Archive for 31 agosto 2010

Retrospectiva de los hermanos Quay, en Short Shorts

agosto 31, 2010

Cortometrajes de 42 países en la quinta edición de Short Shorts Film Festival México, del 2 al 10 de septiembre en la Cineteca Nacional de Conaculta, el Museo Nacional de Arte y el Centro Cultural del Bosque

La quinta edición del Short Shorts Film Festival México se  llevará a cabo del 2 al 10 de septiembre de 2010, con un programa conformado por 48 cortometrajes de ficción y 13  documentales en competencia, así como  filmes de 42 países, y con un nuevo director Claudio Zirelluelo. En tanto que su predecesor, Jorge Magaña,se mantiene como presidente y fundador del SSFF México. El programa de este año incluye una amploa retrospectiva de los Hermanos Quay, animadores británicos de gran renombre que han realizado largometrajes como El instituto Bejamenta y El afinador de pianos, además de que se proyectarán los cortometrajes realizados por el director francés Michel Gondry (La ciencia del sueño) y del lituano Jonas Mekas, uno de los máximos exponentes del cine experimental americano. Se proyectará también la cinta tailandesa Sawasdee Bangkok, de  Pen-Ek Ratanaruang.

Entre otras secciones se ha programado Stop Global Warming, de contenido ecológico, y Lets travel Project, que muestra diversas regiones históricas de Japón.

Las actividades paralelas se incluyen las charlas y conferencias en el Museo Nacional de Arte: Derechos de Autor, Animación en cortometraje, El proceso de producción y problemática de los cortometrajes en la actualidad, así como Musicalización y diseño sonoro para cine, entre otros.

El cortometraje ganador del premio principañ del año pasado, Tierra y pan, de Carlos Armella, recibió apoyo para la producción y postproducción de un cortometraje con la tecnología Red One, mismo que permitió realizar un nuevo film, 29, que forma parte de la competencia oficial de este año.

Las sedes del festival serán la Cineteca Nacional, el Museo Nacional de Arte y el Centro Cultural del Bosque, así como los complejos Cinemex Plaza Insurgentes y  Cinemex Altavista.Al terminar su exhibición en la Ciudad de México, los cortometrajes se proyectarán en Cuernavaca, Guadalajara, Xalapa, Los Cabos, Mérida, Zacatecas, León, Fresnillo, Querétaro, Cuernavaca, Monterrey, Toluca, Oaxaca, Puebla y Saltillo.

SELECCIÓN OFICIAL COMPETENCIA MEXICANA
FICCIÓN

29, Dir. Carlos Armella, 12′ 30”
Bruno, Dir. Ianis Guerrero, 10′

Como pez en el agua, Dir. Jimena Montemayor, 27′
Crónica de un instante, Dir. Ileana Leyva, 15′
Egoboros, Dir. Arturo álvares, 6′
Estío, Dir. Mariana Musalem Ramos, 20′
Fallen Memory, Dir. Juan Luis Velázquez, 6′
Felipe, Dir. Lenz Claure, 20′
g., Dir. J. Xavier Velasco, 5′ 15”
Goreme, Dir. Carlos Clausell, 9′
La femme qui pleure, Dir. Sergio Tovar Velarde, 16′
La máquina del tiempo, Dir. Abe Rosenberg, 9′ 34”
Las ovejas pueden pastar seguras, Dir. Nestor Sampieri, 11′
Los dos Pérez, Dir. Adolfo Dávila García, 7′ 12”
Los trashumantes, Dir. Federico Cecchetti, 21′ 30”
Luz azul, Dir. Osiris Luciano, 14′ 20”
Marea alta, Dir. Bárbara Ochoa, 16′
Nocturnos, Dir. Luna Marán, 8′ 51”
Stella Maris, Dir. Marie Benito, 10′
Los días en verano son más largos, Dir. Aina Calleja, 10′
La mina de oro, Dir. Jaques Bonnavent, 10′
Si maneja de noche, procure ir acompañado, Dir. Isabel Muñoz, 10′
La nuera de don Filemón, Dir. Gabriel Guzmán, 10′
Corazón de perro, Dir. Ismael Nava Alejos, 10′
A solas, Dir. David Romay, 15′
Cerraduras, Dir. Enrique Vázquez Sánchez, 25′
Andrea, Dir. Alicia Segovia Juárez, 8′ 48”
Igualdad, Dir. René Herrera, 11′
Amanecer, Dir. Erick García Corona, 21′
últimos pasajeros, Dir. Ricardo Soto, 20′
Scarlett, Dir. Jhasua Camarena, 8′ 32”
5 recuerdos, Dir. Olaina Alcaine y Alejandra Márquez, 12′
Alitas, Dir. Gabriela Palacios, 12′
Embargado, Dir. Boris Verbitzky, 14′
El último canto del pájaro Cú, Dir. Alonso Ruizpalacios, 10′
Lupano Leyva, Dir. Felipe Gómez, 10′
Ensueño, Dir. Carlos Márquez

ANIMACIÓN

Fly out, Dir. Armando Vergara González, 1′ 30”
Un duelo, Dir. Felipe Esquivel, 2′ 43”
Moyana, Dir. Emiliano González Alcocer, 11′
Luna, Dir. Raúl Cárdenas y Rafael Cárdenas, 8′
Martyris, Dir. Luis Felipe Hernández Alanís, 8
Sin Juicio, Dir. Alejandro García Caballero, 4′

SELECCIÓN OFICIAL DOCUMENTAL
Susurros de luz, Dir. Alberto Reséndiz Gómez, 14′ 30”
Yo, mariachi, Dir. Alex Díaz y Santiago Salinas, 12′
Los desposeídos, Dir. Emilio Aguilar Pradal, 15′
Conrado, Dir. José Eduardo Esparza Tovar, 12′
Zoogocho, Dir. Bernardo Arellano, 35′
Autocasting, Dir. José Luis Soto Ruvalcaba, 11′
Aquellos sin nombre, Dir. Carlos Hernández Vázquez, 20′
La patrona, Dir. Lizzette Argüello, 5′
Poetas, músicos y locos, Dir. Guinduri Arroyo, 11′
Voladora, Dir. Chloe Campero, 6′
Seres infinitos, Dir. Marcia Lazalde, 11′
Sólo pase la persona que se va a retratar, Dir. Roque Azcuaga, 13′
Cassandro el exótico, Dir. Michael Ramos Araiza, 23′

EXPERIMENTAL

Goliath, Dir. Jaime Fidalgo, 5′ 36”
Locura, Dir. Silvia Rodríguez López, 1′ 30”
Le Clisha, Dir. César Guevara, 4′ 15”
Tensa calma, Dir. Alfredo Salomón, 8′

Toma 12: Cien, doscientos años

agosto 31, 2010

La Independencia, la Revolución y el cine

Esta es la portada del duodécimo número de la revista bimestral cine TOMA, que circulará por todo el país en unos días, durante septiembre y octubre, con la que conmemoramos, por cierto, dos años de existencia. Al ser un tema insoslayable, dedicará su dossier central a la discusión en torno a la Independencia y la Revolución Mexicanas, y su relación con el arte cinematográfico. De este modo, abordamos la temprana intuición política para aprovechar el invento del cinematógrafo; el asesinato del general Francisco R. Serrano; el Morelos blanqueado, el Bicentenario fusilado por el cine; además de una galería con imágenes originales del archivo de don Salvador Toscano.

En una separata, también se incluye el ensayo inédito Historia y mitologías fílmicas. La representación de la Revolución Mexicana en el cine de ficción hecho en México, del investigador Eduardo de la Vega Alfaro.

Además, se reportan los estrenos de las cintas apoyadas para conmemorar estas fechas: El Infierno, de Luis Estrada; El Atentado, de Jorge Fons; Hidalgo, la historia jamás contada, de Antonio Serrano; El baile de San Juan, de Francisco Athié, y la animación Héroes verdaderos.

Siguenos en Facebook: http://bit.ly/bbdykJ

En Twitter: https://twitter.com/cinetoma

Y en la página de Paso de Gato.

Sesenta stills de “El Atentado” se exponen en Reforma

agosto 30, 2010

El cine como reflejo de una época, muestra con imágenes de la película El Atentado, se exhibe en Paseo de la Reforma.

La exposición El cine como reflejo de una época, integrada por 60 imágenes fotográficas realizadas por Carlos Somonte durante el rodaje de  la película El Atentado, dirigida por  Jorge Fons fue inaugurada este día en Paseo de la Reforma, entre la glorieta de La Palma y Avenida Insurgentes (frente a Reforma 222), Col Juárez.

La exhibición pública permanecerá abierta hasta el 30 de septiembre.

El Atentado es un thriller político con guión de Fernando León y Vicente Leñero, además del propio Fons. Está basada en la novela El Expediente del Atentado, de Álvaro Uribe, ganadora del Premio Latinoamericano de Novela Elena Poniatowska, convocado por la Secretaría de Cultura del gobierno capitalino y realizada con la colaboración de la Comisión del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana.

La historia cuenta los hechos del atentado perpetrado en 1897 en contra de Porfirio Díaz, a la sazón presidente de México, un hecho fallido y patético ya que el agresor, Arnulfo Arroyo, se encontraba borracho, no encontró el arma que le dieron y fue atrapado de inmediato.

La cinta se estrenó, con 300 copias, en la cartelera mexicana, donde continúa exhibiéndose.

“El atentado”, la vuelta a los foros de Jorge Fons

agosto 27, 2010

A 113 años, los mexicanos no hemos cambiado mucho

Por Salvador Perches Galván

Tres lustros después de El callejón de los milagros, Jorge Fons regresa a la dirección cinematográfica con una gran producción de época. Ubicada en los años finales del porfirismo, El Atentado, más que celebrar, busca conmemorar las fiestas centenarias.

Aunque es una cinta de época, resulta terriblemente actual.

A 113 años de que sucede la acción, los mexicanos no hemos cambiado mucho. Una de las lecturas que se le puede dar a El atentado es la de una historia de amor entre una mujer con tres hombres que se conocen; es una historia de traiciones, de prebendas, de intereses personales y esa característica  no se ha modificado en nuestra personalidad como mexicanos.

Además, es una intriga, y sobre todo, una traición muy sangrienta y violenta, y hay un personajito que es Cordelia (Irene Azuela), un ser que ama a los hombres, que ha tenido que ver con todos los personajes principales, además de que es viuda pese a su gran juventud. Aunque es un personajito de segunda línea en todo el thriller, está en primer término y abarca toda la atención. Con el policía (Julio Bracho) es con quien mas trabajo le cuesta, con el que parece que nunca va a llegar y que, en efecto, nunca llega. Con Gamboa tiene un amor literario, muy sexual, muy en la cama, pero a la vez lleno de citas de breves poemas de nuestros románticos del XIX. Y luego tiene ese amor inocente con Arroyo (José María Yazpik), que consiste en hacerse oír el reloj, mas inocente no puede ser, ella se revuelca de la risa, en medio de aquella bellísima pieza de don Aniceto Ortega que es El vuelo de la güilota que la tía (Angélica Aragón) está interpretando allá, a lo lejos. Cordelia es un personaje extraño y entrañable porque es como el amor sufrido que se retira del escritor y se vuelve humo, es entrañable.

¿Qué tanto intervino en el guión?

Bastante. Precisamente con estos elementos de la carpa y con lo onírico. Por ejemplo, esos sueños de Arroyo de matar a Porfirio Díaz, no están en la novela. Nada más que le vuela el bicornio. No, nosotros teníamos que ver que cumpla su sueño, aunque sea en un sueño, un instante que se va como humo, y otra vez con una piedra. Entonces esos dos exitosos intentos, en su mente alcoholizada, son importantes, además, satisface sueños ajenos, ¿Cuántos no sueñan con esas tragedias que pasan? Él lo sueña aunque en la realidad fue un ridículo guantón que le costó la vida y es ahí donde cobra sentido su acto ridículo y de borrachera, en la entrega de su vida, en el sacrificio a que es sujeto.

La película se inserta en los muy sobados festejos del año patrio, que para muchos de nosotros significa un derroche de recursos. ¿Qué opina de que su regreso al cine sea con una cinta inserta en estas celebraciones?

Para mí es una película que conmemora, no celebra, esas enormes fechas para nuestro pueblo. Porque son fechas enormes, de ahí surgieron acontecimientos de gran importancia para nuestras vidas, para el caminar de nuestra sociedad. Entonces, ¿qué es lo que queda en esta fecha, en este nuevo año diez pero del siglo XXI? ¿Qué puede ser aquello que realmente se equipare a esos otros dieces? ¿Qué puede ser? Pues la verdad no encuentro nada más que los zapatistas, los atenquenses, los electricistas, los mineros, que son expresiones castigadas, aisladas, pero vivas, es lo único digno de conmemorar, son los que conmemoran con dignidad estas fechas.

El atentado (México, 2010). Dirección: Jorge Fons. Guión: Fernando León, Vicente Leñero y Jorge Fons, basado en la novela homónima de Álvaro Uribe. Fotografía: Guillermo Granillo. Edición: Sigfrido Barjau. Sonido: Fernando Cámara. Música: Lucía Álvarez. Reparto: Daniel Giménez Cacho, José María Yazpik, Julio Bracho, Arturo Beristáin, Irene Azuela, María Rojo, Salvador Sánchez, Mario Zaragoza y Angélica Aragón. 120 min.

Lee la versión completa de esta entrevista en el número 12 de la revista cine TOMA. Lee aquí dónde encontrarla o suscribirte.

Peripecias y complejidades de un distribuidor de cine alternativo

agosto 26, 2010

Un viaje lleno de obstáculos

Por Gerardo Salcedo Romero

Este entretenido sumario  enlista, en orden alfabético, la sobreposición de dificultades que en los años recientes ha enfrentado todo distribuidor de cintas no hollywoodenses para encontrar al público interesado que acude a las salas nacionales.

A de abundancia
Una de las recientes paradojas que se viven en el terreno fílmico de nuestro país es la relativa abundancia de películas, misma que se combina con el creciente número de pantallas. A pesar de algunos obstáculos, sobre todo el precio de boleto, hoy es muy sencillo ir al cine. La paradoja se establece cuando lo que se desea es ir a ver una película mexicana o de autor. No es fácil.
Esta paradoja se genera en la relación que existe entre el distribuidor y el exhibidor, por los espacios en los que coinciden y, sustantivamente, por las tendencias que manifiesta el público, que semana a semana determina la suerte de los estrenos.
Si tomamos como referencia que el primer cineplex –multiplex, multicinema o multisalas– que se construyó en México fue el Cinemark de la ciudad de Aguascalientes, en 1994, podemos decir que la conformación/construcción de un nuevo público es un proceso que lleva ya 16 años.
Durante estos años, las tendencias más visibles de la asistencia son: 1) ir al cine es un acto que se concentra en los fines de semana; es una actividad familiar, por lo que su primer opción son las películas infantiles o adolescentes; 2) los sectores populares que propiciaron la expansión de géneros como el de las ficheras y las de karate ha desaparecido; predomina la clase media urbana y esta se inclina de una manera natural por las películas estadounidenses; 3) hay un constante crecimiento en el número de copias por estreno; hoy, los grandes estrenos tienen un volumen de casi mil copias, lo que implica un trabajo de marketing que se refleja en la cantidad de artículos promocionales; 4) la preeminencia de las películas dobladas y, en estos últimos años, el crecimiento del formato 3-D, totalmente diseñado para la fastuosa exposición de los efectos especiales; 5)  la “flexibilidad” de horarios propicia que un cierto número de asistentes seleccione intuitivamente la opción del título por el momento del día en el que se arriba a la sala.
La consolidación de estas características ha tendido a modificar los patrones de la cinefilia tradicional. Por ejemplo, para el espectador aficionado a la animación es más importante la procedencia del estudio, es decir, sabe reconocer un trabajo de Pixar o uno de Dreamworks; esta sutileza se debe a la fuerza mediática que cada uno de estos proyectos tiene. Esta peculiaridad, sin embargo, no se expande a otras áreas que antes formaban parte de las razones por las cuales se escogían películas, por ejemplo, el reparto ya no es determinante, los actores que triunfan con una película no tienen la misma convocatoria en su siguiente proyecto. También es poco usual seguir la filmografía de algún cineasta (las excepciones de rigor son Tim Burton, Steven Spielberg y, por supuesto, James Cameron).
Un síntoma revelado en la más reciente entrega de los Oscares fue el divorcio entre el público y las películas seleccionadas. Revisar el número de copias durante sus estrenos es revelador: Avatar (2009), de James Cameron, fue lanzada con 3 mil 452 copias; Zona de miedo (The Hurt Locker, 2008), de Kathryn Bigelow, salió restringida a Nueva York y Los Ángeles en su primer fin de semana, y en su mejor momento alcanzó la cantidad de 535 pantallas; y Preciosa (Precious, 2009), de Lee Daniels, inició en 217 cines y terminó en 629. Los datos de costos y recuperación son más reveladores: Zona costó 11 millones de dólares y reportó en Estados Unidos un ingreso de 15 millones; Preciosa requirió una inversión de 10 millones y ha logrado generar 47. La gran ganadora de la Academia estadounidense fue una película que no recuperó su inversión y la película revelación aún no genera ganancias para el productor, aunque ya cubrió sus costos de lanzamiento. Avatar, como es de todos sabido, costó 237 millones, pero es la cinta con mayor taquilla de la historia.
Si esto ocurre en Estados Unidos…

B de barato
Históricamente, en México, han existido dos tipos de distribuidoras: las especializadas en cine norteamericano (varias de ellas con una presencia de más de 70 años) y las mexicanas, que han tenido distintas mutaciones. En los años de COTSA, la paraestatal que definió la exhibición en México durante las décadas de 1970 y 1980, estas empresas se especializaron en el material popular como los karatekazos de Taiwán y Hong Kong, las sexicomedias italianas o suecas y las producciones estadounidenses que no pertenecían a Hollywood. A veces por error o porque formaban parte de un paquete, traían alguna sorpresa, pero su especialidad era lo barato. Finalmente, la mayor parte de estas películas sólo tenían una ventana: la exhibición fílmica.
El surgimiento, casi paralelo, del cineplex, de la televisión por cable y del videocassette, replanteó los precios de las películas y esa generación de distribuidores desapareció. Quizás las figuras más emblemáticas de este periodo fueron Gustavo Alatriste, quien tuvo que cerrar sus cines ante su costoso divorcio (el juez le otorgó a la ex esposa el control de las dulcerías por lo que la operación de las salas se volvió deficitaria), y Carlos Amador, totalmente especializado en las comedias europeas soft porno.
Vale la pena rescatar de ese periodo al único esfuerzo empresarial que trató de generar una alternativa: Zafra, que se empeñó en nutrir al circuito de cines universitarios y de arte, y que operaba con material en 16 mm; sin embargo, el proyecto fue determinado por la vida útil de los proyectores y los equipos de los laboratorios que podían trabajar en ese formato. Este proyecto fue destruido por el surgimiento del videocassette y el deterioro de los equipos.

Lee este artículo completo en el número 11 de la revista cine TOMA, en sus últimos días en circulación. O suscríbete.

Cinépolis promete apoyar los estrenos mexicanos por el Bicentenario

agosto 25, 2010

Todo septiembre Cinépolis programará seis cintas mexicanas, aunque sólo tres frecibieron apoyo oficial de Imcine
Adicionalmente, realizará diversas actividades para promover el cine nacional

    Cinépolis, la empresa mexicana de exhibición de cine más grande del país, se suma a los festejos del Bicentenario de la Independencia de México con la exhibición de un cineminuto en sus 2,300  salas, en las que invita a asistir a ver las seis películas mexicanas que se estrenará.

    El programa inicia el 27 de agosto con el estreno de El atentado, de Jorge Fons.

    Ese mismo día también llega a pantallas No eres tú, soy yo, de Alejandro Springall.
    El tres de septiembre llegaa cines El infierno, de Luis Estrada.

    El 16 de septiembre llega Hidalgo, la historia jamás contada, de Antonio Serrano.

    Ese mismo día se estrena la animación Brijes 3D, de Benito Fernández

    Finalmente, el 24 de diciembre el ciclo termina con otra animación, Héroes verdaderos, de Carlos Kuri.

      Las producciones mexicanas que recibieron apoyos gubernamentales como parte de los festejos del Bicentenario, recibirán un apoyo adicional de permanencia en cartelera asegurada durante dos semanas, advirtió Alejandro Ramírez, director general de Cinépolis y presidente de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine), independientemente de los resultados en asistencia. Se trata de: El Atentado, El Infierno e Hidalgo, la Historia Jamás Contada.  Caso similar ocurrirá, en el último trimestre del año, con dos títulos más:  Revolución (reunión de diez cortometrajes producido por Canana) y El Baile de San Juan, de Francisco Athié.

      Cinépolis participó, afirma Ramírez, como socio y co-productor en dos de las seis películas conmemorativas del Bicentenario: Hidalgo, la Historia Jamás Contada, y El Atentado.

      Además anunció que la empresa dará nn apoyo adicional para la promoción de la película Chicogrande, de Felipe Cazals, que inaugurará y competirá en la Sección Oficial del Festival de San Sebastián.  El dueño de Cinépolis finalizó invitando al público a las salas de cine a favor del cine mexicano y que contribuyan así a que la industria se consolide con base en las preferencias de los espectadores.

      Análisis de la distribución y la exhibición fílmica en México

      agosto 25, 2010

      El reino de la incertidumbre

      por Víctor Ugalde*

      El dominio casi monopólico de las tres grandes cadenas exhibidoras del país, así como la gran presión de las distribuidoras hollywoodenses que apabullan la cartelera, plantean un muy difícil panorama para los productores de cine mexicano, cuya actividad está en gran riesgo.

      Consulta la versión completa de este artículo en el número 12 de la revista cine TOMA. Consulta los siguientes enlaces para saber cómo suscribirte o dónde conseguirla en locales cerrados.

      Una versión extendida de este ensayo (Certezas fílmicas en la distribución) puede hallarse en la revista electrónica Corre cámara, que dirige Hugo Lara.

      En materia de cine, todo proyecto fílmico nos causa incertidumbres varias: ¿Le gustará la película al público? ¿Obtendrá premios? ¿Recuperará lo invertido? ¿Es buena? ¿Es mala? ¿Con que distribuidora se debe firmar? ¿Cuál es la mejor fecha de estreno? ¿Con cuántas copias hay que lanzarla? ¿Cuánto debe invertirse en su publicidad? ¿La exhibirán las grandes cadenas? ¿La trataran bien? ¿Es bueno el reparto? Y así, hasta el infinito.

      La única certeza es que las trasnacionales de la comunicación actualmente controlan económicamente el mercado fílmico mexicano por su forma de operar como un cártel, mismo que perjudica y pone en condiciones ruinosas a las cinematografías del mundo y a las empresas que les compiten.

      En el 2009, el mercado cinematográfico mexicano llegó a las 4 mil 568 pantallas, aglutinadas en 510 complejos fílmicos ubicados en 143 ciudades, mismas que obtuvieron ingresos por  7 mil 768.5 millones de pesos, producto de la asistencia de 178.6 millones de espectadores a los 340 títulos que se estrenaron en ese año, más las colas de algunos más, estrenados en el 2008. Aunque el número de asistentes se redujo en un 0.82%, respecto al 2008, los ingresos de taquilla se incrementaron 9.58%, gracias al incremento de 10.48 % en los precios de la taquilla,. Se construyeron 69 pantallas nuevas y el número total de copias que circularon aumentó de 52 mil 113 a 54 mil 303, es decir, aumentaron 4.20%; pero el número de asistentes por pantalla se redujo de una media de 40 mil 200 a 39 mil 93, una disminución de 3.76%; lo mismo que el promedio en el número de asistentes por copia, que pasó de 3 mil 282 a 3 mil 123, también una reducción de 4.85%. Estas tendencias se iniciaron desde hace varios años y se consolidaron aún más en el 2009.

      Sólo tres cadenas exhibidoras poseen 3 mil 944 pantallas, es decir 86.34% del total. Cinépolis las encabeza con 2 mil 137 ubicadas en 199 complejos fílmicos; les sigue el grupo México –que incluye a las empresas Cinemex y MM Cinemas– con mil 507 pantallas, en 153 complejos, y Cinemark con 300 pantallas, en 31 complejos.

      Los ingresos de estas tres empresas sumaron ingresos de 7 mil 281millones 505 mil 406 pesos, que representa el 93.73% del total nacional, gracias a que captaron a 163 millones 760 mil 288 asistentes, el 91.70% del total. El resto de las 624 pantallas, agrupadas en 127 complejos con cinco mini salas, sólo obtuvieron el 6.27% de los ingresos, ya que los grandes distribuidores les proporcionan las cintas dos o tres semanas después de su estreno, cuando ya pasó la gran demanda de asistentes por la novedad.

      El número de pantallas y el número de funciones es finito y se puede controlar con cierto número de estrenos y cierto número de copias. Entre menos pantallas existen en las ciudades, más se reduce la presencia del cine mexicano. En la mayor parte de las salas no se cumple la garantía  del diez por ciento de tiempo en pantalla para las cintas nacionales de estreno.

      El modelo actual de exhibición favorece a los exhibidores, ya que el estreno por fin de semana impone un excesivo número de copias siempre con cargo al productor. Las empresas trasnacionales pueden hacerlo, ya que muchas de sus copias vienen usadas y luego las llevan a otros países para explotarlas allá. Por el temor a la piratería, se trabaja un esquema que sólo beneficia a los exhibidores y a los grandes grupos de la comunicación, perjudicando al productor y al consumidor.

      Cuando se puso de moda el modelo de explotación neoliberal, se afirmaba que la finalidad de los complejos multipantallas era proporcionar una mayor variedad de opciones, tanto de horarios como de títulos. Pero no sucede así, no hay respeto a los espectadores y los exhibidores cancelan funciones sin previo aviso, imponen de manera concertada el precio de admisión, impiden la entrada de alimentos y obligan a consumir sus productos muy por encima de los precios del mercado, no informan de manera fidedigna la hora de inicio de las funciones y un largo etcétera.

      Las empresas trasnacionales ofrecen sus productos a precios bajos, de acuerdo al lugar de origen, realizando actos cotidianos de dumping, a los que hay que agregar la presencia dominante de sus empresas y la saturación publicitaria de sus productos.

      Como sucede con el resto de las cinematografías del mundo, el único mercado que realmente ve y consume el cine mexicano, es el de su propio país. Pero la condición de dependencia de los productores nacionales, les obliga a aceptar condiciones ruinosas que afectan de manera seria el futuro económico de su producción (malos porcentajes de ingresos, malas fechas de programación, recortes arbitrarios de horarios, suspensión de funciones, reportes de ingresos que no corresponden a la realidad, etc.).

      Desgraciadamente, el incremento de los niveles de producción de los últimos tres años está creando un rezago en relación con los estrenos, ya que se han producido 206 largometrajes, pero en el mismo periodo sólo se han estrenado 146.

      Si se desea contar con una cadena productiva sana en la que todas las partes resulten beneficiadas, es urgente y necesario elaborar una política pública para impulsar  la distribución de las películas mexicanas. De manera paralela, será necesario hacer cumplir las Leyes de Cinematografía, la del Consumidor y la de Competencia Económica, para evitar las prácticas contrarias al libre comercio que actualmente tienen a nuestro cine  en condiciones de amenaza, y de daño serio a través de una competencia ruinosa. De lo contrario, en poco tiempo veo a los productores nacionales solicitando las salvaguardas establecidas en el capitulo de emergencias del Tratado de Libre Comercio para América del Norte.

      * Presidente de la Sociedad de Directores de Cine y Medios Audiovisuales.

      Cine y video indígena, en Michoacán

      agosto 23, 2010

      El sexto Festival de Cine y Video Indígena se realizará del 23 al 27 de agosto en Michoacán

      Esta semana arranca el Sexto Festival de Cine y Video Indígena (FCVI), del 23 al 27 de agosto en Morelia y en Uruapan, Michoacán, que ha seleccionado 11 películas que conforman su selección y estarán competencia, tanto en ficción como en documental, provenientes de Morelos, Distrito Federal, Yucatán, Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Veracruz, Jalisco, Hidalgo, Baja California, y Veracruz, con temáticas variadas que van desde la protesta social por la defensa de la tierra, hasta los ritos y fiestas, fenómenos como la migración y la conservación de las formas tradicionales.

      Estos trabajos se presentarán en Morelia en el Colegio de San Nicolás (Av. Madero esq. Nigromante, Centro Histórico), y en la ciudad de Uruapan (La Huatapera) del 23 al 27 de Agosto del 2010. Y luego, a partir de Septiembre y hasta Junio del 2011, en una muestra itinerante en distintas comunidades indígenas de Michoacán y de la República Mexicana.

      Para mayores infórmes comuníquese al:

      Centro de Video Indígena “Valente Soto Bravo”
      Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Delegación Michoacán
      Adrián González Camargo – adrian.gonzalez@cdi.gob.mx
      (443) 323 40 08
      Periférico Nueva España #2537 Hospitales de Don Vasco
      Morelia, Mich.

      Nuestra señora de concreto: omnividencia del día del Bicentenario

      agosto 20, 2010

      Nuestra Señora de Concreto. La Cd. de México a 200 años de la Independencia, será la nueva película de Francisco Vargas, el multipremiado director de El Violín

      300 cinefotógrafos profesionales y sonidistas, grabarán las 24 horas del próximo día 15 de septiembre, en la Ciudad de México

      Les compartimos la sinopsis corta del nuevo proyecto del cineasta Francisco Vargas, director de la multipremiada cinta El violín, y de su productora Cámara Carnal Films, que convocan a fotógrafos, cinefotógrafos y sonidistas a colaborar en su siguiente proyecto, la película colectiva Nuestra señora de concreto, en cuya página electrónica podemos leer: “El hombre más rico del mundo es mexicano, al igual que son mexicanos 40 millones de personas que viven en extrema pobreza. Algo sucederá y alguien tiene que contarlo…”.

      “15 de septiembre de 2010, fecha catártica única e irrepetible, momento ideal para preguntarnos cuál es el mágico encanto de una de las grandes Babeles del planeta: paraíso de las paradojas, infierno de las soluciones, hogar de adoración y odio, hidra de mil cabezas… La ciudad de México, ombligo del mundo para los aztecas, sitio de peregrinaje milenario, fortaleza mítica que nos asegura que se mantendrá de pie para que sigamos coexistiendo en el orden del caos… ¿Cómo adoraremos en su cumpleaños a la misteriosa encantadora? ¿Qué celebraremos los habitantes eternos, los recién llegados y sus pasajeros fugaces?

      Nuestra Señora de Concreto es una sinfonía audiovisual a partir de una representación única, una película documental bajo la batuta del director cinematográfico Francisco Vargas, realizador de El violín, uno de los filmes más significativos de las últimas décadas en México.

      “El 15 de septiembre, durante 24 horas, 300 fotógrafos amateurs y profesionales recorrerán toda la ciudad. El arte cinematográfico en sus más diversas formas capturará las voces de Nuestra Señora de Concreto, procurando ver por qué las babeles siguen siendo un refugio en este mundo. Un pulpo de múltiples brazos y ojos traerá de lugares insospechados las instantáneas de una caleidoscopía que, de otra manera, prácticamente sería imposible.

      “300 fotógrafos, un día, una ciudad, un director, una película personal enriquecida por la experiencia colectiva. Titánica y atrevida, pero al mismo tiempo, sencilla y universal, porque intenta atrapar apenas un gajo de la fragmentada memoria del mundo que hoy vivimos. Un proyecto audiovisual que buscará atrapar el secreto de Señora de Concreto”.

      Cámara Carnal Films es la productora y abre la convocatoria desde hoy y hasta el 09 de septiembre para invitar a organizaciones sociales, vecinales, colectivos, universidades, escuelas de cine, de arte, secundarias, preparatorias y, en general, a cualquier persona que quiera participar, para que tome su cámara de video o foto fija y se inscriba para ser parte de esta película.
      Puedes leer las bases de participación en este ENLACE.

      Y la el formato de inscripción se encuentra en este otro ENLACE.

      También pueden hacerlo llamando a los teléfonos 4622-4029 y 5549-3060 ext. 422, o escribir al correo info@nuestrasenoradeconcreto.org

      La caja de Pandora, para celebrar el cincuentenario de la Filmoteca de la UNAM

      agosto 18, 2010

      La comnemoración del cincuentenario de la creación de la Filmoteca de la UNAM prosigue, ahora con la proyección de una copia en 35 mm de un clásico del cine alemán silente, La caja de Pandora (Die Büsche der Pandor, 1928), de G. W. Pabst, procedente de la Cinemateca de Bolonia, Ialia, en intercambio por un filme que resguardaba la institución mexicana. Esta cinta, uno de los más grandes ejemplos de la Nueva Objetividad, es protagonizada por la actriz estadounidense Louise Brooks, quien popularizó en todo el mundo su peinado corto, à la garcon, y presenta al famoso personaje de Lulú, extraído de la obra teatral de Frank Wedekin (La caja de Pandora) y que había inspirado la ópera de Alban Berg de 1937 (Lulu), que después de ser una seductora que abusa de los hombres se enconrtará en su camino a Jack el destripador.

      Además, la cinta tendrá acompañamiento musical en vivo con la pianista Deborah Silberer.

      El filme será proyectado el jueves 19 de agosto a las 19:00 horas en la sala José Revueltas del Centro Cultural Universitario de la UNAM.