Archive for 27 septiembre 2016

Candidatos a la tercera edición del Premio Iberoamericano de Cine Fénix

septiembre 27, 2016

nuevo-trailer-clan-pablo-trapero_clavid20150603_0029_1

La tercera edición del Premio iberoamericano de cine Fénix se efectuará el  7 de diciembre de 2016 en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, en la Ciudad de México, por lo que el miércoles 26 de septiembre, en el Museo de Memoria y Tolerancia, se realizó el anuncio de la lista de candidatos en las trece categorías competitivas (Largometraje de ficción, Dirección, Actuación masculina, Actuación femenina, Guion, Fotografía, Edición,Diseño de arte, Sonido, Música, Vestuario y Largometraje documental y Fotografía documental), que fueron dados a conocer por la actriz mexicana Ilse Salas; el actor y productor colombiano Manolo Cardona; el director de Cinema23, Ricardo Giraldo, y el presidente de los Premios Fénix, Rodrigo Peñafiel.
De la preselección que incluyó 58 largometrajes de ficción y 25 documentales por el Comité de selección y nominación, un Comité técnico, conformado por directores, guionistas, actores, fotógrafos, diseñadores de arte, sonidistas, editores y músicos, seleccionó 18 ficciones y ocho documentales en las distintas categorías.

Esta es la lista completa:

Largometraje de ficción

Aquarius (Dir. Kleber Mendoça. Brasil – Francia, 2016 – Cinemascópio Produções, SBS Productions)

Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015 – Desvia Filmes, Malbicho Cine, Viking Film.

El Clan (Argentina-España, 2015), de Pablo Trapero. Kramer & Sigman Films, Matanza Cine, El Deseo)

Desde allá  (México-Venezuela. 2015), deLorenzo Vigas.  Factor RH Producciones, Lucía Films, Malandro Films.

Neruda (Chile-Francia-España-Argentina, 2016), dePablo Larraín. Fábula, AZ Films, Funny Balloons, Setembro Cine.

La muerte de Luis XIV (Francia-España-Portugal, 2016), de Albert Serra. Capricci Production, Andergraun Films, Rosa Filmes, Bobi Lux.

Te prometo anarquía (México-Alemania, 2015), de Julio Hernández Cordón. Interior XIII, FOPROCINE, World Cinema Fund, Rohfilm GMBH.

Dirección

Kleber Mendoça por Aquarius (Brasil-Francia, 2016).

Gabriel Mascaro por Boi Neon (Brasil-Uruguay-Países Bajos, 2015).

Pablo Trapero por El clan (Argentina-España, 2015).

Albert Serra por La muerte de Luis XIV (Francia-España-Portugal, 2016).

Pablo Larraín por Neruda (Chile-Francia-España-Argentina, 2016).

Actuación femenina

Sonia Braga por Aquarius  (Dir. Kleber Mendoça. Brasil – Francia, 2016)

Juana Acosta por Anna (Dir. Jacques Toulemonde. Colombia – Francia, 2015)ç

Érica Rivas por La luz incidente (Dir. Ariel Rotter. Argentina – Francia – Uruguay, 2015)

Magaly Solier por Magallanes (Dir. Salvador del Solar. Argentina – Colombia – Perú – España, 2015)

Jana Raluy por Un monstruo de mil cabezas (Dir. Rodrigo Plá. México, 2015)

Actuación masculina

Guillermo Francella por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Alfredo Castro por Desde allá  (Dir. Lorenzo Vigas. México – Venezuela. 2015)

Gael García Bernal por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Luis Gnecco por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Ricardo Darín por Truman (Dir. Ces Gay. Argentina – España, 2015)

Guión

José Luis Guerín por La academia de las musas (Dir. José Luis Guerín. España, 2015)

Gabriel Mascaro por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Julián Loyola, Esteban Student y Pablo Trapero por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Lorenzo Vigas por Desde allá  (Dir. Lorenzo Vigas. México – Venezuela. 2015)

Laura Santullo por Un monstruo de mil cabezas (Dir. Rodrigo Plá. México, 2015)

Fotografía de ficción

Diego García por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

João Ribeiro por Cartas da guerra (Dir. Ivo Ferreira. Portugal, 2016)

Iván Gierasinchuk por Eva no duerme (Dir. Pablo Agüero. Francia – Argentina – España, 2015)

Sergio Armstrong por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Fernando Lockett por Oscuro animal  (Dir. Felipe Guerrero. Colombia – Argentina – Países Bajos – Alemania – Grecia, 2016)

Diseño de arte

Maira Mesquita por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Sebastián Orgambide por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Aili Chen por La luz incidente (Dir. Ariel Rotter. Argentina – Francia – Uruguay, 2015)

Sebastián Vogler por La muerte de Luis XIV (Dir. Albert Serra. Francia – España – Portugal, 2016)

Estefanía Larraín por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Vestuario

Flora Rabello por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Julio Suárez por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Mónica Toschi por La luz incidente (Dir. Ariel Rotter. Argentina – Francia – Uruguay, 2015)

Nina Avramovic por La muerte de Luis XIV (Dir. Albert Serra. Francia – España – Portugal, 2016)

Muriel Parra por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Sonido

Ricardo Cutz y Nicolas Hallet por Aquarius  (Dir. Kleber Mendoça. Brasil – Francia, 2016)

Vicente D’Elia y Leandro de Loredo por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Sergio Díaz, Raúl Locatelli, Vincent Arnardi por Desierto (Dir. Jonás Cuarón. México – Francia, 2015)

Miguel Hormazábal, Roberto Zúñiga, Ivo Moraga y Rubén Piputto por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

César Salazar y Roberta Ainstein por Oscuro animal  (Dir. Felipe Guerrero. Colombia – Argentina – Países Bajos – Alemania – Grecia, 2016)

Edición

José Luis Guerín por La academia de las musas  (Dir. José Luis Guerín. España, 2015)

Fernando Epstein y Eduardo Serrano por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Alejandro Carrillo Penovi y Pablo Trapero por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

Isabela Monteiro de Castro por Desde allá  (Dir. Lorenzo Vigas. México – Venezuela. 2015)

Hervé Schneid por Neruda (Dir. Pablo Larraín. Chile – Francia – España – Argentina, 2016)

Música original

Otávio Santos, Cláudio N. y Carlos Montenegro por Boi Neon (Dir. Gabriel Mascaro. Brasil – Uruguay – Países Bajos, 2015)

Sebastián Escofet por El clan (Dir. Pablo Trapero. Argentina – España, 2015)

João Lobo por John From  (Dir. João Nicolau, Portugal – Francia, 2015)

Oleg Karavaichuk por Oleg y las raras artes  (Dir. Andrés Duque. España, 2016)

Leonardo Heiblum y Jacobo Lieberman por Tempestad (Dir. Tatiana Huezo. México, 2015)

Fotografía documental

Luis Armando Arteaga por Eldorado XXI (Dir. Salomé Lamas. Portugal – Francia, 2016)

Carmen Torres por Oleg y las raras artes  (Dir. Andrés Duque. España, 2016)

Ernesto Pardo por Tempestad (Dir. Tatiana Huezo. México, 2015)

João Ribeiro por Treblinka  (Dir. Sérgio Tréfaut. Portugal, 2016)

Cristian Soto por El viento sabe que vuelvo a casa (Dir. José Luis Torres Leiva. Chile, 2016)

Largometraje documental

327 cuadernos (Dir. Andrés di Tella. Argentina – Chile, 2016 – Gema Films, Lupe Films)

Cinema Novo (Dir. Eryk Rocha. Brasil, 2016 – Coqueirão Pictures, Aruac Filmes Production)

Tempestad (Dir. Tatiana Huezo. México, 2015 – Pimienta Films, Cactus Films, Terminal)

Todo comenzó por el fin (Dir. Luis Ospina. Colombia, 2016 – Luis Ospina)

El viento sabe que vuelvo a casa (Dir. José Luis Torres Leiva. Chile, 2016 – Globo Rojo Producciones Limitada)

img-rtve

ctqeauvwyaes_yt

Anuncios

El infierno de dos hombres atrapados en “7:19. La Hora del Temblor”, de Jorge Michel Grau

septiembre 27, 2016

El verdadero horror de estar enterrados

Por Irving Torres Yllán

Pese a que los terremotos que destruyeron extensas porciones de la Ciudad de México en 1985 fueron, indudablemente, la gran tragedia del siglo xx en la capital del país, la cinematografía mexicana se ha ocupado muy poco de retratar el horror y la destrucción que provocaron. Ahora, treinta y un años luego de los sismos, el realizador Jorge Michel Grau, afecto al género de terror, narra el claustrofóbico encierro de dos sobrevivientes atrapados por los escombros en 7:19. La Hora del Temblor.

bichir_pelicula_terremoto

La fecha del 19 de septiembre de 1985 difícilmente se olvidará en el Distrito Federal. Ese día, la urbe se vio sacudida por uno de los fenómenos naturales más intensos que la hayan asolado: un sismo de tipo trepidatorio, a la vez que oscilatorio, que sacudió al país, alcanzando su punto de mayor destrucción en la capital de México, con una duración de casi dos minutos y una magnitud de 8.1 grados en escala de Richter. La cantidad de muertos aun es desconocida así como la de desaparecidos, aunque oficialmente se habla de 10 mil.

El tema ha sido tocado en diversas ocasiones por el cine mexicano, aunque el único largometraje de ficción dedicado enteramente a ello ha sido Trágico terremoto en México (México, 1987), de Francisco Guerrero y guión de Reyes Bercini, que aprovechaba los estragos que aún se veían en la ciudad unos meses después. Fuera de ello se le ha aludido en diversas películas como Mariana, Mariana (México, 1987, de Alberto Isaac), El día de los albañiles 3 (Y dónde te agarró el temblor) (México, 1987, de Gilberto Martínez Solares) o en Ciudad de ciegos (México, 1989, de Alberto Cortés).

Ahora, en 2016, se produjo una película que se adentra completamente en la situación al instalarnos al interior de un edificio que se derrumba durante el sismo, 7:19. La Hora del Temblor (México, 2016), dirigida por Jorge Michel Grau, quien en el 2010 sorprendiera con su debut cinematográfico Somos lo que hay (México, 2010) y ahora muestra un gran crecimiento y madurez como realizador.

Luego de estudiar Comunicación en la unam y realización por el Centro de Capacitación Cinematográfica (ccc), Grau se graduó en España, en la Escola Superior de Cinema I Audivisuals de Cataluya (escad) en la especialización de dirección cinematográfica. De regreso a México estudió en la escuela de teatro de la Universidad Nacional (cut), con Raúl Quintanilla, y dirección de arte en el ccc, con Alejandro Luna.

Destaca, en la cinta un extraordinario plano secuencia inicial que nos permite seguir a los personajes no sólo para presentarlos sino para que, de alguna forma, podamos ubicarles en el espacio físico y saber dónde están cuando la oscuridad les cubra. Luego de que ocurre el sismo y se desploma el edificio, es una genialidad la forma en que el director nos va abriendo el mundo, sacándonos de lo claustrofóbico del momento para dejarnos respirar cada vez un poco más. Pocas veces los directores mexicanos se atreven a jugar con los diferentes formatos en pantalla para crear sensaciones y, en esta ocasión, el resultado es impactante.

Producida por Alameda Films, Alebrije Cine y Video y Velarium Arts, 7:19 fue la película inaugural del xix Festival Internacional de Cine Guanajuato (giff). Rodada en los Estudios Churubusco y protagonizada por Damián Bichir y Héctor Bonilla, estrenará en la cartelera nacional el 23 de septiembre, con 250 copias de Cinépolis Distribución.

Por este motivo, les presentamos una entrevista con Jorge Michel Grau.

Podría parecer una película atípica respecto del cine de género que venías haciendo, pero que en realidad se inscribe muy bien dentro en tu trabajo, al abordar un tema social que roza el horror de muchas formas y que es sumamente actual, con ecos que nos alcanzan hasta este 2016.

Justo la urgencia de escribir un guión así fue lo que me movió a buscar un tema que pudiera, de alguna manera, mostrarnos lo que está sucediendo hoy en día en México. De lo que 7:19 va, a grosso modo, es sobre dos personas atrapadas en un edificio que se colapsa en el terremoto. Haciendo el símil con lo que está pasando ahora, un poco es esta tragedia que nos está aplastando, en este desorden de país que tenemos ahora, en este tiradero, es una tragedia que tiene a todos los mexicanos atrapados. Un poco por ahí fue por donde comenzamos a escribir esta historia. La primera motivación era recuperar este hecho de 1985 que tiene un largo aliento con lo que está pasando hoy en día y creo que funciona muy bien porque tiene unos símiles muy exactos con lo que estamos viviendo.

La cinta empieza con un largo travelling que muestra la interacción de todos los personajes y acabamos con dos protagonistas sin sentir nunca que sea teatral, ¿cómo llegaste a esto?

La apuesta era tratar de explorar lo que sucedía debajo de los escombros. Se ha visto mucho documental sobre el terremoto de 1985, hay muchos expertos –tanto cronistas, como historiadores, como gente que participó directamente en el rescate o en la posterior planificación de la ciudad–, pero todo eso sucedía afuera, en todo lo visible, y yo quería irme a este espacio invisible del que casi nadie habla, del que casi nadie sabe, el que era adentro de los escombros, el universo de las víctimas. ¿Qué pasaba con las personas adentro de los edificios mientras esperaba el rescate? En buena medida la gente podía creer que el gobierno estaba increíblemente movilizado para rescatarlos y conforme fue avanzando el tiempo nos dimos cuenta de que no era así, lo que sucedió fue que la sociedad civil tuvo que responder y reaccionar ante la tragedia, organizarse y rescatar a la gente. La apuesta era partir de las preguntas: ¿Qué pasa adentro de la tragedia? ¿Cómo la vive la gente?

Otro de los pretextos que buscábamos era esta exploración de las clases sociales: ¿qué pasa si uno de ellos es un político de alta alcurnia, que está en un puesto muy importante, del cual se beneficia, y el otro es un velador, una persona a pie, del pueblo, un trabajador que necesita largas jornadas de trabajo para poder sobrevivir? ¿Qué pasa cuando estos dos universos se enfrentan en un mismo espacio?

El reto, como lo planteamos desde el inicio, era hacer que estos dos personajes nos guíen por esta exploración. Ver esta situación a través de estos dos personajes completamente inmóviles, que no tienen espacio porque el edificio que los aplasta no sólo los confina a un sitio reducido, sino que los atrapa. Era simplemente ver una interpretación actoral que a través de los ojos, de una intimidad de ese tamaño, nos pudiera transportar a estos dos universos. El riesgo se tomó pensando en dos grandes actores que pudieran hacernos viajar a través de su interpretación y, la puesta en cámara trataba de romper con los planos convencionales, tratar de hacer una puesta en cámara que satisficiera al público y que no se aburriera, y que al final estuviera viendo una puesta en escena con dos personajes hablando toda la película.

En las tomas del edificio colapsado sorprendes con algo inusual en el cine mexicano: jugar con diferentes formatos de la cámara y la vas abriendo poco a poco conforme los personajes van descubriendo más de su entorno. ¿Por qué llegaste a esta decisión técnica?

Decidimos que esa era la mejor manera de hacer entrar al público al espacio. Primero, yo no quería mostrar todo de un jalón, quería mostrar este choque sorpresivo para todos, porque en 1985 nadie le tenía miedo a los temblores, por lo menos no a que se derrumbara la ciudad. La gente no salía de los edificios, se quedaba en el marco de la puerta, esperando a que pasara y ya. Toda la gente que se queda atrapada en este edificio en el filme es sorprendida por el terremoto. Ese era nuestro punto de partida, ¿cómo vamos a hacer que el público se sienta también encerrado y vaya conociendo el espacio? Jugamos con la imagen del iris del ojo, el cual, conforme se va acostumbrando a la oscuridad, tiene una mejor percepción del espacio, puede ver un poco más. Al principio cuando abres el ojo en la obscuridad absoluta no ves nada y conforme pasa el tiempo puedes ver un poco más y más hasta que tu ojo se acostumbra a la obscuridad y tienes una clara visión de lo que está sucediendo en el espacio en el que estas encerrado y por ahí nos fuimos, en generar esta claustrofobia, esta sensación de angustia de que al abrir el ojo no ves absolutamente nada y, conforme avanza el tiempo, vas descubriendo más cosas.

El segundo arranque era ir introduciendo ciertos elementos dentro de la narración que a lo largo de la película van a ir cobrando mucha importancia. No sólo el descubrimiento de Martín Soriano (Héctor Bonilla), el velador, que está a un lado del licenciado Fernando Pellicer (Demián Bichir), sino de los otros personajes que hablan durante la película y otros elementos como la radio, que son los que provocan que el aspecto de la película se abra, dándole al espectador la posibilidad de ver más allá de lo que está sucediendo, aunque estén en ese espacio tan confinado y tan pequeño. La percepción se va ampliando porque van entrando elementos narrativos importantes.

Creí esa era la mejor manera de plantearle al público la apertura de percepción.

En el cine mexicano no se le da tanta importancia al diseño sonoro pero en tu película es muy interesante y nos lleva a distintas profundidades, a diferentes capas del edificio.

Es un punto muy importante. Nosotros estábamos haciendo la apuesta del diseño sonoro, pues era el 50 por ciento de la narración. Nosotros estamos viendo a dos personas encerradas pero no sabemos lo que está sucediendo afuera. El camino que seguimos fue que al momento que Alberto Chimal y yo escribimos el guión, hicimos la línea de tiempo de la ficción que sucedía dentro de los escombros, pero estaba sujeta a la línea de tiempo del suceso real, a lo que estaba sucediendo afuera del cuadro, entonces el diseño sonoro atendía a esa necesidad. ¿Cómo vamos a hacer para que el hecho de ficción se ligue al hecho histórico? A través del diseño sonoro. Las cosas que van sucediendo en sonido, como la llegada de los primeros voluntarios, la llegada de los rescatistas, los perros que ladran justo antes del temblor, nos iban marcando esta veracidad de la historia y todo eso sucede en el diseño sonoro.

Por otro lado tenemos al otro gran personaje que es el edificio. El edificio tiene sometidos a estos personajes y está activo en la película, todo el tiempo se sigue comprimiendo y reacomodando, y conforme los personajes hablan o están dialogando ciertos temas, el edificio contesta, hay acentos dramáticos que da el mismo edificio. La película no tiene nada de música, nada de score, la apuesta era que fueran los sonidos del edificio: los rechinidos, el reacomodo, las piedras cayendo. El edificio está vivo junto con ellos. Christian Giraud, el diseñador sonoro, se fue a meter a cuevas para poder grabar esos silencios que tienen una característica muy especial… dejaba caer piedras para poder repetir esos sonidos en el edificio y tratar de inventar que pasa adentro porque hay poca documentación de momentos dentro de los edificios, hay mucha del exterior pero poca de adentro, nosotros sólo pudimos ver dos videos y son muy cortos, entonces tuvimos que inventar todos estos sonidos dentro de los escombros.

La gente podría pensar que 7:19 es uno de estos grandes dramas del cine mexicano, pero es una película con un humor negro demasiado fino, por momentos, una apuesta muy arriesgada. ¿Cómo fue la creación de este guión con Alberto Chimal, para llegar a los puntos dramáticos bien estructurados y, a la vez, tener humor para que el espectador se relaje y siga viendo el horror en pantalla?

Yo creo que es sintomático, está en nuestro gen, por eso Alberto y yo lo platicamos tanto. ¿Qué pasaría si una persona está en esa situación después de tantas horas? Y los dos llegamos a la conclusión de que seguramente haría un chiste sobre su propia situación. Los mexicanos nos reímos de la muerte, de nuestra situación, cuando no entendemos algo que está cerca de nosotros le inventamos un chiste, somos los reyes del meme, entonces era como adentrarnos en este universo real del mexicano. Estas contestaciones que salen del alma, que salen de la piel, cuando hay una situación incómoda y la única manera de relajarnos o perder un poco la ansiedad o el estrés es contando un pequeño chiste.

Era un riesgo. Recuerdo perfectamente las primeras lecturas con Demián Bichir, él me decía que le preocupaba un poco estos como cierres de comedia, esta comicidad negra, ácida, dolorosa, de esos chistes dolorosos de los que te ríes y luego dices “¡ouch!”. Buscamos estos momentos adecuados para que la gente se enganchara con esta sensación de la necesidad de contar un chiste, porque estas en una situación extrema que te está lastimando y jugar luego un poco con eso, dejarlos reír e ir por un área más ligera donde están sucediendo un par de chistes muy oscuros y después viene un cachetadón que te hace abrir los ojos y recibir esa realidad de una manera mucho más profunda y dolorosa. Era jugar un poco con ambas situaciones.

El riesgo siempre está en cualquier película cuando uno toma una decisión dramática, siempre se corre el riesgo de que se desbalague un poco el discurso o la puesta en escena, pero aquí se asumió y creo hay momentos donde esta comicidad negra funciona muy bien.

Uno de los grandes méritos de la película es la escenografía, afortunadamente no es el cachirulazo al que estamos acostumbrados a ver en este tipo de cine mexicano, pues es muy real. ¿Cuáles fueron los riesgos de tener siempre la misma escenografía en los Estudios Churubusco?

El riesgo era altísimo, hasta cierto punto pecamos en el reto, era poner muy elevado el listón, no conformarnos con lo fácil. Para ejemplificar, estuvimos viendo una película española, Enterrado (Buried, España-Estados Unidos-Francia, 2010), de Rodrigo Cortés, que cuenta la historia de un secuestrado que está dentro de un ataúd. La puesta en cámara era muy pegadita al personaje pero de pronto rompía la pared del ataúd y veíamos planos muy abiertos, donde quedaba en el centro y había un limbo oscuro alrededor y yo sentía que eso rompía mucho con la película.

Entonces, cuando hablaba con el diseñador de producción, Alejandro García, yo le hacía mucho hincapié en eso: nunca vamos a romper la pared del set. La cámara siempre va a estar en el mismo espacio donde ellos estén, no quiero que las paredes se muevan para poder poner cámara. Quiero que se muevan para seguridad de los actores, que estén protegidos y que no haya ningún atentado contra el actor, someterlos a una tortura física con tal de llegar a un resultado me parecía totalmente absurdo teniendo dos grandes intérpretes. Mi apuesta era protegerlos, pero la cámara tiene que estar en un espacio donde nos sintamos enterrados.

Además, yo sufro un poco de claustrofobia. No me subo a elevadores, Metro o Metrobús, y quería sentir miedo del encierro, por lo que era un trabajo constante con Alex y su equipo de estar metiéndome en ese espacio y decirles que necesitaba más opresión, más gris, más estilos. Quería que los fierros retorcidos me hicieran sentir vulnerable y con riesgo de picarme, de cortarme. Yo no quería una escenografía de una película de Capulina, sino que la gente se sintiera aterrada con el verdadero horror de estar encerrados, aunque nunca lo hubieran estado y la única manera era conseguir algo increíblemente verídico que te hiciera aceptar la convención y decir que así se ven los escombros, aunque nunca hayas estado adentro.

Fue un trabajo muy minucioso de cuatro semanas de construcción, primero hicimos pequeñas maquetas, definimos las posiciones de los personajes y, a partir de ahí, se empezaron a hacer maquetas tamaño natural. Luego el equipo de Alex entró a la construcción y los carpinteros medio se volvían locos porque están acostumbrados a hacer escenografías rectas, con ángulos, con piezas de madera bien cortadas y aquí era todo lo contrario, había que meter desastre, caos, nada podía ser geométrico, tenía que ser muy espontáneo y espantoso. Fue un reto que fueron resolviendo conforme avanzábamos.

Al final, pocos días antes de filmar, le pedimos asesoría a un topo que estuvo involucrado en los rescates del 85 y lo metimos al espacio y dijo: “¡Así, así es como se ve!” y eso nos dio la garantía de empezar a rodar.

Otro elemento del que se ha hablado poco es la iluminación, el ejercicio que hace Juan Pablo Ramírez (director de fotografía) con la luz ahí adentro, también ayuda y aporta mucho para dar la sensación de claustrofobia extrema.

¿Qué tal fue trabajar con Héctor Bonilla, nos regresas al gran actor que hacía mucho no veíamos así en cine?

Estoy muy contento con lo que pudimos hacer juntos. Yo tenía una lista de opciones para ese personaje y él estaba ahí pero yo tenía cierta inclinación por otro actor. Pero cuando Demián se suma al proyecto y empezamos a dialogar, puso el dedo y me dijo que volviera a pensar en Héctor, que los viera juntos. Hice el ejercicio de ver a la pareja, tratar de imaginar que pasaría con Héctor como el velador bonachón que se lleva bien con la gente y al repasar un poco su trabajo actoral encontré grandes momentos actorales y eso era lo que me gustaría ver. Le mande el guión y, al día siguiente, el señor viene con una cantidad de propuestas, sugerencias, alternativas en diálogos, que hace que el trabajo se comience a construir desde la primer lectura. Es un tipo con una experiencia increíble y además es amable, elegante, es un tipo que nunca se quejó a pesar de estar en una posición terrible, muy incómoda. Mi madre, Mayra Grau, que es terapeuta, estuvo todo el rodaje en el set para la recuperación muscular y ante cualquier tipo de presión ella de inmediato los atendía porque las condiciones eran complicadas. Héctor Bonilla tenía 76 años y salió mejor librado que todos. Era impresionante verlo trabajar, además, es un tipo tan amable, tan cortés, que hace que el trabajo sea fácil en esas condiciones terribles: teníamos obscuridad absoluta en el foro, trabajamos nada más con la lámpara de mano. Y llegaba un momento tras dos semanas, que la gente se sentía agobiada y Héctor hacía que la vibra, la energía, cambiara. En el ámbito de la interpretación era llegar de inmediato al personaje y a tocar las fibras y la piel como lo habíamos estado platicando, dio muy bien el personaje y por donde había que llevarlo.

r01_16x9_0003098

Este artículo forma parte de los contenidos del número 48 de la revista cine TOMA, de julio-agosto de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.7_19-695458593-large

Primer Foro de Distribución Audiovisual Focus Camp

septiembre 27, 2016

banner-web_focuscamp-1

La primera edición del Foro de distribución audiovisual Focus Camp se realizará entre el 28 de septiembre y el primero de octubre, en el Museo del Chopo , con mesas redondas, conferencias y proyecciones. Este foro y mercado de cine tiene como misión fomentar la distribución exitosa de proyectos audiovisuales de calidad enfocados a los derechos humanos desde la perspectiva de género, además de abrir la discusión acerca de las dificultades que enfrenta la distribución de películas en México, el papel de los medios en este proceso y los contenidos que se desarrollan actualmente en los materiales audiovisuales.

Además, se ha programado una función especial del documental The Occupation Of The American Mind: Israel’s Public Relations War in the United States (Estados Unidos, 2016) de Loretta Alper y Jeremy Earp, narrado por el músico Roger Waters, el próximo 30 de septiembre a las 20:00 horas en la Sala 2, Salvador Toscano de la Cineteca Nacional. La cinta será presentada por su productor ejecutivo Sut Jhally y el propio Waters.

Este es el programa:

Miércoles 28 de septiembre

Inauguración

10:00 a 10:15 horas

Mesa redonda: Panorama de los medios de comunicación y la (des)igualdad de género.

Participan: Katya Vera (Conavim), María Soledad Jarquín (Inmujeres), Lucía Lagunes (CIMAC), Karla Ramírez (CDHDF).

Modera: Lurdes Barbosa.

10:15 a 11:45 horas

Mesa Redonda: El papel de los medios de comunicación en la distribución de cine.

Participan: Sergio Raúl López Arroyo (Cine Toma), Enrique Lazcano (SPR), Mayolo Reyes (Canal Once), Vicente Gutiérrez (Periodista).

Modera: José Antonio Valdés Peña (Cineteca Nacional).

12:00 a 13:30 horas

Exhibición mercado Focus Camp – sesión 1 (Presentado por Ambulante Más Allá)

13:30 a 14:30 horas

Mesa Redonda: Situación actual y retos de la distribución audiovisual.

Participan: Diego Marambio (INCAA), Cristina Prado (IMCINE), Víctor Ugalde (Observatorio Público Cinematográfico Rafael E. Portas), Agustín Torres Ibarrola (Canacine).

Modera: Sergio Raúl López.

16:00 a 17:30 horas

Exhibición mercado Focus Camp – sesión 2 (Presentado por Ambulante Más Allá).

17:40 a 19:00 horas

Jueves 29 de septiembre de 2016

Panorama actual del cine mexicano en términos de género

Por: Juan Carlos Domínguez Domingo (IMCINE).

10: 00 a 11:00 horas

El arte de encontrar al público: taller sobre distribución e impacto social para documentalistas

Impartido por Caitlin Boyle (Film Sprout)

11:15 a 12:45 horas

Exhibición mercado Focus Camp – sesión 3 – Presentado por FilmSprout

13:00 a 14:30 horas

Conferencia Magistral: Medios de comunicación, control social y formación de la identidad.

Impartida por: Sut Jhally (Media Education Foundation/ UMass)

16:00 a 17:30 horas

Exhibición mercado Focus Camp – sesión 4 – presentado por INCAA

17:40 a 19:00 horas

Viernes 30 de septiembre de 2016

Mesa Redonda: Escribir y producir con perspectiva de género.

Participan: Eleane Oropeza (IMCINE), Adán Salinas (GenderLab – MICGénero), Verónica Navarro (The Women’s Project); Alejandra Márquez Abella, Lurdes Barbosa (Consejo Ciudadano por la equidad de genero en los medios de comunicación)

Modera: Fabiola Aguilar.

10:00 a 11:30 horas

Exhibición mercado Focus Camp – sesión 5 – presentado por INCAA

11:45 a 12:45 horas

El arte de encontrar al público: taller sobre distribución e impacto social para documentalistas

Sesión 2. Las mejores prácticas del medio

Impartido por Caitlin Boyle (Film Sprout).

13:00 a 14:30 horas

Exhibición mercado Focus Camp – sesión 6 – presentado por Ambulante Mas Allá

16:00 a 17:00 horas

Mesa Redonda: Alternativas actuales a la distribución audiovisual tradicional.

Participan: Elena Fortes (Ambulante A.C.), Alejandro Cárdenas y Paola Stefani (Filim Latino), Paula Astorga (Cinema Uno), Diego Marambio (INCAA).

Modera: Jonathan Martell.

17:00 a 18:30 horas

Sábado 1º de octubre de 2016

Mesa Redonda: Cine, medios de comunicación y derechos humanos. Derechos de la audiencia, censura y libertad de expresión

Participan: Ana Cristina Ruelas (Artículo 19), Niurka Chávez (CDHDF), Daniel Moreno (Animal Político), Cecilia Román (EnfoqueDH).

Modera: Jesús Robles Maloof.

10:00 a 11:30 horas

Exhibición mercado Focus Camp – sesión 7 – presentado por INCAA

11:45 a 12:45 horas

Mesa Redonda: Masculinidades y roles en los medios.

Participan: Sut Jhally (Media Education Foundation/ UMass), Mauro Antonio Vargas (GENDES), Pablo Navarrete Gutiérrez (Inmujeres), Verónica Navarro (The Women’s Project).

Modera: Daniel Ramírez.

12:45 a 14:30 horas

Conclusiones y cierre

14:45 a 15:45 horas

roger-watersfocus

cartel_focuscamp

Primera Fiesta Internacional del Cine en San Luis Potosí

septiembre 21, 2016

Tenemos que salir a buscar al público

Por Carlos Sosa

Ante lo competitivo e incluso celoso que llega a ser el ambiente de buena parte del centenar de festivales fílmicos que se realizan anualmente en México, en San Luis Potosí se proyecta hacer, en su lugar, un gran festejo que no programe películas en exclusiva, realice actividades de industria ni glamorosos encuentros para pocos invitados. En la segunda quincena de septiembre, la Fiesta Internacional del Cine ofrecerá proyecciones gratuitas, charlas de cultura cinematográfica, talleres y residencias para ampliar el público posible para la producción nacional.

213142_medium

Hacer un festival más resulta ilógico. México es un país de grandes festivales como el de Morelia, Los Cabos o Guadalajara, que resuelven muy bien el tema de industria. Nosotros lo que intentamos con la Fiesta Internacional del Cine en San Luis Potosí no es necesariamente hacer un festival con todo lo que conlleva, con las partes vip, las alfombras rojas etcétera. Lo que para nosotros es muy importante es acercar el cine al público, es decir, muchas veces se dice que la gente no quiere ir al cine o que la gente no ve el cine nacional, pero tenemos el firme convencimiento de que, más bien, a la gente no le alcanza para ir al cine. Entonces, partiendo del hecho de que la mayoría de las películas en éste país se producen a partir de incentivos fiscales y de fondos públicos, nos parecía una excelente idea regresar a devolver a la gente lo que le ha dado, mediante recursos públicos, es decir con sus impuestos, al cine. Si la gente no puede ir a las salas entonces las salas deben salir a la gente.

Así es como nace la Fiesta del Cine, un espacio para festejar a la cinematografía y también a diversas disciplinas que van alrededor de la cinematografía, como la música y la poesía. Vamos a llevar a muchos talentos, creadores y público espectador para que juntos podamos por fin crear un entendimiento directo, además de que la gente se acerque y vea qué es lo que se está haciendo en el cine nacional. A pesar de que México sea el cuarto país que más boletos de cine vende en el mundo, dicha cantidad de espectadores sigue representando solamente al 12% de la población, que es la que en realidad asiste al cine, mientras que el otro 88% no tiene las posibilidades económicas.

Lo que tenemos claro es que nosotros tenemos que salir a buscar al público, no esperar a que venga a buscarnos. Mostrar qué es lo que estamos haciendo y así empezar a generar esta formación de audiencias que tanto hemos esperado para que desde jóvenes y niños vean que a través de la cultura se puede llegar a un ser un país mejor. Ese es el espíritu de la Fiesta del Cine y así es como nace la primera edición.

Estamos programando películas de diversos géneros sin que, necesariamente, esperemos que sean sólo los más recientes estrenos. Repito, es una fiesta donde vamos a festejar a la cinematografía y en la que queremos que la gente festeje las películas, es por eso que estamos programando películas que han pasado por numerosos festivales y ese hecho no nos limita para seleccionarlas. En su mayoría son mexicanas, con diversos contenidos y diversos géneros. Hay documentales, ficciones y comedia. Tenemos también películas españolas.

Nuestra oferta es diversa, queremos darle una probadita del cine de todo tipo a todo el público para que se empiecen a familiarizar y encantar con todo esto, esa es la línea de la Fiesta: ofrecer un panorama abierto de lo que se está haciendo en el país. Para ser universales es urgente conocer lo particular de las historias.

Todos los días, en el Centro de las Artes, ofreceremos conferencias para todos los estudiantes que quieran venir. Todas las actividades serán gratis, el programa se definirá en estos días, pero básicamente se puede adelantar que habrá conversaciones formativas que retroalimenten a todo aquel que traiga inquietudes acerca del cine. Seis guionistas trascendentes y directores mexicanos hablarán sobre la importancia de pensar y construir al personaje desde la estructura del guión.

Por otro lado, Matt Dillon, nos hablará acerca de su experiencia en el cine y en las series de televisión.

Finalmente haremos una conversación con Pablo Hernando, uno de los directores de la película Esa sensación (España, 2016), quien nos visita desde la península ibérica.

Trataremos de que todos los directores, productores y algunos actores que participaron en las cintas seleccionadas, vengan durante los cuatro días que dura la Fiesta para poder convivir con el público. Además habrá algunos invitados extras que, aunque no vengan a presentar una película, vale la pena que convivan con el público potosino. También haremos dos residencias como parte de la Fiesta Internacional del Cine.

Es en este punto donde buscamos especial trascendencia. Serán dos residencias, una de actuación coordinada por Úrsula Pruneda, en Xilitla, que tendrá varios mentores, todo enfocado a la actuación en cine. Alejandro Gerber dará un taller de dirección para actores; Marc Bellver tratará de mostrar cómo funciona la relación entre la cámara y el actor; Axel Muñoz hablará del sonido y la voz, la modulación y entonación de la voz en cine; en tanto que Úrsula Pruneda, Cecilia Suarez, Luis Gerardo Méndez e Irene Azuela darán un taller con técnicas de actuación para cine.

Esta primera edición está destinada a los artistas potosinos. Pensamos que para las siguientes ediciones tendríamos que ampliar el espectro hacia el resto del país.

Por otro lado, en Real de Catorce tendremos una residencia dedicada a la escritura de guión, este año tendremos como mentores a tres escritores imperdibles: Ana Katz nos visita desde Argentina, ella es directora y escritora de cine; Ray Lóriga, prestigiado guionista y escritor de cine, que ha trabajado para Carlos Saura y Pedro Almodóvar; por último, Gibrán Portela es uno de los mayores talentos que tenemos en México.

Los seleccionados para la residencia de guión van a ser seis, entre ellos directores, escritores profesionales del cine que al menos hayan hecho un largometraje, puesto que ésta residencia sí tiene un carácter especialmente profesional.

Durante nuestra primera edición de la Fiesta pretendemos que esta residencia tome un valor muy importante y se convierta en un referente en México. Que la Residencia Catorce gane prestigio y sea única en su naturaleza, peculiar del lugar, queremos hacerla un símbolo de la Fiesta.

Esta es una fiesta, no es un festival, lo hemos dicho muchas veces y se integrará al talento potosino. No solamente servirá para proyectar películas y ver algunos otros proyectos, sino para festejar también a los talentos potosinos, a los gestores culturales y a la gente que, con mucho esfuerzo, ha realizado otros festivales en la localidad que sin duda tienen un valor importantísimo para la comunidad y la cultura. Nos estamos aliando y los estamos invitando a participar con nosotros para que justo podamos ayudar y dejar un grano de arena en San Luis Potosí para todos estos festivales y todos estos esfuerzos en conjunto. Cabe mencionar que la idea es que tenga una trascendencia mayor y que se convierta en un evento anual que suceda año con año en el mes de septiembre.

Con respecto a la gran diversidad de festivales que hay en el país, creo que es un crisol interesante de intenciones y carácter que se complementan unos con otros, es un fenómeno inclusivo y no excluyente. La diversidad es esencial en un país tan extenso y multicultural como lo es México, mientras más festivales haya y más películas pasen en los festivales, mayor es la repercusión que va a tener el cine. Cada festival tiene su identidad y público.

Los festivales sirven para acercar al público a la cinematografía y para acercar nuestras películas al público. Toda película tiene un público y hay que salir a buscarlo. Yo pienso que no tiene gran sentido la discusión de las identidades y, mucho menos, evitar repetir filmes en un festival. Lo mejor es que las películas puedan tener la mayor exhibición posible y dejar la competencia a un lado.

Esperamos que al público potosino les guste lo que estamos haciendo: un trabajo con mucho cariño y muchísimo corazón. Trataremos de que este evento se disfrute gradualmente más año con año y que se difunda con el boca a boca, así, nuestras películas tendrán mayor trascendencia.

Ya tenemos títulos programados. Hemos creado una sección mexicana llamada Liga Nacional. Entre ellos se encuentran Sopladora de Hojas (México, 2015), de Alejandro Iglesias Mendizabal; Los herederos (México, 2015), de Jorge Hernández Aldana; Semana Santa (México, 2015), de Alejandra Márquez; Tempestad (México, 2016), de Tatiana Huezo; Maquinaria Panamericana (México, 2016), de Joaquín del Paso; Un monstruo de mil cabezas (México, 2015), de Rodrigo Plá, que son películas que han tenido éxito durante todo el año y que han pasado por diversos festivales. Inauguraremos con la película 7:19. La hora del temblor (México, 2016), de Jorge Michel Grau, justo antes de su estreno en salas comerciales y la clausura será con la película Desde allá (Venezuela-México, 2015), de Lorenzo Vigas, que ganó el León de Oro en el Festival de Venecia el año pasado, y tendremos algún otro par de películas extranjeras con presencia de los directores. Así como una función especial de El Puño de Hierro (México, 1927), de Gabriel García Moreno, así como un concierto de Presidente, la banda de Quique Rangel, bajista de Café Tacvba, que ha elegido una película sorpresa para presentar antes del concierto.

Esta primera edición se llevará a cabo del 21 al 25 de septiembre y durante esos cinco días habrá proyecciones, conciertos, lecturas y cine nacional e internacional de la más alta calidad, en plazas y calles, en los barrios de San Miguelito y San Sebastián, la plaza Aranzazú y en su sede, el Centro de las Artes de San Luis Potosí.

foto_3

fiesta-del-cine-slp

“Matria”, los archivos sui generis del abuelo Antolín

septiembre 19, 2016

Charros contra Nazis

Por Fernando Llanos

6

Siempre percibí llena de magia la casa de mi abuela Alicia. Sí, magia, esa palabra tan menospreciada en la edad adulta, pero la cual era sagrada durante la infancia porque se construía en complicidad con los primos y se veneraba con fe ciega mientras se nutría de historietas y de películas domingueras de temporada. Esa magia fue la que nos ayudó a explicar nuestros primeros anhelos metafísicos décadas antes de que existiera el Dios Google –que todo lo sabe y también todo lo confunde–. Esa que podías disfrutar de la mano de un don, precariamente trajeado, en un circo entre leones hambrientos y maltratados que deambulaban en un terreno baldío, o la que una vez a la semana podías ver desde la comodidad de tu hogar con el maguito Rody en el programa televisivo Chiquilladas, o con Beto “el Boticario” en ese otro show llamado La carabina de Ambrosio. En ese contexto, bajo la sombra de lo inusual e inverosímil, mis primos y yo creímos que era posible viajar al Polo Norte en el trineo de Santa Claus sin que él se diera cuenta, que el tío simpático de cachetes frondosos era capaz de desvanecer su propio dedo y que objetos como un piano podían desaparecer de la sala de un día para otro –todavía no conocíamos el viejo truco de empeñar objetos para pagar deudas–. Y quizás, por todos estos mágicos recuerdos, no me sorprendió cuando, varias décadas después, descubrí ahí el extenso archivo de mi abuelo Antolín Jiménez. Una serie de álbumes forrados con cuero y letras doradas, por cada uno de los temas que recopilaba.

En esos documentos se mencionaban varias historias: su paso por la Revolución Mexicana como teniente coronel de Pancho Villa; su periplo dentro de la hermética masonería, al lado de personajes como José Vasconcelos; su incursión en la política mexicana como diputado, en cuatro ocasiones y por cuatro diferentes partidos –los chapulines siempre han existido–, pero la que más me fascinó era la que cerraba el archivo, una muy peculiar historia que se vinculaba a la Segunda Guerra Mundial. En 1942, cuando México le declaró la guerra a los países del Eje, 100 mil charros se prepararon durante todo un año para combatir a los nazis y fue mi abuelo el que organizó la iniciativa y los bautizó como “La Legión de Guerrilleros Mexicanos”. Obvio, sonaba poco factible que ganaran y, de hecho, hasta la fecha me pregunto si creyeron que era realmente una buena idea. La iniciativa era deliciosamente absurda, como cualquier trama de película patriótica que termina en muchos muertos, donde al final el protagonista ostenta una mirada en alto mientras se hondea la bandera. Así que cuando conocí dicha iniciativa decidí que debía hacer una película sobre las historias del padre de mi madre. ¿Quién más puede tener, aparte de mis primos, un abuelo con tan bizarra anécdota? “Encontré una mina de oro”, pensé mientras hojeaba los tomos de cuero empolvados.

La mayoría de las historia épicas de la humanidad tratan del bien contra el mal, de la luz contra la oscuridad, del perseverante héroe que se atreve a desafiar a los villanos con tal de hacer lo correcto. Y me pregunto, históricamente, ¿qué ha representado mejor el mal que el ejercito de Hitler? Porque, seamos sinceros, las bestias más destructivas y oscuras que han habitado este planeta son, sin duda alguna, los nazis; las historias de estas insaciables criaturas han fascinado tanto como aterrorizado a millones de personas. En términos de derramamiento de sangre, quizá solo los tiranosaurios son percibidos al mismo nivel de ferocidad y fatalidad, claro que esos animales del Jurásico no asesinaron con tanto dolo ni vestían elegantes trajes diseñados por Hugo Boss. Pero bueno, podemos todos afirmar que son “los malos de la película”, sin duda alguna. Y pensando en el polo opuesto, para todos los mexicanos que hemos mamado el cine de oro nacional, la mejor manera de representar al héroe es un charro a caballo, con sombrero de ala ancha y que suelta tiros al aire. Lugar común, ciertamente, pero de esos elegantes que, a blanco y negro y entre magueyes, todavía nos hacen suspirar.

Ahora bien, ¿qué pasa en nuestras mentes cuando dos ideas tan antagonistas, la del máximo villano extranjero y el gran paladín mexicano, chocan en el terreno de la ficción pero se respalda de un hecho real? ¡Dinamita pura! Múltiples horas de sana diversión especulativa tratando de responder la pregunta madre de toda ciencia ficción: “¿Que hubiera pasado si…?”. Y pese al centenar de posibilidades que me vienen a la mente sobre dicha situación, lo que más me duele es no haber conocido a mi abuelo para poderle preguntar sobre esta y todas sus demás historias. ¿Cómo era Pancho Villa? ¿Qué sintió al dinamitar un tren a los veintiséis años en Chihuahua? ¿Por qué los masones dirigieron desde las sombras al país durante tantos años?, ¿Porqué creyeron que tenían el derecho de servirse con la cuchara gorda los políticos que establecieron el sistema de este país? ¿Cómo eran los entrenamientos de la Legión de Guerrilleros Mexicanos cada domingo? ¿Qué tanto se esforzaban y qué tanto era un convivio entre tequilas y barbacoa? Me hubiera encantado poder charlar estas y otras dudas más con don Antolín en una comida dominical. Pero como no puedo porque ya no nos acompaña, recurro al acto mágico de estimular mi imaginación con los recortes de periódicos y fotografías que nos heredó, y con mucho gusto les comparto estas reflexiones en un formato cinematográfico. Y les garantizo que nuestra película, Matria (México, 2015), esta llena de esa excepcional magia.

2

Matria (México, 2015). Dirección, guión y producción: Fernando Llanos. Fotografía: Marcelo Castillo, Carlos Hidalgo, Manuel Huitrón, Fernando Llanos, Emiliano Rocha Minter. Edición: Roberto Bolado, Jorge García, Jessica Herreman y Fernando Llanos. Sonido: Gerson Hernández y Raúl Locatelli. Música: Rey oh Baby, Osiris Ramsés Caballero, Adriana Cao Romero, Lila Downs, Jessica Herreman, Omar Landa, Benjamín Shwartz y Valentina. Compañía productora: Videofilmaciones Suadero. Premios: Mejor Documental Mexicano del undécimo Festival Internacional de Cine de Morelia y Premio del Centro Buñuel de Calanda del séptimo Festival de Cine Mexicano de Durango.

http://www.matria.mx

matrianys

Con distribución de Amateur Films, el largometraje documental Matria, de Fernando Llanos, estrenará el 16 de septiembre en la cartelera mexicana.

posterficm

Este artículo forma parte de los contenidos del número 48 de la revista cine TOMA, de julio-agosto de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

“Desierto”, de Jonás Cuarón, representante mexicana al Oscar

septiembre 14, 2016

Las elegidas, de David Pablos, película seleccionada por la AMACC para el Goya

jonas-cuaron-oscar

Jonás Cuarón. Foto: Sergio Raúl López.

La mañana del miércoles 14 de septiembre, en la Cineteca Nacional, la actriz Dolores Heredia, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), realizó el anuncio de que el largometraje Desierto (México-Francia, 2015), de Jonás Cuarón, fue seleccionadas por el organismo para representar a México en la categoría a Mejor Película en Lengua no Inglesa, en la octogésima novena entrega de los Premios Oscar, que entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de los estados Unidos (AMPAS, por sus siglas en inglés), a realizarse el domingo 26 de febrero de 2017.

También informó que el filme Las elegidas (México-Francia, 2015), de David Pablos, fue designada para representar a México en la categoría Mejor Película Iberoamericana para la trigésima primera ceremonia de los premios Goya de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España, que será efectuada en febrero de 2017.

El proceso de elección, realizó del 3 de agosto al 13 de septiembre de 2016, luego que 16 películas se inscribieron para competir por la selección al Oscar y otras 14 por el Goya. El Comité de Elección estuvo integrado por 149 representantes de la comunidad cinematográfica.

La AMACC notificará a sus academias pares sobre esta decisión.

david-pablos-goya

David Pablos. Foto: Sergio Raúl López.

oscar

goya

desierto-poster

cxvgtvxu0aaqj8y

 

 

Cine Toma 48: Monstruos, criaturas y otros engendros

septiembre 5, 2016

Exotismo y rarezas en los entes cinematográficosportada-toma-48-ch

A 31 años del fatídico 19 de septiembre de 1985, en el que un terremoto causó enormes destrozos en aquel Distrito Federal, absolutamente transformado tanto política como socialmente en la actualidad, es que se estrenará la cinta 7:19 (México, 2016), de Jorge Michel Grau, protagonizada por Damián Alcázar, quien en una imagen de la producción de esta cinta ocupa la portada del número 48 de la revista bimestral Cine Toma, publicación que alcanza ocho años en circulación, en un número que circulará durante septiembre y octubre de 2016 en locales cerrados de todo el país, así como en la tienda digital Sanborns.

El ejemplar se titula Monstruos, criaturas y otros engendros. Exotismo y rarezas en los entes cinematográficos y presenta un dossier principal que abre con un ensayo del doctor Eduardo de la Vega Alfaro en torno a sus dos clásicos de terror: El ladrón de cadáveres Drácula; en seguida, Pedro Paunero explora la estética del Gran Guiñol en el cine mexicano; José Luis Ortega indaga la construcción de modelos,  autóctonos en los clásicos del género, además de fragmentos del libro Mostrología del cine mexicano; desde Argentina, la doctora Carina Rodríguez aborda las experiencias de guerrilla audiovisual en el cine de terror y ofrece adelantos del libro Manual de cine de género; Fabián de la Cruz entrevista al productor Arturo Tay y la producción de Desde el más allá, cinta de género realizada en el centro educativo INDIe;  el muy humanista concepto del monstruo en Guillermo del Toro es relatado por Octavio Maya; en seguida, Fernando Llanos aborda los curiosos líderes charros que combatirían a las fuerzas nazis y pueblan su documental, Matria; en tanto que Edna Campos, aborda los quince años de Macabro, Festival Internacional de Cine de Terror de la Ciudad de México.

