Octava Gira de Documentales Ambulante

Seguir rebasando fronteras

Por Elena Fortes, Directora General de Ambulante A.C. 

La Gira de Documentales Ambulante arriba a su octava edición como un proyecto fundamental para la difusión del género a un público cada vez más amplio, lo mismo a través del circuito comercial que en espacios alternativos, con un interés creciente por fomentar la producción en Iberoamérica y darla a conocer en sus 130 sedes. El tema de su edición 2013 será Liberación.

Searching_for_Sugar_Man_SONIDERO

La experiencia de ocho ediciones con la Gira de Documentales Ambulante nos ha permitido detectar las deficiencias de la industria de documental en México, y esto ha guiado el desarrollo del festival como una plataforma que pueda responder a ellas de manera integral. La gira inició, en primer lugar, para regresar las historias a sus fuentes de inspiración y generar un espacio en la cartelera comercial para el documental. La cadena de exhibición Cinépolis, como cofundador del proyecto, ha sido fundamental para lograr esto y para luchar contra los prejuicios que se tenían en torno al género, en ese entonces limitado prácticamente por completo a la televisión. Sin embargo, poco a poco nos dimos cuenta de que había que diversificar el tipo de espacios de exhibición para poder llegar a nuevas audiencias y cultivar un público joven que pudiera crecer con otra visión del documental. Nuestros distintos proyectos −muestras internacionales, ciclos especiales, becas y talleres− surgieron para generar más canales alternativos de exhibición, apoyar la distribución internacional de documental mexicano, construir nuevas audiencias, y fomentar la producción nacional.

Nuestro proyecto más reciente, Ambulante Más Allá acerca las herramientas de producción del documental a los lugares y a las personas que no cuentan con oportunidades de formación profesional, de la misma manera en que la Gira de Documentales acerca el cine de este género a los lugares donde no existían espacios para su exhibición. En el último año hemos producido 10 mediometrajes a través de Ambulante Más Allá, lo cual ha consolidado a esta plataforma como una incubadora significativa de nuevos talentos del documental.

Por otro lado, ha sido fundamental para nosotros mantener la identidad de Ambulante. Algo que lo distingue, además de su carácter itinerante, es que no es un festival dirigido exclusivamente a la industria cinematográfica sino, en primer lugar, al público. Los directores que vienen a Ambulante tienen una experiencia completamente distinta a la de otros festivales precisamente por el contacto tan diverso que tienen con la audiencia y porque no tienen que lidiar con el estrés que implica el jurado, la competencia y el mercado. Así, se han convertido en grandes promotores de Ambulante fuera de México porque descubren un público nuevo y aprenden de él. Otro aspecto es la horizontalidad de su estructura y la juventud de su equipo, nuclear y pequeño, que depende en gran parte de un equipo extendido compuesto por los coordinadores locales y los voluntarios que tenemos en distintos estados. Ellos ayudan a preservar la independencia del festival y su espíritu mutante, que se adapta a las características de cada sede. Queremos desafiar la categorización, rebasar fronteras y renovarnos al integrar nuevos miembros al equipo, provenientes de distintos ámbitos y entidades.

La edición 2013

Es con este espíritu hemos estructurado la programación de 2013, que recorrerá el Distrito Federal y once estados de la República –Guerrero, Puebla, Veracruz, Baja California, Nuevo León, Coahuila, Jalisco, Michoacán, Chiapas y Oaxaca−, del 8 de febrero al 9 de mayo, se ha construido a partir de la noción de Liberación, pensada no sólo en términos de procesos y movimientos colectivos e individuales, sino en procesos íntimos y personales, y conceptuales, tomando en cuenta la liberación del propio lenguaje documental −hacia otras expresiones culturales, híbridos cinematográficos y plataformas virtuales. En lo personal siento que muchos festivales terminan siendo víctimas de sí mismos, al intentar imitar a otros festivales, resistirse al cambio y mantenerse bajo una visión única de gestión. De pronto existen 15 festivales internacionales compitiendo por las mismas películas y estrenos, cuando lo que necesitamos es precisamente diversificar la oferta.

La exhibición que Ambulante realiza fuera de México es un esfuerzo por difundir la producción nacional de cine documental así como promover su venta y distribución en otros territorios. Es además una oportunidad para vincularnos con otros festivales y otros organismos que pueden ayudar a que crezca el público para el documental y se eleve el impacto de las películas en otros sectores. El evento de la frontera tiene una carga simbólica para nosotros, pues el espíritu de Ambulante es y siempre será el de atravesar fronteras −no solamente geográficas, si no también culturales y sociales. Somos una organización migrante y compartimos la búsqueda del migrante. Por este motivo, la migración y la frontera han sido temas tan cercanos al festival, y el foco de atención de muchos de nuestros proyectos paralelos.

Al expandir Ambulante a los estados, no tememos que se nos “vaya de las manos”, pues de alguna manera es una meta. En un panorama ideal, nos gustaría que el modelo pudiera replicarse a nivel estatal, gracias a la capacitación de gestión que hemos logrado con nuestros voluntarios. Nos interesa compartir la experiencia y el conocimiento con ellos y empoderarlos para que, eventualmente, el festival, y la exhibición del documental puedan sobrevivir sin que dependa de una gestión centralizada ni de un esfuerzo monumental para recaudar los fondos necesarios para llevarlo a cabo. Sin embargo, para mantener su identidad, hemos elaborado unos manuales de Ambulante para los voluntarios, y mantenemos un contacto muy estrecho con ellos y nuestros colaboradores.

En cuanto a los espacios, actualmente contamos con 130 sedes aproximadamente y ese es un número que se mantendrá fijo, porque nos importa que cuenten con una buena infraestructura de exhibición. Esta red que ha generado el festival, idealmente podría convertirse en una red permanente de exhibición de cine independiente. Actualmente, el 75% de la programación se exhibe de manera gratuita en estos espacios −al aire libre, plazas públicas, universidades, escuelas, centros culturales, museos−, lo cual ha sido un factor importante para aumentar nuestro público que ha aumentado más del 700% del 2006 a la fecha. La programación no va a crecer mucho más y se ha mantenido en un límite de 80 títulos, porque sigue siendo un número manejable para el público.

Otra de las extensiones de Ambulante ocurre en el Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino, donde solíamos programar documentales que formaban parte de la sección de música de Ambulante (Sonidero), en algunos casos presentados por sus protagonistas. Pero para este 2013, decidimos cambiar la dinámica. Ahora la curaduría de la selección de la Carpa correrá a cargo de un grupo de músicos y las películas seleccionadas no necesariamente estarán relacionadas con la música. El año pasado, Saúl Hernández presentó Reportero (Estados Unidos, 2012, de Bernardo Ruiz) y desde entonces, adoptó como una misión personal el promover la libertad de expresión en México así como la exhibición de este documental. Esto nos inspiró a modificar la dinámica de la carpa, porque al vincular la música con ciertos temas y documentales, podemos incrementar el potencial del cine para transformar conciencias y alcanzar nuevos públicos de manera exponencial. Además, es un honor para nosotros que los músicos se solidaricen con nosotros y se comprometan de manera tan desinteresada con el proyecto. Los curadores de la Carpa Ambulante 2013, que funcionará del 15 al 17 de marzo, serán Amandititita, Julieta Venegas, Adanowsky, Rodrigo Guardiola (Zoé), Saúl Hernández (Caifanes) y Quique Rangel (Café Tacvba).

Programación, becas y secciones

El proceso de negociación para conseguir los documentales es bastante complicado, porque muchos distribuidores consideran que Ambulante representa una corrida comercial por el número total de funciones que tienen las películas en el mismo. Esta percepción no tiene fundamento, ya que las películas tienen un promedio de una o dos funciones por ciudad, lo cual no puede compararse con una corrida comercial. Conseguir las películas que tenemos actualmente es el resultado de la trayectoria de Ambulante y un esfuerzo monumental de relaciones públicas. El comité de programación viaja a distintos festivales internacionales con el fin de dar a conocer el festival a programadores, directores y distribuidores. Los directores mismos, eventualmente se convierten en promotores de Ambulante, después de su experiencia con el festival y nos ayudan en las negociaciones. Una vez definida la programación, trabajamos mucho en la estrategia de comunicación y difusión, colocando las películas en distintos medios y redes que puedan hacer una difusión más focalizada.

La Beca Gucci-Ambulante de postproducción llegó a su fin natural. Originalmente, Gucci se comprometió a apoyarnos durante dos años, mismos que terminaron siendo cuatro, por lo que estamos sumamente agradecidos. La nueva alianza con Cuauthémoc-Moctezuma fue fundamental, no solo para darle continuidad a la beca y apoyar la realización del festival, sino porque se han convertido en un ejemplo para la iniciativa privada en México, al reconocer la importancia de apoyar la creación cinematográfica nacional.

En cuanto a las secciones, decidimos eliminar la sección 3D en 2013, porque no encontramos documentales que cumplieran con nuestros criterios de programación. En su lugar, incluiremos una sección de Ambulante Más Allá con los proyectos que se produjeron a través de esta iniciativa a lo largo del año.

El infantil y juvenil es el público del futuro. Es fundamental la construcción de nuevas audiencias, no sólo para eliminar los prejuicios de las generaciones anteriores con relación al documental, sino para cultivar una visión crítica dentro de un contexto global que destaca por la manipulación mediática y la sobrepoblación de información visual. Es más fácil enfocarnos en los jóvenes que van a crecer con una idea completamente distinta del documental y que, además, están mucho más involucrados que otras generaciones con causas que pueden transformar a la sociedad con secciones como Ambulantito o Sonidero. Otra estrategia que hemos seguido en este sentido es ligar el cine documental con otras expresiones culturales que utilizan el lenguaje documental −teatro, música, performance, arte contemporáneo. Nos interesa fomentar una visión más integral de la cultura, resaltar la importancia que tiene para otros sectores, como la educación, con la esperanza de que el nuevo gobierno adopte también esta visión al desarrollar futuras políticas culturales.

En el caso de Gael García Bernal y de Diego Luna, aprovechar su fama pública para difundir el documental no es únicamente un tema de responsabilidad social, sino un compromiso personal. Más allá de la cara, forman parte integral del festival y de los distintos proyectos que hemos desarrollado.

Últimamente nos gusta citar a Fabrizio Mejía Madrid porque nos parece que captura la esencia del documental cuando dice que “elimina el pensamiento único”. El documental nos ofrece distintas perspectivas en torno a la realidad, que alimentan nuestra capacidad crítica y nos relacionan de otra manera con los demás y con lo que nos rodea. En el contexto latinoamericano en el que los medios tradicionales de exhibición están monopolizadas, me parece fundamental generar canales de exhibición que abran el espacio para contar nuevas historias, o para contar las mismas historias de otra manera. Esa reflexión compartida que se genera a partir de un documental y en un encuentro como lo es un festival −en el que sucede de manera presencial, con el público y el realizador− es el primer paso para transformar a una sociedad y cambiar de paradigma.

Finalmente, nos gustaría que, en el futuro, Ambulante no dependiera tanto de una estructura centralizada y se pudiera replicar como modelo en otros estados de México. Además queremos fortalecer el proyecto de Ambulante Más Allá para descentralizar la formación y producción de documental. Por último, nos gustaría extender el modelo a otros países y vincularnos con iniciativas de cine itinerante para aprender de su experiencia. Nuestro futuro es seguir rebasando fronteras.

Sans soleil_RETROSPECTIVA CHRIS MARKER

Retrospectivas, secciones y más allá

La octava Gira de Documentales Ambulante se realizará del 8 de febrero al 9 de mayo de 2013, ofrecerá una amplia retrospectiva del cineasta francés Chris Marker, fallecido en julio de 2012 en París, a los 19 años con diez títulos de su filmografía y dos documentales sobre su persona.

La sección Pulsos incluye a los ganadores de la Beca Cuauhtémoc Moctezuma, Quebranto, de Roberto Fiesco y Elevador, de Adrián Ortiz, así como al trabajo reconocido como Mejor Documental Mexicano en el Festival Internacional de Cine de Morelia, Inori, de Pedro González Rubio. Además, se incluyen Diario a 3 voces, de Otilia Portillo Padua; El alcalde, de Emiliano Altuna, Carlos F. Rossini y Diego E. Osorno; El sueño de San Juan, de Joaquín del Paso y Jan Pawel Trzaska; La piedra ausente, de Sandra Rozental y Jesse Lerner; Palabras mágicas, de Mercedes Moncada, y Partes de una familia, de Diego Gutiérrez).

En tanto, la producción nacional contará con otra sección, Ambulante Más Allá, brazo formativo de Ambulante que presentará los diez documentales: Campo 9, de Carlos R. Rivero; Chilbal´Kan, de Glenny G. Torres; De tres… uno, de Eloi Antonio Chávez; El futuro en nuestras manos, de Sara Oliveros; El Nail, de Néstor A. Jiménez; Koltavanej, de Concepción Suárez; Los guardianes del Mayab, de Jaime Magaña; No quiero decir adiós, de Ana Isabel Ramírez; Sanjuana, de Víctor Rejón, y Tramas y trascendencias,  de Flor de María Álvarez.

Finalmente, la sección Enfoque, dará cabida a trabajos que hablan sobre el cine mismo. Las obras incluidas son La casa Emak Bakia, de Oskar Alegria y Emak Bakia, de Man Ray; La guía de ideología del pervertido, de Sophie Fiennes; ¿Qué es esta película llamada amor?, de Mark Cousins, y Donde vuelan los cóndores, de Carlos Klein.

 

Este artículo forma parte de los contenidos del número 26 de la revista cine TOMAde julio-agosto de 2012. Consulta AQUI dónde conseguirla.

 

15NOV_CINETOMA

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

2 comentarios to “Octava Gira de Documentales Ambulante”

  1. Animationem Says:

    Reblogged this on Animationem.

  2. documentales online Says:

    Para ver documentales os recomiendo http://www.documaniatv.com tienen mas de 10000 documentales y la actualizan a diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: