El 2011, fortalecimiento y consolidación para el cine mexicano, según Imcine

Para el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), 2011 fue un año de fortalecimiento y consolidación de la labor iniciada a inicios del nuevo milenio al apoyar al sector de la producción de cine nacional y fomentar la actividad cinematográfica industrial del país.

La institución que rige la cinematografía estatal afirma que  el apoyo, producción y fomento para el cine mexicano conseguidos en los últimos diez años, ya pueden considerarse en los márgenes industriales, por lo que afirman que el objetivo de reapuntalar a la industria cinematográfica en México se ha alcanzado.

En 2011 se estrenaron 59 películas mexicanas en la cartelera comercial, 46 de las cuales recibieron recursos públicos. En materia de apoyo a la producción, en 2011 se otorgaron 88 apoyos para la producción de largometraje (79 de los cuales son nuevos títulos), 20 apoyos a cortometraje, 48 estímulos a creadores,  40 estímulos a películas por su corrida comercial, fomento a 7 talleres externos y un concurso nacional de escritura de guiones, se lanzó una convocatoria de apoyo a la producción de documentales televisivos –a través de Foprocine  y Canal 22–, y se adelantaron las convocatorias de 2012 para acelerar los procesos de selección.

Si en la década de los años 90, de los 297 largometrajes producidos en México –un promedio de 30 por año–, la producción realizada con el apoyo de recursos públicos fue de 97 películas –un promedio de 10 por año–, en tanto que en la década reciente, de las 492 películas realizadas, se filmaron 345 fueron filmadas con apoyo estatal –un promedio de 34 por año. El promedio ha aumentado en el lustro reciente, el promedio sigue aumentando, pues de 2007 a 2011, el promedio fue de 68 al año, con 54 cintas producidas con apoyo del gobierno cada año.

En materia de fomento industrial, informaron, se mantuvo el nivel de atención en COMEFILM; se participó en 120 eventos nacionales –entre festivales, exposiciones, conmemoraciones y otros acontecimientos especiales–, en 11 mercados cinematográficos internacionales y en 324 festivales cinematográficos extranjeros; se fortaleció el trabajo de la Red Nacional de Exhibición Cultural Cinematográfica; se mantuvo el programa Cine en tu Comunidad; se editaron 8 publicaciones; se estrenaron 46 películas; se obtuvieron 129 premios nacionales y 50 internacionales; se realizaron 52 emisiones del programa Cinesecuencias radio y 42 trasmisiones de Cinesecuencias televisión, además de modernizarse el blog digital, estrenarse secciones en el portal de Internet y se expandió el espacio de Cinesecuencias en redes sociales. Además se avanzó en el trabajo del área de investigación estadística cuyo fruto próximo será el Anuario Estadístico del Cine Mexicano 2011.

En este 2011 se aprobó el apoyo de 20 cortometrajes: 12 para su producción, 5 para su postproducción y 3 apoyos a proyectos de los estados (en este caso, ganadores de los concursos del Festival Mix México y de la convocatoria de apoyo a la postproducción de cortometrajes de ficción de la Academia Jalisciense de Cinematografía).

Durante 2011 se apoyaron un total de 88 largometrajes: nueve a través de IMCINE –cuyo Consejo Interno del Imcine aprueba apoyos a la producción fílmica nacional que no tuvo cabida en las convocatorias de los fideicomisos–, 24 de Foprocine, 16 de Fidecine y 41 proyectos de inversión aprobados para recibir financiamiento mediante el estímulo fiscal del artículo 226 del impuesto sobre la renta, el Eficine. Es decir, 20 apoyos más que en 2010, cuando se apoyaron 68 largometrajes, un crecimiento fue del 16%.

Los espectadores para el cine mexicano ascendieron a casi 13 millones de espectadores, de los cuales 12.2 correspondieron a películas producidas con apoyos gubernamentales y .7 a cintas de producción totalmente privada.
La película más taquillera del año fue Don Gato y su pandilla, con casi 2.6 millones de espectadores, seguida de
Salvando al soldado Pérez con 2 millones, Presunto culpable con cerca de 1.7 millones y La
Leyenda de la Llorona con 1.3 millones de espectadores. Las cuatro contaron con recursos públicos para su producción.

La pregunta que queda en el aire es la siguiente: ¿es más saludable el crecimiento de una industria que ha crecido a expensas de los recursos públicos o era más sano en décadas anteriores cuando crecía merced a los ingresos generados en la propia taquilla y los espectadores?

En los años noventa, el 32.65 % de las películas recibían algún tipo de apoyo del Gobierno mexicano, en cambio en estos últimos cinco años, 79.41% de las películas que se hacen cuentan con recursos públicos. Para el Imcine significa que se ha conseguido ya generar una industria cinematográfica en forma, pero ¿es deseable una industria que no puede subsistir sin subsidios gubernamentales?


Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: