Posts Tagged ‘21’

Primera Fiesta Internacional del Cine en San Luis Potosí

septiembre 21, 2016

Tenemos que salir a buscar al público

Por Carlos Sosa

Ante lo competitivo e incluso celoso que llega a ser el ambiente de buena parte del centenar de festivales fílmicos que se realizan anualmente en México, en San Luis Potosí se proyecta hacer, en su lugar, un gran festejo que no programe películas en exclusiva, realice actividades de industria ni glamorosos encuentros para pocos invitados. En la segunda quincena de septiembre, la Fiesta Internacional del Cine ofrecerá proyecciones gratuitas, charlas de cultura cinematográfica, talleres y residencias para ampliar el público posible para la producción nacional.

213142_medium

Hacer un festival más resulta ilógico. México es un país de grandes festivales como el de Morelia, Los Cabos o Guadalajara, que resuelven muy bien el tema de industria. Nosotros lo que intentamos con la Fiesta Internacional del Cine en San Luis Potosí no es necesariamente hacer un festival con todo lo que conlleva, con las partes vip, las alfombras rojas etcétera. Lo que para nosotros es muy importante es acercar el cine al público, es decir, muchas veces se dice que la gente no quiere ir al cine o que la gente no ve el cine nacional, pero tenemos el firme convencimiento de que, más bien, a la gente no le alcanza para ir al cine. Entonces, partiendo del hecho de que la mayoría de las películas en éste país se producen a partir de incentivos fiscales y de fondos públicos, nos parecía una excelente idea regresar a devolver a la gente lo que le ha dado, mediante recursos públicos, es decir con sus impuestos, al cine. Si la gente no puede ir a las salas entonces las salas deben salir a la gente.

Así es como nace la Fiesta del Cine, un espacio para festejar a la cinematografía y también a diversas disciplinas que van alrededor de la cinematografía, como la música y la poesía. Vamos a llevar a muchos talentos, creadores y público espectador para que juntos podamos por fin crear un entendimiento directo, además de que la gente se acerque y vea qué es lo que se está haciendo en el cine nacional. A pesar de que México sea el cuarto país que más boletos de cine vende en el mundo, dicha cantidad de espectadores sigue representando solamente al 12% de la población, que es la que en realidad asiste al cine, mientras que el otro 88% no tiene las posibilidades económicas.

Lo que tenemos claro es que nosotros tenemos que salir a buscar al público, no esperar a que venga a buscarnos. Mostrar qué es lo que estamos haciendo y así empezar a generar esta formación de audiencias que tanto hemos esperado para que desde jóvenes y niños vean que a través de la cultura se puede llegar a un ser un país mejor. Ese es el espíritu de la Fiesta del Cine y así es como nace la primera edición.

Estamos programando películas de diversos géneros sin que, necesariamente, esperemos que sean sólo los más recientes estrenos. Repito, es una fiesta donde vamos a festejar a la cinematografía y en la que queremos que la gente festeje las películas, es por eso que estamos programando películas que han pasado por numerosos festivales y ese hecho no nos limita para seleccionarlas. En su mayoría son mexicanas, con diversos contenidos y diversos géneros. Hay documentales, ficciones y comedia. Tenemos también películas españolas.

Nuestra oferta es diversa, queremos darle una probadita del cine de todo tipo a todo el público para que se empiecen a familiarizar y encantar con todo esto, esa es la línea de la Fiesta: ofrecer un panorama abierto de lo que se está haciendo en el país. Para ser universales es urgente conocer lo particular de las historias.

Todos los días, en el Centro de las Artes, ofreceremos conferencias para todos los estudiantes que quieran venir. Todas las actividades serán gratis, el programa se definirá en estos días, pero básicamente se puede adelantar que habrá conversaciones formativas que retroalimenten a todo aquel que traiga inquietudes acerca del cine. Seis guionistas trascendentes y directores mexicanos hablarán sobre la importancia de pensar y construir al personaje desde la estructura del guión.

Por otro lado, Matt Dillon, nos hablará acerca de su experiencia en el cine y en las series de televisión.

Finalmente haremos una conversación con Pablo Hernando, uno de los directores de la película Esa sensación (España, 2016), quien nos visita desde la península ibérica.

Trataremos de que todos los directores, productores y algunos actores que participaron en las cintas seleccionadas, vengan durante los cuatro días que dura la Fiesta para poder convivir con el público. Además habrá algunos invitados extras que, aunque no vengan a presentar una película, vale la pena que convivan con el público potosino. También haremos dos residencias como parte de la Fiesta Internacional del Cine.

Es en este punto donde buscamos especial trascendencia. Serán dos residencias, una de actuación coordinada por Úrsula Pruneda, en Xilitla, que tendrá varios mentores, todo enfocado a la actuación en cine. Alejandro Gerber dará un taller de dirección para actores; Marc Bellver tratará de mostrar cómo funciona la relación entre la cámara y el actor; Axel Muñoz hablará del sonido y la voz, la modulación y entonación de la voz en cine; en tanto que Úrsula Pruneda, Cecilia Suarez, Luis Gerardo Méndez e Irene Azuela darán un taller con técnicas de actuación para cine.

Esta primera edición está destinada a los artistas potosinos. Pensamos que para las siguientes ediciones tendríamos que ampliar el espectro hacia el resto del país.

Por otro lado, en Real de Catorce tendremos una residencia dedicada a la escritura de guión, este año tendremos como mentores a tres escritores imperdibles: Ana Katz nos visita desde Argentina, ella es directora y escritora de cine; Ray Lóriga, prestigiado guionista y escritor de cine, que ha trabajado para Carlos Saura y Pedro Almodóvar; por último, Gibrán Portela es uno de los mayores talentos que tenemos en México.

Los seleccionados para la residencia de guión van a ser seis, entre ellos directores, escritores profesionales del cine que al menos hayan hecho un largometraje, puesto que ésta residencia sí tiene un carácter especialmente profesional.

Durante nuestra primera edición de la Fiesta pretendemos que esta residencia tome un valor muy importante y se convierta en un referente en México. Que la Residencia Catorce gane prestigio y sea única en su naturaleza, peculiar del lugar, queremos hacerla un símbolo de la Fiesta.

Esta es una fiesta, no es un festival, lo hemos dicho muchas veces y se integrará al talento potosino. No solamente servirá para proyectar películas y ver algunos otros proyectos, sino para festejar también a los talentos potosinos, a los gestores culturales y a la gente que, con mucho esfuerzo, ha realizado otros festivales en la localidad que sin duda tienen un valor importantísimo para la comunidad y la cultura. Nos estamos aliando y los estamos invitando a participar con nosotros para que justo podamos ayudar y dejar un grano de arena en San Luis Potosí para todos estos festivales y todos estos esfuerzos en conjunto. Cabe mencionar que la idea es que tenga una trascendencia mayor y que se convierta en un evento anual que suceda año con año en el mes de septiembre.

Con respecto a la gran diversidad de festivales que hay en el país, creo que es un crisol interesante de intenciones y carácter que se complementan unos con otros, es un fenómeno inclusivo y no excluyente. La diversidad es esencial en un país tan extenso y multicultural como lo es México, mientras más festivales haya y más películas pasen en los festivales, mayor es la repercusión que va a tener el cine. Cada festival tiene su identidad y público.

Los festivales sirven para acercar al público a la cinematografía y para acercar nuestras películas al público. Toda película tiene un público y hay que salir a buscarlo. Yo pienso que no tiene gran sentido la discusión de las identidades y, mucho menos, evitar repetir filmes en un festival. Lo mejor es que las películas puedan tener la mayor exhibición posible y dejar la competencia a un lado.

Esperamos que al público potosino les guste lo que estamos haciendo: un trabajo con mucho cariño y muchísimo corazón. Trataremos de que este evento se disfrute gradualmente más año con año y que se difunda con el boca a boca, así, nuestras películas tendrán mayor trascendencia.

Ya tenemos títulos programados. Hemos creado una sección mexicana llamada Liga Nacional. Entre ellos se encuentran Sopladora de Hojas (México, 2015), de Alejandro Iglesias Mendizabal; Los herederos (México, 2015), de Jorge Hernández Aldana; Semana Santa (México, 2015), de Alejandra Márquez; Tempestad (México, 2016), de Tatiana Huezo; Maquinaria Panamericana (México, 2016), de Joaquín del Paso; Un monstruo de mil cabezas (México, 2015), de Rodrigo Plá, que son películas que han tenido éxito durante todo el año y que han pasado por diversos festivales. Inauguraremos con la película 7:19. La hora del temblor (México, 2016), de Jorge Michel Grau, justo antes de su estreno en salas comerciales y la clausura será con la película Desde allá (Venezuela-México, 2015), de Lorenzo Vigas, que ganó el León de Oro en el Festival de Venecia el año pasado, y tendremos algún otro par de películas extranjeras con presencia de los directores. Así como una función especial de El Puño de Hierro (México, 1927), de Gabriel García Moreno, así como un concierto de Presidente, la banda de Quique Rangel, bajista de Café Tacvba, que ha elegido una película sorpresa para presentar antes del concierto.

Esta primera edición se llevará a cabo del 21 al 25 de septiembre y durante esos cinco días habrá proyecciones, conciertos, lecturas y cine nacional e internacional de la más alta calidad, en plazas y calles, en los barrios de San Miguelito y San Sebastián, la plaza Aranzazú y en su sede, el Centro de las Artes de San Luis Potosí.

foto_3

fiesta-del-cine-slp

Anuncios

XXI Festival Internacional de Cine para Niños (…y no tan Niños)

agosto 8, 2016

Es una Alma Mater

Desde 1995, la asociación civil La Matatena organiza Festival Internacional de Cine para Niños (…y no tan Niños), siempre durante el verano, en el que oponen una serie de títulos internacionales –siempre con doblaje en vivo– y nacionales, además de talleres infantiles, conferencias y una gran cantidad de actividades formativas de una noción crítica para los asistentes, sean adultos o infantes, en oposición a la cascada de estrenos comerciales que, principalmente Hollywood, prácticamente monopoliza la totalidad de las pantallas instaladas en el país. Para ejemplificar la labor en la construcción de un aparato crítico, de enseñanza y de pluralidad cultural que ha implicado, reunimos testimonios de cineastas que alguna vez, cuando niños, asistieron tanto al Festival como a los talleres.

Labyrinthus_1

Por Liset Cotera

A 21 años de existencia, hoy por hoy nos toca escuchar las experiencias de los espectadores, de los usuarios que han asistido al Festival Internacional de Cine para Niños (…y no tan Niños), a lo largo de este par de décadas y cachito que nos permitan conocer las experiencias, emociones encontradas, sorpresas otorgadas por el cine, viajes a otras latitudes, además de reconocernos en pantalla con las historias que nos narran otros niños en otros países. También se ha realizado una gran labor en materia de formación de públicos, de inculcar una cultura cinematográfica desde la temprana edad, de generar procesos y espacios de creación que nos permiten constatar y compartir los discursos que los infantes quieren expresar a través de las imágenes en movimiento de una manera muy creativa, lúdica, espontánea y con mensajes muy directos y de gran calidad a través de la animación.

Este es el festival de cine más longevo en México después de Guadalajara que atiende a una población muy importante la niñez de México, promueve la participación de niñas y niños, y es el foro por excelencia del reencuentro entre los niños y el cine cada año en la ciudad.

En este artículo la voz es la de sus espectadores, la de sus hacedores que comparten experiencia de vida y las experiencias que les ha otorgado el festival y, por ende, La Matatena, Asociación de Cine para Niñas y Niños, A.C. Nos toca escuchar a los más importantes de todos: espectadores y realizadores que han dejado un acervo muy valioso que expresan el sentir de varias generaciones de niñas y niños en nuestro país.

Este proyecto ha otorgado muchos insumos para las nuevas generaciones, a lo largo de estos años, por eso estamos convencidos de que la importancia que encierra un proyecto de esta magnitud tendría que estar considerado en la agenda cultural, en las políticas públicas diseñadas en materia de cine para niños en nuestro país, dadas las bondades que encierra y los beneficios que otorga.

TIGER-Still_01

El XXI Festival en cifras

En la vigésima primera edición del Festival Internacional de Cine para Niños (…y no tan Niños), se ofrecerán 90 materiales de 25 países en 54 funciones a lo largo de seis días, del 9 al 14 de agosto, en sedes como la Cineteca Nacional, la Filmoteca de unam, los Faro de Oriente y Aragón, y Universidad Autónoma Chapingo, además de la Sala Carlos Monsiváis del Centro Cultural Tijuana (Cecut).

El Jurado Infantil otorgará los siguientes premios: Mejor Largometraje, Mejor Cortometraje de Ficción, Mejor Cortometraje de Animación, Mejor Documental y Mejor Producción Nacional.

Habrá doblaje en sala en cada una de las proyecciones. Durante el Festival se montará una exposición de las siluetas con las que hacía películas de animación la alemana Lotte Reiniger (1899-1988). Habrá presencia de realizadoras y talleres de cine para niños.

Ninnoc_01

XXI La Matatena.jpg

Cancelado, de última hora, el RivieraLab

marzo 16, 2016
unnamed
A cinco semanas de efectuarse su quinta edición, a celebrarse del 21 al 27 de abril, el Riviera Maya Film Festival anuncia la cancelacion de su plataforma de apoyo de desarrollo de proyectos, el Riviera Lab, en sus dos secciones: Work in Progress y Foro de Coproducción, incluido los apoyos económicos a los filmes ganadores, por “causas externas a la organización del festival” al no contar con las condiciones óptimas. El comunicado, lanzado el 16 de marzo, informa que el resto de las actividades del RMFF se efectuarán sin afectaciones.
Aquí el comunicado completo:
ACERCA DE RIVIERALAB EN RMFF 2016
Desde sus inicios, el Riviera Maya Film Festival se ha caracterizado por ser un festival que brinda atención y apoyo a cineastas y productores que buscan estímulos para desarrollar sus proyectos. El RivieraLab, a través de sus secciones Work in Progress y Foro de Coproducción, ha funcionado de forma ininterrumpida como un laboratorio de creación donde los realizadores encontraban la ayuda necesaria para iniciar o concluir sus filmes.
Durante sus primeras cuatro ediciones, el RivieraLab ofreció apoyo económico a proyectos que posteriormente se convirtieron en películas que participaron en los principales festivales de cine a nivel mundial, como es el caso de “Maquinaria Panamericana”, de  Joaquín del Paso;  “El rastreador de estatuas”, de Jerónimo Rodríguez; yLa princesa de Francia”, de Matías Piñeiro, entre otros títulos.
Para este año, por causas externas a la organización del festival, el RMFF se ve en la necesidad de interrumpir RivieraLab, debido a que no se cuentan con las condiciones óptimas para celebrar un encuentro de la naturaleza e importancia de dicha sección.
Todas las actividades relacionadas con el programa RivieraLab serán suspendidas para la quinta edición que se celebrará del 21 al 27 de abril del presente año.
No obstante, el resto de las actividades del festival se llevarán a cabo como en las anteriores ediciones, con lo que el RMFF refrenda su compromiso de ser una plataforma de exhibición para el cine de probada calidad artística.
Los organizadores del festival quedan a la espera de que en un futuro sea posible retomar las actividades de RivieraLab.

 

VI Distrital Festival

enero 20, 2016

Un espacio menos impositivo y más abierto

Por Paula Astorga, directora fundadora de Distrital

Separado en dos segmentos bianuales, uno concentrado en la formación que se efectúa durante el verano y el otro, más en un formato más ortodoxo de festival, Distrital. Cine y otros mundos alcanza su sexta edición en enero, convertido en el primer festival latinoamericano en línea, con una sección principal, Movimientos Manifiestos, conformada por 13 autores –entre ellos dos parejas− que exploran nuevas formas fílmicas, así como un seminario concentrado en las plataformas digitales.

Lucifer _1

En el 2015, decidimos separar Distrital. Cine y otros mundos, en dos eventos a realizarse en diferentes momentos en el año. También decidimos abrir el año con un suceso que propone más un encuentro de corte festivalero y que puede servir de forma muy puntual para dictar las pautas que habremos de seguir como línea de trabajo a lo largo del año, pensando en las audiencias y en el valor de la promoción del audiovisual de cara a un cierto público. Creemos, por otro lado, que tanto 3 Puertos Cine como los talleres que podemos ofrecer en el verano, enmarcados en el concepto Distrital Formación, gozan de cierta especificidad y para nosotros es muy importante que ambas agendas no compitan entre sí. De pronto, resulta muy impresionante enfrentar un festival enorme, en el que todo sucede simultáneamente, pero para nosotros, por ahora, es muy importante mantener en Distrital Festival una posibilidad de encuentro con creadores, pensadores, profesionales y el cine mismo, enfocados en ese diálogo particular y, en un momento distinto, mantener un espacio concentrado en el desarrollo artístico donde un joven cineasta no tenga que preguntarse si asistir al taller o ir a ver una película. Indudablemente, son dos actividades complementarias y ricas para la cultura cinematográfica, pero con objetivos distintos… En resumen, en enero se realiza Distrital Festival y en el verano Distrital Formación.

 

Verano formativo

Respecto a la realización de Distrital Formación, hace medio año, estamos muy contentos con los resultados. Por un lado, Tres Puertos Cine generó un encuentro particularmente rico, tanto para los proyectos participantes como para los que lo organizamos. Derivado del encuentro, conceptualmente, reconocernos entre todos fue lo más placentero de este intercambio, ya que compartimos visiones, confluimos en necesidades y vimos madurar los proyectos entre México y Valdivia, lo que resultó ampliamente gratificante. En términos de promoción cultural, se logró un espacio visionario e innovador al ofrecer en línea 12 películas de la Colección Tres Puertos Cine en la plataforma Cinema Uno (cinemauno.com/colecciones/tres-puertos).Tres Puertos Cine es el único lab de desarrollo de proyectos en el mundo que ha provisto a un grupo de cineastas, desde sus primeras obras, de una ventana inmediata de exhibición en un territorio en el que sus trabajos no habían sido exhibidos previamente… la sensibilidad y la apertura de los directivos de Cinema Uno para recibir estos materiales e invertir en ellos, realmente me parece trascendental.

Del Taller CineBruto no podríamos estar más satisfechos: el estimulante José Celestino Campusano dejó huella y estamos muy emocionados pues, basados en su taller y durante los días de trabajo en que estuvo, los participantes desarrollaron una primera obra creada participativamente, titulada Contraviento (México, 2016), la película será estrenada en esta sexta edición de Distrital Festival.

 

Plataformas digitales y nuevas formas

El seminario El público del futuro se realizará de nuevo en esta sexta edición de Distrital pues realmente se ha ido consolidando como un espacio único para hablar sobre la exhibición. Creo que hemos ganado mucho terreno y que los circuitos alternativos se han profesionalizado y que, además, son de lo más socorrido para la exhibición del documental y, en general, del cine independiente mexicano. Los cineclubes, las salas y los proyectos que cada año se reúnen, han forjado una comunidad, redes de trabajo y de recorridos itinerantes. Creo que este punto de encuentro es fundamental para ellos y todos están al pendiente para ser parte…

Este año vamos a hablar sobre las plataformas digitales y nos vamos a enfocar mucho en la programación: en qué es construir un discurso a partir del cine, generar puntos de encuentro temáticos, entender movimientos y fenómenos comunitarios a partir del audiovisual…

Respecto a la programación, seguimos manteniendo la misma línea editorial, es decir, estamos interesados en las nuevas formas y en propuestas que están, en su mayoría, completamente fuera de las formas tradicionales narrativas. La sección central ha sido titulada Movimientos Manifiestos y está conformada por 13 cineastas –incluidas dos parejas de codirectores− qué indudablemente han roto las formas en su cinematografía: a veces por la temática, a veces por el formato, mucho por una búsqueda artística o discursiva que va más allá de lo tradicional… ¡Hay un alto nivel de provocación en la selección de este año!

 

Festival en línea

El momento actual, en general, del ámbito de los festivales cinematográficos está lleno de grandes paradojas. Es muy difícil cuestionarlo porque hay resultados muy positivos, innegables, que están generando los festivales mexicanos; pero, por otro lado, cuando uno rasca tantito, estamos llenos de ocurrencias que carecen de fondo y que desde una perspectiva más crítica, suponen un atentado inmediato que no ofrece cabida para una reflexión más profunda o a fondo… Como que la promoción que apostaba por la cultura se volvió nada más promoción, sin apellido, sin un propósito claro… como que con muchos tweets y buenos números de asistencia pareciera que estamos cumpliendo como comunidad, además de que es muy cómodo no estarse haciendo tantas preguntas… No sé, por ejemplo programar pareciera, de pronto, resumirse a enlistar películas que participan no por ser parte de algo importante sino porque aspiran a un jugoso premio… Pensar en la cultura o en la calidad tiene una medida en asistentes como marco del éxito, pero no se logra entender muy bien qué está pasando, qué estamos haciendo, quiénes son las nuevas audiencias y cuáles son sus fenómenos, si existe una política institucional profunda o no la hay…

En Distrital, de manera incipiente, creo que el camino que estamos tomando tiene que ver con eso, con hacernos esas preguntas que son difíciles de responder y apostar por conformar un encuentro con otras voces, más horizontal respecto a la relación creador-público. Queremos ser un espacio menos impositivo y más abierto.

Ante el escaso contacto de la producción nacional con el público, creo que el cine mexicano puede escapar del autoconsumo reconociéndose con un poco más de honestidad, me parece, dejando ser su diversidad, encontrando espacios propios, haciendo comunidad sin tanta autocolonización…

¡La gran novedad de esta edición es que nos convertimos en el primer festival de cine en línea en Latinoamérica!

asuncion de jose

Nota bene: La sexta edición del Festival Distrital, se realizará entre el 21 de enero y el 11 de febrero de 2016 y tendrá como sedes la Cineteca Nacional, el Cine Tonalá, el Centro de Cultura Digital, Cinépolis Diana, el Centro Cultural de España en México, además que hará un recorrido itinerante por la red de cineclubes del Distrito Federal y por los distintas sedes de la Fábrica de Artes y Oficios (Faro). Además tendrá varias sedes digitales: Cinema Uno (cinemauno.com), Cinépolis Klic (www.cinepolisklic.com), Mubi (mubi.com) y la plataforma internacional para cine mexicano Festival Scope (www.festivalscope.com).

Distrital2016-CineToma

Este artículo forma parte de los contenidos del número 44 de la revista cine TOMAde julio-agosto de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

Adelantos al sexto Distrital Festival

diciembre 9, 2015

Distrital Festival 2016

La sexta edición del Distrital Festival se efectuará entre el 21 de enero y el 11 de febrero de 2016 en la Ciudad de México en sedes como la Cineteca Nacional, el Cine Tonalá, el Centro de Cultura Digital, Cinépolis Diana, el Centro Cultural de España en México y la red de Fábricas de Artes y Oficios (Faros) de la Ciudad de México además que, simultáneamente, y 135 de estos títulos estarán disponibles en las plataformas en línea: Cinema Uno, Cinépolis Klic, Mubi y la plataforma internacional para cine mexicano Festival Scope −exclusivamente para las películas mexicanas con alcance internacional−. Al terminar el festival, una selección de filmes circulará por la Red de Cineclubes de la Ciudad de México y en la Semana de las Juventudes del Injuve.

El realizador italiano Roberto Rossellini será objeto de una gran retrospectiva con una decenas de trabajos suyos restaurados y remasterizados, del proyecto The Rossellini Project, entre los que se incluyen Roma, Ciudad abierta (1945); Camarada (1946); Alemania, año cero (1948); El amor (1948); Stromboli, tierra de Dios (1950); La máquina malvada (1952); Ya no creo en el amor (1954); India (1959); Entrevista con Salvador Allende: la fuerza y la razón (1971). La función inaugural será otra película suya: Viaje a Italia (Viaggio in Italia, Francia-Italia, 1954) en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, la tarde del 21 de enero.

En la sección Estrenos Mexicanos se presentarán filmes como La caridad (México, 2015), de Marcelino Islas; Plan Sexenal (México, 2014), de Santiago Cendejas; Mañana psicotrópica (México, 2015), de Alexandro Aldrete; y la cinta colectiva Contraviento (México, 2016), realizada durante el taller Cine Bruto, impartido en el verano de 2015 por el argentino José Celestino Campusano en Distrital Formación. Todos estos filmes serán estrenos en la Ciudad de México.

La sección Movimientos Manifiestos, reúne la obra de trece realizadores de Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania, Canadá, Colombia, Chile, Perú y México que estarán presentes durante la exhibición de sus filmes más recientes, mientras que sus filmografías completas estarán disponibles en la página electrónica del festival.

Por sexta vez, se realizará el Seminario “El público del futuro”, con talleres y conferencias magistrales, en la Cineteca Nacional, entre el 16 y el 30 de enero.

Otras secciones que integran Distrital Festival son En Femenino, que presenta una selección de la obra de siete artistas interdisciplinarias francesas, y Cuadrante, curada por Juan Pablo Bastarrachea, con filmes en los que la música es protagonista.

Entre los cineastas invitados se encuentran los franceses Claire Doyon, con Penélope (2012) y Antoine Barraud, con Le Dos Rouge: Portrait mensonger de Bertrand Bonello (2015), así como el belga Gust Van den Berghe, director de Lucifer (2014); la italiana Bettina Perut y el chileno Iván Osnovikoff, directores de Surire (2015), así como Julián Hernández que presentará Yo soy la felicidad de este mundo (México, 2014) y una selección de sus cortometrajes más representativos.

Todas las películas que conforman la programación de Distrital Festival optarán al Reconocimiento arca, dotado con 5 mil dólares, por el voto del público.

Distrital Festival 2016-2Distrital

Cine Toma en la primera Expo Rodaje

marzo 20, 2015

Expo Rodaje 7

Fotografías: Sergio Raúl López.

El jueves 19 de marzo, a las 10:00 horas, se inauguró la primera edición de la Expo Rodaje, en los Estudios Churubusco (Calzada de Tlalpan 1670, colonia Churubusco Coyoacán) y entre los expositores se encuentra la editorial Paso de Gato, en cuyo stand se ofrecen a la venta y con importantes descuentos todos los ejemplares de la revista Cine Toma, desde su primer número, aparecido en octubre de 2008, hasta el más reciente, el 39, actualmente en circulación.

La Expo Rodaje se mantendrá abierta hasta el sábado 21 de marzo y la entrada es gratuita.

Expo Rodaje 4

Expo Rodaje 3

Expo Rodaje 5

Expo Rodaje 2

Expo Rodaje 1

 

Primera edición de Expo Rodaje

marzo 19, 2015

Reconocimiento a los técnicos

Por Carlos Sánchez

Para que exista una industria cinematográfica en forma en el país no basta que se produzcan más de un centenar de películas al año, ni que sean reconocidas en festivales y premiaciones internacionales, pues los profesionales técnicos que hay en México participan en una pequeña porción de esos rodajes. Para visibilizarlos e invitar a todos los integrantes del gremio a trabajar unidos, se realizará la primera Expo Rodaje.

DSC_0994_1

Aunque el 2013 fue un gran año para el cine mexicano, tanto en la taquilla local como en los premios internacionales, seguimos siendo una industria estancada y que aún no es reconocida como tal. Al organizar Expo Rodaje, que se realizará del 19 al 21 de marzo en los Estudios Churubusco, buscamos conglomerar a todos los miembros del gremio, tanto productores, directores, cinefotógrafos y público en general, para que conozcan realmente el cine, a fondo y desde adentro para robustecer y seguir incentivando la industria.

Hace varios años se realizaba, en los Estudios Churubusco, la Expo Locaciones, impulsada por el ya fallecido Sergio Molina, pero que sólo contaba con la representación de algunas casas de renta de equipo y de algunos estados para exponer locaciones que ya conocemos como Veracruz o Durango, importantes sedes de producción cinematográfica. A diferencia de aquella, el principio básico de Expo Rodaje, es conglomerar no únicamente locaciones, ni productores, sino también a todas aquellas personas que se requieren para hacer una película: vestuaristas, maquillistas, diseñadores, expertos en sonido, guionistas, músicos, productores, inversionistas, para que el público en general esté enterado de que existe una gran industria, aunque está medio paralizada y necesita movilizarse para fortalecerse.

Si bien hay mucha producción e incentivos, que el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) ofrecen importantes apoyos y fondos especializados, los grandes productores de México tuvieron que retirarse en un cierto momento porque no había ganancias reales, o eran mínimas, en esta industria, por lo que dejaron de hacer cine y queremos que regresen, que Expo Rodaje sea un espacio para que se acerquen. Que ellos y todos los demás productores vean que hay nuevas oportunidades no sólo en el Distrito Federal sino en toda la República.

Talleres de profesionales

Estamos enfocados en la industria de cine mexicano, sabemos que Hollywood realiza producciones en cualquier parte del mundo, inclusive en México, aunque por las circunstancias que atravesamos, muchos productores estadounidenses deciden irse a otros mercados. Sin embargo, sabemos que en México existe un potencial increíble, no solamente de creativos como lo demuestran Alejandro González Iñárritu, Emmanuel Lubezki, Rodrigo Prieto o Alfonso Cuarón, sino muchos más. Uno de los principios de la Expo Rodaje es el de conglomerar a todos aquellos prestadores de servicio que se requieren para hacer una película y que sean conocidos pro el público general y los estudiantes de las escuela de cine. A mediano plazo, uno de los sueños o metas de la Expo Rodaje es que realmente pueda tener importancia internacional en los próximos años.

Tendremos, en nuestras actividades académicas, a un grupo de profesionales con gran trayectoria que impartirán los talleres, entre productores, realizadores, directores de fotografía, escenógrafos, decoradores, maquillistas, peinadores, diseñadores, para aprender cómo desglosar un guión, cómo hacer una carpeta para participar del presupuestos que el gobierno destina a la producción. También habrá talleres de gaffer, de grips, de tramoyistas y un sin fin más, a los que está invitado el público en general. Además serán interactivos.

Los especialistas van a ser expositores, impartirán los talleres, las conferencias y algunas mesas redondas. Expo Rodaje está enfocada a los estudiantes, a todos los universitarios, por eso se convocó a un concurso de cortometraje, “Entre Cortos”, dotado con un premio de 50 mil pesos para el primer lugar. Así que no será únicamente para la gente del medio cinematográfico sino también para el medio audiovisual y, sobre todo, estará enfocada a los estudiantes y al público en general.

Especialistas a la sombra

Aunque Expo Rodaje se realizará después del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, que organiza un importante Mercado fílmico, será un complemento o una suma. En realidad hay grandes diferencias entre ambos. Guadalajara es un Festival con premios, en cambio Expo Rodaje es una exposición y se basa en un eje: las personas que están detrás de cámara, esas sombras que son la mayoría de los staff y que componen el crew, no somos competencia sino complemento y un punto muy importante será el reconocimiento a los técnicos del medio cinematográfico.

Aunque se dan subsidios y apoyos múltiples para la producción del cine nacional, lo que ha provocado un gran auge, esta no es una gran industria como tal. Nosotros, como técnicos y yo como el gaffer Carlos Sánchez, inmerso en la industria cinematográfica, puedo afirmar que de esas ciento y tantas películas que se producen al año, los profesionales capacitados, participamos en veinte, treinta o cuarenta de ellas. Puedo asegurar que todos los sindicatos y asociaciones de profesionales, el Sindicato de Técnicos y Manuales (stym), el Sindicato de Trabajadores de la Industria Cinematográfica (stic) y Asociación Nacional de Técnicos Cinematográficos (Antec), juntos, no llegan a trabajar en más de treinta o cuarenta películas al año. Uno de los motivos para realizar la Expo Rodaje es que esa industria se regularice. Hay productores a los que les gusta irse por la libre y sin prohibirlo o limitarlos, queremos invitarlos a que trabajen realmente con los profesionales con una experiencia mínima de veinte o quince años y un alto sentido de responsabilidad, pues los resultados serán espectaculares, los productos son mucho mejores. Ha habido accidentes con gente lastimada de por vida porque no son profesionales. Pero si toda la gente apoya, los medios, los productores, los cinefotógrafos, creo que podemos hacer, verdaderamente, una industria.

Una sociedad de técnicos

Expo Rodaje nació a partir de que la formación de la Antec, conformada por nueve técnicos del medio del cine, con una experiencia mínima de quince años, basada en el principio de que ofrecemos las mejores garantías de poder llevar a cabo el proyecto que los productores quieran realizar. No solamente somos personas preparadas académicamente, sino gente que conoce y que entregó su vida al cine. En la Antec hubo reuniones, platicas mesas redondas y en ellas surgió la ideas de conglomerar a los profesionales del medio cinematográfico. En un principio se habló de una pequeña expo, pero nos dimos cuenta que ya se habían organizado varias y únicamente de locaciones. Al grupo se integraron personas como Mireya Ortega, Frida Sánchez, Rosario López, Lorena Barocio, Aniela Sánchez y Pedro Barragán, y la idea empezó a crecer. Estamos convencidos que este evento será la punta de lanza para la reintegracion de todos los técnicos del medio cinematográfico, tanto directores como productores, maquillistas.

El futuro ya llegó

Hace diez o doce años recuerdo que platicaba sobre el futuro del cine con Sergei Saldívar Tanaka, con quien he trabajado muchos años, y con otro fotógrafos como Juan José Saravia o Rodrigo Prieto, y ya nos alcanzó, lo tenemos aquí: las nuevas tecnologías nos ha permitido agrandar la producción cinematográfica, las cámaras que se utilizan para hacer cine de alta definición, con latitudes muy altas por lo que no hay grandes, salvo capacitarte bastante y tener un conocimiento extenso, porque te descubren o desnudan. A muchos los alcanzó la tecnología y esa es una de las ideas en Expo Rodaje, que aquí se capaciten porque todo cambia, hasta el maquillaje, el vestuario, muchas cosas. La tecnología cambió la historia del cine. Esperamos que Expo Rodaje sea una punta de lanza para mucha gente. Hay miles de personas a las que les encantaría saber cómo se hace el cine y muchos de ellos van a querer participar en algún proyecto.

Además, tenemos muchos proyectos, como crear una escuela de cine, pues aunque hay ya unas veinte, son para directores, cinefotógrafos, productores y no existe una para técnicos, para que se preparen los keygrip, los bestboy, los gaffer y toda esa gente que son las sombras detrás de cámara siempre trabajando como profesionales. Estamos tratando que la Asociación Mexicana de Cinefotógrafos (amc) nos apoye con sus especialistas. La Antec y la Expo son mucho más que un simple proyecto o una expo, tenemos metas enormes a futuro y a corto plazo para integrar a la gente a la industria del cine.

¡Vivan el cine desde adentro! ¡No falten!

DSC_0333_1

Este artículo forma parte de los contenidos del número 39 de la revista cine TOMAde marzo-abril de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

PáginaRevista_ExpoRodaje_160215_OE_alta

Cine atípico de Ucrania en el Maratón de Cine Alternativo del Martí

agosto 28, 2014

kinopoisk.ru

Este viernes 29 de agosto, a partir de las 21:00  y hasta las 6:00 horas del sábado 30 de agosto, el Maratón de Cine Alternativo del Martí presenta Cine atípico de Ucrania, como parte del ciclo A la Sombra de Rusia, con comentarios y programación de Jorge Grajales, respecto al cual, el especialista comenta:

“Veremos un thriller psicológico basado en una novela escrita por el actual mandatario de Ucrania; una poética fantasía épica basada en antiguos relatos folklóricos ucranianos; la historia real de un héroe de guerra preso por Stalin que se fuga a Estados Unidos en donde termina siendo líder de una tribu de pieles rojas; el primer filme de horror slasher de esa región, y los repelentes cortos de Yakov Levi el ‘John Waters de Ucrania’. No sean separatistas del cine y vengan a conocer esta faceta poco conocida del cine ucraniano”.

Las películas programadas son:

Aquel que pasó por el fuego (Toy Khto Proyshov Kriz Vohon, Ucrania, 2011), de Mykhailo Illienko.

Nadie (Mamay, Ucrania, 2003), de Oles Sanin.

La Ilusión del Miedo (Illyuziya Strakha, Ucrania, 2008), de  Aleksandr Krienko.

El pozo (Shtolnya, Ucrania, 2006), de Lubomyr Levitski.

Sin Vergüenza y de mal Gusto: Los Cortos Underground de Yakov Levi (Ucrania, 2008-2009), de Yakov Levi.

La venta de boletos es sólo de 20 a 21:30 horas y la entrada cuesta 31 pesos.

Maratón Martí agosto 2014

 

XXIX FICG: Un termómetro de la producción iberoamericana

marzo 22, 2014

Un cine de excepciones y contradicciones

Por Gerardo Salcedo Romero

Al arribar a su vigésimo novena edición, el Festival Internacional de Cine en Guadalajara, a realizarse en la capital de Jalisco del 21 al 30 de marzo, no hace sino confirmar la temperatura, la expansión y los límites de la producción cinematográfica en la región Iberoamericana, así como el estado que guarda el cine mexicano –aunque ya no haya secciones específicas sino premios a sus filmes. Lo que resalta, indudablemente, es la gran diversidad que impide marcar tendencias uniformes.

Gabrielle 1

Gabrielle, de Louise Archambault, producción quebequense 
seleccionada como película inaugural del XXIX FICG.

En días recientes hemos hecho un recuento sobre los diferentes momentos que ha atravesado el cine mexicano, a partir del surgimiento de lo que en 1986 se llamó la Muestra de Cine Mexicano en Guadalajara. Lo primero que se observa es el contraste entre el arranque de la Muestra que ocurrió con una producción de 12 largometrajes –todos de ficción– y un presente con más de un centenar de largometrajes, entre los que podemos encontrar todas las posibilidades del quehacer cinematográfico, en lo que actualmente es ya el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (ficg).

A pesar de la abundante producción actual, que permite nutrir al creciente número de festivales mexicanos –82 al año, según el Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2012, realizado por Imcine–, nuestro cine presenta un conjunto de encrucijadas que, al parecer, no tienen solución. La encrucijada central ocurre entre la producción y la exhibición, determinante en el sentido de que muchas preguntas no tienen respuestas satisfactorias para la comunidad fílmica, entendiendo a la comunidad como un todo que inicia con el cineasta y termina con la persona que toma la decisión de ver una película nacional. Si la pregunta es ¿para qué hacer tantas películas? La primer certidumbre es que el camino de la exhibición tradicional implica, en el 95% de los casos, ir al matadero. Si repetimos la pregunta, ¿para qué hacer tantas películas?, y la contestamos en función de la calidad y riqueza de sus contenidos y propuestas, la respuesta puede convocar al desaliento, que se rompe con un puñado de títulos que, en su momento, se vuelven significativos, pero en términos generales cada año tenemos resultados desiguales. La misma pregunta implica que no hay sólo una respuesta, pero la tentación por el diagnóstico pesimista es una constante. Puede matizar esta perspectiva el hecho de que, entre 1986 y 2014, a casi tres décadas de distancia, los escenarios son diferentes. Los síntomas son contradictorios, pero al final del día el cine mexicano presenta signos vitales.

Producción creciente

Estas mismas contradicciones se presentan en las cinematografías que el ficg asume como protagonistas. En 1986, en Centroamérica no se producían películas y, en el caso sudamericano, Argentina iniciaba la búsqueda por retratar la sangrienta experiencia de su pasado reciente, con títulos como La historia oficial (Argentina, 1985, de Luis Puenzo); en el ámbito chileno estaba por surgir una nueva generación de cineastas que no habían vivido el exilio. En esos años, ese cine se significó por la necesidad de recuperar la voz y también surgieron otras voces, ahora jóvenes y con el deseo de contar otras historias: no las del exilio, sino las de quienes se han quedado atrapados en un conflicto que es la circunstancia originaria. En países como Uruguay, Bolivia, Ecuador y Paraguay, la producción fílmica era casi inexistente.

Estas casi, tres décadas se han significado por sus constantes mutaciones, por el movimiento que se genera cada año y que al día de hoy muestra un proceso en el que, estamos seguros, los elementos más destacados son, según los contextos nacionales, el crecimiento o la consolidación y, en su caso, el nacimiento de los procesos audiovisuales de la región.

Frente a la edición vigésimo octava ficg, realizada en 2013, en la próxima vigésimo novena, a realizarse del 21 al 30 de marzo, tuvimos un ligero incremento en el número inscripciones: 166 registros más. Seguimos siendo muy atractivos para los cortometrajistas, quienes sometieron casi el 60% de los trabajos evaluados; en el terreno de los documentales tuvimos un ligero incremento, pero fue en la ficción donde se presentó un leve descenso. Durante la preparación del xxix ficg vivimos el muy complicado fenómeno de que muchas producciones se acercaron a nosotros una vez que el Festival Internacional de Cine de Berlín –la Berlinale–, dio a conocer su selección, por lo que en realidad terminamos con números al alza en cada una de nuestras secciones competitivas. Un número importante de películas fueron revisadas entre la última semana de enero y primera de febrero.

En el caso de las cinematografías más fuertes de la región no hay variantes:

País Cantidad de inscripciones
México 370
España 306
Argentina 153
Brasil 139

Entre estos cuatro países se produjeron más del 70% de los materiales propuestos. Chile, Colombia y Venezuela suman 171 películas, más del 10%. Costa Rica, Cuba, Ecuador, Perú y Portugal registran 86 trabajos. Con menos de 10 filmes inscritos, por nación, están Bolivia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay.

Esta demografía permite entender los resultados de nuestra selección: 23 largometrajes –tanto de ficción como de documental– provienen de México, España, Argentina y Brasil. Con dos largometrajes se incluyó a Chile, Venezuela, Colombia y a la sorpresa de esta edición, Costa Rica. Con un largometraje seleccionado quedaron Cuba, Ecuador, República Dominicana y Uruguay.

En la medida que el cortometraje no tiene una infraestructura industrial, sus procesos no son predecibles. Por primera vez, tenemos la menor representación española. ¿Resultado de los salvajes recortes que provocó la crisis económica en la península? Esta ausencia provocó una abundante selección mexicana –casi el 50%.  Una tercera parte de los cortometrajes fueron dirigidos por mujeres, ese porcentaje de participación se reduce cuando se le compara con los largometrajes en los que su participación se reduce a una séptima parte: tres largos de ficción y tres documentales. Un punto aparte lo encontramos en el cortometraje de animación mexicano, del que hemos seleccionado diez trabajos, uno de ellos en 3D. Por el momento, nuestro record histórico.

Sopro-05

Sopro, de Marcos Pimentel documental brasileño.

La fragilidad desde la ficción

Todo festival es un encuentro de generaciones. Si tomamos como base a los cineastas seleccionados en la Competencia Iberoamericana de Ficción y Documental, tenemos un recorrido de cuatro décadas. Dos de ellos nacieron en los años 40 –curiosamente ambos presentan documentales–; de ahí encontramos a ocho cineastas cuya infancia ocurre en los años 60, y la mayoría proviene de los años 70, mientras que seis provienen de los 80.

Como en la edición pasada una buena parte de las películas de ficción plantean el choque generacional y sus relatos tienden a retratar una atmósfera represiva y asfixiante. La más clara de ellas es Vivir es fácil con los ojos cerrados (España, 2013, de David Trueba), filmada en el contexto de la dictadura franquista y donde la música de Los Beatles tiene un mucho del sentido de liberación que marcó a la década de los 60. La colombiana Tierra en la lengua (Colombia, 2014, de Rubén Mendoza), retrata los últimos días de un peculiar cacique, cuya decadencia física involucra a dos renuentes nietos, quienes resienten una larga cadena de agravios. En Los bañistas (México, 2014, de Max Zunino), un adolescente y un adulto se enfrentan ante el derrumbe económico que vive la ciudad.

Los resultados de la violencia, del fin de toda posibilidad de entendimiento, los encontramos en la brasileña Lobo detrás de la puerta (O lobo atrás da porta, Brasil, 2013, de Fernando Coimbra), donde una desgastada pareja se enfrenta ante la desaparición de la hija de ambos, y en la chilena Matar a un hombre (Chile-Francia, 2014, de Alejandro Fernández), donde se describe un pequeño y anónimo homicidio barrial y las consecuencias morales que provoca en el asesino.

El desamor y la soledad son el centro del relato en la brasileña El hombre de las multitudes (O Homem das Multidões, Brasil, 2014, de Marcelo Gomes y Cao Guimaraes). En la argentina El cerrajero (Argentina, 2014, de Natalia Smirnoff), su personaje no logra sentir un compromiso ante la mujer con la que tiene una especie de vida cotidiana. En la española La herida (España, 2013, de Fernando Franco) se describen los días de una joven paramédica, quien sufre con rabia su incapacidad para retener al ser amado. Relatos intimistas que describen una de las más feroces situaciones de la sociedad de masas: la dificultad para hacer contacto, para confiar. Escenas de la fragilidad individual.

El cuarto bloque describe la situación del niño y del adolescente. En la costarricense Princesas rojas (Costa Rica, 2013, de Laura Astorga) es la militancia en la revolución sandinista de los padres, lo que obliga a una de las niñas a enfrentar a su núcleo familiar; en la cubana Conducta (Cuba, 2014, de Ernesto Daranas), un niño debe de enfrentar la grave situación que se vive durante el Periodo Especial. En la argentina Ciencias naturales (Argentina-Francia, 2014, de Matías Lucchesi), es la búsqueda del padre ausente la motivación de una niña/adolescente para iniciar un viaje físico que, por supuesto, implica el recorrido interno; la costarricense Puerto Padre (Costa Rica-México, 2013, de Gustavo Fallas), explora el universo de la ausencia paterna. En la venezolana Pelo Malo (Mariana Rendón) y la brasileña Hoje eu quero voltar sozinho (Brasil, 2014, de Daniel Ribeiro), los adolescentes empiezan a percibir su otredad y descubren que necesitan tomar riesgos ante un ambiente protector. En todas las películas hay una clara vocación por la independencia, algunas reflejan un extremo desamparo.

Dos de los largometrajes mexicanos están ubicados en Oaxaca –más el cortometraje La carta, de Ángeles Cruz–, lo que permite reflexionar sobre el peso de las tradiciones indígenas y de los efectos de la migración. En La tiricia (México, 2014, de Jorge Pérez Solano), el regreso del marido obliga al matrimonio a percibir que la distancia física y afectiva no se acaba con la simple presencia. Con una puesta en escena ágil, Damian John Harper disecciona en Los Ángeles (México-Alemania, 2014), los cambios que provoca en una comunidad zapoteca el regreso de los deportados y la forma en la cual las pandillas binacionales se van constituyendo en una alternativa ante la falta de oportunidades y trabajo.

Tierra en la lengua

Tierra en la lengua, cinta colombiana de Rubén Mendoza.

La diversidad del documental

El universo de los documentales también es diverso. Me llaman la atención los de gran producción como A ras del cielo (España-México-Portugal, 2013, de Horacio Alcalá), una espectacular visión del mundo del circo y Tango de una noche de verano (Mittsommernachtstango, Argentina-Alemania-Finlandia, 2013, de Viviane Blumenschein), donde se documenta la popularidad del tango en la fría y remota Finlandia. La experiencia del documentalista iberoamericano en un mundo donde las fronteras se han reducido.

El papel de la justicia y la experiencia en los reclusorios penales en nuestras sociedades son una de las caras más lúgubres del poder y del Estado. En Los años de Fierrro (2013, Canadá-Estados Unidos-México, Santiago Esteinou) y Gorgona. Historias fugadas (Colombia, 2013, de Camilo Botero), tenemos el testimonio de un mexicano condenado a muerte y de los restos de un abandonado presidio colombiano y la historia de quienes lo padecieron.

El mundo rural, en tanto posibilidad de dar un testimonio sobre una comunidad en vías de extinción o la visión sobre los ciclos de la naturaleza son ejes temáticos presentes en el documental. En Sopro (Brasil, 2013, de Marcos Pimentel) ocurre un lírico retrato en torno a la vida y la muerte. En El silencio de las moscas (Venezuela, 2013, de Eliezer Arias) se investiga el impacto del suicidio en las remotas comunidades ubicadas en los Andes venezolanos. En Eco de la montaña (México, 2014, de Nicolas Echevarría) su protagonista, Santos de la Torre, un notable artista wixárika, emprende el recorrido ritual de su comunidad.

