La “Miss Bala” de Gerardo Naranjo

No quería apuntar en mi filme el lado psicológico de los criminales

Por Sergio Raúl López

Huellas de la descomposición social: de un camión de volteo baja un puñado de hombres sudorosos, heridos algunos, que descargan, apresurados, armas de distintos calibres a una camioneta más ligera. Otean nerviosos, están en guardia, huyen pronto, una vez concluida la descarga, a plena luz del día. Los transeúntes simplemente se pasan a la acera contraria. Ninguno llamó a la policía.

Gerardo Naranjo. Foto: Sergio Raúl López.

Tampoco imaginó nadie que en la vulcanizadora frente a la que habían sucedido los hechos se hallaba una cámara oculta, colocada ex profeso para filmar la escena de una película. Sí, un largometraje de ficción que explora la escalada de la violencia y la actualidad del crimen organizado, pero que también alcanzó para despejar una terrible interrogante: ¿qué ocurre en la calle, en el trajín cotidiano, en los centros urbanos en los que con macabra frecuencia ocurren persecuciones, balaceras, enfrentamientos armados?
-Queríamos provocar una cierta sorpresa en la gente cuando viera que se bajan criminales armados -relata todavía anonadado el guanajuatense Gerardo Naranjo, director de la cinta en cuestión. Y es que en realidad los sorprendidos fueron ellos cuando nadie reaccionó –La gente, los peatones, todo mundo, simplemente se hacían a un lado, caminaban en la otra banqueta; pero nadie llamó a la policía, nunca llegaron, no pasó nada y para mí fue muy sintomático de la realidad del país: si no te afecta a ti, el problema ya no existe.
Se trata, claro, de Miss bala (México, 2011), la tercera ficción larga de un autor que se había caracterizado por explorar con cinismo y desenfado las actualidades juveniles con temas como la calentura de pubertad, el suicidio con drama estéril, el robo de carteras a los adultos raboverdes y, en fin, una ebriedad perpetua no sólo a causa del alcohol sino del exceso hormonal, como pudo verse en Drama/Mex (México, 2006, e invitada a la Semana de la Crítica en Cannes) y enVoy a explotar (México, 2008, premio Fipresci en Tesalónica).
Pero en su nuevo largometraje se aleja de las simplezas adolescentes, tanto en sus propios personajes como en sus búsquedas cinematográficas como director, para abordar ahora, con un elenco de adultos, con las reglas de una cinta de acción y de suspenso -de terror, incluso -, para romper con su gusto por la improvisación y la libertad absoluta en el rodaje, para encarar dificultades mayores.
La película, estrenada en mayo pasado en el Festival de Cannes -donde compitió en la sección Una Cierta Mirada-, se basa -apenas como anécdota- en los eventos de diciembre de 2008, cuando Laura Zúñiga, la reinante Nuestra Belleza Sinaloa, fue detenida junto con siete presuntos miembros del Cártel de Juárez. En el drama escrito por Naranjo junto con Mauricio Katz, en cambio, Laura (Stephanie Sigman) es apenas una bella aspirante a Miss Baja, de clase media baja, que deviene en insólita presa de una célula criminal comandada por Lino Valdez (Noé Hernández), que procurará coronarla a cambio de su aquiescencia.
-Sabía que había llegado a un límite. Tenía el sentimiento de estar trabajando de una manera cómoda y eso me espantó mucho -explica Naranjo-. Todo estaba muy dominado y tenía que ponerme un reto, algo que no tuviera idea cómo hacer. Siento también que mis anteriores películas eran muy irresponsables socialmente; digo, criticar el conservadurismo guanajuatense no significa realmente tomar una posición ante la política nacional. Y fue sincrónico con una enfermedad, una obsesión que me dio por estar leyendo las noticias sobre el crimen organizado, con lo que estaba pasando en el país, los debates sobre la violencia, la ineficiencia del gobierno para procurar justicia. Y llegó el tema de una miss acusada de estar coludida con los criminales y me pareció la metáfora perfecta de la improbabilidad y la falta de sentido: ¿qué tendría que haber pasado para que una chica que está en concursos de belleza tuviera que acceder a eso? Al final decidí no utilizar nada más que esa foto, la anécdota: una mujer que gana un concurso de belleza está incriminada de estar con el crimen organizado, y a la mujer real ni siquiera la condenaron: la acusaron, pero la dejaron ir.
Originario de Salamanca, con estudios de Comunicación en la Universidad Iberoamericana y de maestría en Dirección en el American Film Institute, Gerardo Naranjo estrenará este viernes su tercer filme, producido por CANANA Films, en la cartelera mexicana con sesenta copias, pese a lo cual ya ha sido aceptada en los festivales de Toronto, Sundance y Nueva York.

-Una cosa es leer el periódico a diario y otra perfilar a los narcotraficantes de manera tan específica. ¿Qué tanto te implicó esta investigación larga, acuciosa?
-Es algo que no me enorgullece nada y que contento tiraría y olvidaría, porque no creo que tenga nada bueno: fue una experiencia muy desagradable. Obviamente tomamos muchas precauciones, y la dividimos en tres: los policías, que te dicen su versión, casi siempre infundada; los presos, que hablaban mucho pero más emocionalmente y no me interesaba, y los criminales en activo, en encuentros siempre molestos y sesgados. Imagínate las medidas de seguridad: teníamos que cambiar de coche y cosas rarísimas, pero vi lo que quería para la película, que era deshacerme de su lado psicológico para mirar sólo las cosas prácticas: cómo se llaman por teléfono, cómo se cambian de coche, cómo manejan, cómo operan, cómo van en contacto con los halcones afuera, sus palabras, aunque siempre son muy variadas y dependen mucho de cada grupo; sus zapatos, los pantalones. Increíble- mente es gente que no se cambia mucho, que está viviendo al día. Nunca ima- giné eso: son jornaleros y están chambeándole duro. No vi en toda la investigación un solo asomo de egoísmo; no vi a alguien ebrio, coco, con vieja. Todo era muy restringido. Los vi muy en alerta. Entonces se me formó esta idea y lo refleja la película: gente que se dedica a hacer lo que hace.
“Esto me sirvió de punto de referencia y me resolvió muchísimos problemas, porque quería olvidarme de la psicología de los criminales. Me parece reprobable que los medios hagan una telenovela justificándolos: mi hijo tiene poliomielitis; entonces voy a ir a ganar dinero como criminal para salvarlo. Es algo muy corrupto justificar que los criminales también son buenos. Es como regresar al melodrama”.

VERDADES
Documentales
Al tiempo que investigaba los mecanismos del crimen organizado y el narcotráfico, Gerardo Naranjo descubrió que tenía prohibido filmar las escenas de acción en Tijuana. No bien arribó a la ciudad fronteriza cuando se lo anunciaron directamente. Muy amables, con bastante buen protocolo, los enviados le indicaron que estaba en territorio de alguien y que podían filmar, pero que no iban a permitirles sacar armas.
-Cuando supimos eso -explica el director- mandamos todas las escenas de balazos y de armas a Aguascalientes. Pero es conveniente comentar que la película tiene dos momentos pavorosos de realidad documental: la escena de tiroteos ya relatada y otra, que me parece más preocupante. Es el punto en que ella cruza manejando la frontera de Estados Unidos hacia México. Pusimos la cámara atrás en el carro y, para nuestra sorpresa, porque estábamos listos para que nos arrestaran, nadie nos paró, nadie nos revisó, a nadie siquiera le importó qué traíamos en la camioneta. Pudimos traer una bomba atómica, un muerto, lo que sea. No se necesitan más pruebas: si no controlan lo que pasa la frontera de Estados Unidos a México estamos permitiendo el libre tráfico de cualquier cosa, obviamente de armas, y a mí me parece espeluznante que no haya un solo policía mexicano que pregunte qué traen. Para mí fue pavoroso: lo que sea puede mercarse de Estados Unidos a México, cuando al revés no pasa nada. Esas son las verdades documentales de la película.

-Además, un sitio que debe ser vital para la seguridad nacional resulta un punto ciego.
-Decidí ir al extremo: hacer una película cuya virtud es vivir el crimen a través de una persona que no está coludida. Seguramente la rabia de algunos espectadores será compartir su ignorancia, que es la base sobre la que la película se mueve: quién está detrás de la puerta, con quién está coludido este cuate, ella no tiene idea de nada. Eso me permitía acercarme a mi propósito final: que la película te deje tan confundido respecto a cómo se manejan los criminales y a la impartición de justicia, como a mí me deja leer un periódico y ver que a los criminales los dejan libres, que los jueces no aceptan las pruebas, que no existe la justicia en México. Significó dar una vuelta muy grande en la investigación para al final dejar completamente confundida a la audiencia, porque yo tampoco entiendo nada y eso es lo que quiero transmitir. No me interesa hacer juicios políticos y decir: éstos son malos o éstos buenos; eso me viene completamente guango, sino insistir en esta falta de organización que es lo que realmente nos está afectando y hundiendo. (SRL)

Este artículo se publicó originalmente en la sección de cultura del diario El Financiero (5/IX/2011).

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

2 comentarios to “La “Miss Bala” de Gerardo Naranjo”

  1. Mike Casablanca Says:

    Es sorprendente como la película refleja “sin querer” la realidad de una sociedad que se ha hecho indiferente ante sucesos que en otras circunstancias parecerían aterradoras. Gerardo Naranjo nos trae una película que remueve las entrañas. Una historia que vemos siempre desde el punto de vista de Laura, la protagonista, quien simplemente no estuvo en el ligar ni momento adecuado, y esto le puede suceder a cualquiera.

  2. fechas de semana santa del 2015 Says:

    Hola, deseaba darle las gracias por la información que usted
    brinda. He paseado por su web y la velocidad de carga es buenísima, muchas gracias por la calidad de navegación para el usuario

    Estoy sorprendido de saber que se puede localizar este género de información con tanta profesionalidad y
    estudio en el tema tratado.

    Encantando voy a seguir a suscribirme a su weblog para poder
    obtener mayor cantidad de información en mi casilla de emails.
    Agradecido estoy por dedicarse unos mins en ver mi comentario,
    se le desea una buena semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: