulares, estaba en hibernación o, aún peor, en la morgue. Así que pareció más conveniente la poda que el pulido, aunque sigue sin rectificarse el equívoco.

Muy señorial, al más rancio estilo, es el cine club. Sin aspavientos, demuestra que su función es la de un carnero utilizado como semental. ¿Cómo es su nacimiento y desarrollo? En 1911, Ricciotto Canudo, poeta y crítico, señaló que el cine era “El Séptimo Arte” y fundó un club: Los amigos del Séptimo Arte.

Con el fin de la Gran Guerra (1914-1918) y la proyección de la filmografía de David W. Griffith, Thomas Ince y Mack Sennett, el cine se tornó de simple pasatiempo ameno y de solaz en una expresión universal.

Louis Delluc fue el primer crítico de cine, cuyo bagaje adquirió en los cine clubes; le entusiasmaba el cine, en especial el que no se prestaba a la distribución comercial, llamado otrora d´avant garde. En 1923, León Moussinac fundó El club francés del cine, así se establecieron las primeras salas de arte y ensayo. Con la égida, en 1924, Jean Tedesco convirtió el Théâtre du Vieux Colombier, en París, en sala de cine, proclive, entre otras cinematografías, a la soviética. En 1925, el Studio des Ursulines, de tradición teatral, se inauguró como cine club con La calle sin alegría (Die freudlose gasse, Alemania, 1925), de Georg Wilhelm Pabst.

En 1928, Studio 28 expresó la consigna de exhibir cine experimental, del que dio muestra con Napoleón (Napoléon, Francia, 1927), de Abel Gance. No dio tumbos en sus sesiones, atrapó público, ganancias y buena prensa; aunque no salió indemne de la proyección de La edad de oro (L’Âge d’or, Francia, 1930), de Luis Buñuel, que la derecha abacial y política recibió con mala leche, destruyendo en mucho el recinto, la pantalla y una exposición pictórica, colocada en el recibidor, con obras de Salvador Dalí —coguionista de la cinta junto con Buñuel— y de Max Ernst.

Jean-Paul Le Chanois, miembro del Groupe Octobre, patrocinado por Les Amis de Spartacus, tomó la iniciativa de darle cabida al cine soviético, prohibido entonces, y presentó El acorazado Potemkin (Bronenosets Potemkin, Unión Soviética, 1925), de Serguéi Eisenstein, cuya copia fue incautada por la policía en la primera función; fue hasta 1982 cuando este filme fue legalmente autorizado a tener corrida comercial en Francia. Tras los estropicios, Le Chanois, desafiante, se impuso otra carga pesada, un tártago, y exhibió La madre (Mat, Unión Soviética, 1926), de Vsévolod Pudovkin. De todos los títulos citados, la mayoría se ha proyectado en nuestro Cine Club Universitario.

La batalla final

Henri Langlois (1914-1977) provenía de una familia de militares y periodistas. Con la presión encima, a los 20 años aún no sabía por dónde jalar. En compañía de su amigo Georges Franju, más tarde crítico y cineasta, pasaba la jornada en los cine clubes, discutiendo lo que veía.

Ya entonces, hablaba de la fundación de una cinemateca en dónde poner a resguardo filmes de importancia histórica, poco o nada conocidos por la nueva generación de cinéfilos debido a su extracción silente. Se puso a buscarlos; algunos los encontró en estado calamitoso, otros eran cenizas y polvo, acumuló el resto. Creó una regla de oro: no sólo se debe rescatar del olvido a la filmografía consagrada, sino también a la despojada de este halo.

En 1935, Langlois y Franju crearon su propio cine club: El círculo del cine. Del mismo modo que una cuchara, que es la única que conoce el fondo de una taza, despojaron a su agrupación, por inútil, de la tarea de emprender un debate tras la proyección de una cinta. Enmendar es saber; esta decisión —la de prescindir del cinedebate— es la que hoy permea la actividad del Cine Club de la Universidad de Guanajuato y, entre otras, también la de la Cineteca Nacional.

Cada proyección giraba en torno a un tema específico y se informaba al público cuándo y cómo se había realizado el filme. Langlois cortaba los boletos y, a veces, conducía al espectador a su asiento. Para Henri Langlois, lo importante de un cine club no es el espectador o el cineasta, sino la calidad de la proyección, no siempre respetada por el cácaro —o proyeccionista— y, a veces, olímpicamente ignorada por el curador mismo. El cine club también debe ser laico.

Estas influencias del fundador de la Cinémathèque Française y otras similares son las que el Cine Club de la Universidad de Guanajuato ha heredado. Recala en unas y desatiende las demás, intentando siempre tocar una meta en que se deben tomar distancias. Sin embargo, la distancia que los cinéfilos no aceptamos es que se nos haya despojado de la sede cine clubista por antonomasia, el Teatro Principal de Guanajuato —actualmente, el Cine Club de la Universidad de Guanajuato proyecta películas en el Auditorio Euquerio Guerrero, ubicado en el antiguo Hospicio Jesuita. ¿Vivaldi y Wagner son más ambiciosos, relevantes e inteligentes que Jean Renoir, Carl Th. Dreyer, Michelangelo Antonioni, Luis Buñuel, Federico Fellini, Robert Bresson, Ken Russell, Béla Tarr y Michael Haneke? ¡Claro que no!

El cine, a decir de Susan Sontag, es francés. En México, con una sostenida propuesta desarrollada por la Dirección de Extensión Cultural de esta alma mater —ahora bajo la égida de Mauricio Vázquez—, el cine club es guanajuatense y, en su momento, superior en miras y realizaciones a su símil de la UNAM.

Por su nacimiento, desarrollo y permanencia, esta institución hoy reconoce a un santo patrono con vestiduras de seglar, don Eugenio Trueba Olivares. Asentemos: el maestro Trueba Olivares no sólo es un hombre de cine, es un hombre renacentista, sin exageraciones ni exégesis, que se ha plantado en medio de la vida para arrojar semillas de inquietud y, con ellas, formar y reunir feligreses de un evangelio: el de la cultura.

En esta fecha, nos toca remozar el fruto de una parte de su empeño, el cine club, en el que separamos el grano de la paja. Ese grano, esa mies, más pronto que tarde, ha de reunirse en una filmoteca.

Mi reconocimiento, maestro Trueba.

Nota bene: Discurso leído el lunes 7 de octubre de 2013, durante el acto conmemorativo del quincuagésimo quinto aniversario del Cine Club de la Universidad de Guanajuato —inaugurado el 4 de octubre de 1958, en el “Auditorium” (actual Auditorio General), con la proyección de la película El gran vals (The Great Waltz, Estados Unidos, 1938), de Julien Duvivier—, evento realizado en el Auditorio Euquerio Guerrero, de la Universidad de Guanajuato, en presencia del actual rector, doctor José Manuel Cabrera Sixto; del ex rector, el licenciado Eugenio Trueba Olivares, y de los ex coordinadores del Cine Club.

Cine Club Gto 10

Cine Club gto 5

El libérrimo y aventurero Eisenstein en Guanajuato, de Peter Greenaway

enero 22, 2016

La posibilidad de convertirse en sí mismo

Por Luis Carrasco García

Libérrimo es el acercamiento del galés Peter Greenaway a la muy cinematografiable figura del letón Sergei Eisenstein, en una obra que, más que ofrecer un acercamiento histórico, teórico o verista, recrea con gran permisividad artística la estancia del gran genio del cine en México, para filmar la inconclusa ¡Que Viva México!, así como para explorar sus inquietudes artísticas, intelectuales y sexuales, en un Guanajuato tropicalizable y folclorizable.

02_EISENSTEIN_In_GUANAJUATO_by_Peter_Greenaway_produced_by_Submarine_Fu_Works_and_Paloma_Negra©Submarine_2015

Dos fijaciones bastante formativas se cruzan en el filme más reciente del cineasta galés Peter Greenaway: su absoluto interés en torno a la figura del realizador soviético Sergei M. Eisenstein, el gran teórico del montaje cinematográfico y uno de sus pensadores más acuciosos, mismo que aplicó a su propia obra cinematográfica –en la medida de lo posible, dadas las restricciones dictatoriales del régimen estalinista soviético hacia los artistas y a la población en general−, legando un catálogo breve pero fundamental para la historia del arte universal.

La segunda es su deslumbramiento por la barroca, empedrada y laberíntica ciudad de Guanajuato, misma que ha visitado ya en varias ocasiones, la primera de ellas para ofrecer el montaje de su ópera de utilería −prop-opera−, codirigida junto con la artista y directora de escena holandesa Saskia Boddeke, 100 Objetos para representar al mundo, en el Auditorio del Estado, como parte de la programación del vigésimo octavo Festival Internacional Cervantino, en octubre del año 2000 y, posteriormente, visitaría ese mismo recinto para dictar una larga conferencia sobre la muerte del cine en el décimo Festival Internacional de Cine “Expresión en Corto” y luego presentar el espectáculo The Tulse Lupper vj Performance, en el verano del 2009.

El año pasado volvería pero ahora al Teatro Juárez, para utilizarlo como locación principal de su filme más reciente, Eisenstein en Guanajuato (Bélgica-Finlandia-Países Bajos-México, 2015), en el que recrea fantasiosamente la visita del cineasta soviético al país en los años treinta, pues si bien nunca pisó esa ciudad minera del Bajío mexicano –sino la Ciudad de México, Colima, Oaxaca, Hidalgo−, en ese entorno, y realizando un muy libre símil con la gran crónica de John Reed sobre la Revolución Rusa, instala los “diez días que conmovieron a Eisenstein (Elmer Bäck)”, en los cuales el realizador filma, pasea, dibuja, discute, cena, observa, vomita en un túnel, realiza llamadas bajo el chorro de la ducha y, finalmente, es iniciado homosexualmente por un intelectual mexicano, Jorge Palomino y Cañedo (Luis Alberti, robándole protagonismo), quien lo seduce filosófica y dialécticamente para luego hacerlo carnalmente y “a la azteca” –pese a estar en tierra chichimeca.

La sinopsis oficial de la cinta reza lo siguiente: “En 1931, en el momento más alto y poderoso de su carrera, el celebrado cineasta soviético Sergei Eisenstein viaja a México para filmar una nueva película financiada con fondos privados provenientes de simpatizantes procomunistas estadunidenses, llamada ¡Que viva México! Rechazado por Hollywood y bajo presión para volver a la Rusia estalinista, Eisenstein llega a Guanajuato, donde vive diez días apasionados que cambian y dan forma al resto de su carrera.”

En el artículo La vuelta a la lix Muestra en 14 mundos, publicado en el suplemento Confabulario, de El Universal, el 21 de noviembre de 2015, el crítico fílmico Jorge Ayala Blanco, publicó una consistente, sintética y lúcida opinión sobre la cinta: “El mundo de Eisenstein en Guanajuato, de Peter Greenaway es el mundo congestionado de un ¡Qué viva Eisenstein! chocarrero y jodorowskiano desatado al incitante calor del pintoresco trópico mexicano ebrio de culto funeral, mundo del bombardeo de un dropping names a pantalla triple y subliminalidades exacerbadas entre cierto sordiciego campanero aborigen con plumas e inquietas momias ¿ya autobiográficas?, mundo paródico del exotismo hastiante con gratuita vomitona en la calle subterránea y desvirgación homosexual como rito azteca y magno desfile disminuido del otrora Día de Muertos −ahora Día de San Spectre− y supercursi renuncia al triángulo amoroso con Maya Zapata y Carmín tropical en persona.”

Luego de tener su estreno mundial durante la sexagésima edición del Festival Internacional de Cine de Berlín (la Berlinale), de tener su estreno en México durante el décimo tercer Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) y de formar parte de la programación de la quincuagésima novena Muestra Internacional de Cine, Eisenstein en Guanajuato, producida por Edith Film Oy, Fu Works, Paloma Negra Films, Potemkino y Submarine, estrenará en la cartelera mexicana el viernes 22 de enero, con distribución de Piano, por lo que reproducimos esta entrevista con Greenaway, realizada en Morelia.

¿Cuándo le surgió la idea de filmar una película sobre Sergei Eisenstein?

La idea surgió cuando visité la ciudad de Guanajuato hace aproximadamente diez años, durante la primavera: estaba cubierta de un color extraordinario y una cantidad de flores impresionante, todo era resplandeciente. Entonces pensé que, tarde o temprano, regresaría a hacer una película. En primera instancia, pensé que iba a realizar un documental de la visita de Eisenstein en México, con la investigación que he realizado durante gran parte de mi vida sobre el cineasta soviético, lo que además coincidió con el hecho de que se abrieron los archivos de Rusia para estudiar su vida.

Descubrí el cine de Eisenstein en la preparatoria, cuando era un estudiante en Londres, pero la verdadera inspiración fue estar en esa ciudad (en Guanajuato), así comenzó todo. Al final, lo que resultó fue, más bien, algo basado en el hombre, dejando a un lado la idea del gran director, claro, sin olvidar el gran realizador que era.

¿Por qué se interesó en realizar una cinta en la que no necesariamente se abordara las aportaciones de Eisenstein como cineasta?

La película no está muy relacionada con su trabajo como director de cine en Rusia, sino de esos metafóricos diez días fuera de su hogar, de esos días discretos que pasó fuera de Rusia, lejos del seno del Estado Soviético, lejos de Stalin, lejos del materialismo dialéctico, que era tan cercano para él, lo que lo convirtió en alguien vulnerable; lo relajó y lo convirtió en una persona distinta.

De cierto modo, cuando estás fuera de tu país, puedes relajarte y convertirte en una persona distinta; así que esta situación era un ejemplo de libertad para viajar, para comunicarse, de alejarse de las raíces, el encuentro con otra cultura; deberíamos valorar la idea de que México le dio a Eisenstein la posibilidad de convertirse en sí mismo.

¿En qué libros se basó? ¿Consultó historiadores para abordar al personaje?

No existe la historia. Existen los historiadores y los historiadores son mentirosos. La apertura de los archivos de Sergei Eisenstein en Rusia permitió obtener la información para hacer la cinta, pero el hecho de que presente abiertamente la relación con (Jorge Palomino y) Cañedo, hizo que tuviera una mala recepción entre las autoridades de ese país.

Recordarán la postura del presidente de Rusia, Vladimir Putin, sobre la homofobia, él no quería que fuera un filme gay; entiendo que era un intento suyo por disociar el tejido moral del mundo occidental. Piotr Ilich Chaikovski y otros grandes iconos culturales rusos también fueron gays. Creo que para ellos la mayor preocupación fue que un extranjero, un inglés, y no un ruso, tratara de hacer un retrato de su máximo héroe.

¿Qué opinión le merecen aquellos que no quieren desmitificar a los grandes personajes del arte o de la historia, como es el caso de Eisenstein, y verlos como meros seres humanos?

Esta es una pregunta que me hicieron los rusos, porque están muy molestos conmigo por haber hecho esta película. Ellos creen que los grandes héroes rusos no pueden ser posiblemente gays. Tengo muchos amigos en Rusia y en ese país muchos creen que Rusia no se relaciona con lo que consideran el colapso moral del mundo occidental, lo cual es muy, muy tonto, demasiado retrógrada, y llevan a Rusia de vuelta a la época de los zares, otra vez.

Así que, en resumen, la provocación se trata más bien de ir en contra de las estupideces de la Rusia contemporánea, de lo que es acerca de una persona o de este director en específico. Yo he recibido muchas muestras de odio a través de las redes sociales y la gente ha adoptado una actitud muy antagonista, no nada más por el asunto de la homosexualidad, sino por el hecho de que un extranjero haya podido hacer un filme sobre los héroes nacionales rusos.

Y otra cosa que les molesta es cómo me atreví a hacer filme sobre Eisenstein que no ocurre en Rusia. Hay muchas razones de ello. ¿Tú sabes que cuando vives en un país que no es el tuyo te comportas como una persona totalmente distinta, no? Te liberas, te alejas de los amigos y de tu madre, de tus parientes, de tus críticos y tienes una habilidad para expandir tu personalidad.

Eisenstein siempre fue muy curioso acerca de su propia sexualidad, no le fue bien con las mujeres; dijo que era virgen, se lo dio a entender a la gente cuando se trataba de hablar sobre su intimidad sexual, pero, para propósitos del filme, el personaje se presenta como ingenuo a veces; también es misógino, y se dedica a rebotar de cama en cama, corriendo alrededor de los cuartos, casi como un niño feliz.

Esa era su personalidad pero no se comporta como un payaso; en el filme dice: “mi cabeza es tan grande, mis brazos son tan cortos”. Es como una actitud defensiva, porque en su vida fue muy tímido e introvertido.

Y era, ciertamente, muy capaz de ser sociable. Hablaba ocho idiomas, podía decir bromas en un idioma que no fuera el suyo, lo que siempre resulta muy difícil de hacer. Podía estar en la Sorbona de París, frente a 3 mil estudiantes y hacerlos reír. Tenía esa habilidad cuando estaba en compañía y era bueno para entretener a su audiencia.

¿Siente que existe alguna relación de la figura de Eisenstein respecto a su propia persona, tanto como directores o como individuos?

Lo que vas a encontrar en la película es que está editada artificialmente. Hallé que la gran inteligencia cinematográfica de Eisenstein fue inhibida. La tragedia es que cuando Eisenstein vino a México, filmó gran cantidad de escenas y no se le permitió editar. Esa es la tragedia de su paso por México; así que en un sentido, nosotros −es decir yo−, quería hacer un filme que advirtiera sobre su habilidad para editar, así que es como un homenaje.

¿Cuál de sus filmes cree que esté más presente en la cinta de Eisenstein en Guanajuato?

Para mí, el primero es el más instintivo. Alguien expresaba que “todo director de cine dice todo en su primer película y luego sólo hace la misma película una y otra vez con distintos propósitos”. Yo creo que, en mi caso, es un filme que hice llamado El Contrato del Dibujante (The Draughtsman’s Contract, Reino Unido, 1982) y creo que Eisenstein hizo lo mismo con La huelga (Stachka, Unión Soviética, 1925), pero su filme más conocido, como quizá lo sepan, es El acorazado Potemkim (Bronenosets Potemkin, Unión Soviética, 1925), en la que perfeccionó el estilo que le había sido tan relevante en La huelga.

Pero creo que lo que más resalta de Eisenstein, de alguna manera, es su seriedad, pero sepan que la mayoría del cine que se hace no es muy serio. No muchos cineastas son muy serios y Eisenstein lo era; hay muy pocos cineastas que realmente tomaron el hacer películas con esa seriedad de Eisenstein.

Usted mencionó que piensa seguir abordando su vida en otras películas, ¿Qué es lo que sigue?

Esta es la primera película de una trilogía que planeo rodar sobre la historia de Eisenstein, que también habrá de incluir su trabajo en Europa y en Hollywood: Eisenstein en Suiza será el nombre de la siguiente película y abordará el paso del cineasta ruso en el primer festival de cine, el de Larraz, que tuvo lugar en Suiza, y a la vez sirva para abordar esa vieja discusión acerca de que si el cine es arte o meramente entretenimiento.

Ya desde 1983 usted ha venido declarando que el cine está muerto. Sin embargo, ahora afirma que con esta película está renaciendo. ¿Qué fue lo que sucedió en torno a esta convicción?

Bueno, sigo creyendo que está muriendo. Cuando hice el comentario del cine, más bien sobre la industria del cine, bastaba ver a Hollywood para saber lo que está pasando; Variety, que muy probablemente sea la revista de Hollywood que más noción tiene de lo que es el cine en las calles, publicó el dato que sólo el 5% de las personas ve películas en las salas de cine, y eso no me parece muy saludable porque significa que el 95% de la gente ve las películas en sus teléfonos inteligentes o en la televisión, y eso ya no es cine. Para mí, ese es un indicio muy claro de que algo está muy mal, porque cuando tú ves las películas en estas cosas, probablemente lo haces por tu cuenta o sólo con una o dos personas. Es decir, la noción del Cine de ser un arte público, se acabó demasiado pronto. ¡Incluso Variety lo dice!, o sea no se trata de una revista de vanguardia francesa; incluso, un idiota como Quentin Tarantino dice que el arte de hacer cine se acabó y cuando Tarantino lo dice, debe ser verdad.

¿Qué es, entonces, lo que ha cambiado, la narrativa del lenguaje audiovisual o la estructura del mensaje?

Creo que ahora es muy sofisticado, principalmente, porque ya no se hacía de la manera presente. Muchos de los realizadores cinematográficos perdían las cosas rodadas, porque las metían al periódico, al laboratorio, al celuloide. Ahora todo es digital y la edición se puede hacer con mucha delicadeza, ya no se hace como en el pasado y eso es maravilloso. El lenguaje se ha vuelto muy sofisticado.

En ese sentido, ¿considera que la teoría de Sergei Eisenstein sobre el montaje ya no es vigente?

Si Eisenstein estuviera vivo hoy en día sería muy ingenioso con las formas de lenguaje que tenemos; probablemente, estaría haciendo cine 3D o gramático, porque fue un gran inventor.

Usted ha trabajado tanto los terrenos de la ficción, como documental y audiovisual para televisión. ¿En cuál de los tres formatos se siente cómodo? ¿Algún día piensa que estos tres lenguajes puedan llegar a confluir?

Estamos de acuerdo que la mejor forma de cinematografía son los largometrajes de 100 minutos y las películas que yo hago son un poco más largas, pero la idea es que se mantengan en un promedio de 120 minutos. Esto tiene que ver más con nuestros cuerpos que con nuestras mentes.

Si dejas alguien sentado por más de 100 minutos es cuando te sientes incómodo, quizá vayamos a ver el cine de pie en algún momento. Si hacemos cine tridimensional, es importante que puedas moverte, porque sólo hay un asiento bueno en los cines y ese es el asiento de la fila G, en el número 12. Esta es la posición a partir de la cual el camarógrafo filmó.

En los teatros europeos tanto como en los mexicanos, el asiento más importante del teatro era donde se sentaba el rey, ese era el mejor, y cuando se piensa en las artes escénicas y en la perspectiva que se tenía, él era el que tenía el mejor asiento, ni la reina que estaba al lado, pues ya se había movido un poco del lugar óptimo.

Entonces, el asiento en la fila G y en el número 12 es lo que se llama ahora “el trono del rey”.

Si tuviera que hacer un balance de lo que le ha pasado al cine a largo de su historia, ¿cuál sería su perspectiva?

Lo que sucede es que, conforme transcurren los años, el cine se ha olvidado, lo que nos compromete a que lo recuperemos para que no le pase lo del cine mudo, que ya nadie ve. Eso es lo mismo que le sucederá al cine de la actualidad, aunque quizás nos quede el consuelo de que el que venga podría ser mejor.

03_EISENSTEIN_In_GUANAJUATO_by_Peter_Greenaway_produced_by_Submarine_Fu_Works_and_Paloma_Negra©Submarine_2015

Este artículo forma parte de los contenidos del número 44 de la revista cine TOMAde julio-agosto de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

tumblr_inline_o0no7hREpf1tznn24_500

Convocatoria para el XIX GIFF

diciembre 9, 2015

convocatoria-giff

La edición XIX del Festival Internacional de Cine Guanajuato (giff), se celebrará entre el 22 y el 31 de Julio de 2016 en las ciudades de San Miguel de Allende y Guanajuato, por lo que han lanzado la convocatoria para inscribir trabajos en las siguientes Categorías en Competencia: Cortometraje Ficción, Cortometraje Experimental, Cortometraje Animación y Cortometraje Documental con duración máxima de 30 minutos; también se premiará la categoría Documental Largometraje y Largometraje de Ficción, para directores mexicanos o internacionales. Todos los trabajos deben ser producidos después del primero de enero de 2015. Todos los cortometrajes ganadores podrán ser considerados a los premios bafta y los de Ficción y Animación, para los premios Oscar

La fecha límite de inscripción es el primero de abril de 2016.

image

Arte y ciencia en el XLIII Festival Internacional Cervantino

octubre 7, 2015

2-Singersongwriter-Sixto-Rodriguez-from-SEARCHING-FOR-SUGAR-MAN-directed-by-Malik-Bendjelloul-1024x838

La cuadragésima tercera edición del Festival Internacional Cervantino (FIC), se realizará entre el 7 y el 25 de octubre de 2015 en la ciudad de Guanajuato, y presentará un programa dedicado a la vinculación entre La ciencia del arte/El arte de la ciencia, así como la presencia de más de 3 mil 400 artistas nacionales e internacionales. Entre ellos, destacan dos premios Nobel, el químico Roald Hofmann y el astrónomo George Fitzgerald Smoot; charlas del neurólogo Rodrigo Quian Quiroga y del experto en cristalografía Juan Manuel García Ruiz, un montaje dancístico entre humanos y robots de la coreógrafa Blanca Li; un horno alquímico en el Fausto de la compañía Pandur Theaters; monólogos científicos de The Big Van Theory; el estreno en México de la sinfonía Doctor Atomic, de John Adams, entre otros. Tres serán los países invitados de honor: Perú, Chile y Colombia, y Morelos será el Estado Invitado de Honor. Los 700 espectáculos se transmitirán gratuitamente vía streaming, en pantallas instaladas en espacios públicos de los 32 estados.

Se presentarán tres ciclos cinematográficos en las Escalinatas de la Universidad de Guanajuato y en el auditorio Euquerio Guerrero:

La ciencia del arte/El arte de la ciencia

Los hijos del hombre, de Alfonso Cuarón.

Usurpadores de cuerpos, de Phillip Kaufman.

La marcha de los pingüinos, de Luc Jaquet.

Microcosmos, de Claude Nuridsany y Marie Pérennou.

La casa de los números, de Brent Leung.

Grizzly Man, de Werner Herzog. Las fabulosas aventuras del barón Munchausen, de Karel Zeman.

Transiciones

Buscando a Sugar Man, de Malik Bendjelloul.

El Pacífico

La teta asustada, de Claudia Llosa.

El acordeón del diablo, de Stefan Schwietert.

Cortometrajes mexicanos

La Parka, de Gabriel Serra Argüello.

Nunca regreses, de Leonardo Díaz.

Ver llover, de Elisa Miller.

Don Sabás, de Juan Manuel Zúñiga.

CIMOVLKXAAIczt3

Ganadores del XVIII Festival Internacional de Cine Guanajuato

julio 26, 2015

Clausura GIFF

Ceremonia de clausura del XVIII GIFF. Foto: Pedro González.

El sábado 24 de julio, en el emblemático y centenario Teatro Juárez de la ciudad de Guanajuato, se realizó la ceremonia de clausura y de premiación del decimoctavo Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF), que se realizó en San Miguel de Allende y luego en Guanajuato Capital, teniendo como invitados al director de los países bajos Anton Corbijn, quien presentó su filme más reciente, Life (Canadá-Alemania-Australia, 2015); así como al cantautor español, nacido en Filipinas, Luis Eduardo Aute, quien presentó su cortometraje Vincent y el Giraluna (España, 2015); además de Erick del Castillo, quien fue el homenajeado principal de esta edición, y del homenaje de la Asociación de Mujeres en el Cine y la Televisión, que este año fue para la actriz Jaqueline Andere y para Guadalupe Ferrer, directora de la Filmoteca de la UNAM. Curiosamente, en el cierre del festival no se anunció el país invitado para el año siguiente y tampoco hubo película de clausura.

Estos son los premios principales del XVIII GIFF:

SELECCIÓN OFICIAL LARGOMETRAJE MEXICANO

Mejor Largometraje de Ficción

Lucifer (México-Bélgica), de Gust van den Berghe.

Mención Especial

Plástico (México), de Ricardo Soto.

Mejor Cortometraje Mexicano

La ausencia, de Arturo Baltazar y

Ausencias, de Tatiana Huezo.

SELECCIÓN OFICIAL LARGOMETRAJE INTERNACIONAL

Mejor Largometraje de Ficción

H. (Argentina-Estados Unidos), de Rania Attieh y Daniel García.

Mención Especial por Actuación

Robin Bartlett por H.

Mención Especial

Juventud de corbata (Necktie Youth, Sudáfrica-Países Bajos), de Sibs Shongwe-La Mer, y

Mustang: belleza salvaje (Mustang, Turquía-Francia-Alemania-Qatar), de Deniz Gamze Ergüven.

Cortometraje de Ficción Internacional

¡Oh, Lucy! (Japón-Singapur-Estados Unidos), de Atsuko Hirayanagi.

SECCIÓN DOCUMENTAL

Mejor Largometraje Documental Internacional

Aquellos que sienten el fuego arder (Those Who Feel the Fire Burning (Países Bajos), de Morgan Knibbe.

Mención Especial

Una juventud alemana (Un Jeunesse Allemande, Francia-Suiza-Alemania), de Jean Gabriel Periot.

Mejor Cortometraje Documental Internacional

Paulina (Perú), de Ricardo León.

Mención Especial

Giovanni y el ballet acuático (Países Bajos), de Astrid Bussink.

Mejor Documental Mexicano

Made in Bangkok (México-Alemania), de Flavio Florencio.

Mención Especial 

Tiempo Suspendido (México), de Natalia Bruschtein.

 

Mejor Cortometraje Experimental

PLANET ∑ (Francia-Japón), de Momoko Seto.

Mejor Cortometraje de Animación

Edmond (Reino Unido), de Nina Gantz.

Mención Cortometraje de Animación

Envuelto (Wrapped, Alemania), de Roman Kälin, Florian Wittman y Falko Paeper.

Mejor Cortometraje Guanajuato

El regreso (México), de Nadia Islas.

Premio a Mujeres en Cine y Televisión

¡Oh Lucy! (Japón-Singapur-Estados Unidos), de Atsuko Hirayanagi.

SÉPTIMO RALLY UNIVERSITARIO

Mejor Cortometraje

La Ribera.

Premio del Público

Suerte para la próxima.

SEXTO CONCURSO DE DOCUMENTAL ESTATAL UNIVERSITARIO “IDENTIDAD Y PERTENENCIA”

Primer Lugar

La música desde un rincón.

Segundo Lugar

Bajo las brasas.

Tercer Lugar

El Guardián.

 

CONCURSO NACIONAL DE GUIÓN DE CORTOMETRAJE

Ganador

Head Trip Latte.

Mención Especial 

El largo camino a la superficie.

CONCURSO NACIONAL DE GUIÓN DE LARGOMETRAJE

Ganador

Historia de la tierra caliente.

Mención Especial

El trigal.

Clausura 2

Morgana y Flavio Florencio, protagonista y director de 
Made in Bangkok. Foto: Pedro González.

Clausura Hoch

Sarah Hoch, directora fundadora del GIFF. Foto: Pedro González.

Rally GIFF

Séptimo Rally Universitario. Foto: Pedro González.

Auditorio Universidad

 

Auditorio de la Universidad de Guanajuato, sede del XVIII GIFF. 
Foto: Pedro González.


Avances del XVIII GIFF, en Guanajuato

julio 7, 2015

Conferencia GIFF 1

Cristina Prado, directora de Imcine; Fernando Olivera, secretario de Turismo 
de Guanajuato; Sarah Hoch, directora fundadora del GIFF, y Mustafa Oguz 
Demiralp, Embajador de Turquía en México. Foto: Francisco Morales.

En la décimo octava edición del Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF), a realizarse del 17 al 26 de julio del 2015, teniendo como sedes a San Miguel de Allende y a Guanajuato capital, y con Turquía como país invitado de honor. Se rendirá un Homenaje Nacional al actor guanajuatense Eric del Castillo, con más de 400 películas. Y la Asociación de Mujeres en el Cine y la Televisión rendirá homenaje a la actriz Jacqueline Andere y a la directora de la Filmoteca de la UNAM,Guadalupe Ferrer.

Dado que a su convocatoria fueron inscritas más de 3 mil películas de 118 paises, su Selección Oficial se conforma por 225 películas.

La imagen de la decimoctava edición del GIFF se inspira en la novela La Metamorfosis, de Franz Kafka, en el centenario de su publicación, pero en lugar de una cucaracha aparece una polilla o mariposa negra, relacionada con la muerte o la fatalidad. La metamorfosis o transformación que, en el mejor de los casos significa evolución, es el motivo que les hace preguntarse: “¿podemos ser mejores como comunidad?”. “En una carta dirigida a Oskar Pollak, Kafka le menciona: ‘un libro −podemos sustituirlo por película−, debe ser el hacha que rompa el mar helado que habita en nuestros corazones’. De ahí que su convocatoria se plantee al cine como una herramienta para el registro y la denuncia de lo que vive nuestra sociedad sin caer en la trampa de la apología del crimen”, dice Ernesto Herrera, cofundador y director de Imagen del GIFF.

La programación del festival tendrá un apartado especial para una selección de largometrajes y cortometrajes sobre la obra de Kafka, El Proceso (Le procès, Francia-Alemania Occidental-Italia, 1962), de Orson Welles; El Castillo (Das SchloßAlemania-Austria. 1979) de Michael Haneke, hasta la reciente producción china K (Hong Kong-China, 2015), de Erdenibulag Darhad y Emyr Ap Richard, presentada en la Berlinale, adaptación a la planicie mongola en la que K no hallará castillo alguno. También se presentarán algunos documentales como Tierra de cárteles (Cartel Land, Estados Unidos-México, 2015), de Matthew Heineman; Everyday Rebellion (Austria-Suiza-Alemania-Grecia-Bélgica, 2013), de Arash T. Riahi y Arman T. Riahi, y Llévate mis amores (México, 2014), de Arturo González Villaseñor. El opinador televisivo Sergio Sarmiento, impartirá la conferencia Cátedra Kafka; Amnistía Internacional México presentará la conferencia Ayotzinapa, ni un minuto de silencio, presentada por Epigmenio Ibarra. Y se realizará el panel Apología o combate al crimen en el cine, con las participación de Amat Escalante, Luis Mandoki, Carlos Bolado y Gerardo Naranjo, moderado por la periodista Columba Vertiz.

El País Invitado de Honor es Turquía que exhibirá una selección destacada de su cinematografía, tanto histórica como contemporánea, además se realizará la Gala Sivas (Alemania-Turquía, 2014), con la presencia del director Kaan Müjdeci, ganador del Gran Premio del Jurado en y del premio a Mejor Actor en Venecia, así como Sueño de invierno (Kis uykusu, Turquía-Alemania-Francia, 2014), de Nuri Bilge Ceylan,  filme ganador de la Palma de Oro y del Premio FIPRESCI en Cannes, con la presencia de la actriz Melisa Sözen. También se mostrará la colección de cine silente Miradas del Imperio Otomano, musicalizado en vivo por el grupo turco Baba Zula. Y se realizará el Foro Bilateral Turquía-México.

Además, habrá tres Galas con conexiones absolutamente musicales: Love & Mercy (Estados Unidos, 2014), de Bill Pohland, reconstrucción de los inicios de la psicosis y sus terribles secuelas en el compositor Brian Wilson, de The Beach Boys; Life (Canadá-Alemania-Australia, 20015), de Anton Corbijn, con Richard Pattinson en el papel de un fotógrafo de la revista Life, al que se le encomienda retratar a James Dean (Dane DeHaan), y Black Dog, Red Dog (Estados Unidos, 2015), un colectivo que reúne a los directores James Franco, Anastasia Frank, Pedro Gomez Millan, Zachary Kerschberg, Brian Lannin, Leonora Lonsdale, Jon Matthews, Charles Rogers, Isabella Wing-Davey y Adriana Cepeda.

Este año se presentará la primera edición del SeriesLab, un espacio que reúne a expertos y especialistas internacionales en la creación de contenidos y estrategias de series de televisión, tendrá como invitados a Kirk Ellis, ganador de dos premios Emmy, un Globo de Oro y uno de la WGA por John Adams (Estados Unidos, 2008), realizada para HBO, además de conferencias dedicadas a los más importantes showrunners, directores, escritores, intérpretes y las más importantes plataformas internacionales de televisión, cable y web como HBO, SONY, MTV, NBC, DREAMWORKS, FOX y WARNER BROS., entre otros.

También se realizará Epicentro GIFF, plataforma mexicana planeada para encontrar mecanismos y herramientas que  ofrezcan una experiencia vanguardista al público, mediante la realidad virtual, con  jóvenes programadores y codificadores creativos de toda la República Mexicana. Otras actividades son el Think Tank 2015, la Jornada de Coproducción, el XII International Pitching Market, las sesiones de Incubadora y los resultados del XIV Concurso Nacional de Guión Cinematográfico.

Se efectuará el séptimo Rally Universitario, en el que siete equipos de jóvenes deben realizar un cortometraje en 48 horas de producción en Guanajuato. Y el sexto Concurso de Documental Estatal Universitario “Identidad y Pertenencia”.

Y se han programado 13 conciertos entre los que destacan la banda Baba Zula de Turquía, Rebel Cats, Le Big Sur, Sonido Gallo Negro, Belafonte Sensacional y Marissa Mur, entre otros.

Este año en San Miguel de Allende las sedes serán el  Jardín Principal, Bellas Artes o Centro Cultural Ignacio Martínez “El Nigromante”, Casa de Cultura, Teatro Ángela Peralta, Teatro Santa Ana, Cinemex, Panteón Municipal de la Salida a Celaya. En tanto, en Guanajuato Capital, el festival se realizará en el Auditorio General de la Universidad de Guanajuato –y ya no en el Auditorio del Estado–, el Teatro Juárez, el Teatro Principal, las Escalinatas de la Universidad de Guanajuato, Cinemas Guanajuato, el Teatro Cervantes, la Alhóndiga de Granaditas, Cinemex, los túneles y Panteón Municipal de Guanajuato.

Conferencia GIFF 2

cartel

Convocatoria abierta para el XVIII GIFF de Guanajuato

diciembre 3, 2014

Convocatoria abierta GIFF 2015

La edición décimo octava del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF, por sus siglas en inglés), se realizará del 17 al 26 de julio de 2015 en San Miguel de Allende y en Guanajuato, motivo por el cual se ha abierto la convocatoria para la inscripción de cortometrajes, largometrajes y documentales que deseen formar parte de su Selección Oficial en competencia, en las categorías Largometraje Ficción, Largometraje Documental, Cortometraje Ficción, Cortometraje Experimental, Cortometraje de Animación y Cortometraje Documental, en formato cine, vídeo o digital.

El plazo para la recepción de trabajos es el primero de abril de 2014.

giff