Cine y literatura en la Feria del Libro oaxaqueña

Procuramos que se genere debate

Por Sergio Raúl López

Basta echar un vistazo en una librería cualquiera. En los estantes especializados, hallaremos una amplia y variada cantidad de volúmenes dedicados a temas cinematográficos, tanto ediciones traducidas del francés y del inglés como producciones españolas y algunas argentinas, pero escasas, casi invisibles, las locales. ¿Ocurrirá que no existen un mínimo de lectores interesados? La apuesta de la XXXI Feria Internacional del Libro de Oaxaca corre absolutamente en sentido contrario: su tema principal es la relación entre el cine y la literatura.

Rigoberto Perezcano. Foto: Sergio Raúl López.

El ejercicio intelectual, analítico o histórico en torno al séptimo arte no suele ser tan llamativo ni multitudinario, eso es claro. Pero que sea sustituido por actividades de mayor peso mediático como alfombras rojas, estrenos y fiestas interminables en la mayor parte del medio centenar de festivales que se organizan en México, en los que campea el glamour. La contradicción pura, en un medio en el que predominan los filmes de autor y las propuestas de arte. Y si hallamos lectores de cine, lo serán de cintas con subtítulos en la encarecida cartelera, no por el consumo de enciclopedias, libros y revistas.
La apuesta oaxaqueña contraviene este panorama y demuestra no sólo que existen importantes publicaciones sobre cinematografía en México, sino que los creadores fílmicos también pueden ocupar las mesas redondas, las conferencias magistrales y los homenajes tan regulares en cualquiera de estos encuentros librescos.
–Ya todos sabemos de la corriente artística que poseemos los oaxaqueños con los pintores, los escritores, los músicos, la cultura misma, pero a mi juicio, faltaba el cine. Yo ya tenía esa espinita común a todo oaxaqueño: algo nos pasa y queremos agradecerlo y compartirlo con los demás. Norteado (México, 2009) me ha dado mucho como realizador, lo mismo que XV en Zaachila (México, 2003), y quiero compartir con el público todos estos puentes que se construyeron en torno a estas dos películas–  relata el cineasta Rigoberto Perezcano, miembro de la  asociación civil Oaxaca Cine, que persigue el establecimiento de una Cineteca en el estado, y que en esta edición forma parte de la organización de esta edición.
Fue invitado por Guillermo Quijas, director de la Feria del Libro oaxaqueña así como de la Editorial Almadía y miembro de Oaxaca Cine. A ellos dos se une la promotora cinematográfica Isabel Rojas, quien dirigiera el desaparecido cineclub El Pochote y actualmente programa las cintas que se exhiben en el Teatro Macedonio Alcalá.
La trigésimo primera edición de la feria oaxaqueña será celebrada en la Alameda de León, en el Centro Histórico oaxaqueño, del viernes 4 al miércoles 16 de noviembre y contará, entre sus actividades con un homenaje al director Arturo Ripstein y al actor Ernesto Gómez Cruz. Se presentarán libros como El cine actual: verbos nucleares La justeza del cine mexicano, del maestro Jorge Ayala Blanco; Filmoteca de la UNAM 50 años, de Rafael Aviña; Ciudad del cine 1970-2010, de Hugo Lara, y La nostalgia de lo inexistente, el cine rural de Roberto Gavaldón, de Fernando Mino, entre otros.
Es Rigoberto Perezcano quien responde:

–¿Al plantear una feria del libro dedicada al cine y la literatura qué tanto descubrieron en torno a esta producción editorial?
–Construimos una lista ideal en la que el maestro Arturo Ripstein charlaba con Guillermo Fadanelli; estaba J. M. Servín; Nicole Krauss presentando el premio Aura Estrada; hablé con Guillermo Arriaga en Cartagena y también con Fernanda Solórzano y Rafa Aviña y nos admiró que sus tiempos se fueron conjugando y al final todos cuadraron. Nos ha costado trabajo, pero van a estar ahí. Me parece increíble que Ernesto Gómez Cruz pueda ver El imperio de la fortuna, 25 años después, recibiendo un reconocimiento de Blanca Guerra, Arcelia Ramírez y la guapísima Irene Azuela, y compartiendo una mesa “Qué es actuar para el cine”.

–Aquí no habrá alfombra roja, sino intercambio de ideas, de historias, de memoria.
–Acá hay pensadores y lo que queremos es que se conjuguen. Que pueda llegar un crítico con un cineasta, que se conozcan, platiquen y generen ideas. Va a haber muchos escritores, muchos guionistas, cineastas y la invitación para que se conozcan es un punto fundamental para la feria. Que haya diálogos. Pretextos hay muchos para ir a Oaxaca, pero acá procuramos que se genere debate y, sobre todo, que se conjuguen estas dos corrientes artísticas. De ahí se generaron las mesas, los talleres para perfeccionamiento actoral para actores oaxaqueños con Viridiana Olvera y Sonia Couoh; un taller de análisis cinematográfico con Michel Lipkes; una mesa de crítica con  Fernanda Solórzano y Carlos Bonfil, es una cosa gigantesca, estamos muy entusiasmados de lo que se pudo conjugar y creemos que es bastante atractivo para la feria.

–En español se publican muchos libros de análisis, historia y teoría cinematográfica, pero México aporta poco y su producción editorial no es muy visible.
–Claro, no te enteras que Jorge Ayala Blanco, uno de los críticos más respetados de México, haya publicado su libro y en la feria podrás encontrar sus dos libros más recientes, Imcine presente los libros que ha editado y que suceda en la feria me parece ideal. Lo planeamos muchísimo, teníamos mucho miedo de que las publicaciones llegaran a tiempo, y ocurrió. También hay una clase magistral sobre el cine de Gavaldón que imparte José Felipe Coria y otra de Guillermo Arriaga en el Teatro Alcalá, hay muchas vertientes. Creíamos que no debíamos encerrarnos en un solo perfil cinematográfico sino que la gente tuviera opciones dónde escoger.

Este artículo se publicó originalmente en la sección de cultura del diario El Financiero (4/XI/2011).

CONSULTA EN ESTE ENLACE EL PROGRAMA COMPLETO.


Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Una respuesta to “Cine y literatura en la Feria del Libro oaxaqueña”

  1. Abraham Says:

    It is very important to spread the word about books that probably a lot of people don’t know exist.
    Is a treat to read Ayala Blanco and Hugo Lara’s book sounds promising.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: