Posts Tagged ‘CUEC’

Abierta, la convocatoria para el Premio Rovirosa 2015

junio 17, 2015

convocatoriarovirosa2015

La Universidad Nacional Autónoma de México, a través de la Coordinación de Difusión Cultural, la Dirección General de Actividades Cinematográficas y el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos, lanzó el 27 de junio la convocatoria para el Premio José Rovirosa que reconoce al Mejor Documental Mexicano y al Mejor Documental Estudiantil realizados entre el 1 de junio de 2015 y el 31 de julio de 2015, para así rendir homenaje a la obra docente y cinematográfica del maestro Rovirosa, cineasta universitario y promotor del género documental en México.

La recepción de trabajos se realizará del 27 de julio al 7 de septiembre de 2015.
rovirosa2015

filmoteca-unam-logo

Anuncios

Vigésima Muestra Fílmica del CUEC en la Cineteca Nacional

junio 2, 2015

C2045

La vigésima edición de la Muestra Fílmica del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, se realizará a partir del 3 de junio en diversas sedes de la Ciudad de México. El ciclo, dividido en cinco programas, presenta un largometraje documental, Terreno de juego, de Miriam Padilla, egresada de la Maestría en Cine Documental, así como una treintena de cortometrajes, entre los que se cuentan 25 ficciones y cinco documentales.

Del 3 al 7 de junio se presentará en la Cineteca Nacional y continuará en las salas del Centro Cultural Universitario, el Museo del Chopo, la Casa del Lago “Juan José Arreola” y  una veintena de sedes más a lo largo del año, y transmisiones especiales por TV UNAM, del 15 al 19 de julio.

Además, se rendirá homenaje al profesor Jorge Ayala Blanco, quien cumplió 50 años como docente en el CUEC.

Ayala Casa Universitaria

La mesa de presentación del más reciente libro de Jorge Ayala Blanco, El cine actual, confines temáticos, el miércoles 13 de mayo de 2015 en la Casa Universitaria del Libro, justo al cumplirse el cincuentenario de su primera clase en el CUEC. Foto: Sergio Raúl López.

Maricarmen de Lara, nueva directora del CUEC

mayo 15, 2015

cult14b_princ

Maricarmen de Lara. Fotografía: Barry Domínguez.

El rector de la UNAM, José Narro Robles, designó a la cineasta María del Carmen de Lara directora del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), el 12 de mayo anterior. De esta manera sustituye al cineasta José Felipe Coria, quien renunció al cargo el 17 de abril, luego de que un grupo de alumnos tomara sus oficinas. De Lara, segunda mujer en ocupar el cargo, 25 años después de Marcela Fernández Violante, se comprometió a trabajar de la mano de la comunidad. Con una trayectoria de tres décadas en el cine, ha dirigido los cortometrajes Preludio (México, 1983), Desde el cristal con que se mira (México, 1984) y No les pedimos un viaje a la Luna (México, 1985, Ariel al Mejor Mediometraje Documental, Primer Piterre Documental en el Festival Cine-San Juan, Puerto Rico y el Colón de Oro en Huelva, España); así como los documentales el documental No es por gusto (México, 1981), Nosotras también (México, 1994) y En el país de no pasa nada (México, 1999).

url2

Presentación de “El cine actual, confines temáticos”, de Jorge Ayala Blanco, en la Casa Universitaria del Libro

mayo 2, 2015

Invitación JAB Confines

El más reciente volumen de la profusa obra de crítica y documentación cinematográfica emprendida por Jorge Ayala Blanco desde 1963 –cuyo primer volumen, los ensayos reunidos en La aventura del cine mexicano, apareció publicado en 1968−, se remite a su serie sobre cine extranjero y reúne crítica-ensayo en torno a 350 títulos recientes de cualquier nacionalidad excepto la mexicana –cuyas producciones aparecen seriadas en su muy conocido abecedario–, y se titula El cine actual, confines temáticos, mismo que fue editado dentro de la colección “Miradas en la oscuridad” por el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) y la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en octubre de 2014, y tendrá su presentación pública el miércoles 13 de mayo de 2013, a las 19:00 horas, en la Casa Universitaria del Libro (Orizaba 24 esquina Puebla, colonia Roma), con los comentarios de Adriana Bellamy, Carlos Bonfil, José Felipe Coria y Sonia Rangel, en precisa conmemoración del cincuentenario de Jorge Ayala Blanco como profesor del CUEC, pues ese mismo día, sólo que 50 años atrás, impartió su primera clase de “Corrientes estéticas del cine”, en sustitución de José de la Colina y ante alumnos como Jaime Humberto Hermosillo, Alberto Bojórquez, Martha Acevedo y Josefina Morales, entre otros, en la escuela de la que ahora es el decano y en la que se desempeña como profesor titular de tiempo completo “C”.

Es su propio autor el que explica en el prólogo del libro:

Por razones meramente taxonómicas y climáticas, nuestros confines temáticos se han clasificado en nueve apartados, empíricamente delimitados.Temas realistas, sean nucleares o sociales, a veces delictuosos, viajeros e incluso bélicos, que desean deslindar la aventura humana. Temas observacionales, en el límite del documental clásico o de lo docuficcional, testimoniales, de investigación, vividos o no, pero siempre recreados y proclives a lo ensayístico, que en cualquiera de sus formas se definen por su vocación verista o persecutoras de un realismo absoluto. Temas interiores, sean íntimos o definitivamente mentalistas, que establecen relación con la soledad final, radical y esencial de los seres. Temas distanciados, ya sea gracias al humor, a la ironía, al escarnio o al simple suspenso, que se componen de planteamientos fina o burdamente vueltos en contra de sí mismos. Temas trascendidos, a través de la abstracción, el dolor o la fascinación, que configuran alguna reflexión, alegoría o meditación particular. Temas fabulescos, sean sentimentales, románticos o idílicos en general, que parecen constituirse de manera mediata o inmediata en modelos de comportamientos relacionales encaramados. Temas fantásticos, sean por la maravillosa idealización intemporal o por cualquier forma prodigiosa o pródiga del horror genérico o visionario. Temas espirituales, ya sean vehiculados por motivos contemplativos, religiosos o apuntando a lo sagrado laico y sin Dios. Y temas carnales, bordando lo sacro merced al instinto, la sensualidad o el erotismo, que conforman una topografía pulsional de modo voluntario o involuntario. Dando lugar y ayudando, así en conjunto, a obtener una estructura flexible que quiere ser lo más clara y rigurosa posible, por lo menos nunca demasiado imprecisa ni rígida ni tiesa, para este libro de análisis cinefílicos de cine: una estructura que no elude, sino más bien concita, los vasos comunicantes; una estructura diseminante y diseminada.

Ayala Blanco 50-Ch


José Felipe Coria renunció a la dirección del CUEC

abril 19, 2015

safe_image

Fotografía tomada de la página de Facebook Artistas Aliados #YoSoy132.

La mañana del viernes 17 de abril de 2015, un grupo de alumnos inconformes tomaron las instalaciones de la dirección del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM –para evitar interrumpir las actividades académicas–, en Ciudad Universitaria para exigir una serie de peticiones consensuadas por la Asamblea General de Alumnos, entre las que se cuentan la separación de José Felipe Coria del cargo de director –por violencia de género, abuso de autoridad, negligencia académica y deficiencia administrativa–; el cambio de política administrativa de la escuela –claridad en el uso de los recursos y los procesos de operación–; implementar la evaluación de maestros; establecer fechas de respuesta a las solicitudes, y establecer una mesa de diálogo.

En respuesta, la Dirección General de Comunicación Social, emitió un escueto comunicado el mismo viernes 17 de abril, a las 23:00 horas, mismo que reproducimos a continuación:

En razón de los acontecimientos registrados el día de hoy en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de esta casa de estudios, y con el propósito de que los diversos señalamientos imputados al titular de la entidad puedan ser investigados con total libertad e imparcialidad, el director de esta instancia presentó su renuncia al cargo con efectos a partir de esta fecha.

Pliego Petitorio CUEC1

Imagen tomada de la cuenta de Twitter Autónomo Audiovisual: @faaudiovisual.

Renuncia CoriaEn una entrevista con Emir Olivares Alonso y publicada en el periódico La Jornada, el martes 22 de abril de 2015, con el título “Lamenta Coria, ex director del CUEC, que no pudo defenderse”, el ex director del CUEC explica (la entrevista completa puede consultarse dando click en el ENLACE):

“En ese momento no sabía quién me acusaba, no sabía que se trataba de esta alumna (española). Pese a tener pruebas y asegurar que yo no era culpable, me dieron dos opciones: o renunciaba o me cesaban. Parecía una decisión tomada. No se me dejó hacer una defensa mayor. Yo lo vi muy perdido, no sabía si el rector (José Narro) estaba enterado, si había algún apoyo. Me sentí completamente solo. Por eso decidí que me iba, dije que si era lo mejor para la institución, pues renunciaba.”


Muestra Fílmica CUEC 2014

junio 3, 2014

banner01MUESTRA FÍLMICA CUEC 2014

El Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM realiza la Muestra Fílmica CUEC 2014 desde el miércoles 28 de mayo y hasta el 4 de septiembre con seis programas de hora y media, que reúnen 52 cortometrajes, que ofrecen los trabajos más recientes realizados por sus estudiantes: ejercicios fílmicos de ficción y documental, con temáticas diversas y completa libertad creativa.

La muestra se exhibirá en el Centro Cultural Universitario entre el 28 de mayo y el 4 de junio, para luego extenderse por más de treinta sedes de la Ciudad de México y del resto de la Repçublica Mexicana, entre ellas la Cineteca Nacional, el Cinematógrafo del Chopo, la Casa del Lago “Juan José Arreola”, la Facultad de Artes y Diseño UNAM, la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, el Centro Universitario Cultural, el Instituto Politécnico Nacional, el Campus Juriquilla de la UNAM, el Centro Cultural José Martí, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, el Museo Universitario Arte Contemporáneo, la UAM Xochimilco, entre otras. Y será transmitida por TV UNAM.

Programa 1

Lo efímero, de Patricio Solórzano Ruiz de Velasco.

Llamada nocturna, de Héctor Hachmeister Castro.

Los órdenes estéticos son más un espejo que un pasaje para la ansiedad metafísica, de Pablo Ramos.

Jefe del desierto, de Alejandro Ramírez Collado.

Ulterior, de Sabrina Muhate.

Polvo eres, de David Muñoz Velasco.

Caracol, de Alejandro Ramírez Collado.

Al morir la vie, de Alex Argüelles.

Después del día (Dir. Marusia Estrada Zepeda) 14:00 min.

 

Programa 2

Todo va a estar bien, de Kevin Joel Guzmán Linares.

La guerra de los bits, de Fernando Méndez Arroyo.

Nómadas, de Delia Luna Couturier.

Mi punto de partida, de Uriel López España.

Playa Ventura, de Anaid González Sáenz.

Nos encontraremos en medio (Dir. Daniel Enrique Chávez Ontiveros) 13:35min.

Pioneras (Dir. Katia Morales Gaitán) 15:23 min.

Leonor y Nicolás (Dir. Alicia Ortega García) 9:00 min.

La espera (Dir. Uriel López España) 1:50 min.

Ocaso (Dir. Emilio Belin Sandoval) 17:00 min.

Programa 3 (Duración total: 1:23 min.)

Invisibles (Dir. Patricio Solórzano Ruiz de Velasco) 12:00 min.

Rayano (Dir. Emiliano Mendoza Uribe) 6:00 min.

Perreus (Dir. Kalien Delgado Molina) 10:30 min.

Los pájaros miran hacia el Norte (Dir. Pepe Gutiérrez) 12:30 min.

Xochicalco, altar al tiempo (Dir. Alicia Ortega García) 11:35 min.

Filia, Filiae (Dir. Sabrina Muhate) 5:00 min.

Juego de espejos (Dir. Violeta Carbajal) 1:26 min.

La emisión interferida de José Yamuna (Dir. Jerónimo Barriga) 25:00 min.

* Este programa contiene cortometrajes con escenas que podrían no resultar

aptas para todo tipo de público.

Programa 4 (Duración total: 1:34 min.)

Casacasacasa (Dir. Bastián Pascal) 5:35 min.

Principiantes (Dir. Silvana Lázaro Rosales) 6:30 min.

Kigurumis (Dir. David Muñoz Velasco) 10:00 min.

Estudios del fuego (Dir. Sheila Altamirano) 10:20 min.

Milo y sus animales (Dir. Daniel Enrique Chávez Ontiveros) 12:50 min.

La llanura (Dir. Alejandro Ramírez Collado) 11:10 min.

Los hijos de Sión (Dir. Mauricio Celis Monterrubio) 17:30 min.

El objeto (Dir. Violeta Carbajal) 9:00 min.

Loop (Dir. Eric Silva Manjarrez) 1:10 min.

El amanecer de Florencia (Dir. Arturo Díaz Santana) 10:47 min.

* Este programa contiene cortometrajes con escenas que podrían no resultar

aptas para todo tipo de público.

Programa 5 (Duración total: 1:36 min.)

Deshidratación (Dir. Isabel Torres) 7:23 min.

El canon del axolote (Dir. Indra Villaseñor Amador) 15:05 min.

Una historia de futbol (Dir. Carlos Eligio San Juan) 7:00 min.

Navío (Dir. Natali Montell) 8:20 min.

Los hilos que nos tejen (Dir. Melissa Elizondo Moreno) 17:23 min.

Victoria (Dir. Fernando Méndez Arroyo) 15:30 min.

Toc toc toc (Dir. Pablo Ramos) 2:30 min.

Bajo tu influencia (Dir. David Castañón Medina) 23:00 min.

* Este programa contiene cortometrajes con escenas que podrían no resultar

aptas para todo tipo de público.

Programa 6 (Duración total: 1:25 min.)

Azul turquesa (Dir. Nancy Cruz) 7:50 min.

Nada haremos (Dir. Mauricio Hernández Serrano) 18:00 min.

El seguro azar (Dir. Gustavo Hernández de Anda) 13:20 min.

Ojos negros (Dir. Georgina López del Río) 13:00 min.

Soldado (Dir. Eric Silva Manjarrez) 11:30 min.

La ilusión (Dir. Melissa Elizondo Moreno) 1:53 min.

