IV edición del Riviera Maya Film Festival

Las tendencias cinematográficas más sobresalientes

Por Paula Chaurand, fundadora y directora del Riviera Maya Film Festival.

El Riviera Maya Film Festival ofrecerá su cuarta edición del 23 al 29 de abril, en Playa del Carmen, Tulum, Cancún y Puerto Morelos, fiel a su fórmula en la que se combinan figuras y títulos de la gran industria para el público amplio, con realizadores y estilos representativos de las vanguardias y los lenguajes más contemporáneos, además de un fuerte impulso tanto de formación como económico a la producción actual.

CANNES SCEGLIE IL CINEMA INDIPENDENTE A ASIA ARGENTO AL FESTIVAL CON INCOMPRESA

Son varios los elementos que distinguen al Riviera Maya Film Festival (RMFF), entre el centenar de festivales de cine que cada año se realizan en México. En primer lugar, mencionaría la programación, que año con año ofrece un panorama general de las tendencias cinematográficas más sobresalientes del mundo. En cada edición ofrecemos películas de diferentes géneros que sintetizan las inquietudes formales y temáticas de los creadores, buscamos proyectar las propuestas de vanguardia más novedosas y esto nos proporciona una identidad como festival.

Pero además de la exhibición de películas, el RMFF siempre ha estado interesado en incentivar la creación y la distribución cinematográfica a través de secciones como Plataforma Mexicana y RivieraLab, las cuales ofrecen estímulos económicos a los cineastas seleccionados. Esta sería otra característica importante.

Después, tendríamos una serie de valores en el festival que se relacionan con el público: todas nuestras funciones son gratuitas y procuramos proyectar nuestras películas en diferentes espacios, como lugares al aire libre, para acercar el cine lo más posible al espectador. La gran mayoría de las películas que programamos son estrenos en México y muchas de ellas sólo podrán verse durante el festival. Lamentablemente, el espectador sabe que el RMFF es una oportunidad única para ver propuestas cinematográficas diferentes a las que habitualmente encuentra en la cartelera mexicana.

Por otro lado, tenemos un factor que nos ayuda muchísimo: la Riviera Maya. El entorno en el que transcurre el festival lo hace único, la combinación entre cine y playa resulta muy especial.

En resumen, creo que no hay un solo factor que caracterice y distinga a este festival. Me parece que el RMFF es una suma de elementos que coinciden armónicamente.

Cine y balnearios

Gran parte de los festivales de cine más antiguos y emblemáticos, se realizaban y se siguen haciendo, en ciudades balnearias: Locarno, Cannes, Mar del Plata… Creo que entre el cine y el mar, en las playas, siempre ha existido una conexión muy especial. ¿Por qué, en muchas películas mexicanas, hay viajes a las playas? ¿Por qué muchas películas del director francés François Ozon, por ejemplo, inician o terminan en la playa? Las ciudades balnearias suelen asociarse con diversión, entretenimiento y vacaciones, pero también son espacios que se prestan para contemplar y reflexionar. Todas éstas son características que el cine también tiene, quizá por esta razón la mezcla entre cine y mar es tan mágica.

No podemos sustraernos a la tradición de los grandes festivales que se realizan o realizaron en ciudades balnearias, pero creo que cada festival debe escribir su propia historia.

Lo industrial y lo autoral

Como lo mencionaba antes, nuestra programación está conformada por varias secciones que nos permiten ofrecer un panorama amplio de la industria cinematográfica para diferentes públicos. Durante las pasadas ediciones, hemos contando con invitados especiales, por mencionar un par de ejemplos, tuvimos la presencia de los actores estadounidenses Patricia Arquette y Ethan Hawke, ambos nominados al Óscar. Entonces, contamos con este aspecto de industria que se cristaliza en nuestra sección de Gran Público. Sin embargo, buena parte de nuestra programación está conformada por cine de vanguardia, por propuestas novedosas. Tenemos una mezcla entre ambos aspectos.

Si bien no considero que haya sido difícil ofrecer un cine diferente, tenemos un público que gusta de propuestas innovadoras y prueba de ello es que en cada edición nuestros espectadores se siguen incrementando. Creo que existe un claro interés del público por el cine que ofrecemos, la cuestión es que este público no siempre puede acceder a propuestas distintas a las que se ofrecen en la cartelera. En esto consiste la importancia y pertinencia del festival.

Me parece que podemos satisfacer las necesidades cinéfilas de los espectadores con películas de autor y también con cine industrial, por llamarlo de alguna manera. Creo que estamos contribuyendo a la formación de un espectador que tiene múltiples intereses.

Primero, las secciones Galas, Planetario, Gran Público y Panorama Autoral, son resultado de una curaduría que realiza nuestro departamento de programación, quienes asisten a diferentes festivales y van eligiendo el material susceptible de ser programado en cada una de las secciones, atendiendo siempre a las necesidades de cada una.

Impulso al cine contemporáneo

La sección Plataforma Mexicana es una muestra que refleja las tendencias del cine mexicano contemporáneo. Durante este años hemos contado con la participación de películas que posteriormente han sido premiadas en diferentes festivales y se han estrenado comercialmente: Navajazo (México-Francia, 2014), de Ricardo Silva; Café (México, 2014), de Hatuey Viveros; Inori (Japón, 2012), de Pedro González Rubio; Despertar el polvo (México, 2013), de Hari Sama; Las búsquedas (México, 2013), de José Luis Valle… El impacto que han tenido estas películas, en México y en el extranjero nos dicen que vamos por buen camino, que estamos logrando conformar una muestra con lo más representativo del cine nacional.

Por otro lado, la sección RivieraLab Presenta, que cada vez va creciendo más, nos indica que estamos cumpliendo con uno de nuestros objetivos como festival: apoyar la creación cinematográfica.

Estas secciones académicas y de formación, como el Work in Progress y el Foro de Coproducción, han sido de vital importancia para el festival, nos han permitido, como afirmo líneas atrás, cumplir con el objetivo de apoyar la creación cinematográfica. Durante estos años tuvimos las visitas de cineastas nacionales y extranjeros muy talentosos, algunos de ellos son realizadores emergentes como los mexicanos Matías Meyer y Yulene Olaizola, y otros ya cuentan con una trayectoria más amplia, como Matías Piñeiro, J.P. Sniadecki y Raya Martin, por ejemplo.

Lo importante es que el trabajo de los realizadores que nos han visitado en nuestros espacios de formación está marcando tendencias en el cine. En este sentido, RivieraLab es el reflejo de nuestra programación desde la creación. Es decir: elegimos a nuestros visitantes en función del cine que queremos promover, y ese cine responde a la calidad.

Premios e invitados

Los premios Kukulkán se entregan a las películas que resulten seleccionadas de la sección Plataforma Mexicana. Uno de los principales criterios para que las películas sean candidatas a nuestros premios es que no cuenten con un distribuidor comercial, pues el reconocimiento consiste en un estímulo económico que apoya directamente a la distribución de los filmes. En el rmff estamos conscientes de que en México hay muy buenas películas que no llegan al público y estos premios son nuestra pequeña contribución para intentar mejorar esta situación.

De esta manera, un jurado, integrado por expertos en la materia, elige a las películas ganadoras siguiendo varios criterios como son propuesta temática y estética, originalidad y calidad de la misma.

Al igual que en años anteriores, para nuestra cuarta edición procuraremos contar con la presencia de invitados especiales que vengan a estrenar sus películas a México. También nos estamos enfocando en traer a directores de mucha trascendencia que puedan participar en nuestros espacios de formación, pues consideramos fundamental el intercambio de experiencias y el aporte de autores consagrados.

Público y sociedad

En el RMFF, generalmente, buscamos que las proyecciones al aire libre sean de películas que puedan interesar a un público amplio, por su temática o su propuesta visual. En este sentido, elegimos películas que pueden estar en la sección de Gran Público o Planetario, por ejemplo. También, nos hemos dado cuenta que el cine mexicano funciona muy bien en este tipo de proyecciones, la gente se siente atraída por su cine y esto nos ha ayudado en la captación de espectadores, que después se pueden interesar por películas de otras secciones. A final de cuentas, también somos un festival que busca formar públicos.

En el caso del Riviera Maya, me parece que está siendo un evento muy importante tanto social, política y económicamente para el estado de Quintana Roo y para las sedes en que se realiza, Playa del Carmen, Tulum, Cancún y Puerto Morelos: con nuestras proyecciones se genera un ambiente de sana convivencia y de reflexión sobre temas de interés, ya sea en la playa, en las plazas públicas o en las salas tradicionales, y eso siempre ayuda al clima social y político. A final de cuentas, somos un evento que busca contribuir con el desarrollo cultural de una sociedad a través del cine.

Esta situación deriva en un factor que es importante para el desarrollo económico: estamos contribuyendo a que la Riviera Maya se incremente el turismo cultural y eso, a su vez, produce una derrama económica para el estado de Quintana Roo.

La crisis económica y el recorte a los presupuestos en México, evidentemente, no sólo han afectado al festival, sino que a otros muchos proyectos enfocados en el quehacer cultural del país. Lo que estamos haciendo es concentrarnos en los ejes que consideramos fundamentales: buscamos mantener la calidad de nuestra programación, contar con invitados importantes y conservar el número de proyecciones.

Creo que el blindaje económico para proyectos culturales, como tal, no existe, pero sí hemos contado con la voluntad férrea del gobierno de Quintana Roo para apoyar a los proyectos culturales y confiamos que esto siga siendo así.

Tal vez, una manera de conseguir una especie de blindaje para el festival sería el hecho de que el público lo pida, que se apropie de él. Así, desde los ámbitos gubernamentales se tendría que atender la necesidad de contar con un festival que impacta positivamente en el desarrollo social y cultural del estado.

LA_MALDAD

IV Riviera Maya

Este artículo forma parte de los contenidos del número 39 de la revista cine TOMAde marzo-abril de 2015. Consulta AQUÍ dónde conseguirla.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: