Marcelino Pan y Vino, actualizado por José Luis Gutiérrez Arias

Manejé rasgos de esquizofrenia,

resultado de la soledad de un niño

Por Guillermo Vega Zaragoza

El gran clásico cinematográfico de la España franquista, un melodrama lagrimoso y profundamente confesional, de profunda influencia en el público mexicano hasta la fecha como lo es Marcelino Pan y Vino, encuentra una nueva versión mexicana en el 2010. La cinta, ubicada en la época revolucionaria, entre la violencia y la miseria, en la que el director, José Luis Gutiérrez Arias se basó en la novela original de José María Sánchez Silva y no en el guión que el propio autor español adaptó para cine.

La versión original de la película sigue muy presente en la mente del público. Cada Semana Santa la repiten una y otra vez en televisión.

Sí, pero ahora se trata de una muy buena adaptación de la historia original, tomada directamente de la novela de Sánchez Silva, no de la película dirigida en 1955 por Ladislao Vadja. Mikel contactó a la hija del autor y lo único que pidió es que nos basáramos en la última versión escrita de la novela de su papá, no en el guión que él también hizo. Se trabajó mucho el guión para consolidarlo, para que tuviera un dramatismo más contemporáneo, no el tono del melodrama original. Los niños y el público actual esperan otra cosa, más acción, incluso más violencia visual. Es otra época, diferente a la España de mediados de los años cincuenta.

¿Por qué decidieron situarla precisamente en ese contexto mexicano?

Para que el público se sintiera más identificado. Fue una casualidad que coincidiera con el centenario de la Revolución, no estaba pensada para eso. Pero ya que se ubicó en las celebraciones de la Revolución Mexicana, teníamos que ubicarla en un contexto más realista. En esa época se presentaron situaciones atroces para todos, pero sobre todo para los niños, que los dejaron marcados de por vida. Lo manejamos con mucha delicadeza para hacerla accesible a todo el público, pero no de una manera noña. Todo tenía que ser muy verosímil. Nos asesoró el historiador Pedro Salmerón para que el contexto funcionara como tal y ubicar temporalmente al espectador, sin llegar a ser tan didáctico.

Es una situación en donde ronda la muerte y los frailes tienen que criar a un niño en una situación muy difícil, casi de miseria, debido a lo que sucede afuera.  Manejé ciertas rasgos de esquizofrenia, no como un caso clínico, sino como resultado de la soledad de un niño. Fuimos muy sutiles para que no hubiera en todo el convento un crucifijo, para que no fuera tan obvio que el niño supiera que el hombre en el desván es Dios. El Cristo que nos prestaron es una reliquia del siglo XVI de un convento franciscano en Puebla.

¿Cómo fue el casting del papel protagónico? Está muy duro competir con Pablito Calvo, el protagonista original.

Mark Hernández es un monstruo de la actuación. Nació para actuar. Audicionaron alrededor de 500 niños, porque si no escogíamos al mejor Marcelino no teníamos película, porque tenemos el handicap del niño original, Pablito Calvo. Me decidí por Mark porque noté, además de su espontaneidad y de que tiene un rostro memorable, una extrema atención a las cosas y una inteligencia precoz. Había trabajado muy poco con niños y con Mark nunca sentí que estuviera trabajando con un niño, gracias a su responsabilidad y su talento natural. Estoy muy contento con todos los actores, aunque al principio tuvimos algunos problemas. Queríamos a don Germán Robles, pero no se pudo por diversos problemas, pero llegó Jorge Lavat y estuvo perfecto. Tere Ruiz, que sale como la mamá del niño Eleuterio, también es un monstruo actoral. Por otra parte, teníamos otro handicap con el personaje de Fray Papilla, que interpreta Gastón Peterson, a quien por cierto los productores ya lo habían descartado por feo, pero yo pensé que funcionaba muy bien para crear una química especial con Marcelino, como la del monstruo Sully con la niña de Monsters Inc.

Este artículo forma parte de los contenidos del  número 14 de la revista cine TOMA, de enero-febrero de 2011 (próximamente en circulación). Consulta AQUI dónde conseguirla.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s