La necesidad de contar las historias de individuos singulares los encontramos en Ignasi M. (España, 2013, de Ventura Pons), donde un desenfadado homosexual enfermo de sida narra su experiencia con una peculiar ansia de vida. En Como Dios nos trajo (Argentina-Venezuela, 2013, de Maury Marcano) se describe el erotismo según los table dance. Blanco (República Dominicana, 2014, de Melvin Durán), es el testimonio sobre la suerte de los albinos en la República Dominicana.

En un relato más convencional, encontramos Maravilla: un luchador adentro y fuera del ring (Argentina, 2013, de Juan Pablo Cadaveira), cuyo título ubica perfectamente al contenido. Una esvástica sobre el Bidasoa (España, 2013, de Alfonso Andrés y Javier Barajas), es una impresionante reconstrucción, con imágenes de archivos históricos, sobre las vacaciones que tomaban los soldados del ejército nazi en la región vasca. En La última estación (Chile, 2012, de Catalina Vergara y Cristian Soto), reaparece el tema de los ancianos y las dificultades que entrañan su tránsito a los asilos geriátricos.

Hasta el fin de los días (México, 2011, de Mauricio Bidault) es un contenido trabajo que muestra los distintos oficios que ocurren en el Instituto Jalisciense de Ciencias Penales; curiosamente la violencia que desató la guerra contra el narco tiene un registro poderoso en una secuencia reveladora del grado de crueldad que estamos viviendo. La danza del hipocampo (México, 2014, de Gabriela D. Ruvalcaba), es una de las propuestas más diferentes en el terreno de lo que entendemos como documental: a partir de imágenes de cine caseras, la realizadora recrea, construye, un testimonio sobre la memoria.

la-danza-del-hipocampo

Imagen del documental mexicano La danza 
del hipocampo,de Gabriela D. Ruvalcaba.

Espectro amplio

Finalmente, las producciones mexicanas seleccionadas que aspiran al Premio Mezcal, provienen de diferentes secciones del FICG, como el Premio Maguey, las Galas, las Perlas tapatías… etcétera. Son cuatro documentales y ocho películas de ficción.

No es un secreto que la Muestra de Cine Mexicano no apostó, desde sus inicios, al cine de autor exclusivamente, ni al que hoy se denomina como personal. Desde su origen se entendió que el cine mexicano tiene un espectro amplio –­incluso cuando se producían sólo 12 películas al año– y que su riqueza está en lo diverso; entendemos que hay diferentes caminos y, sobre todo, muchas formas de enfrentar a la praxis fílmica. La selección de películas que compiten sólo por el Premio Mezcal es un ejemplo de esta concepción.

Los documentales son: Alaide Foppa, la sin ventura (México, 2014, de Maricarmen de Lara); Entre lo sagrado y lo profano (México, 2014, de Pablo Márquez); La fabulosa y patética historia de un montaje llamado I love Romeo y Julieta (México, 2014, de Manolo Caro y Rodrigo Mendoza) y Remedios Varo. Misterio y Revelación (México, 2014, de Toufic Makhlouf). No hay un hilo que una a cada uno de los documentales; Maricarmen de Lara reconstruye la vida de la escritora nacida en Guatemala y su evolución de, digamos, dama de sociedad a activista. Manolo Caro y Rodrigo Mendoza invaden con su cámara el proceso de construcción de un musical mexicano provocador (algo así como Shakespeare meets Juan Gabriel), si bien es imposible entender todas las intrigas, consiguen crear un apasionado testimonio de las dificultades que implica hacer teatro… en la Ciudad de México. De Guadalajara se presenta el trabajo de Pablo Márquez, una visión dura al tema de las dicotomías que la ciudad enfrenta en los terrenos de la fe y la moral. La pasión por el arte y los artistas que manifiesta la obra de Toufic, se detiene ahora en la extraordinaria Remedios Varo.

En las películas de ficción se encuentran varios elementos comunes con los títulos seleccionados en la Competencia Iberoamericana: tenemos el relato de los menores de edad enfrentados al mundo de los adultos de Seguir viviendo (México, 2014, de Alejandra Sánchez) y Viento aparte (México, 2014, de Alejandro Gerber). Curiosamente, ambas son road movies y comparten esta característica con En el último trago (México, 2013, de Jack Zagha), aquí estamos ante el viaje que emprende un entrañable grupo de ancianos para cumplir con la última voluntad de un admirador de José Alfredo Jiménez.

La fórmula del Dr. Funes (México, 2014), es un giro en la carrera de José Buil, quien adapta el relato infantil de Francisco Hinojosa –autor del clásico La peor señora del mundo. Familia Gang (México, 2014), es el regreso de Armando Casas a la dirección cinematográfica. Sergio Tovar Velarde entrega un relato sobre la experiencia homosexual en Cuatro lunas (México, 2013). Catalina Aguilar Mastretta, con el apoyo en la producción de Roberto Sneider, ofrece Las horas contigo (México, 2014), una historia que, supongo, tiene varios elementos autobiográficos; describe la lucha que la nieta debe de dar ante la irreversible enfermedad que sufre su abuela. Con buenos apuntes sobre lo que implica ser ateo mexicano en ese trance, la cineasta ofrece una visión honesta, con una espléndida Isela Vega.

Supongo que la película más polémica del Festival será Cantinflas (México, 2014, de Sebastián del Amo), así que sólo vale la pena reiterar el tema de que es el español Oscar Jaenada quien interpreta al popular cómico mexicano en este acercamiento biográfico a su figura.

A 29 años de su primera edición, en nuestra selección tenemos más películas mexicanas que las que se produjeron en el ya lejano 1986. Cumplimos nueve años de apostar al cine iberoamericano, un cine de excepciones y contradicciones, protagonizado por cineastas tercos, luminosos, oscuros, comprometidos y apasionados. No nos podemos definir como un festival de vanguardia, pero quiero pensar que tampoco hemos escogido el camino más sencillo.

Este artículo forma parte de los contenidos del número 33 de la revista cine TOMAde enero-febrero de 2014. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

FICG29-RevistaTOMA

Gran venta anual de la Filmoteca de la UNAM, del 19 al 22 de noviembre

noviembre 18, 2013

image

 

La Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México organiza su Gran Venta Anual de libros, películas en video DVD y artículos diversos, relacionados con la cultura cinematográfica, entre otros artículos, entre el martes 19 y el viernes 22 de noviembre de 2013, en un horario de las 10:00 a las 18:00 horas en las instalaciones de la Dirección General de Actividades Cinematográficas, en el circuito Mario de la Cueva sin número, cerca del Metro Universidad y frente a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y la Tienda UNAM, en el corredor audiovisual de la UNAM conformado, además de la Filmoteca, por TVUNAM y el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC).

filmoteca-unam-logo