En otros contenidos, Entrecruces ofrece algunas ficcionesbreves del escritor morelense Roberto Abad, en torno a una Orquesta primitiva. En Industria, se presenta una entrevista con Francisco Eguren, director de programación de Cinemex, y adelante, Tonatiuh Lay penetra en el conflicto que esta cadena mantuvo con Warnel y Universal que los llevaron a cancelar la proyección de Escuadrón suicida. En Desde la Filmoteca de la UNAM, Iván Trujillo nos relata la exposición El futuro más acá: cine mexicano de ciencia ficción.

En Festivales, se ofrecen adelantos de la decimocuarta edición del de Cine de Morelia; del undécimo DocsDF, por Pau Montagud; de la primera Fiesta del Cine en San Luis Potosí, por Carlos Sosa, así como del undécimo Shorts México, por Jorge Magaña. Además, se ofrece información sobre el vigésimo Tour de Cine Francés en México y una crónica de la tercera entrega de los Premios Platino, realizados en Punta del Este, Uruguay, por Gonzalo Hurtado. En estrenos, una entrevista con Jorge Michel Grau nos acerca a su  reinterpretación del terremoto del 85, mediante la constreñida y claustrofóbica perspectiva de un importante funcionario atrapado en el edificio que alberga a su dependencia, al lado del portero del mismo, en charla con Irving Torres Yllán, y el coguionista del largometraje, el escritor mexicano Alberto Chimal, comparte su experiencia en la encomienda; además que Rubén Ímaz abunda sobre la película Epitafio, que codirigió con Yulene Olaizola, en torno a un trío de españoles que han de escalar el volcán Popocatépetl en los días previos a la Conquista. Finalmente, en Entrevista, el doctor Lauro Zavala nos comparte la charla que sostuvo con el investigador peruano José Carlos Cabrejo, experto en semiótica, cine y El Quijote.

El número 48 de Cine Toma circulará durante septiembre y octubre de 2016 por todo el país en locales cerrados como Sanborns y Educal y, en su versión electrónica, en la tienda virtual Sanborns.

Apertura del cine Villa Olímpica

septiembre 3, 2016

cine-villa-olimpica-mexico

Desde el miércoles 31 de agosto, el cine Villa Olímpica, con un aforo de 463 butacas, fue reabierto por la Delegación Tlalpan para atender a los cerca de 100 mil habitantes de la zona. Ubicado en Insurgentes Sur 3493, casi esquina Periférico, dentro de la Unidad Habitacional Villa Olímpica. Al ser un espacio con inversión gubernamental, estará dedicado a la promoción, proyección, discusión y disfrute del cine nacional y universal. Ofrecerá ciclos temáticos, retrospectivas de directores nacionales y la cinematografía internacional, ciclos de cine de culto, conferencias con realizadores y equipo técnico; promotores y directores de cine (realización, análisis, apreciación), cine musicalizado en vivo con bandas e intérpretes de distintos géneros, maratones temáticos de noche a mañana, réplicas de selecciones de diversos festivales

El inmueble fue construido con motivo de los Juegos Olímpicos de 1968, celebrados en el Distrito Federal, y ahora se ha rehabilitado como un centro cultural.

cine-villa-olimpica

Protestas del gremio fílmico por el asesinato de León Serment

septiembre 1, 2016

La noche del sábado 27 de agosto, luego de sufrir un asalto por el que le fueron inflingidas ocho heridas con arma blanca, el realizador León Serment murió a los 56 años de edad, en el cruce de Alconedo y Periférico, en la colonia Merced Gómez de la Ciudad de México. Con estudios de comunicación en la Universidad Autónoma Metropolitana y de realización en el Centro de Capacitación Cinematográfica, dirigió dos largometrajes de ficción: Kada kien su karma (México, 2008) y El efecto tequila (México, 2010), y realizó, como documentalista, dos veintenas de trabajos, algunos para la serie México Siglo xx, de Editorial Clío, trabajando como realizador para Enrique Krauze, además de Virgen de Guadalupe: entre la fe y la razón (México, 2002, nominada al Emmy Internacional); Maquío, la fuerza de un ideal (México, 2003) y El afán educativo (México, 2012). Además, se encontraba en la postproducción de Hijos de la ruta/Filhos da Pista (México-Brasil).

La comunidad cinematográfica organizó una petición electrónica en línea en la página Change.org para exigir que tanto el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, como el Procurador de Justicia, Rolando Ríos Garza, realicen una investigación expedita para que el crimen no sea uno más de los muchos que se quedan sin resolver en la ciudad de México.

El pasado sábado 27 de agosto el cineasta León Serment fue asesinado de ocho puñaladas, presuntamente durante un asalto  en la colonia Merced Gómez de la delegación Álvaro Obregón. León se encontraba en ese momento acompañado por su hijo, quien afortunadamente no sufrió heridas graves.

Señor Mancera, señor Ríos: el asesinato de León Serment -cineasta, documentalista, maestro, amigo- es una muestra del grado de inseguridad que existe en nuestra ciudad y del peligro que corremos sus habitantes.

En casos recientes, relacionados con periodistas y comunicadores,  la actuación de la Procuraduría General de Justicia de la ciudad de México ha dejado mucho que desear y sin duda ha despertado sospechas sobre su capacidad y su forma de actuar.

Es por esto que exigimos se realice una investigación expedita sobre el asesinato de León Serment y que el crimen no sea uno más de los muchos que se quedan sin resolver en la ciudad de México.

Esta petición será entregada a:

  • Jefe de Gobierno de la Ciudad de México
    Miguel Ángel Mancera
  • Procurador de Justicia de la Ciudad de México
    Rolando Rios Garza

En tanto, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), lanzó un comunicado exigiendo lo mismo, que dice:

Con profunda rabia y dolor, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas manifiesta su indignación ante el artero asesinato de nuestro colega y amigo, el cineasta León Serment, una víctima más de la violencia y la inseguridad que se vive la Ciudad de México y, en general, en nuestro país .

Son demasiados ya los casos que evidencian que en México permea la violencia en todos los ámbitos, que la corrupción de las autoridades y la impunidad imperantes han permitido que crezcan la inseguridad y el crimen a niveles alarmantes e inadmisibles en una sociedad democrática.

No podemos permanecer callados ante el brutal deterioro del tejido social y la confianza de la ciudadanía, ante la desazón y la impotencia, ante los muertos, ante los secuestros y las desapariciones, ante el dolor de tantas familias… ¡¿Hasta cuándo?!

La comunidad cinematográfica hace eco de la demanda generalizada de la sociedad civil para poner un alto a la violencia.

En ese contexto, apelamos a la sensibilidad de la ciudadanía para que, por respeto a nuestro compañero caído y a sus deudos, se abstenga de multiplicar las imágenes dolosas del crimen que circulan ya profusamente en redes sociales. ¡No nos hagamos cómplices de la banalización de la violencia!

Exigimos al Jefe de Gobierno y a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México la investigación inmediata de los hechos y el castigo a los culpables de la muerte de León Serment.

Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC)

serment-change

amacc_comunicado

carta-a-mancera