Julián (Dir. Ryu Murillo Veyda) 20:00 min.

banner02

 

Convocatoria al Premio José Rovirosa 2014

mayo 21, 2014

10374901_748032528561847_1720277184099628892_n

El Premio José Rovirosa al Mejor Documental Mexicano y al Mejor Documental Estudiantil 2014, convocado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), mediante la Coordinación de Difusión Cultural, la Dirección General de Actividades Cinematográficas (Filmoteca) y el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), convoca a inscribir obras en cine o video realizadas entre el 1 de junio de 2013 y el 31 de julio de 2014 por realizadores mexicanos por nacimiento, mexicanos nacionalizados o extranjeros residentes en el país en dos categorías: Mejor Documental Mexicano y Mejor Documental Estudiantil, con premios únicos de 60 mil y 20 mil pesos, respectivamente. Los ganadores serán anunciados el jueves 9 de octubre en la sala Julio Bracho del Centro Cultural Universitario.

Las obras se recibirán hasta el 22 de agosto del año en curso.

imagennotarovirosa2014

La revista cine TOMA alcanza su número 28 y circulará durante mayo y junio de 2013

mayo 22, 2013

CINCUENTENARIO DEL CUEC

La escuela de cine más antigua de Latinoamérica

 

• Fundado en junio de 1963, por Manuel González Casanova, el centro de estudios de la unam celebrará medio siglo mudándose a Ciudad Universitaria, ya convertido en Escuela Nacional de Cinematografía con estudios de licenciatura.

• Se incluyen testimonios de su actual director, José Felipe Coria, así como de sus ex directores Armando Casas, Mitl Valdez, Alfredo Joskowicz, Marcela Fernández Violante y el propio González Casanova, además de ex alumnos y su profesor decano, Jorge Ayala Blanco. El argentino Raúl Bertone, director de la feisal, y del documentalista boliviano Humberto Ríos.

• Lista completa de candidatos a la 55 entrega del Ariel.

• Industria: El próximo duopolio en la exhibición cinematográfica mexicana; Felipe Cazals expone las inequidades en el mercado del cine; entrevista con Adrian Wooton, jefe del Film London.

• Festivales: 6º Festival de Cine en el Campo; 2º Encuentro Iberoamericano de Escritores Cinematográficos, y 4º Distrital. Estrenos: Cinco de mayo: La batalla, de Rafa Lara; Mai morire, de Enrique Rivero; Las lágrimas, de Pablo Delgado, y Blancanieves, de Pablo Berger. 

En Directores, entrevista con Gregory Nava.

 

portada cinetoma 28No hay una fecha exacta de creación del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (cuec) de la unam, sólo se sabe con certeza que inició sus actividades en un pequeñísimo salón al sur de la Ciudad Universitaria en junio de 1963, impulsado por Manuel González Casanova —promotor que ya había fundado la Filmoteca de la unam el 8 de julio de 1960—, en el que se enseñaba el conocimiento y la reflexión sobre cine más que la realización cinematográfica como tal. Dos casas rentadas muy cerca de la avenida Insurgentes —una cerca de Radio Mil y la otra de Ciudad de los Deportes—, fueron el escenario de las clases nocturnas en las que Carlos Elizondo, Walter Reuter, Carlos Fuentes, José de la Colina, Emilio García Riera, Manuel Michel y hasta el futuro Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, entre tantos otros, dictaban conferencias a una veintena de alumnos interesados.

La toma de sus instalaciones durante el Movimiento Estudiantil de 1968 —para realizar la cinta colectiva El grito— y la posterior mudanza a la casona que el cuec ocupa actualmente en Adolfo Prieto, en 1975, coincidieron con la profesionalización de la enseñanza de la que hoy en día es la escuela de cine en funciones más antigua de Iberoamérica.

El medio siglo de existencia del cuec y su importancia en el medio cinematográfico mexicano, conforma el dossier del vigésimo octavo número de la revista cine TOMA, que circulará por toda la República Mexicana durante mayo y junio de 2013, con testimonios, ensayos y distintas voces que rememoran el pasado, echan un vistazo al presente y prevén el futuro próximo de la escuela fílmica de la Universidad Nacional.

El reporte especial abre con una entrevista al actual director de la escuela, el crítico y cineasta José Felipe Coria —en funciones desde agosto de 2012—, quien anuncia que pronto serán abiertas las nuevas instalaciones dotadas con tecnología de punta en Ciudad Universitaria en lo que en unos meses se convertirá de Centro Universitario de Estudios en Escuela Nacional de Cinematografía, que ofrecerá estudios de licenciatura con reconocimiento oficial, además de ofrecer clases en línea y contar con un canal propio de Internet. Enseguida, el anterior director del cuec —entre 2004 y 20011—, el cineasta Armando Casas, se concentra en relatar cómo ha ido construyéndose el anhelado proyecto de que el cuec ofrezca estudios de licenciatura.

También se recupera un texto del fundador del cuec, Manuel González Casanova, en el que rememora aquellos primeros años de la escuela; asimismo, un artículo de otro de sus ex directores, el finado cineasta Alfredo Joskowicz —de 1989 a 1996—, quien reflexiona, por lustros, sobre el primer cuarto de siglo de la institución.

De Marcela Fernández Violante, directora entre 1984 y 1988, se reproduce una entrevista que sostuvo con el premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, quien impartió clases de guión en 1966 en el cuec. Y Mitl Valdez, director entre 1997 y 2004, explica cómo el cuec y otras escuelas han ayudado a llenar el vacío académico que se formó ante la crisis anunciada del cine mexicano tras la Época de Oro.

Un par de voces extranjeras completan el dossier, la primera del documentalista boliviano Humberto Ríos, sobre aquellos años fundacionales con clases nocturnas, y el segundo de Raúl Bertone, presidente de la Federación de Escuelas de la Imagen y el Sonido de América Latina (feisal), quien pondera la posibilidad del cuec a la necesaria integración regional.

Más adelante, Salvador Perches reúne una serie de testimonios y anécdotas de destacados ex alumnos del cuec: Jorge Fons, Jaime Humberto Hermosillo, María Novaro, Fernando Eimbcke, Ernesto Contreras, Julián Hernández, José Manuel Cravioto, Juan Manuel Sepúlveda, Roberto Fiesco, Andrés García Franco y Alejandro Ramírez. Para cerrar estas páginas, incluimos la voz de Jorge Ayala Blanco, quien además de celebrar medio siglo ejerciendo la crítica cinematográfica es el profesor decano del cuec, donde  ha impartido materias desde hace 49 años y da una visión en lontananza sobre los distintos cambios por los que ha transcurrido la institución.

En la sección Desde la Filmoteca de la unam, se invita al ciclo “En tiempos de crisis: Alemania 1919-1932”, en que se recopilan diversos filmes realizados entre la derrota de la Primera Guerra Mundial y el ascenso del nacionalsocialismo, especialmente durante la República de Weimar, con textos de Karla Calviño y de Sebastián Huber.

También se incluye, en la sección Académicas, la lista completa de candidatos a la 55 entrega de los premios Ariel, que anualmente entrega la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

La sección Industria incluye un estudio de Mariana Cerrilla en el que se alerta que, de aprobarse la concentración de salas de la empresa Cinemark y Cinemex, por parte de la Comisión Federal de Competencia, la exhibición cinematográfica se conformaría en un duopolio integrado por un lado por Cinépolis y MM Cinemas que ha adquirido Cinemas Lumiere y Cinemex-Cinemark, con lo que ambas recibirían 96% de los ingresos totales. Al respecto, Mariana Vera Brozon ofrece un diagnóstico pormenorizado de la distribución del cine mexicano en 2012 así como las prácticas de la mala competencia en que incurren los exhibidores y distribuidores, según un estudio del recién creado Observatorio Público Cinematográfico y del Audiovisual “Rafael R. Portas”. Y el realizador Felipe Cazals, tras el reciente paso por cartelera de Ciudadano Buelna, realiza un recuento de las inequidades del mercado. Además, se incluye una entrevista con el jefe ejecutivo de Film London, Adrian Wooton, quien habla de la industria fílmica en la capital británica así como de su exitoso programa de producción filmes de bajo presupuesto The Microwave.

En Festivales, se aborda el sexto Festival Internacional de Cine en el Campo, a realizarse entre abril y junio en Oaxaca, Chiapas, Campeche. Quintana Roo y Yucatán, en un artículo de Alondra Montero. El guionista Denis Languerand comparte algunas reflexiones en torno al segundo Encuentro Iberoamericano de Escritores Cinematográficos que El Garfio organiza en el ccu Tlatelolco del 25 al 28 de junio. Y el cuarto Distrital. Cine y otros mundos, que ocurrirá del 4 al 9 de junio en la Ciudad de México con una programación que puede recorrerse caminando y varios conciertos en vivo, en un texto de Verónica Ortiz.

Por otra parte, Estrenos, abre con una entrevista de José Juan Reyes con Rafa Lara, director de Cinco de mayo: La batalla, la producción más cara del cine mexicano hasta el momento. Enseguida, Enrique Rivero charla sobre su segundo largometraje, Mai morire, filmado enteramente en Xochimilco. El ganador de la sección Carte Blanche del Festival de Locarno, Pablo Delgado, aborda su exitoso trabajo de tesis del ccc, Las lágrimas. Y Luis Carrasco comparte la entrevista que sostuvo con el cineasta español Pablo Berger, ganador del Goya por su película muda, en blanco y negro y clave de tauromaquia, Blancanieves. Cierra este número otra entrevista de Luis Carrasco, ahora con el emblemático director de cine latino Gregory Nava, guionista de Frida y creador de cintas como El Norte, Mi familia, Selena o Ciudad del silencio.

El vigésimo octavo número de cine TOMA, editada por PasodeGato, Ediciones y Producciones Escénicas, circulará durante mayo y junio de 2013 por todo el país en locales cerrados como SanbornsCaffé Caffé, librerías Educal y Gandhi.

Para entrevistas o mayor información, comunicarse a los teléfonos 56 88 92 32 y 56 88 87 56; al correo electrónico revistatoma@gmail.com,

o a las oficinas ubicadas en callejón de Eleuterio Méndez 11, Colonia Churubusco-Coyoacán, C. P. 04120 en la ciudad de México.

Además, los invitamos a seguirnos por Facebook y Twitter.

Así como la página Internet de Paso de Gato.

cine TOMA 28: Cincuentenario del CUEC

mayo 10, 2013

La escuela de cine más antigua de Latinoamérica

Esta es la portada del vigésimo octavo número de la revista bimestral cine TOMA, que circulará por toda la República Mexicana durante mayo y junio de 2012, dedicada a la conmemoración del medio siglo de existencia que el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), alcanzará en unas semanas, pues no existe una fecha precisa de su fundación sólo el mes y el año: junio de 1963. Este número conmemorativo incluye testimonios de su actual director José Felipe Coria, así como de sus ex directores Armando Casas, Mitl Valdez, Marcela Fernández Violante y Alfredo Joskowicz, además de su fundador, don Manuel González Casanova y su profesor decano, el maestro Jorge Ayala Blanco. Los festejos incluyen la mudanza de la vieja casona de la colonia Del Valle que el CUEC  ocupa desde 1975 a un nuevo edificio ubicado en el Circuito Mario de la Cueva de Ciudad Universitaria, conformando un corredor audiovisual que también integran la Filmoteca de la UNAM y TV UNAM, además del paso de Centro de Estudios a Escuela Nacional de Cinematografía, que ofrecerá, por fin, estudios reconocidos con nivel de licenciatura, amén de instalaciones amplias y construidas ex profeso, equipadas con tecnología de punta. Y se buscará abrir clases virtuales on line así como un canal digital.

En otros contenidos, se ofrece el listado de todos los candidatos a obtener el premio Ariel en su quincuagésima quinta entrega. Se aborda el duopolio de la exhibición de cine en México y Felipe Cazals denuncia las inequidades de ese mercado para con los productores nacionales.

En estrenos se ofrecen entrevistas con Rafa Lara por Cinco de Mayo; Enrique Rivero por Mai morire; Pablo Delgado por Las lágrimas, y Pablo Berger por Blancanieves, además de una entrevista con el realizador chicano Gregory Nava (El Norte, Mi Familia, Selena y Ciudad del silencio)

Cine TOMA 28, publicación especializada en el análisis, la reflexión, la crítica y la información cinematográfica de México, Iberoamérica y el mundo, circulará durante mayo y junio de 2013 por todo el país en locales cerrados.

portada cinetoma 28

 

Jorge Ayala Blanco, profesor decano del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos

mayo 3, 2013

El CUEC realmente viene de la nada

Por Sergio Raúl López

Al festejo por los cincuenta años que el maestro Jorge Ayala Blanco celebra ejerciendo la crítica cinematográfica con su personalísimo estilo feroz y puntilloso, ha de añadir el gozo por otro cincuentenario que le resulta particularmente cercano, el del CUEC de la UNAM, pues no sólo es el decano de los profesores de dicha escuela —donde ha dado clases durante 49 años— sino que será uno de los que atestiguarán los múltiples cambios que enfrentará la institución. Para unir ambos festejos, recurrimos a su memoria para construir el siguiente anecdotario cuequero.

12 JAyalaBlanco&JoseRovirosaConferencia

Me propusieron ser maestro

Mi llegada se debió, realmente, a una coincidencia muy extraña. Ya escribía crítica de cine desde principios de 1963, y a mediados del año 1964 quise acercarme a ese lugar que recién acababa de inaugurarse el año anterior, donde se estudiaba cine a nivel universitario, lo que me pareció interesantísimo. Fui con un amigo y, para mi sorpresa, creyeron que iba a pedir trabajo y me propusieron dentro de un consejo técnico y como maestro. Lo acepté perfectamente, tomé el reto y empecé a dar una clase muy rara que se llamaba Corrientes estéticas del cine y pues de ahí ya me seguí. Nunca he dado clase de cine mexicano y tardé como tres años en dar clase de historia del cine, que era más como de apreciación, que todavía nadie se atrevería a llamarla de análisis cinematográfico o de estética del cine. Era una combinación entre llenar lagunas históricas, plantear algunos problemas teóricos de aquella época y clase de cinefilia.

De conferencistas a profesores

En esa época aún no éramos maestros. No fue sino hasta la época del rector Pablo González Casanova —1970-1972—, que las clases en el CUEC se regularizaron y entonces ya fuimos profesores de carrera, dictaminados por una comisión rectoral, ya teníamos el estatus. Antes, desde 1964 y hasta 1971, cobré como conferencista. Entonces, esos siete años fueron los de mi formación como maestro, pero como no cuentan dentro de la antigüedad universitaria también fue tiempo tirado por la borda. Es decir, de cara a la Universidad Nacional, se cuenta mi antigüedad en el CUEC a partir de 1971, porque el resto fue como simple conferencista. Claro que, de cara al CUEC, ya me tocaron esas siete generaciones anteriores, e incluso tuve que dar clase a algunas anteriores porque uno de los maestros, José de la Colina, pidió un permiso y me cedió sus clases. Yo empecé a partir de la tercera generación del cuec, que es la de Alberto Bojórquez, Martha Acevedo, Jaime Humberto Hermosillo, Josefina Morales, en fin, una serie de gente que después ya no hizo demasiado cine.

Cineastas y no cinéfilos

Era un CUEC muy bohemio, muy poco productivo desde el punto de vista cinematográfico porque tardó en producir películas. Aunque la primera que se hace ahí es Pulquería “La rosita” (1964), de Esther Morales Gálvez, con Jorge Fons de asistente. Para mí fue realmente una revelación ver que se podía hacer cine en el CUEC. Pero no fue sino hasta 1971 cuando empezaron a hacerse ejercicios cinematográficos gracias a la llegada de los rusos, que eran, sobre todo, Gonzalo Martínez y después su asistente, Sergio Olhovich, cuando ya empezó a regularizarse la situación y los alumnos hacían ejercicios fílmicos desde que empezaban. También contribuyeron los avances tecnológicos, pues llegaron formatos como el Super8, que permite una mayor ductibilidad y es mucho más barato que trabajar todo en 16mm., y los micrófonos de solapa, los lavalier. Yo diría que no es sino hasta que empiezan a hacerse películas como parte de la currícula de estudio de los alumnos, cuando el CUEC agarra realmente fuerza como escuela para cineastas, no para cinéfilos.

Tradición anticultural

Siempre afirmo que el CUEC es el modelo de todas las escuelas de cine que hay en México, pues mientras que en el mundo existen muchos más modelos en los que se estudia investigación, teoría, crítica, análisis, cuestiones de economía, publicidad, todo tipo de disciplinas, en el CUEC están vetadas pues se tiene un verdadero desprecio por todo aquello que es el verdadero conocimiento cinematográfico. Como si lo único válido fuera el conocimiento aplicado. Hay toda una tradición antiteórica, anticultural en las escuelas de cine mexicanas, a partir del CUEC —porque lo que importa es hacer cine—, que todavía se respira en el medio cinematográfico. Esta idea de que entre menos sepa el creador cinematográfico, mejor… Hubo maestros que casi les prohibía a los alumnos ir al cine porque les iba a dar muy malas ideas. Por eso tenemos escuelas de cine que lo primero que excluyen es el conocimiento cinematográfico y para las que sólo existe la aplicación de determinados principios.

Las lecciones de cine

Manuel González Casanova concibió una especie de transición entre el cine-debate y los cineclubes universitarios y una cosa que llamó las Cincuenta lecciones de cine, mediante las que probó a todos los técnicos y estrellas de la industria cinematográfica para ver si eran capaces o no de dar clase de cine. Y se encuentra con algo terrible: que hay gente que domina su oficio pero que es incapaz de sistematizar su conocimiento, porque todo lo aprendió sobre la marcha. No podías sentar a dar clase a Roberto Gavaldón o a Gabriel Figueroa, era imposible. Sentabas a José Revueltas y lo único que hacía era rollar a la gente con sus preocupaciones como el proletariado sin cabeza y le valía madres el cine, eran lecciones ideológicas. Gabriel Figueroa es un caso porque sí llegó a dar clase, pero lo enseñaba todo menos lo que él llamaba sus secretos, que era lo realmente importante, para decirlo rápido, su colección de filtros, y no entraba al meollo que era su estilo cinematográfico.

Un modelo único

Un despegue muy importante fue el Movimiento Estudiantil de 1968. Por un lado, hubo un cambio porque la mayoría de los profesores del CUEC eran extranjeros y apenas vieron que venía la cosa en serio dejaron la escuela, porque los podían correr del país. Y por otra parte la toma del CUEC por los alumnos para filmar el movimiento estudiantil. Ese es un parteaguas muy importante, para mí hay un CUEC antes de 1968 y otro después, cuando los estudiantes ya llegan a hacer cine y esto se refuerza con la llegada de los rusos, que le dan otra dimensión al CUEC.

Ya después viene toda la época deliciosa de la Asamblea General en la que son los alumnos los que mandan y el director de la escuela se convierte en el representante del rector ante el CUEC y tiene que aceptar todo lo que digan los alumnos, lo que es la cosa más folclórica de la tierra, de un pintoresquismo total, porque es la caricatura de una caricatura de un autogobierno, gracias al grupo Octubre, encabezado por José Woldenberg, que se enfrenta no sólo con Manuel González Casanova, sino con su testaferro, que era el Secretario Académico, Alfredo Joskowicz, que tenían que hacer planes de actualización y seguimientos cada mes, porque en cada reunión había que corregirlo todo.

Tras esa época, digamos heroica, del CUEC, poco a poco va convirtiéndose en una escuela. No lo que se conoce al principio, que era una especie de club de cinéfilos bohemios, como en 1963 cuando Walter Reuter les enseñaba su cámara pero no les permitía tocarla porque era muy valiosa. Imagínate una escuela de cine donde no puedes tocar la cámara del maestro. Claro, después ya empieza a haber cámaras y todo va creciendo, porque el CUEC realmente viene de la nada y eso es lo interesante: cómo pudo estructurarse, poco a poco, una escuela de cine, al grado de que se convierte en el modelo de las quince o veinte escuelas de cine que existen en México, porque todas son cuec de segunda, de tercera o de quinta. Incluso las clases de cinematografía online son también imitaciones del CUEC, repiten los mismos lugares comunes que se manejan en el CUEC desde hace cuarenta años. La clonación del CUEC es, para mí, un misterio. Creo que fue el modelo a superar, no se buscó crear otro modelo, sino superar ése.

La casa de Adolfo Prieto

El CUEC comenzó a funcionar en salones prestados por la Facultad de Filosofía y Letras, cuando terminaban las clases: era una escuela nocturna. Luego se vuelve vespertina, cuando se pasa a la casa de avenida Insurgentes, que es donde se vive el Movimiento Estudiantil de 1968 y, más tarde, se va a la casa de California, en la glorieta de la Ciudad de los Deportes, donde transcurren unos ocho años, quizá un poco más. Después, en 1974, se busca una casa más amplia porque el hermano del rector, Pablo González Casanova, es el director del CUEC. Entonces se busca, desesperadamente, un recinto universitario, pero no existe y no se puede construir, pero sí se puede comprar. Le llamé a Manuel González Casanova y le dije que había una opción muy interesante enfrente de mi departamento, una casa gigantesca que tenía como dos años y medio con el letrero “Se vende”. Fuimos a verla y le encantó. Sólo había que hacer era algunas modificaciones. Había un gigantesco frontón profesional y los baños de los frontonistas, lo que era un edificio en sí mismo. Los baños se convirtieron, por obra y gracia de los arquitectos universitarios, en las salas de edición con moviolas. Se hicieron añadidos a la estructura para que fuera más grande. Cinco o seis años después se empezó a añadir lo que ahora es la biblioteca, las oficinas de publicaciones, y uno de los grandes salones se adaptó como foro. O sea, estuvimos 38 años —lo puedo decir casi en pasado porque nos vamos a mudar—, en una casa improvisada y que, sin embargo se convirtió en una escuela de cine por obra y gracia del escudo universitario. Lo que actualmente es el foro era el frontón, así como el edificio administrativo que está al fondo.

Mudanza y crecimiento

Por principio, me parece que la mudanza al nuevo edificio y el convertirse en Escuela Nacional de Cinematografía con estudios de licenciatura es el más grande apoyo que se ha recibido en la historia del CUEC. Por citar un par de ejemplos, cuando el doctor Guillermo Soberón llegó de visita con sus ayudantes a la torre de preparatorias en Adolfo Prieto, se enteró que enfrente estaba una instalación universitaria, el CUEC, y al entrar preguntó: “¿A poco el cine se estudia?”. Para mí es el ejemplo perfecto: el rector no tenía ni la menor idea de que existía ese recinto y que el cine se estudiaba. O el apoyo que el rector Juan Ramón de la Fuente quiso darle, mandándonos con todos los equipos y toda la maravilla que pudiéramos pedir, pero a Morelia, porque su idea era descentralizar la universidad, hacerla nacional y enfrentó una resistencia terrible de toda la escuela y lo mínimo que le dijeron fue que se fuera a hacer su CUEC a Morelia, que nosotros nos quedábamos con este y, por consiguiente, estuvimos castigados cuatro años.

El nuevo rector, José Narro, en cambio, propuso construir las instalaciones en el circuito Mario de la Cueva de Ciudad Universitaria, ahí donde está la Filmoteca y TV UNAM. Y ahí está el edificio terminado. Si mides las nuevas instalaciones del CUEC en terreno y edificación, son en espacio y posibilidades veinte veces más grandes. Si teníamos una salita de trabajo tecnológico de 3×3 metros, ahora hay ocho salas como esa pero mucho más grandes y más equipadas. Además hablamos de comodidad; por ejemplo, yo doy clase los lunes y siempre peleó con el resto de maestros por la sala de proyección, ahora, con la comodidad de las nuevas instalaciones, creo que va a cambiar no solamente el espacio sino el espíritu del CUEC y sus posibilidades. Es una de las cosas más bellas que me ha tocado vivir en mi vida. Tengo 49 años dando clase en el CUEC y 38 en esa casa. Esto es la expansión total, es una granada explosiva, yo no sé qué va a pasar ahí.

AYALASERGIO

Este artículo forma parte de los contenidos del número 28 de la revista cine TOMAde mayo-junio de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.